Quelo y sus versos

Sus pàginas:

2011-07:

1. Visitando el Monumento Nazi en Cartago, llegaron unos nazis a dar mantenimiento y limpieza al mismo. Cuando me vieron gritaron: FOTOGRAFIEREN VERBOTEN!!! lo que significa: PROHIBIDO TOMAR FOTOS!!!

2. El mayor de ellos me gritó: HÖREN SIE! DURCHGANG VERBOTEN!!! Lo que pude entender perfectamente: OIGA !! PROHIBIDO EL PASO!!

3. Mientras, el más audaz de ellos subió a limpiar su símbolo más sagrado en la parte más alta del monumento, y el otro que era como un general porque no hacía nada, le gritaba: SCHNELL !! SCHNELL !! o sea, DE PRISA, DE PRISA, lógicamente. El nazi más mayor documentaba todo el trabajo para dar fe del mismo en forma correcta.

4. Una vez bien limpia el Aguila, el audaz le dice al que parecía general: UFVAGEN AUF DER GRÖSSEN!! en un alemán secreto que solo yo entendí y que significaba: RECHINA DE LIMPIO !!!

5. El general (será el Fü… ???, pensé.) empezó entonces a practicar su saludo a las masas…

6. El Símbolo como quedó de lado y de frente…

8. El General descansa de su ardua labor saludando un poco amistosamente…

9. El más audaz va a entrar por una de las entradas secretas del Bunker a dejar unos documentos importantes camuflados como si fueran una cámara fotográfica por si acaso.

FIN DE UNA DE MIS VIVENCIAS MÁS PELIGROSAS…

Acepto respuestas a ver qué les pareció…

Consuelo.

Si quieren subir las fotos al foro, pueden hacerlo jejejeje…. yo no me responsabilizo.

A Natalia Varela Quesada:

Naty: Una vez que nos ha pasado la sorpresa, el estado de shock en que yo quedé, asì como el de Mario muy bien plasmado en cada uno de los emails, te reenvìo este bello video que Mario puso en el Facebook de èl.

Esa letra maravillosa de este video me recuerda a vos cuando eras tan pequeñita y fràgil y yo me quedaba vièndote tan bella con tus ojitos abiertos todos lindos y sonriendo como siempre, moviendo tus deditos de las manos cuando uno intentaba tocarlos. Esos tiempos maravillosos de cuando eras pequeña fueron los que me inspiraron un dìa a escribirte este verso que te copio hoy y que sè que ahora iràs entendiendo lo que es el amor tan grande que llegamos a sentir por nuestros hijos, amor solo comparable con el amor de Dios.

A MI NATITA

MIRADAS DE AMOR. AÑO 1990.

Cuando miro tus ojos tan puros, tan limpios,

quisiera entrar por ellos hasta el fondo de ti

y adivinar, encontrar ahí lo cierto de tu ser.

Los miro y los vuelvo a mirar

para así descubrir

el bagaje de amor

que dotará tu vivir.

Cuando sonríes… mirar tus ojitos

es como ver el sol salir en un día nublado y gris.

E iluminas todo con tu alegría y calor.

Entonces, tu risa, resuena en mis oídos

y en mi corazón.

Pero si estás triste mi alma se estruja

y cualquier cosa hago para alegrarte

y no ver más lágrimas que enturbien tus ojos

y vuelva a ellos la felicidad.

Por eso los miro y remiro

y quisiera ver en ellos

lo que mi corazón siempre desea

-y es que seas feliz-

Cuando te enojas,

truenos y rayos parecen despedir

y por más que lo intento,

no logro cambiar el huracán de pasión

que emana de ti.

Fiera indomable, fuerte, voluntariosa…

demasiado temple para tan pequeño y frágil ser.

Cuando feliz, ríes a carcajadas,

tus ojos son dos luceros, llenos de vida y amor,

de ilusión, de candor, que traspasan mi alma

enajenada por ti.

Cuando interrogas o te asombras

¡qué grandes y expresivos

pueden ser tus ojitos!

Parece que el mundo entero quisieran abarcar.

Grandes, ansiosos, ávidos de saber.

Los miro y me asombro

cuando alzas la mirada,

pícara, maliciosa y llena de misterio.

No se sabe qué escondes,

qué piensas, qué sientes,

sonriendo exótica, inocente y sensual.

Cuando duermes,

tus ojitos se cierran mansos, tranquilos, bellos,

esperando un nuevo día

para volver a sonreir, llorar, inquirir, tronar,

…y de nuevo sonreir!

Cuando amas…

Hija mía, cómo serán tus ojitos?

Eres tan pequeña, y tu amor no madura

Los miro y me adentro en ellos

y en su mágico reflejo,

en aquél maravilloso espejo,

veo en lo más profundo de ellos

y me encuentro con los míos, con mi mirada…

y es así, hija, que vislumbro

cómo serán tus ojos ¡cuando llegues a amar!

Te amamos con todo nuestro corazòn. Estamos felices y ansiosos de poder estar con vos y compartir tanta alegría e ilusión.

Tu mamà.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *