LA BÚSQUEDA DE LOS QUESADA

Actualizado el:  06 junio 2017

LA BÚSQUEDA DE LOS QUESADA

g.quesadamayorga@gmail.com

Escudo QUESADA - peq

ÍNDICE

  1. Genealogía de Gerardo Enrique Quesada Mayorga
  2. Descendencia de los Quesada de cada punto del Capítulo 1
  3. Los hermanos Quesada-Prado y sus descendientes
  4. Los Quesada en tiempos de La Colonia y sus descendientes
  5.  Apuntes Finales.

 

ÁRBOL GENEALÓGICO E HISTORIA PERSONAL Y FAMILIAR:

1.0   Gerardo Enrique Quesada Mayorga.

1.1   Rafael Romualdo del Carmen Quesada Quesada y Consuelo Mayorga Matus.

1.2   Francisco Victoriano Apolonio Quesada Quesada y Rosenda Vicenta Ermelinda Quesada Rodríguez.

1.3   José Ramón Quesada Prado y Rosa Quesada Solano.

1.4   Juan Francisco Quesada Cruz y Vicenta Prado Granados.

1.5   Manuel José Quesada Vargas y María Josefa de la Cruz Villalta.

1.6   Juan Lucas de Quesada y Chinchilla y Antonia de Vargas.

1.7   Juan Manuel de Quesada y López-Rubio y Francisca de Chinchilla y Vargas.

1.8   Alonso de Quesada y Gutiérrez de Sibaja y María López-Rubio y Herrera.

1.9   Diego de Quesada y Robles y Francisca Gutiérrez de Sibaja y Corroque.

1.10 Cristóbal de Quesada y Aldana y Marina de Robles.

1.11 Juan de Aldana y Beatriz de Quesada y Baena.

2005-Esfera-de-UCR (2)

Desde el municipio de Carmona, en la provincia de Sevilla, de la Comunidad de Andalucía, en España, Cristóbal y Marina pasaron a México en 1535 y de ahí esparcieron la semilla Quesada por América; entre cuyos puntos se encuentra Costa Rica.  Primero Esparza, luego Cartago, San José y de ahí a todo el país.

escudo-de-carmona

“Como el lucero brilla en la aurora, así brilla en Andalucía Carmona”


Es la estirpe Quesada más antigua que conozco en todo el continente americano fundada por mi ancestro CRISTÓBAL DE QUESADA en 1535 en México:

Tomado de:

“Carmona en la Edad Moderna: religiosidad y arte, población y emigración a América”

de Esteban Mira Caballos

 

Video de Repretel:

El 25/03/2015 Publicaron en Repretel canal 6 la historia de mi ancestro Cristóbal:

https://www.youtube.com/watch?v=p6b9wk-Ydhs

 

 

Capítulo I: 

1.0

Gerardo Enrique Quesada Mayorga, n. Barrio La Dolorosa, San José-18/08/1952.

http://gw.geneanet.org/gerardodecostarica_w

Descendencia de Gerardo Quesada Mayorga, ir a: 2.0

1.1 padres, Quesada-Mayorga:

Rafael del Carmen Romualdo Quesada Quesada, n. Barrio La Dolorosa-07/02/1912, hijo de Francisco  Quesada Quesada y Ermelinda Quesada Rodríguez.

19120207-nacim-rafaeldelcarmenromqq-cs_

Consuelo Mayorga Matus, n. Managua-16/01/1914, hija de Arturo Mayorga Huembes y Juana Matus Jirón.

Mis padres, casaron en La Dolorosa-19/12/1936.

consuelo_y_rafael_1936

Más descendencia (mis hermanxs y sus descendientes) de mis padres Rafael Quesada y Consuelo Mayorga, ir a: 2.1

1.2 Abuelos, Quesada-Quesada:

Paternos:

francisco-y-ermelinda

Francisco Victoriano Apolonio Quesada Quesada, n. 21/03/1865, b. San Pedro de Montes de Oca-21/03/1865 y f. LaDolorosa-18/02/1918, hijo de José Ramón Quesada Prado y Rosa Quesada Solano.

18650321-baut-doc-snpedro_franciscovictorianoapolonioqq_recorte

Rosenda Vicenta Ermelinda Quesada Rodríguez, n. San José-centro-28/02/1871, hija de Francisca Quesada Rodríguez (Dado que también Rosenda Vicenta Ermelinda era de mis-Quesada, podemos ver sus detalles en el aparte 2.5)

18710301-baut-docsnjose_rosendavicentahermelindaq_hj-franciscaquesada

Más descendencia de mis abuelos paternos Francisco Quesada y Ermelinda Quesada, ir a: 2.2

 

Maternos:

Arturo Mayorga Huembes, hijo de Perfecto Mayorga y Juana Huembes.

Juana Matus Jirón, hija de Pablo Matus Martínez y Genara Jirón Noguera.

Arturo Mayorga y Juana Matus

Más descendencia de mis abuelos maternos Arturo Mayorga y Juana Matus, ir a: Los Mayorga de CR

1.3 bisabuelos, Quesada-Quesada:

Paternos paternos:

José Ramón Quesada Prado, b. El Carmen-San José-19/03/1832 y f. -1892, hijo de Juan Francisco Quesada Cruz y Vicenta Prado Granados.

18320319-joseramonquesadaprado_u_


José Ramón casó en San Pedro de Montes de Oca-08/01/1862 con su parienta Rosa Quesada Solano.

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Más descendencia de mis bisabuelos paternos José Ramón y Rosa, ambos Quesada y por lo tanto de mis-Quesada, ir a: 2.3

Sobre LOS HERMANOS QUESADA PRADO incluiré un desglose de sus descendencias hasta el presente, ir a: Capítulo III


Paterno materna:


Francisca Quesada Rodríguez, hija de Cipriano Quesada (n. 1820, f. San Pedro-30/04/1865, viudo de Rita Chinchilla) y Mercedes Rodríguez.

Más descendencia de mi bisabuela paterna Francisca, ir a: 2.5

Maternos:

Perfecto Mayorga Allerdi

Juana Huembes

Matus

Jirón

No hay más datos de Perfecto y Juana ni de los bisabuelos maternos maternos.

1.4 tatarabuelos, Quesada-Prado:

Juan Francisco Quesada Cruz, b. El Carmen-San José-28/12/1784, hijo de Manuel José Quesada Vargas y María Josefa de la Cruz Villalta.

Vicenta Prado Granados, n. 1805 y f. Montes de Oca-03/12-1871, hija de José Miguel Prado Roxas y María del Rosario Josefa Granados Rivera.

Más descendencia de Juan Francisco Quesada y Vicenta Prado, ir a: 2.4

Bárvara Mónica Quesada Solano, b. San José-El Carmen-05/05/1807, hija de Juan José Quesada Cruz (mencionado como Juan Quesada Billalta) y Casimira de la Luz Solano de León, quienes casaron en San José-El Carmen-01/07/1804. (Este Juan José, era hermano de mi ancestro Juan Francisco Quesada Cruz).

1.5 cuartos abuelos, Quesada-Vargas:

Manuel José Quesada Vargas, b. El Carmen-San José-01/01/1757, hijo de Juan Lucas de Quesada y Chinchilla y Antonia Vargas.

María Josefa de la Cruz Villata, hija de Mariano Cruz y Gertrudis Villalta (f. San José-El Carmen-04/03/1796).

Manuel y María de la Cruz casaron en El Carmen-San José-02/07/1777.

 

Más descendencia de Manuel José Quesada Vargas y María Josefa de la Cruz Villalta, ir a: 2.5

 

José Miguel Prado Roxas, hijo de Juan Francisco Prado y Josefa Roxas.

María del Rosario Josefa Granados Rivera, hija de Juan Francisco Granados y Josefa Rivera.

Más descendencia de José Miguel Prado y María del Rosario Roxas, ir a: 2.8

Juan Joseph Quesada Cruz, 1783.  c.c. Juan Quesada Villalta, casó el 01/08/1804 con Casimira de la Luz Solano León  (b. San José-El Carmen-03/03/1783 y f. SJ-26/07/1852). Testigos: José Ángel Gamboa Acuña y María Gertrudis Quesada Cruz. Casimira de la Luz Solano de León, hija de José Solano y Rosaria de León.

Más descendientes de Juan José Quesada Cruz y Casimira de la Luz Solano, ir a: 2.9

1.6 quintos abuelos, Quesada-Chinchilla:


Juan Lucas de Quesada y Chinchilla, b. Nuestra Señora del Carmen-Cartago-18/10/1713 por el sacerdote don Diego de Angulo y f. San José-09/02/1771 (honras fúnebres en la Santa Iglesia de la Villa del Valle de Aserrí, a cargo del sacerdote Bernardo Hidalgo). Juan Lucas, hijo de Juan Manuel de Quessada y López-Rubio y Francisca de Chinchilla Vargas.

Juan Lucas casó (se desconocen fecha y lugar) con Antonia Vargas, f. San José-13/09/1800.

Más descendientes de Juan Lucas de Quesada y Chinchilla y Antonia Vargas, ir a: 2.10

Mariano Cruz,

Getrudis Villalta, f. 1796.

Más descendientes de Mariano Cruz y Gertrudis Villalta, ir a: 2.11

Juan Francisco Prado,

Josefa Roxas,

Juan Francisco Granados,

Josefa Rivera,

José Solano,

Rosaria León,

Juan Lucas:

1.7 Sextos abuelos, Quesada-LópezRubio:

Juan Manuel de Quessada y López-Rubio casado en Cartago-20/08/1714 con Francisca de Chinchilla y Vargas, hijo de Alonso de Quesada y Gutiérrez de Sibaja y María López-Rubio y Herrera (solo para este ancestro encontramos el apellido escrito: Quessada).

Más descendientes de Juan Manuel de Quessada y López Rubio y Francisca Chinchilla, ir a: 2.12

1.8 Sétimos abuelos, Quesada-Gutiérrez de Sibaja:

Alonso de Quesada y Gutiérrez de Sibaja casado con María López-Rubio y Herrera, hijo de Diego de Quesada y Robles y Francisca de Gutiérrez de Sibaja y Corroque. María, era hija de Juan López Rubio y María de Herrera y Gómez (hija de Pedro y Catalina).

Más descendencia de Alonso de Quesada y G. de S. y María López-Rubio y H., ir a 2.13

1.9 Octavos abuelos, Quesada-Robles:

Diego de Quesada y Robles casado con Francisca Gutiérrez de Sibaja y Corroque (), hijo de Cristóbal de Quesada y Aldana y Marina de Robles.

Más descendencia de Diego de Quesada y Robles y Francisca Gutiérrez de S., ir a 2.14

1.10 Novenos abuelos, Quesada-Aldana:

Cristóbal de Quesada y Aldana, hijo de Juan de Quesada y Aldana y Beatriz de Quesada y Baena.


Hay una historia muy interesante sobre El Primer Pintor del Renancimiento Europeo que vivió en Nueva España, América (México, entre 1535-1550): el carmonés Cristóbal de Quesada y Aldana.

Documentos que aportan pruebas:

Bernardo Couto en la página 42 de su libro: 

Diálogo sobre la Historia de la Pintura en México.

 

Carmen Fraga González, página 1 de 

Emigración de Pintores Andaluces en el siglo XVI.

 

Importante…y para no tener duda de si se trata del mismo Cristóbal, tenemos la página 375 del libro de Esteban Mira Caballos donde se menciona el nombre de los padres del pintor Juan de Aldana y Beatriz de Quesada y Baena, así como el de la esposa, Mariana de Robles: 

Carmona en la Edad Moderna: Religiosidad y Arte, Población y Emigración a América.

 

Otro que lo menciona es:

Lázaro Gila Medina

Las Artes Plásticas en la Nueva España, pág. 7

Descendencia de Cristóbal de Quesada y Marina de Robles, ir a 2.10

1.11 Décimos abuelos:

Juan de Aldana (Juan de Quesada y Aldana)

Beatriz de Quesada y Baena

No hay más datos.

Beatriz de Quesada y Baena, hija de Jesús García de Labeja y Juana Díaz.

Para rastrear más antepasados hay que irse para España, yupiii.

_________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

Capítulo II  

Descendencia de cada ancestro mencionado anteriormente.

2.0

(Viene de 1.0)

Descendencia de Gerardo Enrique Quesada Mayorga.

-Mónica Quesada Guzmán, n. Carit-27/12/1976 (casada en San Pedro de Montes de Oca-22/03/2003 y divorciada 28/05/2013).

mi nieto Felipe Castrejón Quesada, n. Barrio La Dolorosa-24/04/2009).

From Los-Quesada

-Raquel Quesada Guzmán, n. La Uruca-04/02/1980.

_____________________

2.1

(Viene de 1.1)

Descendencia de Rafael Quesada Quesada y Consuelo Mayorga Matus.

Casaron en La Dolorosa-19/12/1936 y tuvieron 10 hijos Quesada-Mayorga. Sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 26/06/1974 y 25/12/1996 respectivamente en la propiedad 2597.

Papi y Mami eran dos personas preparadas para fundar una familia con humildes y supremas aspiraciones en cuanto al aspecto moral y espiritual se refiere, pues se habían preparado a conciencia para ello:

Hijos Quesada-Mayorga:

– 2.2.1. Hermelinda Quesada Mayorga, n. Catedral-16/12/1937. Casó con Genaro Garita Coles en El Sagrario el 30/05/1964 y viven en Sabanilla y Corralillo, formando la familia Garita-Quesada.

From Los-Quesada

Tuvieron 5 hijos:

Jenaro Adolfo de Jesús Garita Quesada, n. Calle Blancos-1965. Casó con con Vivian María de los Ángeles Rodríguez López en Luján-1987, formando la familia Garita-Rodríguez. Tiene 2 hijas: Amanda Arrieta Rodríguez y Mariana Garita Rodríguez:

Quien lo ve aquí, no imagina que es un viola de la Orquestra Sinfónica de Nueva Zelanda, jajaja; ¡algún día se le dará el mérito a que es acreedor mi admirado sobrino!

Ruth María Garita Quesada,

La arpista Bella-Flor:…

María Esther Garita Quesadasoprano y bibliotecaria.

Francisco Javier Garita Quesada, n. Catedral-1968.

From Ermelinda

Casó con Isabel Cristina Quirós Agüero en Lourdes-1987, formando la familia Garita-Quirós. Tuvieron varios hijos:

Javier Esteban Garita Quirós, n. El Carmen-1987.

From Ermelinda

Sergio Alejandro Garita Quirós, n. 15/09/1990.

Cristina Beatriz Garita Quirós, n. San José-centro-21/01/1992.

From Ermelinda

Jorge Mario Garita Quesada, (107920333) n. 1971.

From Ermelinda

Casó con Helga Georgina Quesada Monge en Sabanilla-1993, formando la familia Garita-Quesada.

Tuvieron varios hijos:

-Jorge Mario Garita Quesada (115980674), n. El Carmen-1995.

Posteriormente, casó con Bridggitte Fernández Rodríguez en Curridabat-2009.

Mientras saco fotos originales, coloco aquí este cuadro de esos niños:

2.2.2RAFAEL ARTURO QUESADA MAYORGA, n. Barrio la Dolorosa-26/11/1938. Casó con Carmen María Reyes Mayorga (hija de nuestra tía Carmen Mayorga Matus y de Simón Reyes Munguía) en El Sagrario-14/12/1963 mediante dispensa por ser primos, formando la familia Quesada-Reyes y viven en Los Colegios. Tuvieron 4 hijos:
-Carmen María Quesada Reyes (n. Hospital-29/03/1965; casó con José Fabio de Jesús Calvo Robles en Moravia-21/11/1991 formando la familia Calvo-Quesada y

Carmen María y José Fabio tuvieron a:
-José Pablo Calvo Quesada, n. San José-11/09/1992.

En el 2006, José Pablo subió una sonata de Scarlatti (K309), aquí les comparto el link, para que lo escuchen utilizando un clavicordio francés auténtico de doble teclado.

En el 2007, subió la Invención nº8 de Bach.

María Gabriela Quesada Reyes, n.  Calle Blancos-03/12/1968. Gabby, la teacher amante de las fotos:

-Rafael Arturo Quesada Reyes, n. Catedral-12/11/1970,

-Rodrigo Quesada Reyes, n. Uruca-03/08/1974.

con Rafa:

2.2.3CARLOS FRANCISCO QUESADA MAYORGA, n. Barrio la Dolorosa-30/05/1940, vive en San Miguel de Desamparados, viudo de María Rosa Rodríguez Morera.

From Los-Quesada

Tuvieron 5 hijos:

-Marta Eugenia Quesada Rodríguez, n. 29/05/1965.
Primero, tuvo a
-Susana Jiménez Quesada, n. San José-13/04/1984 .

Susana es la madre de:

-Valeria Jiménez

Marta Eugenia, estuvo casada 1987-2004 con Alexis Jiménez Hernández, con quien tuvo 3 hijos Jiménez-Quesada:
-Claudio Alexis Jiménez Quesada, n. 05/05/1989

 

-Francisco Javier Quesada Rodríguez, n. San José-centro-16/07/1991.

Daniela Jiménez Quesada, n. 24/03/1999
-Luis Diego Jiménez Quesada, n. 02/02/2002.

Además, Marta Eugenia, con Raúl Roberto Porras Valverde, tuvo a
-Annette Dolores Porras Quesada, n. 28/11/2005.

Carlos Francisco Quesada Rodríguez, n. 12/02/1969.

Eduardo Quesada Rodríguez, n. 28/06/1970.

 

Casó en Desamparados-09/01/1993 con María Lourdes Chinchilla Ortíz con quien tuvo dos hijos Quesada-Chinchilla:
Joshua David Quesada Chinchilla, n. 08/01/2000
Sharon Cristina Quesada Chinchilla, n. 10/02/2003.
Además, Eduardo tuvo con Rita Mayela Hernández Vargas a:
-Eduardo Alcides Quesada Hernández, n. 11/03/2011.

También tienen este bebé, pero tengo que averiguar el nombre:

Ricardo Quesada Rodríguez, n.04/09/1978.

Ricardo casó en Desamparados-04/06/1995 con Tatiana Emilia Picado Camacho formando la familia Quesada-Picado. Tiene dos hijas:
Jennifer Amanda Quesada Picado, n. 17/07/1996
Estefanía de los Ángeles Quesada Picado, n. 20/12/2001.

-Irene María Quesada Rodríguez, n. 06/03/1980.

Irene María tiene tres hijos:

Julissa María Quesada Rodríguez, n. 26/05/2000
-María Rosa Hernández Quesada, n. 01/08/2010

 

-Ronald Josué Hernández Quesada, n. 26/07/2011.

2.2.4LUIS FELIPE QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-05/02/1942 y f. 05/07/2004. Sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 06/07/2004, propiedad 2597.

From Los-Quesada

Casó en La Dolorosa-05/09/1972 con María Elizabeth Diaz Chacón.

Tuvieron 2 hijas:

Victoria Quesada Díaz, n. 15/05/1973.

Casó en Mata Redonda-01/07/2006 con Ricardo Ernesto Urbina Paniagua.

Tiene tres hijos:

Diana Urbina Quesada, n. 28/08/1989:

From Los-Quesada

Alejandro Parini Quesada, n. 06/11/1995

Valeria Urbina Quesada, n. 08/02/2008.

From Los-Quesada

-Carolina Quesada Díaz, n. 01/09/1979.

Tiene una hija:

-Mariel Gamboa Quesada, n. 28/07/2009, con Michael Luis Gamboa Brenes.

Además, Luis, con Vera Quesada Guzmán tuvo 2 hijas:

Kattia Liliana Quesada Quesada, n. 16/09/1970

Katiuska es la madre de

-Andrea Quesada Quesada, n. 25/12/1989.

Catalina Quesada Quesada, n. 01/02/1984.

2.2.5YAMILET QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-02/12/1944.

2.2.6MARÍA CONSUELO QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-23/03/1946. Falleció el 28/03/2015 y sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde ese día, propiedad 2597.

From Los-Quesada

Quelo tuvo dos hijos:

Antonio José Oconitrillo Quesada, n. San José-02/11/1975, hijo de José Antonio Oconitrillo Solano.

Casó en El Carmen-20/02/2002 con Marcela de los Ángeles Pochet Vindas. Tienen un hijo: Alejandro Pochet Oconitrillo, n. La Uruca-02/06/2007.

From Los-Quesada

Natalia Varela Quesada, n. 09/01/1989, hija de Mario Ramón Varela Lobo. Casó con Allan Castro Godoy

Natalia y Allan tienen un hijo:
-Santiago Castro Varela, n. San José-26/06/2011.

2.2.7MIGUEL ÁNGEL QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-27/11/1947.

From Los-Quesada

Casó en La Dolorosa-12/07/1969 con María Georgina Salazar Carvajal y tuvieron  6 hijos:
Marco Antonio Quesada Salazar n. San José-23/12/196.
-María Georgina Quesada Salazar n. San José-21/02/1971,

(Gina casó el 30/04/1993 con Juan Carlos Thompson Thompson formando la familia Thompson-Quesada y tuvieron un hijo antes de divorciarse el 21/09/1998:
Mike Anthony Thompson Quesada, n. 01/12/1993.
Gina casó en 18/02/1999 con Juan Alexis Calderón Morales y tuvieron una hija:
-Ana Catalina Calderón Quesada, n. 06/07/1999,

Karla María Quesada Salazar, n. 07/03/1972.

Tatiana Quesada Salazar, n. 06/03/1981. Tiene dos hijos:
-Sebastián Zamora Quesada n. 27/10/2007 y -Lucía Zamora Quesada, n. 11/12/2011.

David Miguel Quesada Salazar,07/01/1984.

Daniel Alonso Quesada Salazar, n. 12/10/1987.

Miguel Angel, con Lilia María Malavasi Reyes tuvo a

Adrián de Jesús Quesada Malavasi, n. San José-07/09/1991.

2.2.8CARLOS FEDERICO QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-04/11/01949 y f. 2006 y sus restos reposan en el Cementerio General de San José.

From Los-Quesada

Con Virginia Valverde Díaz tuvo a
Yendry María Quesada Valverde, n. San José-19/03/1982, quien casó en Desamparados-11/03/2005 con Mauricio Antonio Jiménez Solano. Tienen dos hijas:

Yahel Jiménez Quesada, n. San José-16/10/2005

Dafna Jiménez Quesada, n. San José-02/08/2008

Aielet Jiménez Quesada, n. San José-11/04/2014

2.2.9GERARDO ENRIQUE QUESADA MAYORGA, n. Barrio La Dolorosa-18/08/1952. Vive en La Trinidad de Moravia. Casó con Sonia Guzmán Mejías tuvo a

-Mónica Quesada Guzmán, n. Carit-27/12/1976

-Raquel Quesada Guzmán, n. La Uruca-04/02/1980.

-Felipe Castrejón Quesada, n. 2/04/2009

2.2.10JOSÉ ALBERTO QUESADA MAYORGA, b. Barrio La Dolorosa-14/09/1954 y f. 2001 y sus restos reposan en el Cementerio General de San José. Casó con Ana Cecilia Calderón Navarro.

From Los-Quesada

Tuvieron 3 hijos:
-Ana Cecilia Quesada Calderón, n. San José-11/05/1978. Casó en 11/09/2004 con Sabanilla de Montes de Oca con José Johanns Pereira Hidalgo. Tienen una hija:

-Ana Lucía Pereira Quesada, n. San José-15/08/2008.

-Karen Quesada Calderón, n. San José-18/09/1979. Casó en San Rafael de Heredia-02/05/2009 con Francisco González Lépiz.

-José Alberto Quesada Calderón, n. San José-25/04/1981.

Casó en LLorente-24/01/2004 con Jessy de los Ángeles Torijano Peraza. Tienen una hija:

Monserrat Quesada Torijano, n. La Uruca-01/12/2003.

____________________

2.3

(Viene de 1.2)

Descendencia de Francisco Quesada y Ermelinda Quesada:

Francisco Victoriano Apolonio Quesada Quesada, bautizado en San José, iglesia de El Carmen -1865, velado al fallecer en La Dolorosa-1918. Sus restos reposan en el -Cementerio General de San José desde el 28/03/1923 (3er foso, nicho aéreo, propiedad 2597, tomo 9, folio 159, mausoleo 23, cuadro Ampliación Este, lado sur, línea primera).

Mi abuelo casó con Rosenda Vicenta Ermelinda Quesada Rodríguez en 1903, La Soledad, a las 4am, mediante Dispensa, por consanguinidad y tuvieron 4 hijos. Los restos de mi abuela Ermelinda, reposan en el mismo mausoleo que los de mi abuelo desde el 13/02/1948, fosa 2 nicho aéreo.
-1904, Rosa de los Dolores Quesada Quesada.

Rosa casó con Humberto Miranda Vega.

Los restos de Rosa reposan en el Cementerio General de San José desde el 08/12/1986, propiedad 2597.

Registraron dos hijos: Alfredo Miranda Quesada, 1932

Jorge de los Ángeles Miranda Quesada, 1945.
-1907, Eulalia de la Concepción Quesada Quesada. Casó con José Miguel Murillo Molina, de Tibás. Sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 28/03/1926.
-1910, Ramón José Nicanor Quesada Quesada. Sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 29/05/1961, propiedad 2597.

-1912, Rafael del Carmen Romualdo Quesada Quesada. Casó con mi madre Consuelo Mayorga Matus. (viene de 2.2)

____________________

2.3

(Viene de 1.3)

Descendencia de Juan Francisco Quesada Cruz y Rosa Quesada Solano.:

-Rafael Nicolás Quesada Quesada, n. Sabanilla-05/12/1862. Se desconocen descendencia y fecha de defunción.

-Francisco Victoriano Apolonio Quesada Quesada (mi abuelo), n. San José-1865, y f. La Dolorosa-1918.

Ahora bien, ¿de qué rama de la familia procedía su esposa Rosa Quesada Solano?:

Mi bisabuela Rosa Quesada, hija de Bárvara Quesada:

Casó con José Ramón Quesada Prado en ElCarmen, 1862-con DISPENSA

Madre de Rosa: BÁRVARA QUESADA.

No hay más documentos.

BÁRBARA MÓNICA QUESADA SOLANO, 1807-x

No se encuentran documentos de su descendencia.

Padres de Bárbara Mónica: Juan José Quesada “Villalta” – Casimira de la Luz Solano de León (f. San José-1852)

Cuando casaron en 1804, sus testigos fueron José Ángel Gamboa y María Quesada

Estos testigos no pueden ser otros que María Gertrudis Quesada Cruz y José Ángel Gamboa Acuña, quienes casaron en 1786.

María Gertrudis Quesada Cruz, hermana de nuestro Juan Joseph de Quesada y Cruz, que acá aparece como Juan José Quesada Villalta; ambos, hermanos del tatarabuelo; Juan Francisco Quesada Cruz

Padres oficiales de Juan José Quesada “Villalta”: Manuel Quesada y María Villalta. Estos tienen que ser Manuel Joseph Quesada Vargas y María Josepha de la Cruz Villalta, mis cuartos abuelos; a María se le llamaba Villalta, siendo este su segundo apellido, confundidos por el “de la Cruz”, que también se usaba de nombre.

Por eso tuvieron mis bisabuelos que sacar dispensa para casarse (consanguinidad en cuarto grado con tercero por línea colateral desigual).

Otros datos familiares:

Hermanos de Bárbara Mónica Quesada Solano:

ElCrmn-1805-María Josefa (casó-1824- Francisco Vargas Montero)

Miguel (casó-1834 con Casimira Portuguéz Ramírez)

Entonces, tanto mi bisabuela Rosa como mi abuela Hermelinda provenían de los mismos Quesada, y son decendientes de mi cuarto-abuelo. A veces pienso que con tanta casadera entre primos y parientes pudo haber generado el hecho de que los Quesada actuales se mantengan separados.


Hay que explorar la rama Solano de mi bisabuela Rosa Quesada S.:

Su madre Casimira de la Luz, b. El Carmen-03/03/1783 y f. San José-1852, era hija de Joseph Solano y Rosaria de León .

Patricia Sandoval Chacón, n. San José-centro-01/07/1959.

Me dice Patricia que tal véz seamos familia, pues su abuela llevó el Quesada por segundo apellido.

Veamos:

Patricia, hija de Flora Chacón Delgado y Tomás Sandoval León.

Flora, n. San José-centro-23/11/1925 y f. 04/01/2011, hija de Sofía Delgado Quesada y Víctor Manuel Chacón Bolaños.

Sofía, Etelvina Sofía Rosalina de Jesús, b. San Pedro-25/10/1895, hija de Salvador Delgado y Cupertina Quesada Cruz.

Cupertina, Cecilia Cupertina de Jesús, n. 21/11/1869 y f. 11/12/1894, hija de Felipe Quesada Portuguez y Petronila Cruz, quienes casaron en San Pedro-22/04/1858.

Felipe, hijo de Miguel Quesada Solano y Casimira Portuguez Ramírez, quienes casaron en El -Carmen-San José-centro-13/08/1834.

Miguel, hijo de José Quesada Cruz y Casimila Solano, mis tatarabuelos.

Salvador, hijo de Venancio Delgado y Victoriana Cordero.

____________________

2.5

(viene de 1.3)

Descendencia de Francisca Quesada Rodríguez n. 1850:

¿de dónde provenía Ermelinda Quesada Rodríguez?

Casó con Francisco Victoriano Apolonio Quesada Quesada en La Soledad, a las 4am, en 1903, mediante dispensa por consanguinidad. F. 1948 y sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 13/02/1948, propiedad 2597.

La madre de Ermelinda: FRANCISCA QUESADA

No hay más documentos.

Había que buscar una candidata idónea y rastrear todos sus datos para saber si se trataba de la misma persona:

Encontré a ROSENDA VICENTA ERMELINDA QUESADA, El Carmen-1871. 

No se encuentran documentos de su descendencia

Padrino de bautismo: presbítero Ramón Gutiérrez

Madre de Rosenda Vicenta Ermelinda: Francisca Quesada.

Buscando, se encuentra esta serie de personas que aportan enlaces con nuestra Francisca e identifican su ascendencia:

FRANCISCA QUESADA RODRÍGUEZ, San José, b. El Carmen-1850, x-x

padres oficiales de Francisca Quesada Rodríguez:

Tomás Cipriano Quesada Solano (1820-1865) y Jasinta de las Mercedes Rodríguez Castro (hija de Felipe Rodríguez y Josefa Castro).

En el documento de boda de su hijo Narciso, los testigos son Francisco y Ermelinda Quesada, ¡mis abuelos!; este dato establece un ligamen poderoso entre las familias y pone relieve al papel de Ermelinda en la familia de este Cipriano.

Padres de Cipriano Quesada Solano:

Juan José Quesada “Villalta” y Casimira de la Luz Solano León

Cuando casaron este Juan José y Casimira en 1804, sus testigos fueron José Ángel Gamboa y María Quesada.

Estos testigos no pueden ser otros que María Gertrudis Quesada Cruz y José Ángel Gamboa Acuña, que casaron en 1786.

María Gertrudis Quesada Cruz, hermana de nuestro Juan Joseph de Quesada y Cruz, que acá aparece como Juan José Quesada Villalta; ambos, hermanos de mi tatarabuelo Juan Francisco Quesada Cruz

Padres oficiales de Juan José Quesada “Villalta”, documentados:

Manuel Quesada y María Villalta.

Estos tienen que ser Manuel Joseph Quesada Vargas y María Josepha de la Cruz Villalta, mis cuartos abuelos.

A María se le llamaba Villalta, siendo este su segundo apellido, confundidos por el “de la Cruz”, que también se usaba de nombre; solo que en este caso era su apellido: Cruz..

Por eso tuvieron mis abuelos que sacar dispensa para casarse (segundo con tercer grado de consanguinidad en línea maternal).

Otros familiares de la rama Ermelinda:

Hermanos de Francisca Quesada Rodríguez:

-1843 – María Josefa de las Mercedes.

-1847 – Francisco Bibian Quesada Rodríguez (posiblemente, sus restos reposan en el Cementerio General de San José desde el 19/08/1925, propiedad 2597).

-1854-10-30, Narciso de la Trinidad Quesada Rodríguez. En 1859-Narciso Quesada Rodríguez, tuvo su funeral en La Dolorosa-1925 (casó in artículo mortis SJ-1908 – con Baltasara-Valverde-Alcázar. Testigos: Ramón Quesada -y- Ermelinda Quesada (¡mis abuelos!)

-Livorio de Jesús Quesada Rodríguez, n. ElCarmen-1858, casó con María Cecilia Fallas, hija de Francisca Fallas. Los restos de Liborio reposan en el Cementerio General de San José desde el 19/08/1925, propiedad 2597.

-1861-10/01, María Custodia Quesada Rodríguez, b. el 02 en El Carmen, S.J.

-Rosenda Vicenta Ermelinda Quesada Rodríguez, n. 1871 y f. 1948.


Esa rama Rodríguez sigue así (esto de la rama Rodríguez lo investigué el 02/06/2012):

Mercedes Castro Rodríguez, era Jacinta de las Mercedes Rodríguez Castro, bautizada en El Carmen de San José-11/09/1833, hija de Felipe Rodríguez Valverde y Josefa Petronila Castro Alvarado.

Felipe, hijo de Concepción Rodríguez y Paula Valverde.

Josefa, hija de Francisco Castro y Rafaela Alvarado, casados posiblemente en San José-29/10/1783.

Y para seguir profundizando en estos Rodríguez, habría que involucrarse en la Familia Rodríguez oriunda de Mérida, como bien lo explica don Mauricio Meléndez Obando en Raíces de La Nación, Edición 36, donde se encuentra lazo de Concepción Rodríguez y Paula Valverde hacia el pasado remoto en España.

____________________

2.4

(viene de 1.4)

Descendencia de Juan Francisco Quesada Cruz y Vicenta Gertrudis Prado Granados, 13 hijos:

Esta generación la he considerado relevante para efectos genealógicos, por lo que en capítulos siguientes estaremos desglosando la descendencia de cada uno de estos Quesada-Prado hasta llegar al presente.

Ellos nacieron en San José, pero se fueron a vivir a Sabanilla de Montes de Oca y, algunos pasaron luego a vivir a diferentes partes del país como Juan Viñas, Monte Rodondo, Cangrejal, Aserrí, Mata de Plátano, Limón, San José, Alajuela, Pérez Zeledón, etc

-2.6.01 Antonia Fulgencia Quesada Prado, 1821-1821

-2.6.02 María Manuela Quesada Prado, n. 1821.

-2.6.03 José Blas Quesada Prado, n. San José-centro-22/02/1822 y f. San Pedro de Montes de Oca-05/03/1905. Para conocer la abundantísima descendencia de José Blas, vaya a: 3.3

-2.6.04 Pedro Jesús de los Dolores Quesada Prado, n. San José-1826 y f. San Pedro-1899.

-2.6.05 Ramón de Jesús Quesada Prado, 1829-1829.

-2.6.06 Gregoria Ramona Quesada Prado, n. 1830.

-2.6.07 José Ramón Quesada Prado, n. 1832 y f. 1892, mi ancestro.

-2.6.08 Pilar de la Cruz Quesada Prado, n. 1834.

-2.6.09 Ceferino de las Mercedes Quesada Prado, n. 1836 y f. 18/09/1916.

-2.6.10 Ángela Casia de Jesús Quesada Prado, n. 1838.

-2.6.11 Carmen Quesada Prado, n. 1843-1896.

-2.6.12 Vicenta Quesada Prado, 1846-1846.

-2.6.13 Juana de Jesús, 1849.

Todos estos Quesada-Prado son desmenuzados en el Capítulo III.

____________________
2.5

(viene de 1.5)

Descendencia de Manuel José Quesada Vargas y María Josefa de la Cruz Villalta

-Juan José Quesada Cruz, 1783.

-María Quesada Cruz, b. El Carmen-17/02/1788.

-Luisa Quesada Cruz, b. El Carmen-21/06/1789. Casó en El Carmen-1810 con Pedro Chaves (hijo de Clara Chaves).

-María Quesada Cruz y Espíritu Santo Monge Quesada

____________________

Descendencia de José Miguel Prado y María del Rosario Roxas:

2.8.1 María Prado Granados, 1801. Casó en 1819 con Joaquín Muñóz Salazar.

2.8.2 Nicolás Prado Granados, 1803 (casó en 1823 con Josefa Ureña Monge).

2.8.3 María Vicenta Prado Granados, 1804-1871 (casó en El Carmen el 24/11/1819 con mi tatarabuelo Juan Francisco Quesada Cruz).

2.8.4 Micaela Prado Granados, 1807 (casó en 1826 con José Castillo Fonseca).

2.8.5 Petronila Prado Granados, 1811 (casó en 1830 con Juan Guzmán Torres).

2.8.6 Ana Prado Granados  (casó en 1819 con Pedro Castillo).

2.8.7 Juan Prado Granados (casó con Nicolasa Avendaño).

Sobre los Prado hice un capítulo aparte en: Los Prado en Costa Rica.

____________________

Descendencia de Juan Joseph Quesada Cruz, 1783.  c.c. Juan Quesada Villalta, quien casó el 01/08/1804 con Casimira de la Luz Solano León  (SJ-1783, SJ-1852). Testigos: José Ángel Gamboa Acuña y María Gertrudis Quesada Cruz.

Tuvieron 3 hijos Quesada-Solano:

-1805-María Josefa Quesada Solano (casó en 1824 con Francisco Vargas Montero),

-1807-Bárbara Mónica Quesada Solano (madre de Rosa Quesada, mi bisabuela),

-1804-Miguel Quesada Solano (casó en 1834 con Casimira o Casiana Portuguéz Ramírez), formando la familia Quesada-Portuguéz.

_____________________
2.06

(viene de 1.6)

Descendencia de Juan Lucas de Quesada y Chinchilla y Antonia Vargas:
-Gabriel Quesada Vargas, b. El Carmen-San José-27/07/1739. (¿casó con Antonia Trejos?).
-Bonifacio Quesada Vargas, 1744-1822. Casó con María Josepha Cruz, x-1775 y casó con María Montero.

Manuel Joseph Quesada Vargas, b. El Carmen-San José-01/01/1757. Mi ancestro casó en San José- 02/07/1777 con María Josepha de la Cruz Villalta, x-18/01/1792.
-Marcelina Quesada Vargas. Casó en San José-12/06/1766 con José Miguel Zamora Castro (hijo de José Nicolás Zamora Rojas y Antonia Josefa Castro y Quirós). Para ver descendientes de Josefa Marcelina y José Miguel, ir a 3.

-Juan José Quesada Chinchilla.

_____________________

Descendencia de Mariano Cruz y Gertrudis Villalta:

-María Concepción Cruz Villalta, SJ-1757.

-Lorenzo de los Ángeles Cruz Villalta, 1762.

-Joseph Francisco Cruz Villalta, 1764

-Josepha Cayetana Cruz Villalta. Casó con Joaquín Delgado Ureña.

-Manuel de la Cruz Villalta.

-Antonia Josepha Cruz Villalta. Casó en 1764 con Manuel Quesada Valverde.

María Josepha de la Cruz Villalta, x-1792. Casó el 02/07/1777 con mi ancestro Manuel Quesada Vargas.
____________________

2.07

(viene de 1.7)

Descendientes de Juan Manuel de Quesada y López-Rubio en sus terceras nupcias y  Francisca de Chinchilla Vargas (Había estado casada con Cristóbal Picado, hija de Gaspar de Chinchilla y Sebastiana de Vargas).

-Mi ancestro Juan Lucas de Quesada y Chinchilla, b. Cartago-18/10/1713, f. San José-“Aserrí”-09/02/1771.

-Manuel de Quesada y Chinchilla. Casó en San José-17/05/1741 con Isabel de Vargas Montero (hija de Sebastián y Josefa).

-Antonia de Quesada y Chinchilla. Casó en Cartago-02/02/1734 con José Rodríguez.

Juan Manuel había casado antes con:

María de Proa? (así aparece en Los Índices de los Protocolos de Cartago, II), formando la familia Quesada-Proa?. Reportan un hijo:

Juan Manuel Quesada Proa?.

Juan Manuel casó en segundas nupcias con Margarita Solano, formando la familia Quesada-Solano:

No reportaron hijos.

____________________

2.08

(viene de 1.8)

Descendientes de Alonso de Quesada y Gutiérrez de Sibaja (n. circa 1588) y María López-Rubio y Herrera (n. 1625), casados en Cartago-20/08/1714:

-2.08.1 Juan Manuel de Quesada y López-Rubio, mi ancestro (ver 2.12).

-2.08.2 Diego de Quesada y López-Rubio, casado con Sebastiana de Quirós en Cartago-05/10/1683. (Ver descendencia en 4.2)

-2.08.4 Catalina de Quesada y López-Rubio, b- Cartago-¿1690?

-2.08.5 Beatriz de Quesada y López-Rubio, casada con Diego Martín.

-2.08.6 Alonso de Quesada y López-Rubio, casado con Clara Rojas. (ver descendencia en 4.5)

-2.08.7 Cristóbal de Quesada y López Rubio, n. 1654, casado con María Calderón.

Hay otros datos:

Alonso Quesada Gutiérrez de Sibaja

Fecha de nacimiento: 1610
Defunción: Fallecido 1670
Familia inmediata: Son of Diego de Quesada y Robles y Francisca Gutiérrez de Sibaja Correque
Husband of Maria López Rubio y Ribera
Father of 
Beatriz Quesada y López RubioCristóbal Quesada LópezAna LópezJuana GómezMaría de las NievesDiego de QuesadaMaría Sibaja;Margarita QuesadaJosé QuesadaSebastiana QuesadaClara QuesadaFrancisco Quesada;

Gabriel Quesada y 

Juan Quesada


Brother of Catalina de los Angeles de Quesada Gutiérrez de Sibaja y Juan de Monzón Quesada

Administrado por: Esteban Céspedes Solís
Última Actualización: 15 de diciembre de 2013

____________________

2.09

(viene de 1.9)

Descendientes de mi ancestro Diego de Quesada y Robles casado con Francisca Gutiérrez de Sibaja (hija de Alonso Gutiérrez de Sibaja, 1541-1607, hijo de Hernán Gutiérrez de Sibaja y Catalina de Zárate y Francisca Corroque, hija del cacique Fernando Corroque y Magdalena ?):

Alonso de Quesada y Gutiérrez de Sibaja, mi ancestro, fue alférez en 1610. Testó en Cartago-22/03/1670.

Descendientesde Alonso de Quesada, ver 2.13

Catalina de los Ángeles de Quesada y Gutiérrez de Sibaja, n. Cartago-1628, quien casó con Juan Solís de Velasco, formando la familia Solís de Velasco-Quesada. Reportan un hijo:

-Francisco Blas Solís de Velasco Quesada.

-Juan de Monzón de Quesada, quien casó con Antonia de Galindo (por error Godoy en algunos trabajos) y Santiago y Aguilar (hija de Pedro de Galindo y Santiago y María de Aguilar), formando la familia Quesada-Galindo.

Hijos de Juan de Monzón Quesada y Antonia Galindo:

-María Quesada Galindo, c.c María Sibaja. Casó con Antonio Camelo.

-Mariana Quesada Galindo.

-Francisca Quesada Galindo.

-Juana Quesada Galindo. Casó con Juan Molina, de la Capitanía de Guatemala.

-Pedro Quesada Galindo, b. 1638.

____________________

2.10

(viene de 1.10)

Descendientes de mi ancestro Cristóbal de Quesada y Aldana casado con Marina de Robles:

Diego de Quesada y Robles, mi ancestro ( ver 2.14)

Sobre Diego, encontré:

Diego de Quesada y Robles

Fecha de nacimiento: 1552
Defunción: (Fecha y lugar desconocidos)
Familia inmediata: Son of Cristóbal de Quesada y Aldana y Marina del Roble
Husband of Francisca Gutiérrez de Sibaja Correque
Father of Catalina de los Angeles de Quesada Gutiérrez de SibajaAlonso Quesada Gutierrez de Sibaja y Juan de Monzón Quesada
Half brother of Cristóbal de Sibaja
Administrado por: Esteban Céspedes Solís
Última Actualización: 5 de marzo de 2015

____________________

____________________

(Viene de 1.11)


2.16

Juan de Aldana casado con Beatriz de Quesada y Baena, estos ancestros se quedaron en España.

Fin provisional del viaje al pasado.

CAPÍTULO III.

LOS QUESADA PRADO Y SUS DESCENDIENTES ACTUALES:

(viene de 1.3)

3.1 Dinastía de Antonia Fulgencia Quesada Prado, 1821-1821. Falleció al nacer.

3.2 Dinastía de María Manuela Quesada Prado, n. 1821. No hay datos.

3.3 Dinastía de JOSÉ BLAS QUESADA PRADO:
Hermano de mi bisabuelo, José Blas Quesada Prado nació en San José-centro-23/02/1822 y f. Montes de Oca-05/03/1906. Casó con  Eduviges Vicenta Montero Padilla (10/03/1825-31/08/1905), con quien tuvo 10 hijos Quesada-Montero:

El 11/03/2012 encontré la bóveda de algunos descendientes de Blas en San Pedro de Montes de Oca:

1850- Juan Quesada Montero-1919. Casó con Feliciana Vargas Zamora (hija de José Vargas, casado en 1853 con Marcela Zamora Rojas-Alcázar-1836-1906) en San Pedro de Montes de Oca en 1871 y procrearon 11 hijos Quesada-Vargas, a quienes bautizaron en San Pedro, también llamado “del Mojón”.

Hay que introducir una nota respecto a este lugar: San Pedro es la cabecera del Cantón Montes de Oca, y según nuestro conocimiento, la mayoría de los bautizos, bodas y defunciones de los Quesada referenciados a San Pedro, corresponden a la localidad de Sabanilla de Montes de Oca, el propio San Pedro y algunas localidades aledañas como Cedros, Lourdes  y Vargas Araya.

Este antigua foto me la obsequió el 16/08/2012 Emilio Gutierrez Quesada, bisnieto de Juan Quesada Montero:

Hijos de Juan Quesada y Feliciana Vargas y su descendencia:

1871- Petronila Quesada Vargas. Casó con Crisanto Méndez Cordero (1864-1935, hijo de Manuel y Beatriz) en 1889 en San Pedro. Tuvieron 14 hijos Méndez-Quesada bautizados en San Pedro:

28/01/1890, Manuel Francisco de Jesús Méndez Quesada-1920, en San Pedro. Casó el 8/02/1909 en San Pedro con Zoila Rivera González. Tuvieron 7 hijos Méndez-Rivera en San Rafael de Montes de Oca:

26/11/1909, Juan Rafael Enrique del Carmen Méndez Rivera, bautizado en San Pedro de Montes de Oca.

28/10/1910, Zoila Rosa Méndez Rivera, bautizada en San Pedro.

10/10/1911, Víctor Manuel del Carmen Méndez Rivera, bautizado en San Pedro. Casó en San Pedro con María Adela Gutiérrez Chavarría (hija de Fausto y Evangelina) el 19/11/1932. Formaron la familia Méndez-Gutiérrez.

06/12/1912, Lidia Elvira de la Caridad Méndez Rivera, bautizada en San Pedro. Casó con Tobías Rafael de las Piedades Céspedes Mora (de Guadalupe, 1907-1931, hijo de José y Maclovia) en San Pedro, el 21/11/1931, formando la familia Céspedes-Méndez.

1914, Manuela Luz del Carmen Méndez Rivera, bautizada en San Pedro. Casó con Miguel Jara Esquivel (1907, hijo de Gilberto y María) en San Pedro, el 09/08/1930, formando la familia Jara-Méndez.

15/04/1917, José Manuel de los Ángeles Méndez Rivera, bautizado en San Pedro. Casó con Margarita Zúñiga Cruz, en Tres Ríos, el 22/12/1934, formando la familia Méndez-Zúñiga.

22/02/1920, Juan Ramón de las Piedades Méndez Rivera, bautizado en San Pedro. Casó en San José, El Carmen, con Nora R. Soto, el 05/01/1941, formando la familia Méndez-R.

08/04/1892, Juan Ramón de las Piedades Méndez Quesada, en San Pedro.

30/06/1894, Francisca Clara Bienvenida del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

24/06/1896, Ramón Francisco Alfredo Méndez Quesada, en San Pedro.

Aquí hay que poner una nota:

Este renglón era lo único que tenía de mi familiar Ramón Francisco Alfredo, no había forma de encontrar datos acerca de él. Pues bien esto lo ligo con otro asunto: pasear por los cementerios pareciera no ser una actividad muy normal y puede considerarse un poco excéntrica, por connotarla de alguna manera; pero vean ustedes, que el 11/03/2012, encontré bóvedas de los padrotes, los hermanos de mi bisabuelo… y por ahí debe estar la del mío. Hum, tengo que ir más a menudo a descifrar lápidas borrosas. Nunca olvido que nos contaban que cuando el funeral pasó por la casa en Sabanilla, el perro, arauco, el primer arauco que tuvieron, se fue con ellos y al final, nunca quiso abandonar el cementerio de San Pedro… !era un guato Quesada¡

Cuando encuentro alguna lápida de un Quesada, le hago la foto… pareciera una locura o una obsesión.

Viendo esta bóveda que presentaré de seguido pensé: _ese Alfredo “se me hace conocido”. Veo que al lado hay una Belarmina, la busco en internet y ¡zás, son ellos!.

Entonces “macho” Méndez Quesada, (1896-1972) casó con Belarmina Mora Barrantes (n. 1905-1966, hija de Darío y Lastenia), formando la familia Méndez-Mora:

Tuvieron a Héctor Manuel Méndez Mora, quien falleció en 1947. Como notarán, hay otras lápidas que me quedaron de lado, de donde podré sacar más descendientes de Alfredo hasta encontrar los hijos de sus hijos.

Seguimos…

12/10/1897, María Petronila del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro. Casó con Miguel Mora Jiménez en Tres Ríos, el 26/09/1914. Tuvieron 12 hijos Mora-Méndez:

31/10/1915, María Benigna del Carmen Mora Méndez, bautizada en Curridabat.

18/04/1917, Antonio Miguel de Jesús Mora Méndez, bautizado en Curridabat.

19/04/1919, José Carlos Santos Mora Méndez, bautizado en Curridabat.

18/02/1921, Clara Mora Méndez, bautizada en Curridabat.

07/12/1922, Miguel Ángel de la Trinidad Mora Méndez, bautizado en Curridabat.

12/12/1923, Rafael Ángel Ricardo de las Piedades Mora Méndez, bautizado en Curridabat.

29/01/1925, Claudio Jorge de las Piedades Mora Méndez, bautizado en Curridabat.

17/04/1926, Fabio Rodrigo del Carmen Mora Méndez, nativo de Concepción de La Unión y bautizado en Tres Ríos.

27/08/1927, Aquiles Arturo de los Ángeles Mora Méndez, nativo de Concepción de La Unión y bautizado en Tres Ríos. Casó con Claudia Romelia Díaz Rivera el 23/12/1950 en Tres Ríos, formando la familia Mora-Díaz.

18/11/1928, Fernando Luis Paulino de las Mercedes Mora Méndez, nativo de Concepción de La Unión, bautizado en Tres Ríos. Casó con María Rosa Solís S., en Tres Ríos, el 27/06/1949, formando la familia Mora-Solís.

06/12/1929, Adela Claudia Rosario Mora Méndez, nativa de San Ramón de La Unión y bautizada en Tres Ríos.

00/04/1931, Gonzalo Mora Méndez, párvulo.

07/10/1899, Angelina del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

05/04/1901, Crisanto Alfredo del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

30/01/1904, Ramona Angélica del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

18/01/1906, Rosa Marina del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro. Casó con Claudio Rodríguez Aguilar el 13/09/1924, en La Unión, formando la familia Rodríguez-Méndez. Entre sus hijos tenemos a:
-María del Carmen Rodríguez Méndez, n. San Pedro-14/07/1944. El caso de María del Carmen interesa, porque siendo de la familia, casó con otro de la familia: Jesús María Quesada Ureña, de la dinastía de Ceferino de las Mercedes Quesada Prado, y por lo tanto, los datos de la descendencia de ellos aparecen en el capítulo 3.9 de esa dinastía, en el aparte Quesada-Ureña.

27/03/1908, José Joaquín del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro. Casó con Virgilia Sánchez el 04/05/1935 en San Pedro, formando la familia Méndez-Sánchez.

16/10/1909, Víctor Manuel del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

30/10/1910, Elia Trinidad del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

27/05/1912, Benigna Trinidad del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

24/07/1914, María Consuelo del Socorro Méndez Quesada, en San Pedro.

1874- María de la Trinidad Quesada Vargas. (Puede ser que haya casado con su primo Francisco Alvarado Quesada).

El 27/05/2012 adiciono estos datos que encontré acerca de María Trinidad:

María Trinidad Quesada Vargas, n. San Pedro-1874 y f. San Pedro-1905 (de ataque al corazón), casó con Rafael Brizuela Quesada (hijo de Clemente Brizuela Salamanca), n.1865  el 14/04/1890, en San Pedro, dispensados por 2º grado de consanguinidad por línea colateral igual, porque el suegro, Clemente, era el esposo de Rafaela Quesada Montero. Formaron la familia Brizuela-Quesada y tuvieron 8 hijos:

-13/11/1891, Clemente Eligio Diego de Jesús Brizuela Quesada,  bautizado el 15 en San Pedro. Falleció el 11/07/1893
-12/10/1896, María Rafaela Rita del Pilar Brizuela Quesada, bautizada el 14 en San Pedro.
-26/11/1891, José Miguel Fausto de Jesús Brizuela Quesada,  bautizado el 28 en San Pedro. Casó con Amalia Quesada Cruz el 02/05/1923, formando la familia Brizuela-Quesada. Y adivinen qué, ¡también fueron dispensados!, porque ella no era otra que Rafaela Amalia María Quesada Cruz, hija de Pilar de la Cruz Quesada Prado, el hermano de José Blas. Amalia falleció de fiebre el 22/05/1927, pero dejaron hijos:
-04/05/1924, Ramón Rafael Alfonso de la Trinidad Brizuela Quesada.

-05/09/1925, José Miguel Ramón de la Trinidad Brizuela Quesada.

Sigue…
-10/07/1902, Camilo Custodio Felipe Cristóbal Brizuela Quesada, bautizado el 13 en San Pedro.
-19/10/1903, Camilo Pedro del Rosario Brizuela Quesada, bautizado 23 en San Pedro. Casó con Silvia Angulo en Guadalupe el 29/03/1924, formando la familia Brizuela-Angulo.
-25/09/1893, Ramón Rafael Clemente Fermín Brizuela Quesada, bautizado el 28 en San Pedro. Casó con Bienvenida Brizuela el12/08/1923 en San Pedro, formando la familia Brizuela-Brizuela. Obtuvieron permiso por su consanguinidad en tercer grado colateral igual, jajaja, poco a poco los Brizuela aprendieron de los Quesada.
-13/07/1924, Berta Clementina de la Trinidad Brizuela Brizuela, bautizada el 13, en El Carmen de San José. Casó con Rafael Miguel Vargas Arias en San Pedro, el 22/06/1940, formando la familia Brizuela-Vargas.
-04/06/1900, María Francisca Feliciana del Rosario Brizuela Quesada, bautizada el 08 en San Pedro.

.

Hey, ahora solo faltaría que Chico Brizuela Mora, ex compañero del BCR fuera de la familia, jajaja… ¡hay que investigarlo!.

Seguimos…


Todo un personaje:
-1876/03/27- Rafael de Jesús Quesada Vargas.

Jesús, de 19 años, casó en San Pedro del Mojón con Zoila Quesada Campos, de 16 años, en 1895 formando la familia Quesada-Quesada.

(ver 3.1.9.10 más adelante, en la Dinastía de Ceferino Quesada Prado)
Luego, Jesús, a su regreso de El Salvador (por cierto, hay que investigar las andanzas de Jesús en El Salvador…), en sus 50 años casó con María Manuela del Socorro Carvajal Quesada-1898, de 27 años (hija de Guadalupe Quesada y Federico Carvajal) en 1926 (dispensa por tercer grado por línea colateral y afinidad en segundo grado), formando la familia Quesada-Carvajal.

Al enviudar, Jesús, de 52 años, casó con María Elena Zeneida del Socorro Quesada Cubero, de 19 años, en Guadalupen.1919 (hija de Francisco Quesada Quesada y Criselda Cubero G.), también dispensados por tercero con segundo grado por línea desigual, en 1928, formando la familia Quesada-Quesada.
Para un mejor orden, y tomando en cuenta que las esposas de Jesús eran de la familia, vamos a colocar su descendencia debajo de cada una de las señoras, más abajo en estas genealogías.

1878- Ramona Inés Quesada Vargas. Casó con José Solís Blanco (n. 1875, hijo de Segundo y María). Tuvieron 11 hijos en Cedros de Sabanilla y San Ramón de La Unión, los Solís-Quesada:

1897- Ramón Francisco Eduardo Ismael Solís Quesada. Casó en Naranjo de Alajuela, en 1920 con Graciela Gutiérrez Marín (hija de Víctor y Teodora). Tuvieron 6 hijos Solís-Gutiérrez en Naranjo centro:

22/09/1921- Benigna Ramona de las Piedades Solís Gutiérrez.

30/07/1922- José Ismael Ramón de las Piedades Solís Gutiérrez.

24/06/1923- Juana Dora del Carmen Solís Gutiérrez.

27/07/1924- Dora Natalia del Rosario Solís Gutiérrez.

21/04/1926- Luis Santana de Lourdes Solís Gutiérrez. Casó en Naranjo en 1948 con Teresa Porras Alvarado, formando la familia Solís-Porras.

07/06/1930-Víctor Antonio del Carmen Solís Gutiérrez-07/07/2010. Casó con Aracelly Arce Agüero, en Naranjo en 1953, formando la familia Solís-Arce.

1899- José Nicanor Gabriel del Socorro Solís Quesada.

1901- María Inés Élida del Rosario Solís Quesada.

1903- Ramona Petronila Dulcelina del Rosario Solís Quesada. Casó en Naranjo en 1926 con Leonardo Sánchez Arias, hija de Benjamín y María. Tuvieron 5 hijos en Naranjo Sánchez-Solís:

24/07/1921- Juana Antonia Esperanza Sánchez Solís.

30/12/1922- Emilia Benigna de las Piedades Sánchez Solís.

04/11/1924- Miguel Ángel Antonio del Socorro Sánchez Solís.

04/01/1927- Benjamín Antonio del Socorro Sánchez Solís.

10/05/1930- Germán Antonio del Perpetuo Socorro Sánchez Solís. Casó en Naranjo con Socorro Rojas Blanco, en 1957. Tuvieron 7 hijos Sánchez-Rojas, bautizados en Naranjo y San Ramón.

1905- María Ester de la Trinidad Solís Quesada.

1907- Juan Rafael del Rosario Solís Quesada, en San Ramón.

1909- Juan Bautista del Rosario Solís Quesada.

1911- María Teresa del Socorro Solís Quesada.

1913- José Paulino Eladio del Socorro Solís Quesada.

1915- Angélica María de las Piedades Solís Quesada.

1918- Emilia Benigna Feliciana de Jesús Solís Quesada.

1881-1919, Ramona Teresa de Jesús Quesada Vargas. Casó primero en San Pedro con Miguel del Rosario Álvarez (1883, hijo de Ramona, de Escazú) en 1911 y formaron la familia Álvarez-Quesada:

28/02/1912, Sara Bienvenida Caridad Álvarez Quesada, nacida y bautizada en San Pedro de Montes de Oca.

Luego, Teresa casó con Manuel Leitón, formando la familia Leitón-Quesada. Tuvieron a:

23/05/1913, Rita Peregrina de los Ángeles Leitón Quesada, nacida en Cedros y bautizada en San Pedro.

09/12/1914, Víctor Manuel Caridad Leitón Quesada, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con Criselda Vargas Chanto (hija de Exequiel y Gabriela) en Guadalupe el 06/07/1938, formando la familia Leitón-Vargas.

22/03/1917, Sara Vitalina de la Trinidad Leitón Quesada, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con José Villalobos (hijo de Rudesinda) en Naranjo el 16/06/1935, formando la familia Villalobos-Leitón.

1882-1884 Eduviges Petronila de las Piedades Quesada Vargas, gemela de Pedro Blas. Murió de ataque.

1882-1892, Pedro Blas de las Piedades Quesada Vargas, gemelo de Eduviges Petronila. Murió de calentura a los 10 años.

1884- Miguel Emeterio de Jesús Quesada Vargas. Casó con Lucrecia de las Piedades de Jesús Chinchilla Elizondo (hija de Concepción y Francisca) en San Pedro el 14/05/1919, formando la familia Quesada-Chinchilla:
-María Francisca de la Trinidad Quesada Chinchilla, n. 12/05/1910. Francisca tuvo a:
-Zoraida Quesada Chinchilla (Sibaja Quesada, 104091195), n. San Pedro de Montes de Oca-06/10/1930.  Casó con Nelson Primo Vega González (hijo de Silvio y Margarita) en La Soledad-11/10/1947, formando la familia Vega-Quesada:

-Xiomara Vega Quesada, n. San José-centro-14/10/1948.

1886-Juana Quesada Vargas, f. 1943 (de neoplasma de estómago). Casó con su primo Francisco Rudecindo Alvarado Quesada y más adelante se enlista los descendientes en el espacio de Francisco.
1888- Ramón Francisco Martiliano Quesada Vargas, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con María Delfina Mariana Vargas Herra (nacida en San Pedro en 1897, hija de Ceferino y Adela) en Guadalupe de Goicoechea el 29/09/1915, formando la familia Quesada-Vargas.

Hasta  marzo de 2012, no tenía más datos de esta pareja hasta que el 22/03/2012 recibí este agradable mensaje:

Buenas


Primeramente, le felicito por su obra de los Quesada.  Yo también he hecho unas investigaciones y me alegro mucho el encontrar este documento lleno de datos que concuerdan con los míos.

Parece que Ud. es un primo mío. Yo soy de los Quesada de San Ramón de Tres Ríos. Mi padre fue Francisco Quesada Vargas. Cuyos padres y abuelos míos fueron Francisco Quesada  y Mariana Vargas,  y mis bisabuelos fueron Juan Quesada y Feliciana Vargas, y mis bis bis abuelos fueron José Blas Quesada y Vicenta Eduvigues Montero Padilla. Y mis bis bis bis abuelos fueron Francisco Quesada y Vicenta Prado….wow!!! qué larga-extensa nuestra famila! 

Yo soy Estelle María de Los Ángeles Quesada Espinosa y fui bautisada en San Isidro de Coronado, año 1957.

Saludos y felicidades!

Increíble, tan enorme que veo El Bosque de los Quesada y al buscar en esta página a mi prima Estelle no la encuentro; al buscar a sus padres, no los encuentro; bueno, y los abuelos y demás antepasados sí los tenía.

Pero vean ustedes cuánta gente anda por ahí y es mi mismísima cepa… ¡hay que encontrarlos a todos!

Espero que Estelle sea un pilar para agrandar el bosque, plantar más arbolitos genealógicos y seguir haciendo historia.

Me fui para San Ramón a buscarlos, muy fácil me resultó, todos me decían que fuera a Calle Quesada.

En esta foto tenemos a Francisco con Mariana y dos de sus hijas, Rosario (esta Rosario se me antoja igualita a mi hermana Ermelinda) y Caridad, la niña es Norma. Luego vemos la foto de la foto de la vieja casa, derribada en 2007, ubicada en Calle Quesada de San Ramón de La Unión:

Bueno, Francisco y Mariana tuvieron 4 hijos Quesada-Vargas:

-05/08/1916, n. Montes de Oca, José Francisco (Pancho) Antonio Quesada Vargas, hijo del agrimensor de Miller quien casó en San Pedro-10/08/1940 con Ofelia Hernández Aguilar, formando la familia Quesada-Hernández,

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

y tuvieron 5 hijos:
Fernando Quesada Hernández, n. San Ramón de La Unión-1941, casado en San Pedro-1975 con María Elena Chanto Hernández, formando la familia Quesada-Chanto.

Reportan a Juan Ignacio Quesada Chanto, n. San José-1985. Por cierto, el pasado mes de mayo-2012 me dejó un mensaje al pie de esta página; espero que sea el punto de partida de otro grupo de Quesadas para agregar a este bosque.
Y bien, el esperado encuentro con los Quesada Chanto llegó el 28/07/2012 en que me fui para Granadilla de Curridabat a conocerlos. Nos hicimos esta foto general:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Aquí con el cabeza de familia,

Fernando Quesada Hernández (n. San Ramón-La Unión-23/05/1941); noto un parecido con papi y con mi hermano Luis Felipe:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Sacó su tiempo para hablarme de otros Quesadas que hay en los alrededores, por Paso Hondo, Sabanilla y otros sitios, y nos compartió el tesoro que guarda de cuando su abuelo era agrimensor de los Miller, la brújula. Le hice este video:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa
From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Otro de los tesoros que sacó fue esta foto de don Pancho Quesada:

También me mostró la primera página de un cuento de Magón, nuestro más reputado cuentista nacional, donde se menciona a José Blas Quesada Prado:
“Mi tío Chepe González”-Magón:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Su esposa María Elena Chanto nos enseñó las pinturas que adornan las paredes de la hermosa casa y me causó mucha gracia ver a la vaca Milagro entre ellas:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

 

Luego nos llevó a su taller y le pasó muchos volados a Gabi para que ella pinte

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

y hasta le obsequió un modelo para que pinte una casa guanacasteca:

Anduvimos por toda la casa y cuando encontré el rincón de Geovanni no hice más que exclamar: ¡Sí son unos Quesada!

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Y aquí está el primo que me contactó, Juan Ignacio Quesada Chanto, quien también le hace a la pintura a la vez que se dedica a la ingeniería:

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Lo que son las cosas, otro de los entretenimientos de Juan Ignacio es la genealogía, pero estaba trabajando para la iglesia de Arenilla de Cartago y con el apellido Chanto, cuando tropezó con su nombre en este este blog y ahora yo le voy a fijar la atención en la rama Quesada.
Aquí coloco los datos genealógicos de estos Quesada Chanto:
Geovanni Fernando Quesada Chanto, n. San José-15/11/1976.

Geovanni Fernando interpretó varias piezas para nosotros:

El Torito.
Y Viva España.
La Bikina.
Diablo con vestido azul.
-Cristian Quesada Chanto, n-San José-06/11/1979. Casó en Barva con Hilda Noelia Espinoza Herrera, formando la familia Quesada-Espinoza. Tienen un hijo:
-Josué Quesada Espinoza, n. 26/12/2010.
-Luis Diego Quesada Chanto, n. Catedral-12/12/1981.
Juan Ignacio Quesada Chanto, n. San José-22/03/1985.

El segundo de los hijos de Francisco y Ofelia es:
Carlos Eduardo Quesada Hernández, n. Tres Ríos-1956, casó en San Pedro-1977 con Nora Patricia Villalobos Barboza, formando la familia Quesada-Villalobos:
-Eduardo José Quesada Villalobos, quien ese día lavaba el carro, n. San José-1977:

Pablo Quesada Villalobos, n. San José-1981, casó en San Rafael de Montes de Oca-2003 con Shirley de los Ángeles Segura Chanto, formando la familia Quesada-Segura.
Reportan a Jimena Isabel Quesada Segura, n. San José-2007.

CJQV, 1983..
Esta foto me la hice con Carlos, síndico de la Muni de La Unión:


-Virginia Quesada Hernández,


-Manuel Antonio Quesada Hernández, n. 11/05/1952 y f. 04/03/2014. Lo conocí personalmente, mas no pude hacerle la foto.

-Ana Isabel Quesada Hernández, n. San Ramón-La Unión-Cartago-15/09/1944.

Ana Isabel casó en Lourdes de Montes de Oca-18/10/1969 con Marco Tulio Brizuela Monge, formando la familia Brizuela-Quesada.

Reportan a:
Grettel Damaris Brizuela Quesada, n. San José-centro-14/04/1970.
-Marco Vinicio Brizuela Quesada, n. San José-centro-30/03/1976.

Además, José Francisco Antonio, con Carmen Espinoza Murillo (hija de Rogelio y Claudia), tuvo 2 hijas Quesada-Espinoza:
Estelle María de los Ángeles Quesada Espinoza, n. en Coronado-11/09/1957.

Estelle casó con el mexicano Vicente Rodríguez Haros en 1980, formando la familia Rodríguez-Quesada hasta 1988, luego de varios años de separada. Tuvieron a:

-Deniese Yadira Rodríguez Quesada, quien casó con Michael Flood, en Texas, y tiene dos hijos Flood-Rodríguez:

-Alisse Flood Rodríguez,

-Nicolas Flood Rodríguez,

Posteriormente, Estelle tuvo dos hijos con Raymundo Gonzales Olivas, los Gonzales-Quesada:

-Michael Raymond Gonzáles Quesada, n. 1986,

-Sthepanie Gabriella Gonzáles, n. 1993.

Estelle con sus hijos Sthepanie Gqabriella y Michael Raymond:

From Los-Quesada


-Bárbara Ana Quesada Espinoza, n. 07/29/1959, quien estubo casada con Mauricio Cordero Espinoza, hijo de su tía Cecilia Espinoza de Cordero.

Finalmente, José Francisco Antonio, hasta donde se conoce, tuvo varios hijos con María Luisa Montero Porras, cc. Navarro Montero (hija de Jesús Navarro Aguilar y Carmen Montero Porras); entre ellos, la familia Quesada-Navarro:

-José Francisco Augusto Quesada Navarro, n. San José-02/08/1965.

José Francisco casó en Grecia-1988 con Iyel de los Ángeles Lara Berrocal, formando la familia Quesada-Lara.

Reporta varios  hijos:

Andrey Quesada Lara, n. Atlanta, Georgia.

-José Francisco Quesada Lara, n. Grecia-20/02/1990.

-Gingeth Alina Quesada Lara, n. Grecia-31/08/1996.

José Antonio Quesada Navarro, n. San José-30/06/1969.

José Antonio casó en Grecia-1991 con Angelly Patricia Ramírez Fonseca, formando la familia Quesada-Ramírez.

Reporta los siguientes hijos:
-Keity Fabiola Quesada Ramírez, n. Grecia-10/08/1993.
Valeria Quesada Ramírez, n. Somerset, Somerville, New Jersey-28/03/2000.

-Jonathan José Quesada Ramírez, n. Somerset Somerville, New Jersey, EUA-14/01/2004.

Esperaba conocer a José Antonio en la Semana Santa del 2012 que vino de Texas, pero no pude; me lo impidieron La Fortuna, Grecia, playa Panamá y muchos otros lugares que visitó.

Tampoco lo pude conocer en el 2014, que vino al cumpleaños de su hija en agosto.

Seguimos…

Rosario, Aquiles y Caridad

-23/11/1919, María Adela del Rosario Quesada Vargas, de quien no encuentro datos. Pero vean lo que son las cosas:

El 02/04/2012, Jorge Alberto Rivera Quesada me dijo que Raúl Sirias Quesada tiene un árbol genealógico, que vive por la entrada al barrio Holandés (voy a ir a buscarlo).
Buscando a Raúl, encontré:
Raúl Sirias Quesada, n. Tres Ríos-11/04/1954. hijo de Rosario Quesada Vargas y José Higinio Ricardo Sirias Suazo (n. Líbano de Tilarán-1921 (aunque en el documento de bautizo dice que el 11/01/1922), hijo de Patricio y Angélica).

Raúl, casado en 1983 con Consuelo María Escobar Morales y divorciados en 1988. Raúl, casó nuevamente en San José-1988 con Lucrecia Mata Vega, formando la familia Sirias-Mata.

Reporta un hijo:

Raúl Sirias Mata, n. San José-1988.

Entonces, Rosario, formó la familia Sirias-Quesada, pues casó en Tres Ríos-1943 con Ricardo Sirias.
Reportan otra hija:

Norma Sirias Quesada, n. San Ramón de La Unión-19/09/1945, casó en Tres Ríos-1967 con Carlos Luis Granados Fernández.


-Aquiles del Rosario Quesada Vargas, n. Cedros-15/04/1923 y f. San Ramón de La Unión-20/07/2013.

Esta es la foto que me hice con Aquiles el 02/04/2012, :

Aquiles casó en Guadalupe-1906 con Luzmilda Cerdas Valverde, formando la familia Quesada-Cerdas. Tuvieron 6 hijos:

-Zaida Quesada Cerdas, n. 1946, casada en Tres Ríos-1970 con Gilberto Rivera Fonseca,  formando la familia Rivera-Quesada (enviudó en 1966):

Reporta a:
Aquiles Enrique Rivera Quesada, n. 04/03/1974.

Aquiles Enrique casó en Pavas-19/01/2013 con Cinthya Johanna Blanco Mussio, formando la familia Rivera-Blanco. Reportan a: Alessandro Rivera Blanco, n. 10/07/2014.

-Francisco Quesada Cerdas, n. San Ramón de la Unión-1947.

-Rosa Lilliam Quesada Cerdas, n. La Unión-1949.

Rosa Lilliam casó con Rodrigo Salas Vargas en Tres Ríos-1967, formando la familia Salas-Quesada:

-María Elena Quesada Cerdas, n. San Ramón de la Unión-1956.

María Elena, casó con Carlos Araya Gómez en Lourdes-1978 formando la familia Araya-Quesada.

Reporta a:

María Luisa Araya Quesada, n. 30/01/1979.

De cuando estuvo casada con José Luis Brenes, reporta a

-Ignacio Andrés Brenes Araya, n. 06/12/2002.

Carlos Asdrúbal Araya Quesada, n. San José-25/11/1984.

-Hernán Gerardo Quesada Cerdas, n. San Ramón de la Unión-1958.

-Róger Alfonso Quesada Cerdas, n. San José-13/08/1967, casado en Ipís-1988 con Jovita Brenes Umaña, divorciados en 2005. Luego, casado en Gravilias-2005 con Silvia Elena Naranjo Mora.

Reporta una hija:
-Jaisyry Angeline Quesada Luna, n. 2010, con Génesis Saray Luna Solano.

Caridad Rita del Rosario Quesada Vargas, n. en Dulce Nombre-18/01/1926,

Caridad Rita del Rosario casó con Norberto Rivera, fomando la familia Rivera-Quesada:

-Jorge Alberto Rivera Quesada, n. San Ramón de La Unión-1945,

Jorge Alberto casó en Guadalupe-1971 con Flor María Vargas Cruz, formando la familia Rivera-Vargas.

Reportan a Gabriel Alberto Rivera Vargas, n. San José-1987.

-Oldemar Gerardo Rivera Quesada, n. San Ramón de La Unión-1948.

Oldemar Gerardo casó en San Isidro de Pérez Zeledón-1994 con María del Carmen Jiménez Jiménez.

Reportan a Sofía de los Ángeles Rivera Jiménez, n. SJ-1996; Gloriana de los Ángeles Rivera Jiménez, n. SJ-1999 y Oldemar Alejandro Rivera Jiménez, n. SJ-2001

Albán Gerardo Rivera Quesada (301860157), n. San Rafael de Tres Ríos-19/06/1950.

Albán Gerardo casó en Tres Ríos-1970 con María Eugenia Barboza Quirós.

Reportan a Mariana Rivera Barboza, n. San José-1993

-Arnoldo Norberto Rivera Quesada, n. 15/03/1958.

casado en Hatillo-1984 con María Cecilia Hidalgo Román (n. San José-1947, hija de Miguel Ángel y Betty.

Reportan a:

Nathalie Rivera Hidalgo, n. 1987 y a Rebeca de los Ángeles Rivera Hidalgo, n. 1989.

Elizabeth Rivera Quesada, cc Argentina Rivera Quesada, n. Tres Ríos-1953

Elizabeth casó en San José-1984 con Carlos Luis Chacón Madrigal.

Reportan a Stephanie de Jesús Chacón Rivera, n. 1985,  Carolina de Jesús Chacón Rivera, n. 1985 y Luis Ernesto Chacón Rivera, n. 1987.

-Roxana Rivera Quesada,


Norberto Mario, (1961-2002):

Seguimos…
-1890- José Francisco Ramón Yrineo Quesada Vargas, de San Pedro de Montes de Oca. Casó en 1913 en Guadalupe con Elena Solís Vargas, nacida en 1896 (hija de Raimundo y Criselda). Tuvieron 10 hijos Quesada-Solís:

-19/06/1914, Juan María Feliciano del Socorro Quesada Solís, en Guadalupe, oriundo de Mata de Plátano. Casó con María González Monge en Cartago, en 1938, formando la familia Quesada-González.

El 10 de mayo encontré algunos descendientes de Juan María Feliciano y María:

-Juan Rafael Quesada González, n. Cartago-31/08/1939, quien casó en 1961-d.1986 con Gloria Sandoval Solís, formando la familia Quesada-Sandoval:

Reportan a

-Sonia María Quesada Sandoval, n. Tres Ríos-20/02/1961,

-Rosibel de los Ángeles Quesada Sandoval, n. Tres Ríos-21/06/1963.

Rosibel casó en San José-08/09/1988 con Wilberth Charpentier Lobo, formando la familia Charpentier-Quesada.

Reportan a:

-Brigitte Michelle Charpentier Quesada, n. 25/03/1989.

Geraldine Stephanie Charpentier Quesada, n. 16/09/1991.

Andrei Steve Charpentier Quesada, n. 30/12/1993.

Luego, Juan Rafael casó en San José-1988 con María Eugenia Conejo Marín, formando la familia Quesada-Conejo.

-Flor María de Claret Quesada González, n. 20/02/1962, quien casó en Tres Ríos-1984 con Mario Alberto Sanabria Navarro, formando la familia Sanabria-Quesada.

Reportan a Jerry Alberto Sanabria Quesada, n. 1986.

Seguimos…

28/08/1915, María Celina (Celia) del Socorro Quesada Solís, en San Pedro. De 15 años, casó en Paraíso-1930 con Juan Rafael Cruz Quesada (hijo de los paraiseños Luis Cruz y Julia Quesada. Julia era hija de Dionisio Quesada y Rosa H(F)ernández. Dionisio, hijo de Juan Bautista Quesada y María Nicolasa Quirós. Juan Bautista, hijo de Cosme Damián Quesada y María del Carmen Solano. Cosme, hijo de Manuel Esteban Quesada y Juana Calderón. Esteban, hijo de Sebastián Quesada y Antonia Salas… bueno, ya esto es un árbol dentro de otro árbol,  un higuerón. Lo hice para descartar que Julia y Luis fueran parientes y me interesó porque nunca he encontrado un lazo entre los Quesada de Paraíso y misQuesada.), de 22 años, nacido en 1908 en Birrisito. Formaron la familia Cruz-Quesada.

-12/12/1916 – +1921, Guadalupe Elena Paulina Quesada Solís, en San Pedro, oriunda de Cedros.

-10/06/1920 – +1920, José Manuel Antonio Quesada Solís, en San Pedro, oriundo de Cedros.

-22/01/1922, María Paulina del Socorro Quesada Solís, en San Pedro, oriunda de Cedros. Casó en 1956 en San Pedro con Antonio Chacón Leitón, formando la familia Chacón-Quesada.

-04/03/1923, Emma Celina del Socorro Quesada Solís, en San Pedro de Montes de Oca, oriunda de Cedros.

-16/11/1924, José Antonio Manuel Quesada Solís, en San Pedro. Falleció de 70 años el 29/06/1998, y no registra matrimonio ni hijos, según consulta del 03/04/2011.

-10/10/1926, María Teresa Deifilia del Rosario Quesada Solís, en San José, El Carmen.

-08/05/1928, José Antonio Efraín Quesada Solís, nacido y bautizado en Tres Ríos. Casó con Marta Chacón M. en San Juan de Tibás en 1930, formando la familia Quesada-Chacón. Falleció el 29/06/1998.

-22/06/1930, José Joaquín Manuel Quesada Solís, bautizado en Paraíso, oriundo de Birrisito. Falleció el 21/08/1994.

-1893/02/25- Ramona Francisca Vicenta Eduviges Quesada Vargas, bautizada en San Pedro.

El 16/08/2012 adiciono estos datos acerca de Ramona Francisca Vicenta Eduviges, a quien llamaban Vica:

Casó el 21/11/1910 en San Pedro con Rubén Gutiérrez Vargas (n. 1890 y f. 01/12/1932, hijo de Emilio y Ana), formando la familia Gutiérrez-Quesada:

-Jose Manuel del Socorro Gutiérrez Quesada, n. San Pedro-01/09/1911.

-Juan Bernabé de la Caridad Gutiérrez Quesada, n. San Pedro-12/11/1912. Casó en Guadalupe-1939 con Belén Lizano Durán.

-Ramón Emilio Carmen Gutiérrez Quesada, n. Cedros-31/08/1914 y f. 13/04/1993. Casó en Barva-03/09/1933 con Carmen Villalobos Loaiza.
-María Cristina Josefa del Socorro Gutiérrez Quesada, n. Mata de Plátano-24/11/1916.
-María Luzminda de los Angeles Gutiérrez Quesada, n. Guadalupe-05/03/1919.
-María Vitalina del Rosario Gutiérrez Quesada, n. Guadalupe-02/10/1921.
-María Margarita Josefa de Jesús Gutiérrez Quesada, n. Mata de Plátano-10/12/1922 y f. 06/11/1983. Casó en Guadalupe-22/06/1940 con Oscar Meneses Meneses.
-Es la madre de Emilio Gutiérrez Quesada, n. Guadalupe-02/12/1955.

-María Antonia Ofelia Gutiérrez Quesada, n. Guadalupe-09/04/1924. Casó en Guadalupe-09/03/1963 con Rafael Angel Retana Castro.
-María Antonia Isabel Gutiérrez Quesada, n. 31/07/1925.
-Carlos Luis Antonio Gutiérrez Quesada, n. Mata de Plátano-18/11/1927. Casó en Guadalupe-28/02/1953 con María del Carmen Oviedo Chaves.

Sigue…

1853- Eleuteria Felis de Jesús Quesada Montero, en El Carmen, San José.

Esta personita se me había quedado muy solita. El 02/01/2013, investigaba la genealogía de Juan Ramón Navarro Flores (mencionado hace un rato a propósito de Eduviges Vicenta Montero)  y llegué hasta una Jesús Quesada Montero. Encuentro que Eleuteria Felis de Jesús es la candidata idónea; veamos, pego los datos tal como los coloqué en la intromisión:

Juan Ramón Navarro Flores, n. San José-centro-19/10/1954, hijo de Ciro Navarro González y Zulay María Francisca Flores Mora.

Zulay, n. La Unión-01/05/1925, hija de Juan Bautista Flores Castro (hijo de Jesús y María) y Nelly Mora Quesada. Tuvieron otros hijos Mora Quesada: Clemencia Francisca Maura n. 1913, Edwin Francisco Ciriaco n. 1917, Juan Bautista Francisco n. 1920, Flora Francisca de las Mercedes n. 1911.

Nelly, n.y f. 04/07/1921, hija de Canuto Mora Siles y Jesús Quesada Montero. Reportan otros hijos Mora Quesada bautizados en El Carmen de San José, Curridabat y en San Pedro de Montes de Oca: Víctor Francisco Manuel del Socorro 1894-1919, María 1878-1918, Pedro Alberto n. 1868, Rafaela Angélica de los Ángeles n. 1876 (posiblemente la que casó con Francisco Dittel Brenes), Francisco María Federico n. 1885, María Francisca Élida n. 1887, María Rosa n. 1871 y casada en El Carmen-1889 con Respicio Calderón Orozco, Ana María Francisca de la Trinidad n. 1890, María Estéfana de Jesús n. 1872, Pedro 1870-1870. No encontré los datos de nacimiento-bautismo de Nelly.

-1845-Rafaela Quesada Montero. Casó con Clemente Brizuela Salamanca (1827-1902, hj-de José y Dolores) el 12/06/1863 en El Carmen, formando la familia Brizuela-Quesada y tuvieron varios hijos:
-1860, Cristina Brizuela Quesada,  falleció de enfisema pulmonar en San Pedro-07/09/1935. Había casado con Teófilo Barquero Rojas, formando la familia Barquero-Brizuela.

-24/07/1864,  Ramona Cristina Brizuela Quesada, bautizada en San Pedro.

-17/01/1866, Rafael Antonio Brizuela Quesada, bautizado en San Pedro.

-11/03/1868, Vicenta Clementina Brizuela Quesada, nacida en San Pedro.

-29/11/1869, Marcos Gabriel Brizuela Quesada, bautizado en Guadalupe.

-13/05/1871, Miguel Bonifacio Brizuela Quesada, nacido en San Pedro

-10/05/1873, Ana María Brizuela Quesada, bautizada el 11 en San Pedro.

-Rafaela Quesada Montero falleció de influenza en Sabanilla-26/03/1920 a los 75 años, ya viuda de Brizuela.

-Rafaela y Clemente fueron padrinos de bautismo de María Rafaela Rita Brizuela, hija de Rafael Brizuela y Trinidad Quesada en 1895. Esta María Rafaela Rita, b. 12/10/1895 en San Pedro, pero nativa de Sabanilla, casó en San Pedro-29/08/1923 con su pariente Otoniel Carvajal Alvarado, formando la familia Carvajal-Brizuela.

Rafaela y Otoniel fueron los padres de Carlos Manuel Carvajal Brizuela, mi excompañero Curro del Banco de Costa Rica, n. 23/08/1935:

José Manuel, casado en San Pedro-30/01/1966 con Blanca Rosa Díaz Díaz, formando la familia Brizuela-Díaz:

-José Manuel Carvajal Díaz, n. San José-centro-05/04/1967:

¿Cuál era la relación de parentesco entre Rafaela y Otoniel?

Vimos que Rafaela era hija de Rafaela Quesada Montero y Clemente Brizuela Salamanca, y nieta de

Juan Quesada Vargas y Feliciana Vargas Zamora. Asimismo, Otoniel lo era de Trinidad Quesada y Rafael Brizuela y este Rafael no era ni más ni menos que Ramón Rafael Clemente Fermín Brizuela Quesada, hijo de Trinidad Quesada.

-1855-1858 Micaela Mauricia Medarda Quesada Montero, en San José.

-1857-Ramón María Quesada Montero, en Guadalupe. 24 años después, en 1881, hicieron una anotación en el registro de bautismo, cambiando el nombre de pila de Rafael de Jesús a Ramón María Quesada Montero, ¿Qué habrá pasado?. Imagino que a la hora de la boda, fue necesario.

-1860-1925, Margarita de Jesús Quesada Montero, bautizada en Guadalupe de Goicoechea. Casó con Rafael Alvarado Brizuela (hijo de Juan y Jacoba) en San Pedro el 21/06/1875. Tuvieron 12 hijos Alvarado-Quesada:

-16/06/1876, Francisco María Celso Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro de Montes de Oca. Casó con Delfina Vargas en San Pedro el 30/04/1913, formando la familia Alvarado-Vargas:

-14/02/1915, Isabel Ramona de la Trinidad Alvarado Vargas, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con José Alcázar Estrada en San Pedro el 03/12/1932, formando la familia Alcázar-Alvarado.


-31/08/1877, Ramona Rafaela Belarmina Alvarado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro.

-26/05/1879, Rafaela Florinda Felipa Alvarado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro.

-01/03/1881, Francisco Rudecindo Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

El 15/04/2012 encontré un dato sobre un hijo legítimo de Francisco Rudecindo, con su prima María Quesada Vargas, o sea que formaron la familia Alvarado-Quesada:
-28/09/1913, Mardoqueo Claudio de la Caridad Alvarado Quesada, quien casó en San Pedro-1935 con Ángela de la Caridad Carvajal Alvarado (n. 02/08/1911 y f. 29/08/1995, hija de Guillermo y Florinda), formando la familia Alvarado-Carvajal.

Francisco Rudecindo Alvarado Quesada había casado en San Pedro-29/04/1903 con su prima Juana Quesada Vargas (de la cual no tengo datos), mediante dispensa por impedimento de consanguinidad en segundo grado por línea colateral igual y previo permiso paterno de la novia; él de 22 y ella de 17.
Bueno, y tuvieron varios hijos además de ese Mardoqueo de 1913:

-14/05/1905, Ramona Amparo del Margarita Alvarado Quesada, reportada como nacida en San Pedro.

-1906 y f. 1924 (de daño en los riñones), Margarita Alvarado Quesada.

-02/06/1908, Amelia Celmira de las Piedades Alvarado Quesada, nacida en San Pedro.
-05/09/1910 y f. 1912 (bronquitis), Paulina María del Carmen Alvarado Quesada, bautizada en Guadalupe, pero dice que es de San Pedro.

-17/05/1915, Paulina Amelia de la Trinidad Alvarado Quesada.

-09/03/1917, nacida en Sabanilla, Amelia Marta de los Ángeles Alvarado Quesada. Casó en 1942 con Rafael Sánchez Monge.

-11/03/1920, Elia Cristina Francisca Alvarado Quesada, nacida en Sabanilla.
-28/01/1912 y f. 1922 (de bronquitis, en Sabanilla), José María Luis Inocente del Socorro Alvarado Quesada, reportado como nacido en San Pedro.
-16/07/1924, Margarita Feliciana de Jesús Alvarado Quesada, reportada como nacida en Curridabat. Casó en San Pedro-1947 con Rafael Luis Soto Naranjo.

Seguimos…

-20/01/1883, Antonia Vicenta Eduviges de Jesús Alvarado Quesada, nacidad y bautizada en San Pedro.

-06/06/1885, María Josefa Paulina Alvarado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro.

-05/10/1888, María Rafaela Zahara Alvarado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con Gregorio Aguilar Sibaja (hijo de Mauricio y Hermenegilda) en San Pedro el 1/07/1912. Tuvieron 7 hijos Aguilar-Alvarado:

-21/05/1913, Carmen Aminta Eliceria Aguilar Alvarado, nacida y bautizada en San Pedro.

-27/10/1914, Herminia Vicenta del Carmen Aguilar Alvarado, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con José Ángel Vargas Rojas el 15/09/1940 en San Pedro, formando la familia Vargas-Aguilar.

-09/10/1917, Daria Dionisia Antonia Aguilar Alvarado, nacida en Sabanilla y bautizada en San Pedro.

-07/07/1918, Francisco Julio Aguilar Alvarado, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro. Murió de influenza en 1920.

-30/01/1921, Héctor Pedro Francisco Aguilar Alvarado, nacido en  Sabanilla y bautizado en San Pedro.

-20/12/1922, Francisco Fabián Aguilar Alvarado, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro. Casó con Grace Muñóz Vargas en La Merced, el 08/08/1959, formando la familia Aguilar-Muñóz.

-26/11/1928, Francisco Javier Gregorio Fausto Aguilar Alvarado, nacido y bautizado en San Pedro.

-03/09/1890, Rafael Tobías Mauricio Ysaías Alvarado Quesada, bautizado en San Pedro. Casó con la cubana de Matanzas, Juana María Soria, en New York (La Esperanza) el 12/08/1936, formando la familia Alvarado-Soria.

-07/09/1892, José María Livorio Natividad Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

-01/02/1895, María Ramona Brígida del Socorro Alvarado Quesada, bautizada en San Pedro. Por error le consignaron el matrimonio que corresponde a su hermana María Francisca Elvira, quien nació en 1902.

-05/12/1896, Abel Sabas Ramón María Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con María Angulo Aguilar, en Santa … el 23/09/1943, formando la familia Alvarado-Angulo.

-04/03/1898, José María Casimiro de Jesús Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

-27/11/1899, Juan Bautista Claudio Primitivo Alvarado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con Luzmilda Delgado Quesada en San Pedro el 29/04/1922, formando la familia Alvarado-Delgado.


-25/01/1902, María Francisca Elvira Alvarado Quesada, bautizada en San Pedro el 05/02.  Casó a los 20 años, en su propia casa en Sabanilla,  con Ramón Bernabé Ysmael Sibaja Prado, (de 27 años, n.1888- hijo de Abelino y Adela Prado Jara) en San Pedro, el 21/11/1915, formando la familia Sibaja-Alvarado en Sabanilla. Obtuvieron dispensa del Vicario general José Zamora por vínculo de parentesco por consaguinidad en cuarto grado por línea colateral igual:

-20/09/1916, Alfonso Paulino Ramón Sibaja Alvarado, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro el 19/11. Vecino de Sabanilla, casó con Carmen Vega Abarca (n.1923 en Guadalupe, hija de Recaredo y Mercedes) el 9/11/1940 en Guadalupe, formando la familia Sibaja-Vega.

-21/09/1921, Mateo Ramón Bernabé Sibaja Alvarado, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro el 25/09.

-24/06/1923, Jaime Ramón Francisco Sibaja Alvarado, bautizado en San Pedro el 12/12.

-14/06/1925, Argentina Ramona Sibaja Alvarado, nacida en Sabanilla y bautizada en San Pedro el 21/06. Casó con Alfonso Rodríguez Trejos en San Pedro el 26/05/1945, formando la familia Rodríguez-Sibaja.

-13/07/1927, Manuel Francisco Ramón Sibaja Alvarado, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro el 23/07. Casó con Cecilia Morales Rojas en La Soledad el 06/12/1952, formando la familia Sibaja-Morales.

03/09/2011:

En este campo quiero reflexionar sobre la unión de los Quesada y los Sibaja, porque me vienen a la mente algunos recuerdos de cuando niño:

“Íbamos Jose y yo por la calle hacia la plaza, el sol lo iluminaba todo; veíamos al pasar la casa de adobes de los Prado y la cantina de Juan, cuando nos llamaron dos viejitos desde el corredor de una enorme casa victoriana criolla, la casa de los Sibaja. Ya lo esperábamos, porque había ocurrido varias veces. La casa estaba de lado, es decir, desde el portón se veía el frente en perspectiva de izquierda a derecha y para llegar había que pasar el portón de hierro forjado, subir una leve pendiente ajardinada, subir una grada y correr el portoncito de madera para entrar al corredor (esa casa la demolieron hace poco para ubicar el +x-).

Ahí, nos preguntaban por el veraneo, cómo nos estaba sentando, si había venido papi, cómo estaba San José, etc. Luego la señora entraba y nos traía una copita de vinagre, que tomábamos precipitadamente.

Al contacto de los labios con el néctar, dentro de los cachetes se nos hacía un escosor y uno imaginaba terminaciones nerviosas expandiéndose de placer, algo similar a cuando se muerde un cas o se chupa un limón ácido.

La bebida nos arrugaba la cara, pero luego pasábamos un buen rato degustando y relamiéndonos, con el paladar agradecido.

Ellos eran bastante mayores y parcos en el hablar, pero uno sentía ese cariño que un abuelo puede transmitir a un infante.

Nos despedimos y rapidito llegamos a la plaza”.

Bajé una foto que subió Julio Sibaja y ahora la subo para compartirla en este entorno, pues la historia de mi familia es la historia de un pueblo y sus familias vecinas. Si afinan la vista, ese Jaime-Sibaja que aparece en la foto podría ser sustituido por la imagen de Dagoberto-Sibaja y casi no se notaría, jajaja… no pierden el aire de familia:

(http://www.nacion.com/2011-08-28/Proa.aspx)

Bueno, y en esa foto hay más: dos íconos de Sabanilla: Morita, el pecoso y sonriente chofer de años de años y la clásica casadora que subía y bajada a cada rato por la angosta y agrietada calle de la querida Sabanilla.

Y ya que mencioné a Dagoberto, me puse a investigar, veamos:

Dagoberto Ramón Sibaja Morales, n. San José-1959, hijo de Manuel Francisco Sibaja Alvarado y María Cecilia Morales Rojas.

Manuel Francisco, n. Sabanilla-1927, f. 2005, hijo de Barnabé Sibaja Prado y Elvira Alvarado Quesada.

Elvira no es otra que María Francisca Elvira Alvarado Quesada, nieta del hermano de mi bisabuelo José Ramón: José Blas Quesada Prado.

Luego, María Francisca Elvira  casó con Gonzalo Delgado 09/09/1925, (hijo de Salvador Delgado y Cupertina Quesada) en San Pedro formando la familia Delgado-Alvarado. En el documento de boda hay una anotación indicando que Gonzalo es un nombre adicionado posteriormente, pues fue bautizado como Isidro Salvador Felipe del Socorro Delgado Quesada. Otro dato curioso que descubro el 20/02/2011 es que al ver el acta de la boda indican que no hubo que sacar dispensa, pero esa Cupertina, la suegra de Elvira, era hija de Felipe Quesada Portuguéz y Petronila Cruz, y por lo tanto, también de la familia, jajaja.

El 11/03/2012 encontré su bóveda en San Pedro:

Formaron  la familia Delgado-Alvarado:

-01/08/1926, Francisca Clemencia Esperanza de Jesús Delgado Alvarado, nacida en Sabanilla y bautizada en San Pedro el 15/08. Falleció el 15/05/2007.

Precisamente el 30/03/2015 me informó Patricia Sandoval Chacón que esta señora no es otra que mi profesora de Estudios Sociales en segundo año del Liceo de Costa Rica, allá por el año 1967, la famosa Menchita Delgado. Solamente una vez me preguntó por mi papá, y yo supuse que era por haber sido compañeros ya que él también dio algunas clases de música en nuestro viejo liceo.

Qué alegría esta noticia, mi querida Menchita, familia mía.

-08/10/1927, Francisco Rubén del Socorro Delgado Alvarado . Casó con Olga Sánchez Bolaños en Sabanilla el 06/05/1950, fomando la familia Delgado-Sánchez.

-16/01/1929, María Alicia de Jesús Delgado Alvarado, nacida en Sabanilla y bautizada en San Pedro el 07/05. Casó con Mauro Eduardo de Jesús Molina Umaña, en La Dolorosa, el 07/07/1951, formando la familia Molina-Delgado.

Nota:

El 01/05/2016 me escribe Marco Antonio Pérez:

¿Cómo le va,  don Gerardo? Estaba leyendo su genealogía de los Quesada, muy interesante.

Yo soy bisnieto de Isidro Salvador Delgado Quesada, padre de Clemencia Delgado Alvarado y otros.

Don Isidro tuvo varios hijos:

Rubén Delgado Alvarado, Clemencia Delgado Alvarado  y Alicia Delgado Alvarado, que usted menciona; sin embargo, le faltaron varios.
Rubén se casó y tuvo 2 hijos Olga Delgado y Roberto Delgado. Olga tuvo 1 hija Ana Laura y Roberto tuvo 2 hijos.

Gonzalo Delgado Alvarado, quien se casó en los ochentas y se divorció. Murió soltero y no tuvo hijos.

Dra Elizabeth Delgado Alvarado, quien contrajo 3 nupcias: con un alemán, con un estadounidense y con un nicaragüense, ella no tuvo hijos pero al parecer durante el matrimonio el nicaragüense si los tuvo.

Virginia Delgado Alvarado, contrajo matrimonio con Fernando Espeleta. Tuvo 5 hijos:

Fernando Espeleta, quien se casó y divorció con Fresia tuvieron 2 hijos, Alonso  y Diego

Giselle Espeleta, unión libre con Federico Víquez tuvieron 3 hijos, Gloriana, Cristina y Alejandro.

Ileana Espeleta, casó con Manuel Secundino Loáiciga, tuvo 3 hijos, Felipe, Monica y Catalina

Virginia Espeleta , casó con Luis Muñoz tuvo 4 hijos:

Jose Pablo, Andrea, Gabriela, Laura

Javier Espeleta, casó con Adriana tuvo 2 hijos, no sé los nombres.

Alicia Delgado Alvarado tuvo a:

Flor Ivette Molina quien casó con Dr. Marco Antonio Pérez en San José centro; tuvieron a Marco Pérez.
Muchas gracias al amigo y primo Marco Antonio Pérez Molina. Y mucho me alegra tener noticias de familiares más cercanos a mi querida profesora.


-19/11/1929, María Cecilia Ramona Hermenegilda Sibaja Alvarado, nacida en Sabanilla y bautizada en San Pedro el 30/11. Casó con Raúl Vargas Colombari en San Pedro, el 23/03/1952, formando la familia Sibaja-Vargas.
seguimos…

-1862- Sara de Jesús Quesada Montero, en San Pedro, f. 01/01/1930, de 65 años. Sara casó el 26/06/1882 en San Pedro mediante dispensa por segundo grado de consanguinidad, con Juan Rafael de Jesús Quesada Campos, hijo de su tío Seferino Quesada Prado.

Bóveda de Sara y Juan Rafael en el cementerio de San Pedro de Montes de Oca. Ellos eran descendientes de Blas y Seferino Quesada Prado:

Estoy a la espera de que el panteonero Soto, me ponga en contacto con Uldemar Quesada, que es quien está a cargo del mantenimiento de esta hermosa y cuidada bóveda.

Sara y Juan Rafael tuvieron 11 hijos Quesada-Quesada:

1883–Francisco León de Jesús Quesada Quesada, nacido y bautizado en San Pedro (por error consignaron que era hijo de Patricio de Jesús Quesada). Casó con Criselda Cubero Gutiérrez (1892-1950, hija de José Cubero Muñóz y Elena Gutiérrez Jiménez) el 17/17/1907, en Guadalupe de Goicoechea, formando la familia Quesada-Cubero.

Esta unión de los Quesada con los Cubero es un hito importante en la historia de los cantones de Montes de Oca y Goicoechea, pues une familias enormes y famosas. Mi amigo Jorge Luis Mora Gutiérrez me obsequió una foto de Francisco León de Jesús:

Jorge Luis Mora Gutiérrez muestra muy bien este enlace de familias en su árbol.

Tuvieron 7 hijos Quesada-Cubero en Mata de Plátano:

18/01/1909, María Elena Zeneida del Socorro Quesada Cubero, oriunda de Mata de Plátano y bautizada en Guadalupe.

María Elena Zeneida del Socorro, casada en 21/04/1928 con Jesús Quesada Vargas (3ª boda de Jesús) reporta a:
José Roberto Quesada Quesada, n. 21/02/1936:

Hay que organizar esta descendencia de José Roberto y su esposa Cecilia de los Ángeles Rodríguez Barrientos, quienes casaron en 30/07/1960 formando la familia Quesada-Rodríguez:
-David Erick Quesada, casó con la Sra. Torres, formando la familia Quesada-Torres:
-David Erick Quesada, quien casó con Ericka Grey, formando la familia Quesada-Grey:
-Elijah Daniel Quesada
-Allisson Lorelay Quesada

-Zoe Isabela Quesada

-Mathew Quesada
Brandon Quesada


-José Francisco Quesada Rodríguez.

– Ana Luisa Quesada Rodríguez, casó con Esteban Laguna, formando la familia Laguna-Quesada:

Dain Laguna Quesada,
-Elizabeth Cecilia Laguna, quien casó con Eduardo Diez, formando la familia Diez-Laguna.
-Alaina Laguna,
-Natalie Laguna,
-Esteban Laguna,
John Laguna,

Elena Quesada Rodríguez, casó con Gilberto Oconitrillo, formando la familia Oconitrillo-Quesada:
Bryan Oconitrillo,
-Evan Mark Oconitrillo,

-Los Quesada Carrión

– Estela Quesada Quesada
-Hilda Leticia Quesada Quesada

También, María Elena Zeneida del Socorro reporta a:
Nora María de los Ángeles Quesada Cubero, n. Sabanilla-06/06/1946.


-04/12/1910 y f. 08/02/1984, José María Álvaro del Carmen Quesada Cubero, nacido en Mata de Plátano.

José María Álvaro del Carmen casó con Fulvia Calvo Cubero (n. 1913 y f. 2005, hija de Heraldo y María Adela) el 23/10/1930, formando la familia Quesada-Calvo.
-Carlos Luis Quesada Calvo, n. Sabanilla de Montes de Oca-04/07/1933 y f. 06/04/2014.

Carlos Luis casó con María de los Ángeles Rivera Chaves en Guadalupe-25/03/1960, formando la familia Quesada-Rivera:
Álvaro Enrique de la Trinidad Quesada Rivera, n. San José-centro-09/06/1960.
-Juan Carlos de la Trinidad Quesada Rivera, n. San José-centro-23/08/1961. Casó en Santa Teresita-Aranjuez-17/08/1990 con Lidiette María Sancho Zamora, formando la familia Quesada-Sancho.
Reporta a:
Mariana Quesada Sancho, n. 29/10/2001.


Alejandro Alfredo Quesada Rivera, n. San José-centro-10/08/1962.

Alejandro Alfredo casó en El Carmen-San José-12/07/1993 con Shirley González Mora formando la familia Quesada-González.

Reportan a:
-Juan Diego Quesada González, n. 30/08/2002.
Kathia María de la Trinidad Quesada Rivera, n. San José-centro-17/09/1964.
Diana Cristina Quesada Rivera, n. San José-centro-04/01/1976.


-Efraín Quesada Calvo, n. Sabanilla-25/02/1935.

Efraín casó con Elsa Carranza Portocarrero, formando la familia Quesada-Carranza:

Gustavo Antonio Quesada Carranza, n. Calle Blancos-20/12/1975.

Gustavo Antonio casó el 06/12/2003 en San Vito de Coto Brus con Mónica Viviana Leric Perozzi, formando la familia Quesada-Leroci:

Reportan a:

-Felipe Quesada Lerici, n. San Rafael-Escazú-04/10/2006.

-Diego Quesada Lerici, n. Calle Blancos-Goicoechea-08/04/2008.

Otros por identificar:
Jennifer Quesada
Carlos Quesada
María Gabriela Quesada Carranza, n. Calle Blancos-31/07/1967.

María Gabriela, casó en El Carmen-San José-centro-18/11/1995 con Alexander de Jesús Morales Bizuela, formando la familia Morales-Quesada.

Repoartan a:

-Daniel Morales Quesada, n. 08/08/2000.

-María Pía Morales Quesada, n. 04/04/2005.
Gabriela Quesada Varela

 


-José Fernando Quesada Calvo, n. Goicoechea-20/08/1948, quien casó en San José-08/07/1986 con la viuda Isabel Chaves Barboza (n. Guadalupe-1944), formando la familia Quesada-Chaves.

-Myriam Quesada Calvo, (102580063) n. Sabanilla-21/08/1937. Myriam casó en Santa Teresita-Aranjuez-12/12/1959 con Víctor Manuel Muñoz Aguilar, formando la familia Muñoz-Quesada.

Reportan a:

Roxana Myriam de los Ángeles Muñoz Quesada, n. San José-centro-30/11/1960.

Patricia María Muñoz Quesada, n. Guadalupe-24/03/1963.

Marlene Muñóz Quesada, n. San José-centro-12/03/1969.

Patricia, Marlene, Roxana.

-03/02/1912, José Bernardo del Carmen Quesada Cubero, nacido en Mata de Plátano. Casó con María Luisa De Miguel Espinoza (bautizada en Limón el 24/01/1927, hija de Mariano, español y Josefina), en Guadalupe el 20/12/1940, formando la familia Quesada-DeMiguel.

-06/03/1943, Bernardo Quesada De Miguel, nacido en Guadalupe.

Bernardo casó con Ana Lía Zamora Chaves el 17/02/1973, en La Rivera de Belén, formando la familia Quesada-Zamora.

-18/09/1980, José Bernardo Quesada Zamora, nacido en San Isidro de Pérez Zeledón.

El 06/11/2011 encontré otra descendiente de Bernardo:

-16/11/1944-Volcán de Buenos Aires, María de los Ángeles Quesada de Miguel, quien casó con Dagoberto Solís Aguilar en San Isidro de El General-08/02/1969, formando la familia Solís-Quesada.

Encontré datos de un hijo:

-01/03/1974, Dagoberto José Solís Quesada, n. Pérez Zeledón-01/03/1974.

También encontré en esta búsqueda a otra hija de Bernardo:

09/05/1947-Volcán de Buenos Aires, Puntarenas- María Margarita Quesada De Miguel, quien casó en Buenos Aires-1966 con José Marciano Beita Henrichs (n. 1939, hijo de Marcelino y Caridad) en Buenos Aires-23/07/1966, formando la familia Beita-Quesada.

Usando el nombre de José, encontré un hijo de María Margarita:

25/06/1971-San Isidro de El General , José David Beita Quesada, quien casó con Oky Rebeca Segura Elizondo en San Isidro-06/02/1999.

Seguimos:

21/11/1913, María Felida Josefa de los Ángeles Quesada Cubero, nacida en Mata de Plátano. Casó con Carlos Guillermo Vargas en Moravia, el 21/06/1952, formando la familia Vargas-Quesada.

07/09/1915, José Alfredo del Carmen Quesada Cubero, nacido en Mata de Plátano. Casó con Carmen María Rodríguez Rodríguez en Guadalupe, el 14/11/1970 formando la familia Quesada-Rodríguez.

El 13/09/2012 encontré a Alfredo de Jesus Quesada Rodríguez, n. San José-28/02/1980.

26/05/1917 y f. 05/11/2011, María Zelmira del Carmen Quesada Cubero, bautizada en Guadalupe.

María Zelmira del Carmen casó con Claudio Bonilla Jiménez en Santa Teresita de Aranjuez, el 03/03/1940, formando la familia Bonilla-Quesada.


24/07/1919, María Ceneida del Carmen Quesada Cubero, bautizada en Guadalupe. Consultados los registros nacionales el 03/04/2011, verificamos que a sus 91 años permanece soltera y sin hijos registrados.

1885/16/01-Francisca Emenenciana Quesada Quesada, en San Pedro. Casó en San Pedro con S. Rojas, formando la familia Rojas-Quesada.

1886/07/13-Arnesto María Joel Quesada Quesada, en San Pedro, f. 28/04/1946. En todos los documentos posteriores, este Arnesto aparece como Ernesto Quesada Quesada. Casó en San Pedro-23/11/1913 con Rafaela Hernández Aguilar (hija de Justo y Juana, de San Pedro), en cuya acta se confirma la fecha de bautizo de Ernesto, 13/07/1886, indicando que es hijo de Sara y Jesús. Formaron la familia Quesada-Hernández, que se describe más adelante.

1889-María Magdalena Quesada Quesada, quien falleció a los 6 años, en 1895.

1892/09/13-Ana María Luisa de Jesús Quesada Quesada, en San Pedro.

1896/04/18-Blas Amadeo Anastacio María Quesada Quesada, en San Pedro. Casó con Dolores Vargas en Las Juntas de Abangares, 1938, formando la familia Quesada-Vargas.

1897/07/29-María Francisca América de la Trinidad Quesada Quesada, en San Pedro.

1899-Octavio Malaquías del Carmen Quesada Quesada, en San Pedro.

En los registros portuarios de Limón, aparece anotado el arribo de un Octavio Quesada, de Montes de Oca que de 18 años en 1917 ingresa al país procedente de New York… muchos datos coincidentes, debe ser el mismo personaje.

1900/12/16-Ramón Máximo de Jesús Quesada Quesada, en San Pedro.

1902-Carlos María Albino Quesada Quesada, en San Pedro.

1904/07/23-María Cristina Zeneida Quesada Quesada, en San Pedro.

1906-Alvino Bernardo María Quesada Quesada, en San Pedro.

En el mes de mayo-2011 encontré el nombre de un personaje, Rubén Quesada Quesada, del cantón San Pedro de Montes de Oca y me dije: _¿este de dónde sale?.. tiene que ser de mis-Quesada.

Lo investigué y debo presentar la información de la misma manera que la fui agrandando, saliéndome del esquema definido. Posteriormente, los datos de los otros parientes continúan conservando el esquema definido:

05/2011:

Rubén, fue hijo de Jesús Quesada y Sara Quesada.

Se trata de:

-1894/07/27, Rubén Mariano de Jesús Quesada Quesada, bautizado el 29/07 en San Pedro. Casó en San Juan de Tibás con Luzmilda Quirós Esquivel (n. 1893, hija de Martín y Florinda) mediante dispensa del gobierno eclesiástico el 21/11/1914, formando la familia Quesada-Quirós.

-30/08/1915, Hevoin Ramón Roda Quesada Quirós, nacido y bautizado el 05/09 en San Pedro. Hevoin (tengo dudas de los nombres de este pariente, por ejemplo, podría ser Edwin Ramón Rosa) casó con Irma Rojas Retana en Alajuela, el 28/10/1954, formando la familia Quesada-Rojas.

-28/02/1918, José Joaquín Ramón Macario Quesada Quirós, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro el 17/03. Casó con Flory Núñez Baroni en Alajuela el 06/01/1946, formando la familia Quesada-Núñez.

-Iary:

El 11/09/2012 investigué un poco al periodista William Gómez Vargas, quien falleció en estos días. Todo porque ví dando declaraciones en la tv a su hija Iary María Gómez Quesada, n. Alajuela-25/04/1972.

Iary María es hija de William y de Flory Cecilia Quesada Núñez. Casó en Alajuela-26/06/2010 con Gerardo Arturo Salazar Quesada.

Flory Cecilia, n. Alajuela-16/04/1951, es hija de José Joaquín Quesada Quirós y Flory Núñez Baroni… ajá, son de la familia.

Rastreé los ancestros de Gerardo Arturo allá por San Roque y por Candelaria de Naranjo, pero no, cada vez iba más lejos hasta llegar a Laguna de Alfaro Ruiz, donde paré (Clemencia Quesada Granados o García, Melchor Quesada Quesada, etc, pero no).
24/10/1953, José Joaquín Quesada Núñez, nacido en Alajuela. Casó con Roxana Gutiérrez Chaves en barrio Corazón de Jesús, el 04/04/1974, formando la familia Quesada-Gutiérrez.

-27/10/1974, José Joaquín Quesada Gutiérrez, nacido en Alajuela. Casó con Rebeca María Pérez Rojas el 27/03/2004, formando la familia Quesada-Pérez.

-27/10/2002, Sofía Quesada Pérez, nacida en San José, La Uruca.

-28/04/1979, Roxana María Quesada Gutiérrez, nacida en Alajuela. De sus primeras nupcias con Marco Antonio Varela Alfaro, reporta dos hijos: José Gabriel Varela Quesada, n. 08/02/1997 y Franshezka Varela Quesada, n. 23/01/2001. Actualmente, se encuentra casada con Luis Diego Cárdenas Calero desde el 02/05/1912, en Alajuela.

25/12/1924, María Isabel Eugenia del Rosario Quesada Quirós (101630369), nacida y bautizada el 25/01/1925 en San Pedro. Isabel contrajo matrimonio con Edwin Corrales Contreras el 07/12/1945, formando la familia Corrales-Quesada.  El 13/05/2011 localicé su número de teléfono y la llamé, hablamos cerca de una hora y me habló de montones de datos familiares, de gente totalmente desconocida para mí y de muchos otros que ya tengo en mi frondoso árbol genealógico. Vivió en Alajuela, Barrio México, Lourdes y ahora lleva 20 años viviendo en Sabanilla, 25N del parque.

Sin que nos pudiéramos conocer, falleció el 23/12/2013.
Ofreció contactarme con una historiadora: Elena Prado Quesada.

23/04/1928, Jorge de Jesús Quesada Quirós, nacido y bautizado en San Pedro el 19/05/1928. Jorge, contrajo matrimonio con Ana Cecilia Zúñiga Mora en la Santísima Trinidad de Barrio México el 9/08/1969, formando la familia Quesada-Zúñiga.

04/02/1961, Jorge Ricardo Quesada Zúñiga, nacido en San José.  Jorge casó con María del Rocío Chacón Chavarría el 12/09/1987 en Alajuela ante notario público, formando la familia Quesada-Chacón.

18/09/1987, Karla Quesada Chacón, nacida en  Carmen, Central San José.

seguimos….

1864- Gabriela Aurelia Quesada Montero-1941 y María Ana Quesada Montero.

Gabriela casó con Toribio Fernández Salas (hijo de Pablo y Feliciana), el  15/10/1883 en San Pedro. Tuvieron 9 hijos Fernández-Quesada:

-16/11/1884, Francisco Ricardo Fernández Quesada, bautizado en San Pedro, f. San Pedro-26/04/1945. Francisco Ricardo casó con Graciela Delgado, formando la familia Fernández-Delgado:

Vivieron muchos años en Vargas Araya, de San Pedro de Montes de Oca:

 

-22/11/1886, Francisco Próspero Fernández Quesada, bautizado en San Pedro.

-25/12/1889, María Francisca Victoria Enriqueta de Jesús Fernández Quesada, bautizada en San Pedro.

-20/12/1891, Samuel Eusebio de Jesús Fernández Quesada, bautizado en San Pedro.

-20/05/1894, María Piedades Pascuala del Socorro Fernández Quesada, bautizada en San Pedro.

-25/09/1895, Teresa Tecla Micaela de las Piedades Fernández Quesada, bautizada en San Pedro.

-25/09/1898, Rafaela Clemencia Fausta de las Mercedes Fernández Quesada, bautizada en San Pedro.

-16/05/1901, Rafaela Rosa Victoria Juana Soila Fernández Quesada, bautizada en San Pedro. Casó con Ramón Sánchez García en San Pedro, el 30/10/1937, formando la familia Sánchez-Fernández.

-06/12/1903, Rafaela Ramona Feliciana Fernández Quesada, bautizada en San Pedro. Casó con Claudio Murillo (Barquero) el 04/05/1939 en San Pedro formando la familia Murillo-Fernández.

1866- Miguel Matías Quesada Montero, en San Pedro del Mojón. Falleció el 18/04/1866, a los tres meses.

fin de La Dinastía de José-Blas-Quesada-Prado.

3.4 Dinastía de PEDRO JESÚS DE LOS DOLORES QUESADA PRADO, n. San José-1826 y f. San Pedro-1899.

Pedro casó con Ramona Serafina de las Mercedes Muñóz Prado (1832-Guadalupe-1863, hija de Joaquín Muñóz y María Josefa Prado). Con Ramona tuvo 5 hijos Quesada-Muñóz:

17/11/1849, Juan José Ramón Quesada Muñóz.

06/06/1852, María Mercedes de  la Trinidad Quesada Muñóz.

09/08/1857, José Pastor de Jesús Quesada Muñóz. Casó en Puriscal-1886 con Josefa Vargas (1837-1892, hija de Pola Vargas), formando la familia Quesada-Vargas y en 1893, de 35 años, con María del Carmen Salazar Valenciano, viuda de 49, hija de Francisco y Nazaria; formando la familia Quesada-Salazar.

Continuamos…

1860, Vicente Isidro, 1860.

1861, Miguel Vicente Quesada Muñóz

También, Pedro casó con Simona Díaz (viuda de Juan Barbosa), quien falleció en 1869. Tuvieron 1 hija Quesada-Díaz:

27/04/1864 – 30/11/1864, Valeria Petronila Quesada Díaz, bautizada en San Pedro.

Finalmente, Pedro casó en 1869 con Juana Francisca Durán Navarro-1829 (viuda de Ygnacio Quesada), formando la familia Quesada-Durán.

Fin de la dinastía de Pedro Jesús de los Dolores Quesada Prado.

3.5 Dinastía de Ramón de Jesús Quesada Prado, 1829-1829. Falleció al nacer.

3.6 Dinastía de GREGORIA RAMONA QUESADA PRADO, n. 1830.
Gregoria casó en 1855 con Yres Andrés Quirós, con quien tuvo 4 hijos Quirós-Quesada:

1858, Anastasio de los Ángeles Quirós Quesada, Guadalupe-1932.  Casó con Mercedes Salazar Campos (hija de Andrés y Ramona y nieta de Calasancio Salazar y Josefa Quesada), con formó la familia Quirós-Salazar. Tuvieron 2 hijos:

1902, Antonio Ruperto Quirós Salazar, en San Gabriel de Aserrí.

1918, Ruperto de los Ángeles Quirós Salazar en La Legua de Aserrí.

1860, Judas de las Mercedes. En el libro de bautizos de la iglesia de Guadalupe consignaron que la madre era Casiana Quesada en vez de Gregoria, pero ella fue la madrina.

1860, Juan, 1860.

1862, María Magdalena de la Concepción Quirós Quesada, bautizada en San Pedro.

Fin de la dinastía de Gregoria Ramona Quesada Prado.

3.7 Dinastía de JOSÉ RAMÓN QUESADA PRADO, n. 1832 y f. 1892, mi ancestro.
Ramón casó con Rosa Quesada Solano en San Pedro, 1862, con dispensa y tuvieron 2 hijos Quesada-Quesada:

-Rafael Nicolás Quesada Quesada, n. Sabanilla-05/12/1862-x

-FRANCISCO VICTORIANO APOLONIO QUESADA QUESADA, SJ-1865, La Dolorosa-1918. Casó con Rosenda Vicenta Ermelinda Quesada Rodríguez en La Soledad en 1903, con dispensa. Mis abuelos tuvieron 4 hijos Quesada-Quesada:

1904, Rosa de los Dolores Quesada Quesada. Casó con Humberto Miranda Vega.

1907, Eulalia de la Concepción Quesada Quesada. Casó en 1924 con José Miguel Murillo Molina, de Tibás. Falleció en 1926.

1910, Ramón José Nicanor Quesada Quesada.

1912, RAFAEL DEL CARMEN ROMUALDO QUESADA QUESADA, La Dolorosa-1912, La Dolorosa-1974. Casó con Consuelo Mayorga Matus el 19/12/1936 y tuvieron 10 hijos Quesada-Mayorga.

Necesariamente, hay que adicionar el arbolito de la bisabuela Rosa-Quesada-Solano, pues también era de la familia:

Hay que entroncarse con la descendencia de Juan Joseph Quesada Cruz, hermano de nuestro tatarabuelo Juan Francisco, nacido en San José en 1783 y conocido en documentos como Juan Quesada Villalta:

Ambos eran hijos de Manuel Joseph Quesada Vargas y María Josepha de la Cruz Villalta (muchas veces nombrada María o Josepha Villalta).

Juan Joseph casó en San José, El Carmen, el 01/07/1804 con Casimira Solano León, hija

de José y Rosaria. Tuvieron 3 hijos Quesada-Solano:

-27/08/1805, María Josefa Quesada Solano-1869, en San José, El Carmen. Casó en San José, El Carmen, en 1824 con Francisco Vargas Montero, 1808-1858, hijo de Cayetano y Gertrudis. Tuvieron 10 hijos Vargas-Quesada:

04/07/1825, Norberta de las Mercedes Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

28/11/1826, Josefa de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

13/10/1828, Rafaela Calixta de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

29/07/1830, Beatriz Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

11/08/1831, Tiburcio de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

10/04/1833, María de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

07/01/1835, Melchora Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

25/08/1836, Luis Antonio Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

21/05/1838, Torcuato de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

24/07/1850, María Cristina de Jesús Vargas Quesada, en San José, El Carmen.

-05/05/1807, Bárbara Mónica Quesada Solano, en San José, El Carmen. Posiblemente era gemela del que sigue (Miguel). Esta es la madre de Rosa-Quesada, mi bisabuela, casada con José Ramón Quesada Prado.

Además, se la consigna como madre de Pío Quesada, quien casó con Isidora Ramírez Segura el 11/07/1864 en San Pedro, para lo cual fueron dispensados. Tuvieron 9 hijos Quesada-Ramírez:

24/12/1864, Luciano María Quesada Ramírez, nacido y bautizado en San Pedro.

28/01/1867, Juan María Quesada Ramírez, nacido y bautizado en San Pedro.

22/02/1868, María Petronila Quesada Ramírez, nacida y bautizada en San Pedro.

23/02/1872, María de la Luz Quesada Ramírez, nacida y bautizada en San Pedro.

05/05/1874, Urbano de Jesús Quesada Ramírez, nacido y bautizado en San Pedro.

08/03/1877, Raymunda de Jesús Quesada Ramírez, nacida y bautizada en San Pedro.

17/11/1883, Félix de la Luz Quesada Ramírez, bautizado en San Ramón de Alajuela. Casó en segundas nupcias con Victoria Castillo en Puntarenas, el 11/03/1937, formando la familia Quesada-Castillo.

-1807-Miguel Quesada Solano-1877. Casó con Casiana Portuguéz Ramírez en 1834, en San José, El Carmen. Tuvieron 2 hijos Quesada-Portuguéz:

26/05/1835, Felipe de Jesús Quesada Portuguéz-11/12/1894, en San José, El Carmen. Casó con Petronila Cruz Elizondo en 1858. Tuvieron 12 hijos Quesada-Cruz:

21/06/1859, Luisa de la Trinidad Quesada Cruz, en San José, El Camen.

10/08/1860, Luisa Quesada Cruz-1860, en San José, El Carmen.

22/07/1861, María Magdalena Trinidad Quesada Cruz-1861, en San Pedro.

02/10/1863, Francisco Pantaleón de la Trinidad Quesada Cruz, en San José, El Carmen.

15/04/1865, Rafaela De Jesús Quesada Cruz, en San Pedro.

11/08/1867, Pedro Pablo Quesada Cruz, en San Pedro.

22/11/1869, Cecilia Cupertina de Jesús Quesada Cruz, en San José, El Carmen. Casó con Salvador Delgado Cordero (hijo de Benancio y Victoria) el 27/04/1887 en San Pedro de Montes de Oca. Murió de disentería en 1907 en San Pedro. Tuvieron 10 hijos Delgado-Quesada:

07/03/1889, Graciela de Jesús Silvia Delgado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro.

31/05/1890, Ismael de Jesús Delgado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

04/05/1892, José Ernesto Roberto de Jesús Delgado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

21/11/1893, Rafael Rubén Dagoberto Delgado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

03/10/1895, Etelvina Sofía Rosalina de Jesús Delgado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro. Casó en La Dolorosa con Víctor Manuel Chacón el 29/06/1925, formando la familia Chacón-Delgado.

03/11/1897, Ruperto Erminio Otoniel del Socorro Delgado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

17/07/1901, Luzminda Edelmira del Socorro Delgado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con Juan Bautista Alvarado en San Pedro el 20/04/1922, formando la familia Alvarado-Delgado.

10/10/1903, Petronila Neli Ermelinda del Socorro Delgado Quesada, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con Alfredo Gómez Valverde en San José, La Merced el 25/05/1926, formando la familia Gómez-Delgado.

15/05/1906, Isidro Salvador Felipe del Socorro Delgado Quesada, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con María Alvarado en San Pedro, el 04/09/1925, formando la familia Delgado-Alvarado.

1907-1907, José Humberto Delgado Quesada, párvulo.

07/05/1872, María Estanislada de Jesús Quesada Cruz, en San Pedro.

06/11/1874, María de Jesús Quesada Cruz, en San Pedro.

29/04/1877, María Eloísa Quesada Cruz, en San Pedro.

29/04/1877, María Cristina Quesada Cruz, en San Pedro.

08/07/1883, Felipe de Jesús Quesada Cruz, en San Pedro.

06/10/1837, Bruna Apolonia de Jesús Quesada Portuguéz-1861, en San José, El Carmen. Casó en San José, El Carmen, en 1857, con Salvador Varela Acuña-1859, hijo de Lucas y Matea. Formaron la familia Varela-Quesada.

Fin de la Dinastía de José Ramón Quesada Prado y Rosa Quesada Solano.

3.8 Dinastía de PILAR DE LA CRUZ QUESADA PRADO, n. 1834.
Pilar de la Cruz casó con Francisca Granados (-1860) en Guadalupe con quien tuvo 3 hijos Quesada-Granados:

1857, Rafaela Matea Quesada Granados.

1859, Francisca Casimira Quesada Granados, 1860

1860, Ramón Alejandro de Jesús Quesada Granados. Casó en San Pedro en 1880 con Rafaela Quesada Campos, con dispensa por ser primos. Tuvieron 13 hijos en Sabanilla, Quesada-Quesada:

1881-José María Quesada Quesada,

1882-Rafaela-párvula,

1883-Josefa Rafaela de Jesús Quesada Quesada, f. 1936 en San Pedro. Casó con Eliseo Vargas Gamboa-1884-1916, oriundo de Sabanilla.

El 11/03/2012 encontré su bóveda en San Pedro. Seguro esta era “la Tía Chepa”, quien tenía una cantina frente a la iglesia de Sabanilla:

Tuvieron 4 hijos Vargas-Quesada:

-26/12/1901 – Josefina Ángela de la Caridad Vargas Quesada. Casó con Juan R. Muñóz Delgado en 1920 en San Pedro, formando la familia Muñóz-Vargas.

-30/03/1903 y f. 1987 – Luz Clemencia Emma de la Trinidad Vargas Quesada. Casó en San Pedro con Graciliano González el 23/04/1922, formando la familia Vargas-González.

-26/04/1906 – Víctor Manuel Daniel Caridad Vargas Quesada. Casó en San Pedro con Flora Ballestero González en 1960. formando la familia Vargas-Ballestero.
-24/09/1912, Francisco Eliseo Vargas Quesada. Casó en Heredia-21/08/1928 con Ramona Lidia Rosa del Carmen Prado Escamilla (n. 24/0881906, hija de Benjamín y Leonor y por lo tanto descendientes de la misma rama Prado de mi bisabuela Vicenta Prado Granados), formando la familia Vargas-Prado.

Francisco Eliseo y Ramona Lidia Rosa del Carmen, reportan a:
-Teresa Amalia Julieta Vargas Prado (101970508), n. 10/07/1929 y b. Sabanilla-17/11/1929. Casó en El Carmen-21/01/1952 con Tomás Rodolfo del Socorro Quesada Gutiérrez (La ascendencia de Tomás Rodolfo del Socorro la tengo en estudio para ve si conecta con mis-Quesada). Formaron la familia Quesada-Vargas, en Paso Hondo de Montes de Oca.

Reportan a:

-Francisco Rodolfo Quesada Vargas, n. 28/08/1952. Casó en 12/09/1981 con Marlen Zumbado Ramírez, (b. 24/02/1953 y f. 11/01/2003)

Francisco Rodolfo y Marlen reportan a:

-Rodolfo Javier Quesada Zumbado, n. San José-centro-04/07/1982.

(Rodolfo Javier me escribe el 20/06/2015. Don Gerardo,

De vez en cuando me pongo a actualizar el árbol genealógico de mi familia, y hoy buscado mas información me topé con sus blogs.  Somos de los Quesada de Sabanilla de Montes de Oca también.
Le anexo lo que tengo hasta ahora preparado usando el programa Gramps (https://gramps-project.org/), es un reporte gráfico, pero le puedo proporcionar los fuentes o en formato GEDCOM.
Justo acabo de mostrarle la información que usted tiene a mi papá (copiado en este correo) para corroborar cierta gente que él si conoce, y efectivamente parece que si tenemos cierto parentesco por un lado, pero de acuerdo a su investigación el Quesada que tenemos nosotros de primer apellido parece que no es el mismo que usted tiene:
En: http://viajes-por-costa-rica.blogspot.com/2015/04/vineos-y-troncos-genealogicos.html
Menciona:  “Entonces, Julieta Vargas Prado sí es de mis-Quesada, pero Tomás Rodolfo sigue en duda.
Fin de la dinastía de José María Quesada, hijo de Dolores Quesada.”.

Ellos son mis abuelos y padres de mi tata.
Y en: http://literaturapoyo.blogspot.com/2010/08/la-busqueda-de-los-quesada.html
Menciona: 3.1.8 PILAR DE LA CRUZ QUESADA PRADO, SJ-1834
Toda esa rama es también de nuestra familia efectivamente.
El Quesada que tenemos de primer apellido, cuenta la tradición familiar, viene de El Salvador, cuando un pintor de Iglesias vino a Costa Rica en los 1800, nos parece que ese ancestro es el último en línea patrilineal del reporte que le enviamos, pero tenemos que escarbar un poco más.
Saludos desde Barva, Heredia y Sabanilla, Montes de Oca.)

-Bueno, vamos a reunirnos para conectar estas dos ramas Quesada…es emocionante.

-Silvia Leticia Quesada Zumbado, n. San José-centro-10/09/1986.

Ramón Gerardo Tomás Quesada Vargas, n. Sabanilla-03/10/1955.

17/09/1884-Rafael Cipriano de Jesús Quesada Quesada, bautizado en Aserrí.

1887-Juan Luis Quesada Quesada (casó en San Pedro-1919 con Juana Ramona Edelmira de la Luz Morales Amador (nacida en 1901, hija de David y Angélica. Tuvieron 3 hijos Quesada-Morales:

14/03/1920 – Víctor Manuel Ramón Quesada Morales, en Sabanilla; por error, anotaron que falleció en 1918.

18/04/1922 – María Adela de Jesús Quesada Morales, en Sabanilla.

19/04/1925 – Luz Ramona Dolores Quesada Morales, en Sabanilla.

09/11/1888, Andrés Alejandro de Jesús Quesada Quesada, bautizado en San Pedro el mismo día del nacimiento.

1889-Carlos Cecilio Mariano de la Trinidad-1900.

1890-Trinidad Nicanor de Jesús Quesada Quesada,

1891-Juan Seferino de la Trinidad Quesada Quesada (casó en 1925 en Guadalupe con Piedades Solís Cruz). Tuvieron 2 hijos Quesada-Solís:

25/12/1925 – Juan Rafael Quesada Solís, nacido en Sabanilla y bautizado en San Pedro.  Según consulta realizada el 03/04/2011 no registra matrimonios ni hijos en sus 85 años.

01/11/1926 – Aristídes Benigno Quesada Solís, San Pedro.

1892-Mauricio Trinidad de Jesús Quesada Quesada. Casó con Rosa María de la Luz Castillo Villalta (nacida en San Pedro en 1900, hija de Moisés y Elisa). Formaron la familia Quesada-Castillo y tuvieron en Sabanilla a:

02/04/1928, Ángela Criselda de la Trinidad Quesada Castillo. Casó en 1953 con Rodolfo Poveda Gutiérrez, formando la familia Poveda-Quesada.

1893-Josefina de la Trinidad Quesada Quesada –

1895-Brígida Josefa de la Trinidad Quesada Quesada-1896.

1902-Luz del Socorro Quesada Quesada.

Además, Cruz casó con Vicenta Fernández Brizuela (1843-1866) en 1861 y tuvieron 3 hijos Quesada-Fernández:

1861-José Mercedes Quesada Fernández. Casó con Gabriela Amador en San Pedro-1882 y tuvieron 10 hijos Quesada-Amador bautizados en San Pedro:

1883-María Francisca Custodia de Jesús Quesada Amador. Casó en 1901 en San Pedro con Próspero de Jesús García González (nacido en 1880, hijo de Dolores García) y tuvieron 9 hijos García-Quesada:

-09/03/1902 – Francisca Otilia de la Trinidad García Quesada, en San José, El Carmen.

-03/07/1904 – José Joaquín García Quesada, en Juan Viñas. Casó con Angélica Cruz en Juan Viñas, en 1928, formando la familia García-Cruz.

-17/12/1905 – Pacífica de los Ángeles García Quesada, en Juan Viñas. Casó en Turrialba, en 1926, con Ramón Ruiz (hijo de Agustina Ruiz, de Pacayas, nacido en 1905). Tuvieron 2 hijos Ruiz-García, nacidos en La Roncha:

-25/09/1927, María Clementina Ruiz García, bautizada en Turrialba. Casó en Siquirres, en 1956, con Pedro Guzmán Araya, formando la familia Guzmán-Ruiz.

-03/02/1929, Víctor Manuel Ruiz García, bautizado en Turrialba. Casó en Juan Viñas en 1950 con María Teresa Jiménez Aguilar, formando la familia Ruiz-Jiménez.


-29/04/1907 – María Élida del Carmen García Quesada, en Juan Viñas.

-03/09/1908 – María Josefina del Socorro García Quesada, en Juan Viñas. Casó con Juan Rafael Granados Pérez en 1928 en Juan Viñas, formando la familia Granados-García.

-28/11/1909 – Juan Rafael del Socorro García Quesada, en Juan viñas. Casó en 1933 con María Peregrina del Socorro Fernández Cordero (n.1912, oriunda de Tres Ríos, hija de Clodomiro y Ramona), en Juan Viñas, formando la familia García-Fernández.

-19/03/1911 – Víctor Manuel del Carmen García Quesada, en Juan Viñas.

-14/07/1912 – Julio Ronulfo del Socorro García Quesada, en Juan Viñas.

-11/04/1915 – Carlos Próspero del Socorro García Quesada, en Juan Viñas.


-1885-Vicente Elías David Quesada Amador,

-1887-Josefa Bersabé Donatila de Jesús Quesada Amador (casó en 1907 con Rafael Tobías Quesada Molina (hijo de Manuel y Rafaela, en Juan Viñas), tuvieron 11 hijos Quesada-Quesada:

-20/09/1908 – Rafaela Adelia Quesada Quesada, en Juan Viñas. Casó en 1928 en Juan Viñas, con Manuel Ortiz Rodríguez, hijo de Desidero y Dolores, formando la familia Ortíz-Quesada:

Bueno, y aquí hay que hacer otro paréntesis, pues, como dato curioso, muchas veces mis familiares me preguntan por teléfono o cuando me ven en la computadora: _¿qué estás haciendo?…y ellos mismos contestan: ¡muerteando!. -y nos reimos.

Sí, muertear, le llamamos a manipular datos genealógicos y crear estas listas de antepasados.

Pero no todo es muertear, también me ocupo de los vivos y por eso he ido creando mi blog Vineos y Troncos Genealógicos, donde voy colocando las investigaciones “fallidas”; es decir, de personas que creí que podrían ser familia y no lo son, o casos especiales de amistades… vineos precisamente.

Pues bien, hace como un año conocí al transportista que lleva y trae a mi hermana Yamileth y conforme me lo fueron describiendo, empecé a pensar que podríamos ser familia.

-Difícil, -me dijo- pues soy de Juan Viñas.

Medité y, sobresaltado, le dije: -A finales del s. XIX una parte de la familia jaló para Juan Viñas, jajaja.

Aquí colocaré el resultado de la investigación que hice del porteador Minor Alejando Chinchilla Seas:

Minor Alejandro Chinchilla Seas, n. Turrialba-1982, hijo de Narciso Maximiliano Chinchilla Salguero y María Cecilia Seas Ortiz.

Rama Seas-Ortiz:

María Cecilia de la Trinidad, n. 1960, hija de Teresa Ortiz Quesada y Ramón Bienvenido Seas Camacho.

Teresa, Jiménez-1934, hija de Rafaela Adelia Quesada Quesada y Manuel Ortiz Rodríguez.

Rafaela Adelia, n. Juan Viñas-1908 y f. 1978, hija de Tobías Quesada y Domitila Quesada.

Domitila no es otra que la sabanillense Josefa Bersabé Donatila de Jesús Quesada Amador, quien casó con el juanviñense Tobías Quesada Molina, hija de José Mercedes Quesada Fernández y Gabriela Amador, y por lo tanto familia directa mía, de la rama de Pilar de la Cruz Quesada Prado, hermano de mi bisabuelo.

Rama Chinchilla-Salguero:

  1. Maximiliano, n. Juan Viñas-1960, hijo de Jesús Chinchilla Chinchilla y María Ángela Salguero Cervantes.

Encontré 11 Jesús Chinchilla Chinchilla y ninguno con cédula 3.

María Ángela, no hay datos.

Esta rama Chinchilla-Salguero hay que seguirla, pues toca, aunque sea políticamente, a los Quesada.

Hay un Santiago Salguero Calderón, que casó con Adela Cervantes Víquez en La Unión-1921.

Santiago, b. en La Unión, vecino de Dulce Nombre, de 60 años, hijo de José María Salguero y Mauricia Calderón. Adela, de 30 años, b. La Unión-1901, hija de Rudesindo Cervantes y Casimira Víquez.

Volvemos al esquema.

15/12/1929 – José Antonio de la Trinidad Ortíz Quesada, bautizado en Juan Viñas. Casó con Elsa Montenegro Fernández en Juan Viñas en 1953, formando la familia Quesada-Montenegro.

Luego, José Antonio casó con Gloria Chinchilla Salguero (nacida el 06/10/1956, hija de Jesús y María) en Juan Viñas, en 1977 y divorciados en 2010. Formaron la familia Ortíz-Chinchilla:

Adonay Alonso Ortíz Chinchilla, nacido el 01/02/1994.

Además, con Elvia Álvarez Méndez, José Antonio tuvo una hija:

Magaly de la Trinidad Ortíz-Álvarez, nacida el 08/04/1983 en Turrialba.

26/12/1909  – José Manuel de Jesús Quesada Quesada, en Juan Viñas. Según consulta en realizada el 15/05/2015 no registra hijos ni matrimonio a sus 105 años.

22/10/1911 – María Esmerlinda del Socorro Quesada Quesada, en Juan Viñas.

22/12/1912 – Claudino Ruperto de la Trinidad Quesada Quesada, en Juan Viñas. Según consulta hecha el 03/04/2011 no registra matrimonios ni hijos a sus 93 años.

29/04/1917 – María Zara de la Trinidad Quesada Quesada, en Juan Viñas.

01/06/1919 – Trinidad Josefa del Carmen Quesada Quesada y Trinidad María del Socorro, en Juan Viñas.

19/02/1921 – Trinidad Carlos de la Cruz Quesada Quesada en Juan Viñas. En sus 90 años, no registra matrimonio ni hijos, según consulta hecha el 03/04/2011.

19/02/1921 – Cruz Quesada Quesada – 1932, en Cot. Según consulta hecha el 03/04/2011 no registra matrimonio ni hijos en sus 90 años, en la página del Registro Civil. Según nuestros datos, falleció en 1932.

01/03/1925 – María Hortensia del Carmen Quesada Quesada, en Juan Viñas. Casó en Juan Viñas, en 1950 con Reinaldo Belisario Jiménez Monestel (n. 1913, f. 1973, hijo de José y María), formando la familia Jiménez-Quesada.

1925 – María Quesada Quesada – 1925, en Cot


-1889-Antonio Quesada Amador y Rafael Sérvulo Reginaldo Quesada Amador,

-1891-José Francisco de Paula Quesada Amador,

-1893-Esteban Eduviges de la Cruz Quesada Amador,

-1895-Gabriela Hermelinda de la Caridad Quesada Amador-1898.

-1896-Gabriela Etelvira de Jesús Quesada Amador,

-1897-Rafael Quesada Amador. Casó en 1926, en El Sitio de Juan Viñas, con  Dulcelina Núñez Guillén, hija de Pedro Núñez y Margarita Guillén. Tuvieron 1 hijo Quesada-Núñez:

-01/05/1927 – Rufo del Socorro Quesada Núñez, en Juan Viñas. (Tengo sin comprobar este dato de la fe de bautismo: Casó en 1952 en Turrialba con Ángela Quesada C., formando la familia Quesada-Quesada.)

Según el Registro Civil, Rufo, de 80 años, casó en Santa Rosa de Turrialba-2007 con María (Nuria) Isabel Molina Jiménez, (n. Colorado-1950, hija de Humberto y Haidée) formando la familia Quesada-Molina:
-Javier Martín Quesada Molina, n. Turrialba-18/06/1975.

Javier Martín casó en Turrialba-1996 con Karen Jeannette Cordero Solano, formando la familia Quesada-Cordero:
Luis Carlos Quesada Cordero, n. San José-01/02/1997
Eric Francisco Quesada Cordero, n. Turrialba-19/02/2000.

-José Francisco Quesada Molina, n. Turrialba-centro-24/02/1978.

El 15/05/2015 encontré unos datos que difieren un poco con los anotados para Rafael Quesada Amador. Según el Registro casó con Dulcelina Ruiz Guillén, formando la familia Quesada-Ruiz:

-¿Rufo Quesada Ruiz?

-Reinaldo Quesada Ruiz, n. Turrialba-centro-01/02/1933. Reinaldo casó en Turrialba-04/08/1962 con Antonia Sánchez Jiménez, formando la familia Quesada-Sánchez:

Reportan a:

Marlene del Socorro Quesada Sánchez, n. Turrialba-centro-11/02/1967.

Marlene del Socorro casó en Santa Rosa de Turrialba-28/11/1983 con Juan Isidro Cordero Solano, formando la familia Cordero-Quesada:

Lucía Alejandra Cordero Quesada, n. Turialba-centro12/10/1984.

-Leonel Alfonso Cordero Quesada, n. Turrialba-centro-17/05/1990.

-María Estela Quesada Ruiz, n. Turrialba-centro-06/08/1948.

María Estela casó en Turrialba-11/02/1961 con Luis Diego Madriz Rojas, formando la familia Madriz-Quesada:

Reportan a:

-Diego Adrián Madriz Quesada, n. Turialba-centro-16/07/1964.

Xenia Mercedes Madriz Quesada, n. La Esmeralda-Turrialba-10/09/1966.

Alicia María de Jesús Madriz Quesada, n. Turrialba-centro-16/12/1969.

Rosalina Quesada Ruiz, n. La Esmeralda-Jiménez-Cartago-08/06/1948.

Rosalina casó en Turrialba-22/10/1966 con Víctor Manuel Ortíz Zúñiga, formando la familia Ortiz-Quesada:

Reportan a:

Manuel Enrique Ortiz Quesada, n. Turrialba-centro-18/07/1967.

María del Rocío Ortiz Quesada, n. La Esmeralda-Turrialba-27/09/1968.

Gustavo Adolfo Ortiz Quesada, n. Turrialba-centro-12/03/1970.

Ileana María Ortiz Quesada, n. Turrialba-centro-08/01/1973.

Ileana María reporta a:

Manuel Alejandro Ortiz Quesada, n. 09/12/1991.

Víctor Emilio Ortiz Quesada, n. Alajuela-centro-12/10/1994.

Además, Ileana María, casó en Poás-28/09/2000 con Mario Alberto Ávila Vega, fomando la familia Ávila-Ortiz. Reportan a:

-Juliana Ávila Ortiz, n. 24/11/2000.

-María Paula Ávila Ortiz, n. 15/05/2002.

1898-Vicenta Francisca Claudina Quesada Amador.

(Ya que este grupo de descendientes de Pilar de la Cruz Quesada Prado jaló para Juan Viñas, aprovecho para compartirles este trabajo de la juanviñense María de los Ángeles Quesada Vargas: ONOMÁSTICA JUANVIÑENSE, (http://www.latindex.ucr.ac.cr/kanina-34-1/kanina-34-1-2010-11.pdf). En la página 4 de ese documento encontrarán acerca del origen del apellido Quesada.

Bueno, se me mete que esta escritora puede ser de esa rama de mis-Quesada que se fue para Juan Viñas, vamos a ver. Nombre difícil de buscar, me salen 50 opciones.

El 07/10/2012 me fui para el cementerio de Juan Viñas y con ayuda de Manuel Valverde, el panteonero, encontré la tumba del papá de María de los Angeles: Rigoberto del Socorro Quesada Quirós; le acompaña Rigoberto Quesada Vargas.

Rigoberto del Socorro, n. Juan Viñas-04/01/1912, había casado con Abilia Vargas Jiménez, quienes casaron en Juan Viñas-10/05/1941. Los padrinos del bautizo de Rigoberto del Socorro, que ofició el padre Meinhof,  fueron el presbítero Benjamín Núñez y Guadalupe Quesada.

Rigoberto era hijo de Manuel Quesada Valverde y Manuela Quirós Quirós.

Manuel era hijo de Francisco Quesada y Juana Valverde.

Puña!, los mismos nombres y cruces de apellidos… pero no los mismos matrimonios.

Siempre me queda la esperanza de que este tipo de Quesadas sean originarios de otro nivel, recordemos que yo estoy explotando los Quesada de mi nivel Bisabuelo, pero estos podrían ser descendientes de los hermanos de mi tatarabuelo, por ejemplo.

Encontré una única pareja de Francisco Quesada Fuentes y Juana Francisca Valverde Calderón, casados en Oreamuno-1869, pero no reportan ningún hijo Manuel.

Francisco era hijo de Juan Quesada y Salvadora Fuentes, pero al investigar esta pareja no reportan a Francisco y eso complica  el camino. Hay que parar y reanudar otro día.)

1863, Hermenegildo del Pilar Quesada Fernández. Casó en 1881 en San Pedro con Juana Cruz Serrano (hija de Basilio y Martina), fueron dispensados; testigo Margarita Quesada. Tuvieron 5 hijos Quesada-Cruz:

Uno pasa años en la universidad aprendiendo a proceder científicamente, aplicando método y teorías, pero hay intuiciones y errores que pueden hacernos alcanzar pequeños éxitos y agradables descubrimientos.
Dos intuiciones sumadas, vienen a proporcionarme el nombre de 14 Quesadas que no estaban en esta página. La primera intuición obedece a la idea de ir a pasearme entre las tumbas de los cementerios en que más probablemente podría encontrar rastros de mis antepasados. La segunda intuición es investigar algunos de los nombres encontrados en lápidas, por creer que podrían ser de la familia.
Así, viendo la foto de la lápida de Julieta Quesada Hidalgo, n. 07/02/1945 y f. 08/01/2012 que hice en el cementerio de Mata de Plátano, exploré un poco:

  1. Sabanilla-1945 y f. Mata de Plátano-2012, hija de Juan Rafael María Quesada Cabezas y Luzmilda Hidalgo Quesada.

Juan Rafael María, n. San Ramón de Alajuela-1904 y f. 1989, hijo de Sebastián Quesada y María Cabezas; concluyo que los antepasados del papá no son familia cercana. Estos Quesada-Hidalgo no son de la familia, no obstante, tuvieron otra hija: Emérita Quesada Hidalgo, n. Sabanilla-21/03/1938

No abandoné la pesquiza a pesar de que he notado que esos Quesada de San Ramón, Atenas, Heredia, Grecia (excepto los Quesada-Navarro), son lejanos a los míos, sino que le puse el ojo a la madre.

La madre, Luzmilda, n. El Mojón-1910 y f. 1990, hija de Emérita Quesada y Modesto Hidalgo Espinoza.
-Emérita ó Amérita, n. 1882, hija de Pilar Quesada y Juana Cruz; ¡ajá!, estos sí son de mis-Quesada… y a Emérita no la tenía hasta anoche 12/04/2012.

Emérita Quesada y Modesto casaron en San Pedro-27/01/1908, formando la familia Hidalgo-Quesada:

-Enrique Andrés del Rosario Hidalgo Quesada, n. San Pedro-10/11/1908.

-Hernán Aquiles Hidalgo Quesada, n. San Pedro-21/12/1909.

-Luzmilda Gertrudis del Rosario Hidalgo Quesada, n. San Pedro-16/12/1910, casó con Rafael Quesada Cabezas (de San Ramón de Alajuela), en San Pedro-1931, formando la familia Quesada-Hidalgo, a la cual perteneció la difunta de la lápida

-Enrique Marcelino del Rosario Hidalgo Quesada, n. San Pedro-26/04-1912.

-Aquiles Doroteo Rosario Hidalgo Quesada, n. San Pedro-09/09/1913.
-Francisca Elena del Rosario Hidalgo Quesada, n. San Pedro-16/06/1915.

-Juana Romelia del Rosario Hidalgo Quesada, n. Sabanilla-10/05/1917, casó con Bienvenido Cordero Umaña en 1942, formando la familia Cordero-Hidalgo.

-Alfonso María del Rosario Hidalgo Quesada, n. Sabanilla-20/05/1918.

-Digna Antolina del Rosario Hidalgo Quesada, n. Sabanilla-02/09/1919.

-Aristídes Gerardo Antonio Hidalgo Quesada, n. Sabanilla-03/10/1921, casó con Ester Artavia Marín en La Soledad-1943, formando la familia Hidalgo-Artavia..

-Rosa Amada del Rosario Hidalgo Quesada, San Pedro-17/01/1926 (padrinos de bautizo: Rafaela Amalia Quesada y Miguel Brizuela, que también son de la familia).

-Emérita Quesada Hidalgo, n. Sabanilla-21/03/1938

Seguimos…

1886- Rafaela de Jesús Quesada Cruz.

1892- Rafael José Cruz Quesada Cruz-1892 (f. de tétano a los 5 minutos.)

-1899-Rafaela Amalia María Quesada Cruz y Rafaela Urbina de Jesús Quesada Cruz, bautizadas en San Pedro.

Rafaela Amalia casó con Miguel Brizuela en San Pedro-1927,  formando la familia Brizuela-Quesada:

-04/05/1924, Ramón Rafael Alfonso de la Trinidad Brizuela Quesada, bautizado en San Pedro, quien falleció de fiebre a los 26 años.

-25/09/1925, José Miguel Ramón de la Trinidad Brizuela Quesada, bautizado en San Pedro.

1865, Francisca Teresa Quesada Fernández-1865.

Finalmente, al enviudar nuevamente, Cruz casó con Rufina Segura Granados (hija de Juan y Ana) mediante dispensa por consaguinidad en cuarto grado y afinidad directa en tercer grado, el 14/10/1867 en San Pedro. Tuvieron 1 hijo Quesada-Segura:

-1868-1929, Raymundo Exequiel Buenaventura Quesada Segura, nacido y bautizado en San Pedro. Casó con María de las Piedades Hidalgo Badilla (hija de Nicolás y Rosa) en 1891, en Alajuelita. Tuvieron 11 hijos Quesada-Hidalgo:

-04/10/1891, Francisco Emilio de los Ángeles Quesada Hidalgo, bautizado en San Pedro de Montes de Oca. Casó con Fidelia Brenes Gamboa (hija de Abdón y María), en Desamparados en 1915. Tuvieron 5 hijos  Quesada-Brenes:

-13/07/1916, Juan Rafael Ramón Quesada Brenes, nacido en San Antonio y bautizado en Desamparados. Casó con Teresa Jacinta Teodora Murillo Chinchilla en Ipís de Goicoechea, formando la familia Quesada-Murillo.

-04/06/1918, María Teresa del Socorro Quesada Brenes, bautizada en San Pedro. Casó con Gregorio Bravo en La Dolorosa, el 25/07/1947, formando la familia Bravo-Quesada.

-19/07/1923, Rufina Flora del Carmen Quesada Brenes, nacida y bautizada en San Pedro. Casó con Neftalí Villalobos Sandí, en Desamparados el 1/12/1951, formando la familia Villalobos-Quesada.

-18/02/1926, Claudina de Jesús Quesada Brenes, nacida en Lourdes y bautizada en San Pedro.  Casó con Miguel Ángel Monge Garita el 25/05/1946, en Desamparados, formando la familia Monge-Quesada.

-El 12/09/2012 encontré a Miguel Ângel Monge Quesada, n. Patarrá-17/09/1946. Casó en Zapote-18/11/1967 con Silvia María Sandí Mora. Reportan a Mariángel Mora Calvo, n. 16/10/2007.

-01/10/1927, Maximiliano Ángel de Lourdes Quesada Brenes, bautizado en San Pedro.

-11/09/1893, María Auristela de Jesús Quesada Hidalgo, bautizada en San Pedro.

-26/06/1895, Eduardo Ladislao de Jesús Quesada Hidalgo, bautizado en San Pedro.

-31/07/1898, María Ignacia de la Luz Quesada Hidalgo, bautizada en San Pedro.

-09/02/1900, Eduardo Alejandro de Jesús Quesada Hidalgo, bautizado en San Pedro.

-22/11/1901, Ezequiel de Jesús Quesada Hidalgo, bautizado en San Pedro.

-08/07/1903, María Mercedes de Jesús Quesada Hidalgo, bautizada en San Pedro.

-29/12/1904, Cristina Frolián del Socorro Quesada Hidalgo (por error, anotaron Delgado), bautizada en San Pedro.

-24/05/1906, Ascensión Félix del Socorro Quesada Hidalgo, bautizado en San Pedro. Falleció en 1913 atropellado por el tren en San Pedro.

-10/09/1908, María Mercedes del Socorro Quesada Hidalgo, bautizada en San Pedro. Casó con Domnino Cordero Castillo (de Tres Ríos, hijo de Juan y Bartola) el 01/06/1927 en San Pedro formando la familia Cordero-Quesada.

-27/08/1910, Margarita Socorro Quesada Hidalgo, bautizada en San Pedro.

Sí, todos los Quesada Hidalgo fueron apadrinados por Gabriela Quesada Montero y Toribio Fernández.

Fin de la dinastía de Pilar-de-la-Cruz-Quesada-Prado.

3.9 Dinastía de CEFERINO DE LAS MERCEDES QUESADA PRADO, n. 1836 y f. 18/09/1916.

El 11/03/2012 encontré la bóveda de Ceferino en San Pedro:

-Ceferino casó en San Pedro en 1850 con Brígida Campos (hija de Rafaela Campos). Tuvieron 12 hijos Quesada-Campos, todos bautizados en San Pedro del Mojón:

3.1.9.1 Rafaela George Quesada Campos, 1861-1937, Sabanilla. Casó con Alejandro Quesada Granados en 1880 en San Pedro, con dispensa por ser primos y tuvieron 10 hijos Quesada-Quesada, como se enlistó antes.

3.1.9.2 José María Dámazo Quesada Campos, 1862. Casó en 1884 con Ramona Vindas Núñez (1868-1928, hija de Santiago y Paula),  y tuvieron 15 hijos Quesada-Vindas:

1884-Daniel Gregorio Quesada Vindas (por error David); casó en 1907 en Acosta con Paulina Chavarría Rivas (hija de Genaro y Carmen), formando la familia Quesada-Chavarría:

-05/05/1915-Manuel Elidio del Socorro Quesada Chavarría, nacido en Aserrí.

Domingo Quesada Chavarría, n. Vuelta de Jorco, n. Aserrí-12/02/1926 y f. 18/01/1995. Domingo casó con Odilíe Hortencia Rivera Ceciliano, formando la familia Quesada-Rivera:
-Lires Quesada Rivera,

Ligia Quesada Rivera, n. La Legua-Aserrí-05/09/1951 y f. 17/10/2006. Ligia casó con Evangelista Navarro Venegas en Pérez Zeledón-30/09/1967, formando la familia Navarro-Quesada. Reportan a:
-Dinnia Lizeth del Carmen Navarro Quesada, n. Pérez Zeledón-21/03/1970. Dinnia Lizeth casó en con Manuel Ángel Quesada Elizondo (n. Aguas Zarcas-21/01/1952, hijo de Célimo Quesada Alpízar y Ana María Elizondo Bermúdez). Reportan a:

David José Navarro Quesada, n. Cartago-Oriental-12/09/1986.
José Pablo Navarro Quesada, n. 12/09/1986.
Manuel Josué Navarro Quesada, n. Limón-centro-14/05/1990.

Floria María Quesada Rivera, n. La Legua-Aserrí-01/08/1953.

Floria María reporta a:

Giselle Cristina Quesada Rivera, n. San Isidro de Pérez Zeledón-02/10/1973.


Gioconda del Carmen Quesada Rivera, n. Chacarita-03/01/1976.

Gioconda del Carmen casó en Catedral-San José-08/03/2001 con Maikel Francisco Angulo Santamaría, formando la familia Angulo-Quesada:
Karen Melissa Angulo Quesada, n. 05/09/1997.

Maikel David Angulo Quesada, n. 21/01/2002.


-Jorge Luis Cabrera Quesada, n. Puntarenas-centro-10/05/1980.
-Borys Daniel Quesada Rivera, n. Golfito-Puntarenas-28/06/1986.
Lucrecia Odilia Quesada Rivera, n. Pérez Zeledón-02/04/1985.
Lohanna Vannesa Quesada Rivera, n. Corredores-Puntarenas-26/11/1987.
Yanina Quesada Rivera, n. Canoas-Puntarenas-02/10/1989.
José David Quesada Rivera, n. Corredores-Puntarenas-13/12/1990 y f. 28/03/2017.

-Gladys Quesada Rivera, n. La Legua-Aserrí-21/05/1955.

Gladys casó en San Isidro de El General-02/03/1974 con Patricio Antonio Pereira Parra, formando la familia Pereira-Quesada:

Gladys y Patricio reportan a:
Sergio Antonio Pereira Quesada, n. 04/07/1974.


Clarisa María Quesada Rivera, n. Monte Rey-Aserrí-22/07/1956.

Clarisa casó en Limón-06/02/1985 con Gerardo Montero Arroyo, formando la familia Montero-Quesada:

Reportan a:
Lillian María Montero Quesada, n. San Isidro-Pérez Zeledón-09/02/1974.
Dunia Milena Montero Quesada, n. San Isidro de Pérez Zeledón-18/12/1975.
-Moisés Gerardo Montero Quesada, n. Limón-centro-26/03/1991.

-Daniel Andrés Montero Quesada, n. Limón-centro-10/11/1995.

Alfredo Alberto Quesada Rivera, n. Monte Rey-La Legua-Aserrí-17/08/1961.

Julia María Quesada Rivera, n. San José-centro-19/01/1964.
Julia María reporta a:

Raquel Quesada Rivera, n. Pérez Zeledón-22/03/1982.

Raquel, casada con Tonny Raimundo Martínez Martínez en Limón-26/02/1998, Raquel, reporta a:
Royner José Martínez Quesada, n. Limón-centro-05/03/2001.
-Daniela Alejandra Martínez Quesada, n. Limón-centro-20/11/2007.
Julia María y Franklin Maitland Thomas reportan a:
Sara Alejandra Maitland Quesada, n. Limón-centro-23/06/1984.
José David Maitland Quesada, n. 14/12/1987.
-Esteban José Maitland Quesada, n. Limón-centro-16/02/1986.
Kendi Estefan Maitland Quesada, n. Limón-centro-18/12/1989.
Jurgeen José Maitland Quesada, n. Limón-centro-01/04/1992.


-María de los Ángeles Quesada Rivera, n. Monte Rey-Aserrí-30/12/1959.

Reporta a:

-Nancy Gabriela Hernández Quesada, n. Oriental-central-Cartago-14/09/1987.

-Luis Felipe Chaves Quesada, n. Oriental-central-Cartago-11/11/1997.


Víctor Julio del Carmen Quesada Rivera, n. San José-centro-02/06/1965.

19/10/1886-Augusto Otoniel Quesada Vindas (por error, Vandas), bautizado el 20/09 en San Pedro. Los datos relativos a Augusto y su descendencia los encontré el 18/02/2011. Casó con (¿Tomasa de las?, n. Desamparados-1885) Mercedes Ureña Monge (hija de José y Jacinta) el 14/07/1913 en Desamparados, formando la familia Quesada-Ureña:

El 11/03/2012 encontré su bóveda en San Pedro de Montes de Oca:

Tuvieron 7 hijos:

-21/05/1914, Belarmina Ramona del Carmen Quesada Ureña, nacida y bautizada el 31/05 en Aserrí, f. 21/07/2014.

Belarmina tuvo a:
-Jesús María Quesada Ureña, n. Lourdes-18/12/1941. Jesús María casó en San Pedro-26/06/1965 con María del Carmen Rodríguez Méndez (103190479), formando la familia Quesada-Rodríguez:

Maikelyn de Jesús Quesada Rodríguez, n. San José-centro-22/09/1978.

Cuando Maikelyn de Jesús estuvo casada con Jorge Portocarrero García, formó la familia Portocarrero-Quesada:
Jesús Adrián Portocarrero Quesada, n. San Rafael-Escazú-24/01/2003.

-22/06/1915, María Josefa Ester Lina Quesada Ureña, nacida y bautizada el 05/07 en Aserrí.

-11/11/1916, Josefa Guillermina Quesada Ureña,  nacida y bautizada el 18/11 en Aserrí.

-25/05/1918, Odilí Deise de la Trinidad Quesada Ureña, nacida y bautizada el 06/09/1918 en Aserrí. El 24/11/1937 hizo anotación para matrimonio.

-03/10/1919, Víctor Manuel Quesada Ureña, nacido en La Legua y bautizado el 17/10 en Aserrí.

-04/06/1921, Juan José Quesada Ureña, nacido en San Rafael y bautizado el 24/06 en Desamparados.

-03/01/1924, Belarmina Alicia de Jesús Quesada Ureña, nacida en La Maternidad Carit y bautizada en Desamparados el 10/02.
El 08/04/2011, a raíz de esta unión con los Ureña de Desamparados, recibí un correo de José-Ureña:

Don Gerardo, Mercedes Ureña Monge es prima hermana de la madre de Joaquín García Monge.

Merecedes Ureña Monge es trastataranieta de Gregorio de Ureña, fundador del apellido Ureña en Costa Rica.

Saludos, José Ureña (nortronica@gmail.com)

Increíble que tantos años después, el 19/12/1936, don Joaquín García Monge vino a ser el padrino de bodas de papi y mami en La Dolorosa. =Q=

-1887-Juan Rafael de Jesús Quesada Vindas,

-1888-Bienvenida Angélica María Quesada Vindas-20/09/1937, Sabanilla. (Casó en Aserrí, 1906, con José María Cordero Araya, hijo de Santiago y Cecilia), y tuvieron 8 hijos Cordero-Quesada:

-23/11/1908 – Arnulfo Bautista del Socorro Cordero Quesada, nacido en Monte Redondo, Acosta.

Un paréntesis, porque en un árbol como este, en que las familias aparecen desperdigadas por el territorio nacional, hay que hacer algunas investigaciones para explicarse las razones de esa diáspora.

Les escribí a dos personas que han subido fotos de Monte Redondo a la red y veamos las respuestas:

-Walter Peraza Padilla dice:

Hola Don Gerardo, vieras que yo conozco algunas personas de apellido Quesada pero en Vuelta de Jorco, voy ver si las puedo contactar con usted. Saludos.

Muchas gracias a Walter.

-César Chinchilla dice:

Bueno mis abuelos paternos nacieron en Monteredondo  por esos años,  voy a preguntarle a mi papá y mi tia mayor ya que tiene 82 años, si ella no los recuerda; es raro que vivieran en Monteredondo, vivirían a los  sumo en San Gabriel, Jorco, o en otro pueblo cercano a monteredondo en ese entonces, los apellidos Luna, Herrera y Quesada no me parecen de Monteredondo pero Vindas sí.

Hace 100 años y durante muchos años Monteredondo fue una gigantesca hacienda de café creada por Roberto Zeledón Castro,  propiedad que luego fue heredada en parte a un señor alemán que era Carlos Hoover el fundó con el suegro (Roberto Zeledón Castro) el beneficio Monteredondo (procesador de cafe) que durante años fué el mas grande de centroamérica.

Monteredondo tuvo mucho desarrollo en ese entonces, de hecho San Gabriel que es el distrito, antes de llamarse asi en 1915 se llamaba Monteredondo, ahora bien hay varios pueblos que se derivaron luego y que a la postre crecieron y son : San Gabriel, Los Mangos, Limonal, Uruca.  En este entonces el crecimiento era de Monteredondo junto con Vuelta de Jorco, muchas de las familias de hoy día de Jorco provienen en sus inicios de Monteredondo.

Monteredondo hoy día es un pueblo pequeño y que no crece mucho, su salida por decir casi única es por Jorco y Los Mangos, es semi-asfalto – lastre y yo he entrado en vehículo liviano, hay como toda la vida cafetales parte de una hacienda que fue de Hoover, pero en los 90 el pueblo perdió el Beneficio procesador de café y desde entonces el pueblo es diferente y  más pequeño en general y el café no es lo principal porque muchos salen a trabajar a San José por Jorco.

Lo último que supe es que uno de los hijos de Hoover se encarga de darle mantenimiento a la antigua Iglesia y es por eso que está bien, por cierto el camino a la iglesia creo que esta difícil más porque es propiedad de la antigua Hacienda (hoy día arrendada como Hacienda Limonal) a una empresa que produce el café que queda.  Luego le envío el número del señor este hijo de Hoover.

Lo otro que podría ayudarle  siguiendo los consejos de  Mauricio Meléndez Obando de la columna ya cerrada RAICES de la nacion.  Este señor recomienda revisar en la Curia metropolitana, los registros de nacimiento por parroquia, es decir que si nació en Monte Redondo fué bautizado en Acosta, Jorco o San Gabriel y más raro el caso en Aserrí, entonces si se tienen los apellidos, nombres y años aproximados de nacimiento se pueden buscar los registros de bautizo de cada quien y en ellos los padres “declaraban” datos importantes como dónde nacieron y de dónde venían, en algunos casos se puede ir hacia atrás para saber de dónde vienen los “antepasados” o adelante para ver parientes de uno actuales.   Es posible tener éxito cuando no había “migración” es decir que los padres, abuelos, hijos crecían en el mismo lugar.

Muchas gracias a César por esta importante reseña histórico-social del lugar y las fotos del lugar.

La conclusión que saco es que estos Cordero-Quesada, al igual que los Quesada-Luna y unos Quesada-Vindas, están en San Gabriel de Aserrí, que antes era conocido como Monte Redondo.

Seguimos…

07/04/1910 – Buenaventura Hilario Pascual de los Desamparados Cordero Quesada, nacido en Aserrí centro.

12/05/1912 – Luis Manuel del Socorro Cordero Quesada, nacido en Aserrí centro.

29/06/1913 – María Brígida de la Trinidad Cordero Quesada, nacida en Aserrí centro.

29/04/1914 – Ramón Avelino de la Trinidad Cordero Quesada, nacido en San Gabriel (podría ser en La Legua de los Camacho).

08/09/1916 – Héctor Antonio Aleiro Cordero Quesada, nacido en San Gabriel.

25/09/1917 – Amalia Alcida de Desamparados Cordero Quesada, en San Gabriel de Aserrí.

04/07/1921 – Jesús Victoria Desamparados Cordero Quesada en Vuelta de Jorco de Aserrí.

1890-Santiago Abel Amparo María de Jesús Quesada Vindas, bautizado en San Pedro el 30/05.

1892-Santiago Abel Quesada Vindas,

1893-Guillermo Conrado Alejo de Jesús Quesada Vindas,

26/03/1895-Abdenago Amadeo Mateo Ramón Quesada Vindas, y bautizado en San Pedro el 30/03.

12/11/1896-José Arístides Quesada Vindas, bautizado en San Pedro el 15/11.

1898-Paula Antonia Eulalia de Jesús Quesada Vindas,

1900-Manuel Aurelio de Jesús Quesada Vindas. Manuel, vecino de Cedros, casó con Margarita Sibaja Vargas el 14/05/1928 en San Pedro del Mojón. Tuvieron un hijo Quesada-Sibaja:

25/02/1929, Salvador Guillermo Matías de la Trinidad Quesada Sibaja bautizado en San Pedro, oriundo de Sabanilla de Montes de Oca.

Encontré el 10/06/2012 a un Guillermo Quesada Sibaja, n. Sabanilla-08/06/1932, hijo de Evelio Quesada Vindas y Margarita Sibaja Vargas, f. 11/10/2001. Guillermo casó en San Sebastián-14/02/1959 con María de los Angeles González Vílchez, formando la familia Quesada-González.

-Qué raro, cómo la intuición lo va llevando a uno. Puse esos datos sin saber a ciencia cierta si son los equivalentes a Salvador Guillermo Matías de la Trinidad, y hoy 17/08/2012, vuelvo a tropezar con datos de este personaje, pese a que la fecha de nacimiento no es la misma original:

Ahora encontré un hijo de Guillermo:

Guillermo Alberto Quesada Gonzalez, n. 21/11/1959,

Guillermo Alberto casó en Colegio Calazans de San Pedro-19/12/1990 con Eugenia María Romero Ocampo formando la familia Quesada-Romero.

Reportan 3 hijos
Carlos Alberto Quesada Romero, n. 08/06/1994.
Carolina María Quesada Romero, n. 18/07/1997.
Victoria Eugenia Quesada Romero, n. 12/05/2000.
Bueno, aquí se quedan estos datos hasta que los confirme, pero algo me dice que son, solo hay que aclarar algunos detalles.

Seguimos…

1902-Víctor María Gonzalo Quesada Vindas,

1903-María Elisa de la Trinidad Quesada Vindas,

1906-Juan José Cupertino Quesada Vindas, nacido en Monte Redondo, Aserrí.

Según su anotación de bautismo, Juan José Cupertino casó en Guadalupe con María Eufrasia Luna Herrera, formando la familia Quesada-Luna, lo cual no pude confirmar; pero según el Registro Civil, nació en Monte Redondo-18/09/1906 y f. 20/05/1997.

Hay que corregir algo. El documento de boda dice Eufracia y Luna, pero realmente es Engracia y Mora (f. 08/1973), familia Quesada-Mora. Esto se me confirma porque en mayo-2015 me contactó Sandy Quesada Vargas, de esta dinastía, y al buscar y buscar, deduje y confirmé que no era Luna, sino Mora.

Juan José Cupertino y María Engracia reportan a:

Guillermo Quesada Mora (102650513), n. San Felipe-Alajuelita-24/10/1938. Guillermo casó en San Pedro de Montes de Oca-21/03/1959 con Cecilia Muñoz Gómez, formando la familia Quesada-Muñoz:

Reportan a:

-Guillermo Quesada Muñoz (900620105), n. Guadalupe-09/01/1963.

Yolanda María Quesada Muñoz, n. San José-centro-16/05/1977. Yolanda María casó en El Carmen-09/08/1995 con Carlos Alberto Sánchez Corrales, formando la familia Sánchez-Quesada:

Reportan a:

-Abigail Nicole Sánchez Quesada, n. San José-centro-27/04/2000.

-María Ester Sánchez Quesada, n. San José-centro-24/12/2006.

-Raquel Fabiola Sánchez Quesada, n. Heredia-centro-29/02/2012.

-María Cecilia de la Trinidad Quesada Muñoz, n. Guadalupe-25/01/1960. María Cecilia de la Trinidad casó en Guadalupe-23/01/1982 con Luis Gerardo Azofeifa Montero, formando la familia Azofeifa-Quesada:

Reportan a:

-Rubén Felipe Azofeifa Quesada, n. San José.-centro-09/07/1987.

-José Pablo Azofeifa Quesada, n. San José-centro-23/08/1997.

Víctor Manuel Quesada Mora, n. San José-centro-17/09/1940. Víctor Manuel casó con María de los Ángeles Pilar Porras Abarca en Alajuelita-28/02/1970, formando la familia Quesada-Porras:

-Karol de los Ángeles Quesada Porras, n. San José-centro-15/01/1971.

-María del Pilar Quesada Porras, n. San José-centro-05/02/1978.

David Ezequías de la Trinidad Quesada Mora, n. Mercedes-Montes de Oca-11/03/1942.

David Ezequías de la Trinidad, casó con Sandra Isabel Vargas Ruiz en Guadalupe-26/07/1969, formando la familia Quesada-Vargas. Reportan a:

Sandra María Quesada Vargas, n. San José-centro-26/10/1973.

(Sandy es la que me envió un correo:

Buenas noches don Gerardo.

Mi nombre es Sandra Quesada Vargas.

Ud. no me conoce, pero estaba leyendo su blog sobre los Quesada y para mi sorpresa, se citan mis ancestros: mi tatarabuelo Ceferino Quesada; Jose María Quesada, mi bisabuelo; asi como Ramona Vindas, mi bisabuela.

Ellos son los padres de mi abuelo: Juan José Quesada Vindas, hermano de Maria Teresa de la Luz.

Me gustaría tener más información de la familia, y por eso le envío este correo.

Mi dirección de correo electrónico es smqv17@gmail.com.

Saludos cordiales, Sandra Quesada V.)

David Gustavo Quesada Vargas, n. San José-centro-03/11/1976.

David Gustavo casó en Moravia-11/12/2000 con Silvia Patricia Gatgens Badilla, formando la familia Quesada-Gatgens. Reportan a:

Larissa Sofía Quesada Gatgens, n. Heredia-centro-11/03/1994.

David Alejandro Quesada Gatgens, n. Mercer-New Jersey-10/08/2003.

-Randall Adolfo Quesada Vargas, n. San José-centro-01/06/1978.

Cindy Margot Quesada Vargas, n. 06/11/1981. Sindy Margot casó con Gustavo Adolfo Mora Fernández en Guadalupe-06/01/2001, formando la familia Mora-Quesada.

Reportan a:

Sebastián Alejandro Mora Quesada, n. San José-centro-27/04/2001. Toca piano, violín, guitarra y batería…todo un Quesada:

Santiago Mora Quesada, n. Calle Blancos-Goicoechea-26/12/2008.

(cuando veo fotos como esta, no puedo dejar de decir: _¡son Quesada!)

Diana Mariam Quesada Vargas, n. 05/05/1993.

Elizabeth Quesada Mora (105030833), n. Guadalupe-23/03/1949. Elizabeth casó en Goicoechea-20/05/1972 con Carlos Eduardo Monestel Monge, formando la familia Monestel-Quesada.

Reportan a:

Karla Vanessa Monestel Quesada, n. La Uruca-30/10/1974.

María Teresa (Teresita) Monestel Quesada (108500809), n. La Uruca-26/04/1973.

-María Eugenia Quesada Mora (103410643), n. Guadalupe-14/12/1945. María Eugenia casó en Catedral-24/10/1970 con Rolando Rojas González, formando la familia Rojas-Quesada.

-Walter Rojas Quesada, n.

-Jade Rojas, n.

Posteriormente, a sus 89 años, Juan José Cupertino casó en Aserrí-29/07/1995 con Imelda Vargas Quirós (n. Mercedes de Puriscal-1924, hija de Rogelio y Dolores), formando la familia Quesada-Vargas:

Virginia Quesada Vargas, n.

1910-María Teresa de la Luz Quesada Vindas, nacida en Aserrí centro, f. 24/09/2010. Ella fue la madre de:

-Arturo Quesada Vindas, n. San José-14/08/1935 y f. 10/01/2015. Casó con Carmen Pinel Alfaro.

No pude conocerlo antes de que falleciera, y me habían dado excelentes referencias de él. Registra un hijo:
-Arturo Quesada Pinel, San José-centro-05/10/1971.

Reporta a:
-Priscilla Quesada Calderón, n. San Rafael-Escazú-19/06/2002.

-Alfredo Miranda Quesada, n. San José-26/05/1937, divorciado en 1983 de Elizabeth Antoinette Bust Fick con quien había formado la familia Miranda-Bust, formando la familia Miranda-Bust.

Alexander Alfredo Miranda Bust, n. San José-28/02/1964, quien casó el 11/08/1884 con Marta Damaris Torres Rojas…. cuántos años tengo de no ver a Alex!.

en Tibás, con mi primo Alfredo Miranda Quesada:

Luego, Alfredo casó en El Carmen-17/05/2003 con Mayela Yadira Astúa Chacón, viven en Colima de Tibás. Sé que tienen familia, pero ignoro los nombres:

—— y nietos:

3.1.9.3 Fermín María Quesada Campos, 1864-1864.

3.1.9.4 Raimunda Quesada Campos, 1865-1938. Casó con Ricardo Delgado, formando la familia Delgado-Quesada.

3.1.9.5 Josefa Demetria Quesada Campos, 1866.

Casó en San Pedro-1915 con Timoteo Cruz Sibaja (1894, hijo de Indalecio y María Casilda), formando la familia Cruz-Quesada (padrinos Benjamín Prado y Luisa Rodríguez, esposos).

3.1.9.6 María Ramona Quesada Campos, 1871-1935. Casó en San Pedro en 1888 con Rafael Fernández  Salas (1864-1934), hijo de Pablo Fernández y Feliciana Salas.  Tuvieron 8 hijos Fernández-Quesada:

1889-Rafael Ezequías Raimundo Fernández Quesada casó en 1916, en San Pedro, con Zoila Brizuela, vecina de Curridabat, hija de Alberto Brizuela y María Bermúdez. Tuvieron 4 hijos Fernández-Brizuela en San Rafael de Montes de Oca:

04/02/1917 – Ramón Rafael Arturo Fernández Brizuela

20/10/1918 – Augusto Ezequías Ramón Fernández Brizuela

23/10/1921 – Jorge Ramón Antonio Fernández Brizuela. Tuvo dos hijas Fernández-Padilla:

04/02/1961 – Lilliam María Fernández Padilla e 11/10/1965 – Innominada Fernández Padilla.

07/12/1924 – Carlos Luis Francisco Fernández Brizuela

1890-María Luisa Ester Fernández Quesada,

1892-María Brígida de los Dolores Fernández Quesada,

1893-Rafael León Amado Fernández Quesada. Casó en San Pedro con Odelina Vargas Rodríguez (hija de José y Erólida), en 1933, formando la familia Fernández-Vargas.

1895-Rafael José Flavio Fernández Quesada,

1897-María Rafaela Feliciana Fernández Quesada,

1898-María Domicilia de las Mercedes Fernández Quesada,

1901-Octaviano Augusto del Socorro Fernández Quesada.

3.1.9.7 Ramona Simeona Quesada Campos, 1873.

3.1.9.8 María Guadalupe Quesada Campos, 1875. Casó en San Pedro en 1893 con Federico Carvajal Fernández, 1874. Tuvieron 4 hijos Carvajal-Quesada:

1894-Criselda María Teodora Carvajal Quesada casó en 1921 con Rosario Méndez,  (1899-x, hijo de Sara Méndez)  y tuvieron 5 hijos Méndez-Carvajal bautizados en San Pedro, Cedros de Montes de Oca:

16/07/1922 – Abel Eduardo de la Trinidad Méndez Carvajal

06/04/1924 – Abel Ambrosio de la Trinidad Méndez Carvajal

16/07/1925, 26/04/2004 – Miguel Ángel de la Trinidad Méndez Carvajal.

07/08/1926 – Efraín Cristóbal de la Trinidad Méndez Carvajal

04/02/1929 – Alcides Alfonso de la Trinidad Méndez Carvajal

Sí, todos los hijos de Criselda llevan por nombre “de la Trinidad”

1897-Teodora Ramona Gricela Manuela Carvajal Quesada,

1898-María Manuela del Socorro Carvajal Quesada (casó en 1925 con Jesús Quesada Vargas, 2ª boda de Jesús, dispensados por tercer grado por línea colateral y afinidad en segundo grado), formando la familia Quesada-Carvajal.

1905-Ángel Federico de la Cruz Carvajal Quesada (casó en 1926 con María Oliva del Socorro Coto Cantillo (1906-1977, hija de Moisés y Tomasa, de Dulce Nombre de La Unión), formando la familia Carvajal-Coto.

3.1.9.9 Juan Gregorio Quesada Campos,  1876. Casó en San Pedro en 1897 con Talía Delgado Zamora (1878-1936). Tuvieron 8 hijos Quesada-Delgado:

1899-Ramón Santos Eterlio Quesada Delgado . Casó en Lourdes en 1969 con Josefa Élida Rosalina Acosta Delgado (Barba,1905-1985, hija de Pablo e Isabel), generando los Quesada-Acosta.

1901-Ramón Vidal Máximo Quesada Delgado,

1903-Ramón Genaro Quesada Delgado,

1904-Enriqueta Cristina Ramona Quesada Delgado,

1906-Ramón Ismael Rómulo Quesada Delgado,

1908-Ramón Ysmael Quesada Delgado,

1911-Lidia Ramona Rosa Quesada Delgado (casada in articulo mortis en 1960 con Víctor Manuel Cabrera Hernández). Si hubieran tenido hijos, serían los Cabrera-Quesada.

1913-Hermelinda Ramona Quesada Delgado.

Sí, todos estos Quesada Delgado llevan el nombre de Ramón o Ramona.

3.1.9.10 María Zoila David Quesada Campos, b. 1879. Casó en San Pedro en 1895 con Jesús Quesada Vargas  (1ª boda de 3 de Jesús, hijo de Juan Quesada Montero y Feliciana Vargas) con dispensa por ser primos., formando la familia Quesada-Quesada.

Tuvieron 4 hijos Quesada-Quesada:

-1896, Ramona Ángela Balbina Rosa Quesada Quesada, nacida y bautizada en San Pedro.
-1898, Rafael Pío Aquiles Quesada Quesada, nacido y bautizado en San Pedro.

-1900/04/17, Rafaela Julia Neli Quesada Quesada, bautizada en Atenas; padrinos Balvanera Berrocal y Juan R. Salazar.

-1901/09/17, María Elia de la  Caridad Quesada Quesada, en San Pedro.

3.1.9.11 Micaela Teodora Quesada Campos, 1881. Casó en San Pedro en 1887 con Jesús Blanco Gutiérrez, de Mata de Plátano. Tuvieron 10 hijos Blanco-Quesada:

1899-Ana Florentina Blanco Quesada,

1900-Ramón Guadalupe de Jesús Blanco Quesada,

1903-Miguel Fulgencio Ramón Blanco Quesada,

1905-Juan Bautista Ramón Blanco Quesada,

1906-Ramona Elisea Blanco Quesada, nacida en Mata de Plátano.

1907-Alicia Blanco Quesada, 1947, Tibás

1909-María Jacinta Raymunda de los Ángeles Blanco Quesada,  nacida en Mata de Plátano.

1911-Juan Bautista Ramón Teodoro Blanco Quesada, nacido en Mata de Plátano.

1913-Ramón Nicanor de Jesús Blanco Quesada, nacido en Mata de Plátano.

1915-Ramona Brígida Celestina Blanco Quesada, nacida en Mata de Plátano.

1917-Jesús María Ramón Paul Blanco Quesada. Casó en 1952 en Tibás con Emilce Montero Alvarado, generando los Blanco-Montero.

3.1.9.12 Dabid Nicanor de Jesús Quesada Campos, 1884. Casó con Clemencia Madrigal (hija de Mercedes Madrigal). Tuvieron 2 hijos nacidos en barrio Amón, Quesada-Madrigal:

1928-Manuel Guillermo Ricardo de Jesús Quesada Madrigal casó en 1954 en Santa Teresita con Flora Benavides Corrales (1931-2013, hija de Manuel Benavides Quesada y Flora Corrales Jiménez), generando los Quesada-Benavides:

Guillermo Manuel Quesada Benavides (1.0717.0040), n. San José-01/02/1968, casó en Guadalupe-1999 con Grettel Eugenia González Bolaños, formando la familia Quesada-González y registran dos hijos:
Daniela Quesada González, n. San José-24/08/2001.
Andrés Quesada González, n. San José-04/09/2003.

1929-Álvaro Fernando Nicanor de Jesús Quesada Madrigal casó en Santa Teresita en 1960 con Ana Isabel Navarro Campos-1935, generando los Quesada-Navarro. El 10/02/2011 encontré los datos de un hijo de ellos:

13/02/1964, Álvaro Gustavo Quesada Navarro, nacido en el estado Miranda, Venezuela. Casó con Marcela María de los Muñóz Fernández en San José, El Carmen, el 04/01/1988, formando la familia Quesada-Muñóz. Tienen 3 hijos:

25/10/1989, Gustavo Antonio Quesada Muñóz, n. en Calle Blancos.

15/10/1992, Alejandro José Quesada Muñóz, n. San José.

06/11/2000, Oscar Ricardo Quesada Muñóz, n. San José.

3.1.9.13 Juan Rafael * de Jesús Quesada Campos, 1887-1950.  Casó con su familiar Sara de Jesús Quesada Montero formando la familia Quesada-Quesada. Tuvieron a:

1886, Ernesto Quesada Quesada, bautizado en San Pedro. Casó en 1913 con Rafaela Hernández Aguilar (1888, hija de Justo y Juana) en San Pedro del Mojón y tuvieron 5 hijos Quesada-Hernández:

04/10/1914, Antonio Francisco Humberto Quesada Hernández, en San Pedro, f. Curridabat-20/06/1997. Casó con Lucinda Márquez Amador, en Curridabat en 1938, formando la familia Quesada-Márquez:

-José Humberto Quesada Márquez, n. Curridabat-19/03/1946.
-Luis Humberto Quesada Márquez, n. Curridabat-23/03/1950. Casó en Curridabat-1977 con Vilma María de los Ángeles Portilla Granados, formando la familia Quesada-Portilla.
Silvia Graciela Quesada Portilla, n. San José-09/06/1981. Una Quesada legítima, co-autora de “Estado nutricional de los estudiantes de segundo y quinto año de la Escuela de Nutrición de la UCR“. (Esta puede parar la racha de muertes de Quesadas por Diabetes.)

-03/04/1917, Ramón Asdrúbal Quesada Hernández, en San Pedro. Casó con Dinora (Anotada como Digna en el acta de bautismo) Bermúdez Naranjo en 1947, formando la familia Quesada-Bermúdez en Desamparados.

El 17/02/2011 encontré el nombre de un hijo de esta pareja:

23/09/1947, Carlos Asdrúbal Quesada Bermúdez, en San Antonio de Desamparados. Casó con Nydia María Rodríguez  Badilla en la capilla del Saint Francis, Moravia, el 17/01/1970, formando la familia Quesada-Rodríguez. Les encontré una hija:
-27/05/1975, Ana Laura Quesada Rodríguez (109100584), nacida en San José.

Ana Laura casó con Gerardo Arturo Rojas Kruse en San Rafael de Heredia el 25/03/2006, formando la familia Rojas-Quesada. Registran dos hijos:

04/02/2007, Arturo Rojas Quesada.

12/11/2009, Alejandra Rojas Quesada.

24/08/1919 en San Pedro y  f. 13/04/2000, Rosa Elvira del Carmen Quesada Hernández, en San Pedro.

03/12/1922, Emilce Ilda de la Trinidad Quesada Hernández, bautizada en La Soledad.

07/03/1926, Uldemar Ángel Quesada Hernández, bautizado en Limón. Casó con Nísida Cruz Sibaja, en San Pedro, en 1953, formando la familia Quesada-Cruz.

23/11/1929, Ana Sara de los Ángeles Quesada Hernández, en Sabanilla, quien casó en 1954 con Carlos Izquierdo Cea, formando la familia Izquierdo-Quesada. Tuvieron a:

Carlos Alberto Izquierdo Quesada, nacido el 07/03/1958, bautizado en San Pedro de Montes de Oca. Casó con Luz Verónica Vásquez García el 15/05/1984 en San José, El Carmen, formando la familia Izquierdo-Vásquez. Tuvieron a:

Carlos Daniel Izquierdo Vásquez, nacido el 19/12/1985

Aldo Izquierdo Vásquez, nacido el 27/11/1992.

* Cuando analicé la foto de la lápida de Juan Rafael Quesada Campos quedé perplejo, porque hasta hoy 17/03/2012 me vengo a enterar de que también casó en Cartago-1925, con la viuda Elisa Portuguéz Hernández (n. 1888 y bautizada en 1924?, viuda de Ignacio Arburola fallecido en 1925, y fue hija de Casio y Fulgencia), formando la familia Quesada-Portuguéz.

Tuvieron un hijo:

-Juan Rafael Raimundo de Jesús Quesada y Portuguéz, n. El Alto de Ochomogo-28/03/1926 (301620267) y f. Goicoechea-01/12/2009.

Sería entonces éste quien llegó a ser el dueño de la mítica Finca Las Cumbres, en San Rafael de Montes de Oca. Casó con la pariente (por el lado Quesada, como pudimos ver en el aparte 3.3) Lidiette Fernández Delgado (n. San Pedro-04/06/1935), formando la familia Quesada-Fernández:

-Elizabeth Gabriela Rita Quesada Fernández (105660194), n. San José-centro.10/09/1957.

Estuvo casada Elizabeth Gabriela Rita con Jorge Enrique Villalobos Brenes y reporta a:

Adriana Villalobos Quesada, n. San Isidro-Pérez Zeledón-09/05/1985.

-José Rafael Quesada Fernández, n. 10/12/1958.

Guadalupe de la Trinidad Quesada Fernández, n.  San José-centro-15/06/1963.

Guadalupe de la Trinidad, de cuando estuvo casada con Gustavo Adolfo Madrigal Calvo, reporta a:

Berto Madrigal Quesada. n.

Luego, Guadalupe de la Trinidad, casó con Josmín Gerardo Flores Castro en Patarrá-19/04/1997, formando la familia Flores-Quesada:

Reporta a:

María José Flores Quesada, n. 26/11/1997.

José Pablo Flores Quesada, n. 13/12/1999.

Luis Roberto Quesada Fernández, n. San José-centro-19/12/1965 (106650878).

Casado Luis Roberto con Grettel de los Ángeles Gamboa Elizondo en San Pedro-30/12/1989, formó la familia Quesada-Gamboa:

Bárbara Verónica Quesada Gamboa, n. San José-centro-17/06/1990.

– Anastasia Quesada Gamboa, n. La Uruca-22/06/2001.

Fin de la dinastía de Ceferino-de-las-Mercedes-Quesada-Prado.

3.10 Dinastía de Ángela Casia de Jesús Quesada Prado, n. 1838.
Casiana casó con Sebastián Quesada León (b. Escazú-21/02/1828, f. 1856, hijo de Francisco Casimiro Quesada Saborío y Lorenza León Trejos). Formaron la familia Quesada-Quesada y tuvieron dos hijos que fallecieron al nacer:

1854-Rafaela Gerónima, sepultada en Guadalupe de Goicoechea el 30/09/1854.

1856-Rafael de Jesús-1856.

Nota:

Sebastián y Casimiro (b. San José-08/03/1798), provenían de Juan Francisco Quesada y Josefa Buenaventura Saborío Abuelos (f. San José-28/01/1814), josefinos, padres de (Salvador Quesada Abuelos, b. San José-13/12/1805, Joaquín, b. 14/08/1791, Francisco de Paula, Toribio de los Dolores, b. 05/07/1800, ).
Luego, Casiana casó con José Loría (n.1831) en San Pedro-22/08/1881, formando la familia Loría-Quesada. Testigo Josefa Quesada. Loría ó Mora era viudo de Dorotea Brizuela (1831-1881), con quien casó en San Pedro-1870 cuando ambos enviudaron (él de Dominga Vargas y ella de Leupadio Amador).

Lástima que al 06/04/2015 no he podido conseguir más datos acerca de Casiana Quesada, pues no dudo que fue una persona especial; muchos familiares la escogían para que fuera madrina de bautismo de sus hijos. Posiblemente sus hijos fallecieron debido a los estragos de la Guerra de 1856.

Encontré esta publicación en La Gaceta, 27/04/1885 donde se evidencia como dueña de un título:

Fin de la Dinastía de Ángela Casia de Jesús Quesada Prado.

3.11 Dinastía de Carmen Quesada Prado, n. 1843-1896. No hay datos.

3.12 Dinastía de Vicenta Quesada Prado, 1846-1846. Falleció al nacer.

3.13 Dinastía de Juana de Jesús, 1849. No hay datos.

Fin del capítulo 3. Los Hermanos Quesada-Prado y sus descendientes.

(viene de 1.4)

Los hermanos Quesada-Cruz y sus descendientes.

(viene de 1.5)

Los hermanos Quesada-Vargas y sus descendientes.

(viene de 1.6)

Los hermanos Quesada-Chinchilla y sus descendientes.

(viene de 1.7)
__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ –

(viene de 2.10)

  1. Los hermanos Quesada-Chinchilla y su descendencia.

Descendientes de Josefa Marcelina Quesada Chinchilla y José Miguel Zamora Castro:

Siempre he pensado que los escritores de historias y otras ramas se dan por entero; es decir, hacen sus investigaciones y luego se lanzan a comunicarlas a nosotros, para ofrendarnos el resultado de sus trabajos y descubrimientos. Entre los que más admiro de la actualidad se encuentran Guillermo Villegas, Luko Hilje, Andrés Fernández y otros.

Pues bien, pienso que uno puede regalarles algo a ellos, coleccionado sus artículos y comprando sus libros.

En esas estaba, decidí regalararle a Luko Hilje su árbol genealógico y no sabrán la sorpresa que me encontré. Voy a colocar esa investigación tal como la levanté:

Luko Hilje: n. Naranjo-1952.

Luko, hijo de Pasko Hilje Vuleša y Carmen Quirós Rodríguez (200619092). n. Naranjo-1910, f.

1995.

Rama Hilje:

Pasko, hijo de Niko Hilje y Kate Vuleša.

Ah, se trata de Nickolus Hilje, n. Dalmatia, Croacia-1893, y Katherine Hilje, n. 1899, quines casaron en San José de California-1920. En el censo de 1930 en California, reportan a Catherine 10, Hellen 9, Nicholas 7, Mary 6, Gloria 3, Bettie A 1.

Rama Quirós:

Carmen, hija de Ascención Quirós Montero y Ramona Rodríguez.

Ascención: hijo de Ascención Quirós Jiménez (n. Tibás-1810, f. 1841) y Bartola Montero Zamora (n. San José-1808, f. 15/06/1863), quienes casaron en 1832.

Ascensión, hijo de Calixto Quirós Castro (1785-1843) y Ramona Jiménez Soto (1790-1837).

Ramona: hija de Rafael Rodríguez y Elena Rojas (este dato tengo que verificarlo).

Ascención, hermano de José Wilfrido de los Dolores, hijos de: Calixto Quirós y Ramona Jiménez.

Bartola, hija de: José Nicolás Montero Suárez (1766-1836) y Josefa Zamora Quesada, quienes casaron en San José-1796.

De aquí, no tenemos más que pasararnos a los estudios genalógicos de Ives de La Goublage de Ménorval Rodríguez (http://gw5.geneanet.org/yvesdemenorval?lang=es;p=josefa+bartola;n=montero+zamora) y si se desplaza uno por ese archivo, encontrará que esa rama Quesada de Luko Hilje se emparenta directamente con mis-Quesada, pues ambos descendemos del mismísimo Juan Lucas de Quesada y Chinchilla, mi quintoabuelo. Jajajaja, con razón me indentifico tanto con los relatos de Luko!!!, sí, tenemos la misma sangre Quesada, ¡qué orgullo!.

Aquí le dejo la dirección del blog de Luko: http://chinchillete.blogspot.com/; y aquí su Tribuna-Democrática.



He encontrado otros descendientes de Josefa Marcelina Quesada Chinchilla, por ejemplo:
Rafael Quesada Quesada, SJ, (101380371) n. Curridabat-25/04/1920 y f. 30/12/1996, hijo de Eloísa Quesada Quesada.

Rafael Aristídes Quesada Quesada, b. Curridabat 1923, nieto de Aniceto Quesada Quesada y Juana Andrade Arguedas
Mamerto Primitivo Quesada Quesada, Curridabat, 1924, nieto de Aniceto Quesada y Juana Andrade
Rafael Manuel Dídimo Quesada Quesada, Curri 1920, nieto de Aniceto Quesada y Juana Andrade, c.c. Adelina Moya Sojo en Turrialba el 16/10/1957
Francisco del Carmen Quesada Quesada, Curridabat- 1921, nieto de Aniceto Quesada y Juana Andrade
María Eloísa de las Mercedes Quesada Andrade, La Merced – 1894, padrinos Mercedes y Rufino Quesada. Anotado en el libro del bautizo: Casó el 11/04/1965 en Turrialba con Rafael Hidalgo Gamboa, de La Suiza. Casó con Isaías Cordero Sáenz, La Merced, en 1913.
SJ-1915, Ramona Eloísa de las Piedades Cordero Quesada.
Aniceto y Juana casaron en Tres Ríos el 07/01/1886: hj-de José Rufino Quesada y Mercedes Quesada.
José Rufino hijo de José María Quesada y Silveria Porras.  Ellos fueron padrinos de algunos de los hijos de Rufino y Mercedes y se casaron en El Carmen el 15/05/1839.
José María era hijo de José María Quesada y Damiana Villalta. 
Silveria, de Ramón Porras y Ana Alpízar.

Damiana o Damasa, era hija de María Soledad Zamora Quesada y esta a su vez de Marcelina Quesada Chinchilla.

_________________________________________________________________________________

  1. Los Quesada en tiempos de La Colonia:

Los hermanos Quesada López-Rubio y su descendencia:

4.2 Descendencia de Diego de Quesada y López-Rubio, casado con Sebastiana de Quirós en Cartago-05/10/1683 (viene de 2.13.2).
-n. Cartago-1697, Manuela de Ramos Quesada Quirós.
-b. Cartago-1690, Catarina Quesada Quirós.
-n. Cartago-1689, Josefa Cayetana Quesada Quirós.
-n. Cartago-1692, Juana Quesada Quirós.

-María del Carmen Quesada Quirós.

-Miguel Quesada Quirós.

-Micaela Quesada Quirós.

-Francisco Quesada Quirós.

 

4.5  Descendencia de Alonso de Quesada y López-Rubio y Clara Rojas (viene de 2.13.6):

Hijos Quesada-Rojas:

-4.5.1 Cristóbal Quesada Rojas, n. 1682. Casó dos veces:

1º con María Josefa Segura en 1725, formando la familia Quesada-Segura.
Tuvieron a:

-José Matías Quesada Segura, b. Cartago-24/06/1726.

-Baltazar Nicolás Quesada Segura, b. Cartago-31/12/1729.

-José Francisco Quesada Segura, b. Cartago-06/10/1733.

-José Raimundo Quesada Segura, b. Cartago-17/02/1740.

-Juan José Quesada Segura, b. Cartago-28/01/1742.

-José Miguel Quesada Segura, b- Cartago-23/09/1744.

-María Teresa Quesada Segura. Casó en Cartago-17/12/1758 con Antonio Miguel de Piedra Monestel (hijo de Francisco y María), formando la familia Piedra-Quesada.

2º con María Josefa Ramírez Segura, formando la familia Quesada-Ramírez.
Tuvieron a:

-María Cecilia Quesada Ramírez, b. 1730. Casó en Cartago-30/12/1750 con José Manuel Carranza Aguilar (hijo de Hermano José Antonio y María Nicolasa), formando la familia Carranza-Quesada.
Tuvieron a:

-María Antonia Carranza Quesada, casó en 1774 con Juan Fernández Fernández, formando la familia Fernández-Quesada.. Si se sigue la línea genealógica descendente, nos encontramos con tres ilustres personajes nacionales: Carlos Humberto Rodríguez Quirós, Daniel Oduber Quirós y José Joaquín Trejos Fernández (Compruébese: http://investiga.uned.ac.cr/revistas/index.php/cuadernos/article/viewFile/220/94).

-Juan Carranza Quesada.

-María Agustina Carranza Quesada.

-Diego José Quesada Ramírez, b. 1736. Casó con María o Josefa Escolástica Alvarado Alvarado (hija de Manuel Antonio Alvarado y Antonia Josefa), formando la familia Quesada-Alvarado.
Tuvieron a:

-María Antonia Quesada Alvarado. Casó en San José-03/04/1782 con Josef Rojas Umaña (hijo de Jesús y Rita), formando la familia Rojas-Quesada.

-Pedro Pablo León Quesada Alvarado, b. 1763. Casó en San Jose-26/11/1783 con Josefa Nicolasa Cordero (hija de José Nicolás de los Reyes), formando la familia Quesada-Cordero.

-Josefa Quesada Alvarado. Casó en San José-14/02/1787 con Claudio Castro Álvarez (hijo de Trinidad y Felipa), formando la familia Castro-Quesada.

-María Francisca Quesada Alvarado. Casó en San José-11/01/1792 con José Gregorio Reyes, formando la familia Reyes-Quesada.

-Rita Quesada Alvarado, b. San José-26/04/1774. Casó en San José-30/07-1792 con Mateo Castro Umaña, formando la familia Castro-Quesada. Ilustre descendencia hasta llegar a don Manuel María Daniel Francisco de Paula Salazar Zúñiga, enorme exponente del Bel Canto:
Tuvieron a:

-María Baltasara Castro Quesada. Casó en San José-09/02/1820 con Victoriano Valverde Chacón (hijo de Juan Antonio y Ángela María), formando la familia Valverde-Castro.
Tuvieron a Gertrudis Valverde Castro, quien casó con Marcelo Zúñiga, formando la familia Zúñiga-Valverde.
Tuvieron, entre otros, a:
Rafaela Zúñiga Valverde, quien casó con Nazario Salazar Fonseca, formando la familia Salazar-Zúñiga.
Tuvieron, entre otros, a: MELICO (Manuel María Daniel Francisco de Paula) SALAZAR, en San José-03/01/1887.

-Juan Francisco Quesada Alvarado. Casó dos veces:

1a en Escazú con Ventura Saborío, formando la familia Quesada-Saborío.

-Joaquín Quesada Alvarado, presbítero.

-Teresa Quesada Alvarado.

-Baltasara Quesada Alvarado.

-Casimiro Quesada Alvarado.

-Toribia Quesada Alvarado.

-Manuela Josefa Quesada Alvarado.

-Gregorio Quesada Alvarado.

2a con Toribia Valverde, formando la familia Quesada-Valverde.
Tuvieron a:

-Ramona Quesada Valverde.

-Micaela Quesada Valverde.

-Miguel Quesada Rojas, b. Cartago-26/01/1698. Casó en Cartago-08/11/1729 con Antonia Ramírez Segura (hija de Baltasar y María Manuela), formando la familia Quesada-Segura.
Tuvierón a:

-Juan Antonio Quesada Ramírez, n. 1737.

-Sebastián Quesada Rojas.

MÁS DE LOS QUESADA RAMÍREZ:

Hijos de Cristóbal de Quesada Rojas y María Josefa Ramírez.

Dos personajes del futbol nacional:

MARCOS YASHIN DE PORRES QUESADA ARAYA, 1968

Vladimir Antonio de Quesada Araya,

Hijos de:

Alfonso Quesada Hidalgo y María Isabel Araya Vargas

Encontré 2 Alfonsos Quesada Hidalgo:

Alfonso Jesús QH, nacido en 1921, hj-de Basilio Quesada Piedra y Riquilda (Riginilda) Hidalgo Chinchilla, Alajuelita. Este casó con Luzmilda Carmona Badilla en 1943; tacharon y aparece otra anotación: contrajo matrimonio con Anita Chanto Arguedas en La Soledad. Se aleja de la pista.

El otro caso, Joaquín Quesada Chinchilla y Cruz Ana Hidalgo Herrera, Alajuelita. Estos reportan a Alonso José de Jesús, nacido en 1927 en Alajuelita, nieto de Canuto Quesada Mora y María Francisca Chinchilla Chinchilla. A su vez, en el acta de bautizo de Alonso hay una anotación: contrajo matrimonio en La Dolorosa el 10/10/1959 con… ¡bingo!, María Isabel Araya Vargas. ¡Encuentro la pista correcta!.

Canuto y Francisca casaron el 29/05/1873 en Alajuelita y tuvieron varios hijos: María Laura, Matilde, José Antonio, Juan Canuto, Clemencia Eustaquia de Jesús, Nicandro de las Mercedes, Anacleto Joaquín Benjamín, Jerónimo Alberto y el que nos interesa: José Joaquín Ismael de la Natividad Quesada Chinchilla, nacido el 23/12/1888 y bautizado el 25.

Canuto y Francisca tramitaron un permiso de matrimonio por consanguinidad en tercer grado por línea colateral igual; el fallo es que no dicen quiénes son los padres de los novios y el asunto se pone cuesta arriba.

En 1855, un Canuto Quesada casó con Hilaria Varela en San José, y tampoco dice de quién era hijo. Solamente reportan una hija, Petronila de las Mercedes, en San José, 1860.

El Carmen, 1830, José Canuto de Jesús Quesada Molina, hijo de Felipe Ramón Quesada Acuña, n.1797 y María Molina Méndez.

Ramón y María casaron en 1819, en el Carmen.

Nieto de Ilario Quesada Castro y Juana Josepha Acuña Jiménez, casados en El Carmen, 1796.

Ilario, hj-de- José Benito Quesada Ramírez, quien f.1805 y María Josepha Castro.

José Benito fue hijo de Cristóbal de Quesada Rojas y María Josefa Ramírez, ancestros míos.

-4.5.2 Descendientes de Diego de Quesada y Rojas:

Parte de esta rama  se lleva a cabo con la colaboración de Fernando Quesada Suarez, como sigue:

Juan de Quesada 1480, su hijo

Cristóbal tuvo un hijo llamado

Diego quien viaja a Costa Rica en 1575, su hijo

Alonso nace en Cartago en 1605, su hijo

Cristóbal nace en 1654. Su hijo

Agustín de Quesada también le puso a su hijo

Cristóbal en 1727 y su hijo

Juan Mantel 1770 tenía un hijo al que llamó

José de la Concepción padre luego de

Ramón Evaristo Quesada Chavarria, quien fuera padre de mi bisabuelo

Ramón Quesada Valerin, padre de

Ramón Teofilo Quesada Blanco, ml abuelo, n. , quien casó con Adoración Chacón Bonilla.

Mi abuelo tuvo dos hijos (Ramón Matías y Manuel Antonio) y tres hijas, siendo mi padre:

Ramón Matías Joaquín Quesada Chacón (n. Cartago-centro-27/12/1919 y f. 14/12/2007).

Como verás soy la XIV generación desde Juan en 1480 al presente. Saludos

Y llegué a conocerlo en diciembre de 2014:

Veamos datos:

-Alonso Quesada López-Rubio, n. 1646, casó en Cartago-11/10/1725 con Clara Rojas (n. 1650, hija de Baltazar y Manuela), formando la familia Quesada-Rojas.

-Cristóbal Quesada Rojas, n. 1682, casó con María Josefa Ramírez Segura, formando la familia Quesada-Ramírez.

-María Cecilia Quesada Ramírez, n. 1730, casó en Cartago-30/12/1750 con José Manuel Carranza Aguilar fomando la familia Carranza-Quesada.

Reportan a Juan José Carranza Quesada, n. 1753 y f. 1821, casó con Juana Gerarda Campos.

-José Matías Quesada Ramírez, b. Cartago-24/01-1726.

-Baltazar Nicolás Quesada Ramírez, b. Cartago-31/12/1729.

-José Francisco Quesada Ramírez, b. Cartago-06/10/1733.

-José Raymundo Ignacio de Jesús Quesada Ramírez, n. 16/02/1740 y b.  Cartago-17/02/1740.

-Juana Josefa Quesada Ramírez, b. Cartago-28/01/1742.

-José Miguel Quesada Ramírez, b. Cartago-23/09/1744.

-María Teresa Quesada Ramírez, , casó con Antonio Miguel de Piedra Monestel, formando la familia Piedra-Quesada.

– José Benito Quesada Ramírez. Este antepasado lo localicé en el mes de enero de 2016, cuando encontré un documento del sacerdote Juan Antonio Alvarado fechado 06/06/1783 en San José. Se trata del bautismo de Bonifacio Quesada Castro, hijo de Benito y María Josefa Castro…. y ahí se indica claramente que el abuelo es Cristóbal de Quesada y Rojas; esto lo liga a la familia aunque no aparece en las genealogías. Victor Manuel Sanabria en sus genealogías de 1850 también lo consigna como hijo de Cristóbal (página 1.668, aparte V).

Entonces, toda la decendencia de José Benito tiene que enlistarse en este espacio, como sigue:

– Demetrio Quesada Castro.

-Antonia Quesada Castro.

-Josefa Quesada Castro.

-Santiago Quesada Castro.

-Francisco del Rosario Quesada Castro.

-Rafael Pantaleón Quesada Castro.

-María Bonifacia Quesada Castro.

-Juan José Quesada Castro.

-Ilario Quesada Castro.

-Bonifacio Quesada Castro.

-Pablo Quesada Castro (dice que casó con Petronila Montero, pero nosotros sabemos que también casó con Antonia Basilia Arias y Baltazara Zúñiga Barboza).

-Descendencia de Francisco del Rosario Quesada Cstro:

-Francisco del Rosario Quesada Castro casó con Manuela Josefa Chaves, formando la familia Quesada-Chaves:
-José Eufracio Quesada Chaves casó con su prima Luisa Quesada Fernández, formando la familia Quesada-Quesada.

-Vidal Quesada Quesada, casó con Agustina Alvarado Cordero, formando la familia Quesada-Alvarado. (hijos QuesadaAlvarado: -Manuel Ramón Quesada Alvarado.
-José Víctor Manuel Quesada Alvarado.
-María Luisa Graciela Quesada Alvarado.
-José Ramón Carlos Vidal Quesada Alvarado.
-José María Carlos Vidal Quesada Alvarado.
-María Ramona Hortencia de los Ángeles Quesada Alvarado.
-Josefa María Luisa Quesada Alvarado.)
-José Luis Martín de Jesús Quesada Alvarado, quien casó con Primitiva Zúñiga Rodríguez formando la familia Quesada-Rodríguez, padres de mi amigo José Julio Quesada Zúñiga

y sus hermanos:

-Luis Fernando Quesada Zúñiga.
-Eduardo Marcelino de Jesús Quesada Zúñiga.
-Luis Alberto Francisco Quesada Zúñiga.
-Virginia María del Carmen Quesada Zúñiga.

-Descendencia de de Pablo José Quesada Castro:

con Antonia Basilia Arias, casaron en San José-28/04/1773:

-Antonia Petronila Quesada Arias, b. San José-23/02/1787.

-Juana Micaela Quesada Arias, b. 19/11/1776.

-María de la Trinidad Quesada Arias, b. 21/07/1779. Casó con Dionicio Araya Mena, formando la familia Araya-Quesada. Casó con José Antonio Fernández Núñez, formando la familia Fernández-Quesada.

-Eusebia Quesada Arias, b. 1796 y f. 1871.

-José Dolores Quesada Arias, casó en San José-22/01/1824 con Trinidad Calderón Montoya, fomando la familia Quesada-Calderón. Casó en San José-20/05/1832 con María Ciriaca Gutiérrez Calderón, formando la familia Quesada-Gutiérrez.

-Gregoria Quesada Arias, falleció párvula.

-Paulina Quesada Arias, sin datos.

-Manuel Quesada Arias, b. San José-09/01/1790.

-Josefa Quesada Arias, b. 09/01/1790. Casó con José María Barrantes Granados, formando la familia Barrantes-Quesada.

-Eusebio Quesada Arias, b. 14/08/1792.

-Juana del Rosario Quesada Arias. Casó en San José-24/05/1798 con Julián Delgado Ureña, formando la familia Ureña-Quesada.

con Baltazara Zúñiga Barboza, casaron en San José-02/11/1797:

-María de los Ángeles Quesada Zúñiga (Barboza, en los documentos), b. San José-07/02/1799.

-Juan de la Trinidad Quesada Zúñiga (idem), b. San José-10/06/1800.

-María de Jesús Quesada Zúñiga (idem), b. 18/12/1804.

con Petronila Montero Guzmán:

-Agapita de Jesús Quesada Montero, b. 06/08/1825 (caso raro, porque tenemos noticias de que Pablo falleció en 1821; podría ser un bautizo atrasado, solo que no pudimos, con en casi toda esta descendencia de Pablo, consultar documentos, contamos tan solo con referencias).

-Hubo otros hijos: Juan José, Bernaldo de Jesús, María Remigia, Hermenegildo, Simeona del Carmen, Gertrudis, pero todos fallecieron párvulos.

Bueno, ha llegado la hora de pegar las historias genealógicas de varias personas que he estudiado y que su genealogía se me detenía al llegar a Pablo y Antonia. Los adiciono tal y como los he ido acumulando, porque me llevaría mucho tiempo formalizarlos e igualarlos al esquema utilizado en este archivo, ustedes perdonarán:

DINASTÍA DE PABLO JOSÉ QUESADA Y ANTONIA BASILIA ARIAS DELGADO

https://www.facebook.com/genealogiaCR/posts/1305203539505928

 

-En este sector iré colocando la larga lista de artistas e intelectuales que descienden de PABLO JOSÉ QUESADA y ANTONIA BASILIA ARIAS DELGADO, los impenetrables. Esta es mi búsqueda estrella, luego de mis-Quesada:

junio 2015:

Élida Isidora del Socorro Méndez Quesada, n. San Pedro de Coronado-15/05/1912, b. Coronado-23/05/1912, hija de Teresa Quesada y Moisés Méndez Jiménez (hija de Tereso y Mercedes), quienes casaron en Coronado-23/04/1910.

Élida Isidora del Socorro con Román Mora, formando la familia Mora-Méndez, de 11 hijos.

Teresa, hija de Juan de Jesús Quesada  Méndez y María Piedades Alvarado Mora, quienes casaron en Guadalupe-02/07/1888, él de 27 años y ella de 21, hija de Juan y Josefa.

Juan de Jesús, n. 09/03/1861, hijo de Concepción Quesada y Joaquina Méndez (1816/1875). En el bautismo sus padrinos fueron José Felipe Quesada Calderón (viudo de Mercedes Umaña Núñez, f. 1860) y Francisca Jara Cedeño.

Concepción,

José Felipe, n. 22/08/1824, b. El Carmen-San José-23/08/1824, hijo de José Dolores Quesada Arias y Trinidad Calderón Montoya (1806-1831), quienes casaron en El Carmen-San José-22/01/1824.

José Dolores, hijo de Pablo José Quesada y Antonia Basilia Arias, quienes casaron en El Carmen-San José-28/04/1773.

Pablo José, origen desconocido.

Hijos:

Antonia Petronila Quesada Arias, b. 23/02/1787, no indica abuelos. Padrinos de boda: Josefa de la Trinidad Quesada y José Antonio Fernández Núñez, quienes casaron en El Carmen-03/08/1798.

Juana Micaela Quesada Arias, b. El Carmen-19/11/1776, no encontrada.

María de la Trinidad Quesada Arias, 21/07/1779, no encontrada.  En la boda con Dionisio Araya Mena, no hay testigos ni padrinos Quesada.

Eusebia Quesada Arias, b. 1796 y f. 1871, sin fecha de partida.

José Dolores Quesada Arias, boda 22/01/1824, padrinos: Rosario Quesada y Manuela Chaves (¿serán pareja?)

Gregoria Quesada Arias, párvula.

Paulina Quesada Arias,

Manuel Quesada Arias, b. El Carmen-09/01/1790,

Josefa Quesada Arias, b. El Carmen-09/01/1790. Casó con José María Barrantes. No hay ni padrinos ni testigos Quesada.

Eusebio Quesada Arias, b. El Carmen-14/08/1792,

Juana del Rosario Quesada Arias, al casar en El Carmen-24/05/1798 con Julián Delgado Ureña, no se presentaron ni padrinos ni testigos Quesada.

Josefa Micaela Quesada Arias, al casar en El Carmen-01/09/1792 con José María Barrantes Granados, no pusieron padrinos Quesada.

http://www.periodicogente.co.cr/personaje/

El 18/02/2014 recibí este interesante mensaje. Gracias, Mary por el aporte.

hola G (no vi su nombre)
Me encontré su página en internet cuando busqué el nombre de mi tatarabuelo
Pánfilo Quesada Ballestero (1888- 30 nov 1977) y su esposa Graciela Rodríguez
No sé si es ud el primo hermano de mami (Eliette Soto Quesada)
Mi abuela Carmen Quesada Rodríguez (casada 2 veces,enviudó). Primer esposo Bernardo Soto Chaves, segundo esposo Guillermo Pacheco Polinaris 1904-1987 )
hijos de Carmen Quesada
1-María de los Ángeles Soto Quesada (5 dic 1938-16 set 2011)
2- Eliette Soto Quesada (16 jul 1940) – mi madre
3- Olga Marta Pacheco  Quesada (30 nov 1946)
4- Guillermo Pacheco Quesada (16 nov 1948- 2006)
Nietos de Carmen Quesada
2.1  Mary Stella Fernández Soto (yo, conocida como Mary Stella Kunze por la nacionalidad alemana)
2.2 Susy Adriana Fernández Soto
1.1 Gabriela Soto Quesada
4.1 Ingrid Pacheco Umaña
4.2 Pablo Pacheco Umaña
4.3 Andrés Pacheco Umaña
4.4 Alonso Pacheco Umaña
bisnietos de Carmen Quesada
1.1.1 Daniel Villegas Soto
1.1.2 Bernal Villegas Soto
2.2.1 Diego Flores Fernández
1.1.3 David Villegas Soto
2.1.1 Tore Ulrich Kunze Fernández
2.1.2 Adriana Elena Kunze Fernández
1.1.4 Kelzan …
4.4.1 Camila Pacheco
Saludos desde Alemania, Mary Stella

Kattia Álvarez Quesada (acá, acompañada de su hijita Génesis):

Kattia es hija de Humberto Álvarez Garbanzo y

Marta Eugenia de la Trinidad Quesada Rodríguez, n. San José-centro-01/02/1960, hija de José Ángel Quesada Marín y Marta Elena Rodríguez Rocha.

Otros hermanos:

– Lilliana María de la Trinidad Quesada Rodríguez, n. 29/12/1961.

María del Rosario Quesada Rodríguez, n. 02/09/1950.

José Manuel Quesada Rodríguez, n. 19/11/1954

(José Manuel reporta 4 hijxs:

114030799 29/09/1989 MELANIA SOFIA QUESADA CHAVARRIA
115050593 21/06/1992 PABLO FELIPE QUESADA CHAVARRIA
116180111 14/09/1995 MANUEL ALONSO QUESADA CHAVARRIA
117550515 24/09/1999 JULIAN ALBERTO QUESADA CHAVARRIA)

José Ángel, n. Guadalupe-25/07/1914 y f. 03/06/1996, hijo de José Tiburcio de Jesús Quesada Gutiérrez y Bienvenida Marín Burgos (hija de Casiano y Regina), quienes casaron en Guadalupe-28/05/1910.

José Tiburcio de Jesús, n. 20/05/1890, hijo de José Tiburcio Quesada y Regina Petronila Gutiérrez Blanco (hija de Félix y Marcelina), quienes casaron en La Merced-29/07/1889.

Tiburcio y Bienvenida tuvieron varios hijos:

Juan Bautista de Jesús, b. San José-centro-24/10/1915

Fernando Manuel de Jesús, b. Guadalupe-02/04/1911

María Elia del Socorro, b. Guadalupe-05/05/1912

José Miguel Ángel, b. Guadalupe-02/08/1914

José Manuel de Jesús, b. Guadalupe-22/10/1917

María Virginia, b. Guadalupe-17/08/1919

José Tiburcio, n.  y.  f. 14/06/1899, hijo de José Dolores Quesada y María Ciriaca Gutiérrez.

José Dolores y María Ciriaca, tuvieron varios hijos:

Josefa Valeria, b. San José-11/02/1833

Ilario Rafael, b. San José-14/01/1835

Juliana del Rosario, b. San José-17/02/1837

Manuel de la Trinidad, b. San José-14/03/1852

Probablemente, este José Dolores y María Ciriaca sean José Dolores Quesada Arias (viudo de Trinidad Calderón Montoya) y María Gutiérrez Calderón, quienes casaron en San José-centro-20/05/1832, y por lo tanto, uno de los hijos de Pabló José Quesada y Antonia Basilia Arias Delgado.

octubre de 2012:

Los Quesada de Vivero Los Quesada:

Cuando entro a ese vivero en Zapote no dejo de pensar que esos maes podrían ser familia mía.

Hablé con VÍCTOR MANUEL QUESADA GRANADOS para pedirle los datos y aquí tengo el resultado:

Víctor Manuel, n. San Rafael de Montes de Oca-23/02/1958. Casó con María de los Ángeles Carballo Núñez en Mata de Plátano-27/03/1982.

Hijo de Miguel Ângel Quesada Vargas, n. Mata de Plátano-17/08/1925 y f. 29/04/2000, quien casó con Carmen Granados Salazar.

Miguel Ângel, hijo de José Manuel Quesada Montero, quien casó con Julia Vargas Chanto (hija de Ezequiel y Gabriela) en Guadalupe-1920.

José Manuel, hijo de Policarpo de Jesús Quesada Méndez y María Montero.

Policarpo de Jesús, b. San José-26/01/1850, hijo de Concepción Quesada y Joaquina Méndez Serrano (hija de Lorenzo y Josefa).

Ajá, este tiene que ser Concepción Quesada Calderón y aquí les dejo entonces las palabras de wilques, mi amigo en la red:

José Jesús de la Concepción Quesada Calderón y Joaquina Méndez Solano. Concepción Quesada nació 4 enero 1827 y bautizó al día siguiente en parroquia de Guadalupe, murió 3 agosto 1888 en Guadalupe. Fué hijo de José Dolores Quesada Árias y María Trinidad Calderón Montoya (nacida 1809. murió 9 setiembre 1831) casados el 22 enero 1824. Dolores Quesada nació 6 enero 1797 y murió el 8 julio 1890, y fué hijo de Pablo José Quesada y Bacilia Antonia Árias, casados 23 de abril 1773. Esta es la última referencia que tengo en la línea Quesada. No tengo fechas de nacimiento o bautizo de Pablo José ni de su defunción.

Bueno, estos Quesada del Vivero son también de la dinastía de Pablo y Antonia.

Filomena Quesada y Cupertino Chinchilla – Guadalupe

Filomena, hija de Domingo Quesada y Ramona Leitón, de Cedros

Domingo, hijo de Dolores Quesada y María Gutiérrez

Dolores, hija de: Pablo Joseph Quesada y Antonia Basilia Arias Delgado – cas-1773

Padrinos: Gabriel Umaña y Ma Manuela Herrera.

Ah, son de los antepasados de William Quesada Gutiérrez:

José de Jesús Quesada y Filomena Solís

Felipe Quesada Calderón (viudo-MercedesUmaña-1860)- Francisca Jara.

Hijos

José del Espíritu Santo Quesada Umaña

Josefa Ygnes de Jesús Quesada Umaña

José Quesada U

José Ramón Quesada Jara

José Jacinto Quesada Jara

Rafael Aquilino Quesada Jara

Jacinto María Quesada Jara

José Zenón Quesada Jara

José de Jesús Quesada Jara

Ramón Guadalupe de Jesús

Rafael Pascual Quesada Jara

Nieto

Felipe Quesada – Amelia Kulmann

Padres Felipe Quesada de Umaña: Dolores Quesada y Trinidad Calderón

Padres de Dolores, casados en 1777:

Pablo José Quesada y Antonia Basilia Arias

FAUSTINO NICANOR QUESADA CORDERO, n. Purral-1918

Hijo de Pedro Quesada Durán y Mariana Cordero Rodríguez (hija de Eulodio y Juana).

Pedro, hijo de Marcelino Quesada Rodríguez y Estéfana Durán Vargas (hija de Aureliano y María), quienes casaron en San Pedro-1880.

Marcelino, n. San Pedro-1862, f. Guadalupe-1932, hijo de Rafael Quesada y Dorotea Rodríguez (viuda de Anselmo Sánchez, n. 1827, f. Guadalupe-1906), quienes casaron en Guadalupe-1858.

Rafael, n. 1831, f. Guadalupe-1909, hijo de José Dolores Quesada Arias y María Ciriaca Gutiérrez Calderón (hija de Juan y Josefa), quienes casaron en El Carmen-1832.

José Dolores, n. San José-1790, f. Guadalupe-1880, hijo de Pablo Quesada y Antonia Arias

Y es que Pablo y Antonia me salen a cada rato, veamos:

ZUÑIGA QUESADA, ROXANA PATRICIA, Guadalupe-1956, Repretel

Roxana, hija de Argentina Clemencia de Jesús Quesada Kuhlmann (n. Guadalupe-1930) y José Luis Zúñiga Guerrero.

Argentina, hija de Felipe Quesada Solís y Amelia Kuhlmann Varela, quienes casaron en Guadalupe-1925.

Felipe, hijo de José Quesada Jara y Filomena Solís Gutiérrez(hija de Felipe y Gabriela).

Amelia, hija de Federico de Jesús Kuhlmann Bonilla (n. Sabanilla-1870) y Oliva del Pilar Varela Varela (jija de José María y Ambrosía), quienes casaron en Guadalupe-1892.

Federico, hijo de Juan Federico Kuhlmann y Ana Kuhlmann (Bonilla), asentados en Tres Ríos.

José Quesada, hijo de Felipe Quesada Calderón (viudo de Mercedes Umaña Núñez, hija de Trinidad y Rosalía) y Francisca Jara.

Con este Felipe toco el árbol incógnito de Pablo Quesada, el impenetrable y concluyo que Roxana es pariente cercana William Quesada Gutiérrez… ojalá se conozcan, y si no, me la deben.

Felipe, hijo de José Dolores Quesada Arias y Trinidad Calderón Montoya, quienes casaron en San José-1824.

Dolores, hijo de Pablo Joseph Quesada y Antonia Basilia Arias, quienes casaron en San José-1773.

Dilema:

Debido a que en el acta de matrimonio de Pablo y Antonia no aparece quiénes son los padres, lo que tiene que hacer William es jalar los datos de Pablo y Antonia y apuntar todos los hijos de esa pareja, luego investigar uno a uno para ver si en alguna acta de bautizo (en los propios libros de El Carmen) aparecen los nombres de los abuelos.-y esos serán los papás de Pablo; igual tarea se puede hacer con los sospechosos de ser hermanos de Pablo. Una pista a tomar en cuenta es que los padrinos de boda fueron Gabriel Umaña y Francisca Herrera, pues estos pueden aparecen en otras bodas de parientes de Pablo y ahí se reentronca.

 JIMMY CHAVES QUESADA, bcr, n. La Uruca-29/07/1953.

Hijo de Flora Quesada Blanco y Oscar Chaves Vargas.

Flora, n. Purral-10/11/1931, hija de José María Quesada Durán (b. Guadalupe-12/02/1889) y Saturnina Blanco Cordero (b. Coronado-29/11/1892, hija de Antolino y Feliciana), quienes casaron en Guadalupe-11/07/1921.

José María, n.  Moravia-12/07/1897, hijo de Marcelino Quesada Rodríguez y Josefa Durán. Padrinos de bautismo: Rafael Quesada y Dorotea Rodríguez.

Hay un Pedro José María (n. 06/06/1881) bautizado por una pareja igual en Naranjo (solo que ella aparece como Estefana de Jesús Durán), cuyos padrinos son los mismos: Rafael Quesada y Dorotea Rodríguez.

Marcelino, n. 1854 ó 1862 y f. Guadalupe-13/11/1932, casó con Estéfana Durán en San Pedro-19/04/1880, hijos de Aureliano Durán y María Vargas ella y de Rafael Quesada Gutiérrez y Dorotea Rodríguez (viuda de Anselmo Sánchez) él…era de esperar. Testigos Rafaela Quesada y Ramón Morales.

Rafael y Dorotea casaron en Guadalupe-11/01/1858 (aunque dice claramente 1857).

Rafael, (1831 y f. Guadalupe/25/04/1909), hijo de los josefinos José Dolores Quesada Arias y María Ciriaca Gutiérrez (hija de María Gutiérez), quienes casaron en San José-El Carmen-20/05/1832.

Dolores, n. 1790, b. 06/06/1797 y f. Guadalupe-08/07/1880, hijo de José Pablo Quesada y Antonia Arias.

Hay una boda de José Dolores con Trinidad Calderón Montoya (hija de José y Justa) en El Carmen-22/01/1824, dice que José Dolores nació en 1799, no documentada.

Hay otra boda de José Dolores con María Gutiérrez Calderón (hija de Juan y Josefa) en El Carmen-20/05/1832, no documentada.

De Pablo José Quesada y Antonia Basilia Arias Delgado no tengo más datos hacia atrás…por el momento.

CHAVES QUESADA, FLORY, poeta

http://heredia-costarica.zonalibre.org/archives/2009/09/flory-chaves-quesada.html

Solamente encontré una Flory Teresita, n. San José-1932, hija de Sofía Quesada Alvarado y José Joaquín Chaves Barrientos (hijo de Joaquín y María).

Sofía, hija de Juan de Jesús Quesada Méndez y María Piedades Alvarado Mora (hija de Juan y Josefa), quienes casaron en Guadalupe-1888 de 27 y 21 años respectivamente.

Juan de Jesús, n. 1861, fue hijo de Concepción Quesada Calderón y Joaquina Méndez Solano (hija de Joaquín y Josefa).

Concepción, fue hijo de José Dolores Quesada Arias (n. 1797) y María Trinidad Calderón Montoya (hija de José y Justa), quienes casaron en El Carmen-1824.

Investigando en el libro de la Parroquia de Guadalupe el acta de bautismo de Juan de Jesús, bautizado el 10 de marzo de 1861, encuentro que los padrinos son Felipe Quesada y Francisca Jara…

Ese Felipe no es otro que José Felipe Quesada Calderón, y por lo tanto, conjuntamente con Concepción, a la vez que fueron hijos de José Dolores también fueron nietos de Pablo Jose Quesada y Antonia Basilia Arias (f. San José-1797), quienes casaron en El Carmen-1773.

Ese padrino, Felipe Quesada, era viudo de Mercedes Umaña y casó con Francisca Jara Cedeño (hija de Santiago y Ramona) en Guadalupe-1861. El padrino de esta última boda es José Nicolás Prado. Vean cómo esta familia se va acercando a mis-Quesada, solo que ese Pablo me es impenetrable.

Leamos algunos de sus poemas.

http://heredia-costarica.zonalibre.org/archives/2011/01/tierra-virgen-poemario-de-flory-chaves-quesada.html

QUESADA ROJAS, BERNARDO, cantante, San José-05/08/1972

2016-bernardoquesadarojas

Reporta 2 hijos: Isabel Quesada y Pablo Quesada Ramírez (como si adivinaran: estos tres nombres los llevan sus antepasados). Hermanxs: Alexandra Quesada, Fernando Javier Quesada. Prima: Arianne Bolaños Quesada,. Sobrino:Santiago Morúa Quesada.

Bernando, hijo de Fernando Javier Quesada Iglesias y Dulcelina Rojas Siles

Fernando Javier, n. San José-1940, hijo de Fernando Quesada Marín, e Isabel Iglesias Worcester.

Fernando, n. Guadalupe-1911, Guadalupe-1993, hijo de Tiburcio Quesada Gutiérrez y Bienvenida Marín Burgos (hija de Casiano y Felipa), quienes casaron en Guadalupe-1910.

Tiburcio, n. San José-1890, hijo de José Tiburcio y Regina Petronila Gutiérrez Blanco (hija de Félix y Martina), quienes casaron en San José-1889.

José Tiburcio, n. 1854 hijo de Dolores Quesada Arias y María Ciriaca Gutiérrez Calderón (hija de Francisco y Josefa), quienes casaron en San José-1832.

Dolores, hijo de Pablo Quesada y Antonia Arias.

Para ayudar a William a desentrañar su pasado y derribar el muro que nos impide ir hacia atrás, levanté una pequeña lista de algunos hijos de Pablo Joseph Quesada y Antonia Basilia Arias para que los investigue:

La dinastía de este Pablo Joseph Quesada (y Antonia Basilia Arias, con quien casó en 1773) inicia con los siguientes hijos a estudiar:

1776, Juana Micaela Quesada Arias,

Josefa Micaela Quesada Arias, quien casó con Thomás Barrantes Granados en 1792. Posteriormente casó con José Antonio Fernández Núñez en 1798.

Juana del Rosario Quesada Arias, quien casó con Julián Delgado Ureña en 1798.

1779, María de la Trinidad Quesada Arias, quien casó con Dionicio Araya Mena en 1799.

1787, Antonia Petronila Quesada Arias, quien casó con Cipriano Barquero Jiménez en 1804.

1790, Manuel Quesada Arias.

1790, Josefa Quesada Arias.

1792, Ausebio Quesada Arias.

1796, Eusebia Quesada Arias, f. 1871.

1797 o 1799, José Dolores Quesada Arias, quien casó con Trinidad Calderón Montoya en 1824; posteriormente casó con María Ciriaca Gutiérrez Calderón en San José-1832.

En este caso tan particular, dado que siempre aparece Pablo Joseph Quesada a secas, sin segundo apellido, hay que entrar a los libros y recorrer sus páginas analizando tanto el acta de matrimonio como las actas de bautismo de cada hijx a ver si en alguno aparece algún nombre borroso a ver qué se puede deducir.

Publico aquí la copia de algunos mensajes de contenido genealógico de esta dinastía, enviados por William Quesada, a fin de acumular más y más información acerca de la misma:

04/10/2010:

En línea paterna, mi abuelo fué Pánfilo Quesada Ballestero, nacido 10 agosto de 1888, bautizado el mismo día en parroquia de Guadalupe, casado con Graciela Rodríguez (Varela Rodríguez) el 27 abril de 1914 en la parroquia El Carmen. Fué hijo de Ramón Quesada Méndez nacido 10 octubre 1857 y bautizado al día siguiente. Casó con Luisa de Jesús Ballestero el 18 junio 1884 en parroquia de Guadalupe. Fué hijo, a su vez de José Jesús de la Concepción Quesada Calderón y Joaquina Méndez Solano. Concepción Quesada nació 4 enero 1827 y bautizó al día siguiente en parroquia de Guadalupe, murió 3 agosto 1888 en Guadalupe. Fué hijo de José Dolores Quesada Árias y María Trinidad Calderón Montoya (nacida 1809. murió 9 setiembre 1831) casados el 22 enero 1824. Dolores Quesada nació 6 enero 1797 y murió el 8 julio 1890, y fué hijo de Pablo José Quesada y Bacilia Antonia Árias, casados 23 de abril 1773. Esta es la última referencia que tengo en la línea Quesada. No tengo fechas de nacimiento o bautizo de Pablo José ni de su defunción.

Mi abuela paterna fué María Antonia Graciela Rodríguez Varela, que descubrí que en realidad era Varela Rodríguez, ya que fué hija de Marcelino Varela y Nicolasa Rodríguez. Graciela nació 30 octubre 1893 en Heredía, bautizada el 5 noviembre del mismo año en parroquia de Inmaculada Concepción de María en Heredia. No tengo datos de su defunción, pero me contaba mi padre que ella murió siendo el un niño. Tampoco tengo información de Marcelino Varela y Nicolasa Rodríguez. Lo de la confusión del orden de los apellidos lo descubrí por las actas de bautismo de sus hijos (mis tios) y la de mi padre. Los primeros hijos son Quesada Varela, luego son Quesada Rodríguez. Puede ser (deduzco) que Nicolasa Rodríguez quedó viuda siendo joven y los sacerdotes encargados de los asientos de bautizmo no tomaran en cuenta a Marcelino Varela.

Bueno, hasta aquí en esta ocasión. Más adelante mandaré las otras ramas de mi familia para poder avanzar en mi investigación.

William Quesada Gutiérrez

02/10/2010:

He investigado mi rama Quesada en Family Search. Soy nieto de Pánfilo Quesada Ballestero nacido 10 agosto 1888 y logré llegar a Pablo José Quesada casado en el 28 de abril de 1778 con Bacilia Antonia Árias.

Mi familia Gutiérrez la investigue: Soy nieto de Felipe de las Mercedes Gutièrrez Aguilar nacido 1 junio 1859 y logré llegar a Juan Ramón Gutiérrez nacido enero 1740, ya difunto en 1779, casado con Nicolasa Vargas Barquero en 1750 o 1751.

También he investigado a mi familia Camacho con orígenes en San Rafael Oreamuno, Cartago con mi antepasado más antiguo Cristobal Camacho, mestizo, casado con Ana Josefa Camacho, mestiza, padres de Andrés de los Ángeles Camacho que casó con Juana Miguela (Michaela) Jesús Árias Navarro ( no tengo fechas).

También tengo información de mi familia Mesén (San Antonio, Desamparados) siendo mi mayor ascendiente José Rudecindo Mesén Rojas casado con Juana Josefa Árias Reyes (sin fechas). Portuguez con José Portuguez y Ramona Robles (sin fechas). Quisiera saber si tienen información más antigua de todas estas familias para poder seguir con mis investigaciones.

Bueno, y entre los sobrevivientes de Pablo Joseph Quesada, creo que solamente William Quesada Gutiérrez tiene las herramientas y el empuje por derribar el muro y averiguar quiénes son los antepasados que siguen… y todos los Quesada estamos esperando a ver si somos de los mismos:

Le mandé un recado y me contesta el 24/09/2011:

Hola Gerardo.

Gracias por la información. Algo de lo que me sugieres he estado haciendo con relación a los hijos de Pablo José Quesada y Basilia Antonia Árias, mis antepasados. He abierto sus páginas para determinar si en alguna aparecen quienes fueron los padres de Pablo José Quesada sin resultados positivos. Por la relación de fechas pienso que debió venir de Cartago (como tantas familias que poblaron la Meseta Central) y se asentó en Aserrí, donde se casa y es donde aparecen sus referencias. No he seguido buscando ya que me he dedicado a investigar otras ramas de mi familia. A continuación te mando el borrador de mis investigaciones, no solo de mi rama Quesada sino de todas: Gutiérrez, Camacho, Aguilar, etc. Como podes ver tengo claro la línea ascendente Quesada hasta Pablo José (el impenetrable) y Basila Antonia.

Voy a revisar la lista de los hijos de Pablo José que me mandaste para ver se tengo mi lista completa y buscar alguna referencia de sus antepasados.

Si me gustaría que nos reunieramos. Yo tengo mucha disponibilidad de tiempo, a excepción de mañana domingo en la tarde que tengo una reunión a partir de las 2 p.m. (hasta las 4 o 5 p.m.). Entre semana, a excepción de los martes y miércoles en la mañana que tengo clases en la UCR, los lunes en la noche que asisto al Coro Maravilloso de Carlos Guzmán (el de Gaviota), tampoco los miércoles en la noche que asisto a otro coro en Heredia y algunas reuniones eventuales que aparecen por ahí.

Entonces pongámosle fecha, hora y lugar y con mucho gusto nos reunimos.

Saludos.

William Quesada

Otro pariente político de Pablo Quesada es JORGE LUIS MORA GUTIÉRREZ, con quien he conversado varias veces por correo.

Voy a colocar acá mi investigación genealógica de él, pero por el momento, quiero compartir un par de fotos que me hizo llegar el 07/01/2012:

Dice Jorge Luis:

Mi Mamá Rita Rosalía del Socorro Gutiérrez Carvajal.

Hija de Célimo Filimón Gutiérrez Barquero y Juana Carvajal Vargas de Gutiérrez.

en la foto mayor fue en Agosto 15,2005 y ella murió a los cinco meses después de esa foto enero 1,2006.

La otra foto cuando era joven tenia 18 anos de edad.

y agrega a:

María Mercedes del Socorro Gutiérrez Vargas (Mami Corro)(Abuela Socorro).

Hija de Emilio Gutiérrez Barquero y Ana María Vargas Cubero de Gutiérrez.

Gracias, Jorge Luis por este aporte tan valioso. =Q=

Bueno, y se manda con más:

Don José Cubero Muñóz y dona Elena Gutiérrez Jiménez de Cubero, prima hermana de abuelo Célimo Filimón Gutiérrez Barquero, Emilio Gutiérrez Barquero, Ismael Gutiérrez Barquero, Moisés Gutiérrez Barquero, Gonzalo Gutiérrez Barquero, y dos hermanas Gutiérrez Barquero. Familia Cubero Gutiérrez, fueron los que donaron el terreno del cementerio de El Carmen de Guadalupe, Mata de Plátano.Y donaron el terreno de la Escuela José Cubero Muñóz y construyeron la Iglesia de Mata de Plátano (El Carmen de Guadalupe) Y donaron una virgen de Guadalupe en la Iglesia de Guadalupe de Goicoechea.

Estas son las fotos de doña Elena Gutiérrez Jiménez de Cubero y don José Cubero Muñóz:

Qué interesante, de seguro conocieron a mi abuela Rosenda Vicenta Hermelinda Quesada, quien era la dueña del terreno donde está ubicada la iglesia de Mata de Plátano.

Tengo que meter un relato-comercial:

El 23 de marzo de 2013 tuve una excelente experiencia.

Por referencias que me habían dado, quise ir a concocer la feria del agricultor de Patalillo de Coronado. Queda al fondo de un barrio y tenía mis dudas de que fuera un buen lugar.

La agradable sorpresa empezó en cuanto ví la forma ordenad de los tramos y el uniforme de la mayoría de los vendedores, con el escudo del Comité Agrícola Cantonal, buenos espacios para parquear y limpieza por todas partes.

Hicimos algunas compras pequeñas y cuando salíamos escuché a un señor mayor decir: _lleve café puro, orgánico.

Lo escuché como oir llover, ni lo volví a ver. Sin embargo, su voz tronó nuevamente ofreciendo una muestra del mismo y entonces tuve la gentileza de atenderle y acercarme para llevarme mi bolsita para la casa… sin mucha fe, pues tengo varios años de no tomar café.

Al llegar frente al vendedor, me fijé en el empaque: CAFÉ CUBERO y de inmediato le dije: _Café Cubero, ¿Cubero de Palmares?

_No, de Mata de Plátano. _me contestó.

_Entonces _le dije_ de los descedientes de don José Cubero.

_Mi abuelo _dijo, lleno de orgullo.

Y fueron segundos para que se destapara a contar las enseñanzas de ese gran hombre. Cualquiera que haya leído mi artículo de genealogía “La Búsqueda de los Quesada” sabrá que los Quesada se conectaron con esos Cubero y hay una gran cantidad de nombres Quesada-Cubero y Cubero-Quesada en Mata de Plátano.

Cuando me mencionó que el abuelo fue el que constriyó la iglesia de Mata de Plátano trayendo materiales de Alemania, le dije: _usted debe haber oido hablar de mi abuela, Hermelinda Quesada.

Ví su rostro entrar en un viaje, como queriendo escoger los recuerdos que me quería compartir y me habló de unos antepasados míos que vivían en Broadway y los nombres me eran conocidos: Zeneida Quesada Cubero, Felida Quesada Cubero, Álvaro, hijos de Francisco Quesada Quesada y Criselda Cubero Gutiérrez y por lo tanto parientes míos por lo Quesada-Quesada y de él por lo Cubero-Gutiérrez. También mencionó a un Ramón Quesada, hermano de mi abuela, quien aprovechó la depresión de los años 30 del s. XX para comprar acciones baratas y enriquecerse cuando llegó la recuperación económica. Los datos de este Ramón sí que no los tengo y tendré que explorar más en mi incesante búsqueda hasta integrarlo a mi página. Estamos hablando de la extensa parentela de mi ancestro José Blas Quesada Prado, hermano de mi bisabuelo José Ramón.

Ese señor, Elías, no paraba de hablar y nos tenía como electrizados, puedo comentarles que sentí como un viaje al pasado, legítimo, y quedamos de vernos otro día para ir a conocer más detalles.

No se imaginan lo que me pasó al día siguiente, pues cuando probé el CAFÉ  CUBERO experimenté una severa crisis de identidad nacional (¿cómo era posible que yo no tomara café todos los días?, sí es una delicia) y saborée ese cafecito como hacía muchos años, cuando tomaba, no había saboreado… es exquisito!.

Bueno, ¿y quién es este señor del café Cubero?, veamos:

ELÍAS CUBERO QUIRÓS, n. Mata de Plátano-15/10/1940, hijo de José Antonio Cubero Gutiérrez y Rosa Quirós. Casó en Oreamuno-01/06/1979 con Ligia María Segura Valverde. Entiendo que tienen 3 hijos: dos ingenieros y una ortodoncista.

José Antonio, n. Mata de Plátano-16/03/1906 y f. 03/01/1991, hijo de José Cubero Muñóz y Elena Gutiérrez. Bueno, y esta pareja es la que se describe líneas arriba, antitos de empezar a contar esta experiencia en que encontré el Café-Cubero.

Hay un interesante artículo sobre los Cubero en La Nación (http://wvw.nacion.com/ln_ee/ESPECIALES/raices/preafric.html).

CHRISTY GABRIELA QUESADA SEGURA, n. San José-20/01/1989, casó en 2011 con Dennis Paul Petri Krijnem.

Christy, hija de Marvin Quesada Bolaños y Lilliam Segura Badilla, quienes casaron en San Antonio de Guadalupe-1983.

Por cierto, vean el parecido entre Marvin y yo:

Marvin, n. 15/10/1959, hijo de Guillermo Quesada Kuhlmann y Teresa Bolaños Rodríguez.

Guillermo, n. Guadalupe-19/08/1928, hijo de Felipe Quesada Solís y Amelia Kuhlmann Varela.

Felipe, n. 1895, hijo de José Quesada Jara y Filomena Solís, quienes tuvieron varios hijos: José de Jesús, 1867; José Zenón, 1862-1863; Rafael Pascual, 1864; José Jacinto, 1865-1865. Amelia Kuhlmann Varela, hija de Federico y Oliva.

José, hijo de Felipe Quesada y Francisca Jara, quines casaron en Guadalupe-1861.

Felipe, (viudo de Mercedes Umaña), hijo de José Dolores Quesada Arias y Trinidad Calderón Montoya.

José Dolores, n. 1797, hijo de Pablo Quesada y Antonia Arias.

Como no pierdo la esperanza de que cuando averigüemos el origen de Pablo José Quesada me llevaré la sorpresa de que es de mi familia, pongo también aquí a todos los Kuhlmann que me encuentre, por la relación que tienen con la dinastía de Pablo Quesada, lo cual aumentará mi alegría:

JOHANNES KUHLMANN LEÓN, n. San José-04/03/1961, hijo de Carlos Ramón del Rosario Kuhlmann Solís y Jeannette León Rodríguez, quienes casaron en La Dolorosa-1957.

http://news.google.com/newspapers?nid=1757&dat=19570216&id=KascAAAAIBAJ&sjid=GHwEAAAAIBAJ&pg=806,991678

Por cierto, descubrí que uno de los padrinos de esa boda fue mi amigo Salvita, don Salvador Ávila Páez (San José-1910-1995).

Carlos Ramón del Rosario (13/07/1930-1974, por error Kullmann, en el documento de bautizo),  hijo de Juan Kuhlmann Varela y María Dolores Solís Guevara, quienes casaron en Guadalupe-1923. Encontré hermanos de Carlos:

Hermann Kuhlmann Solís, quien casó en 1965 con Rosa Berenzon Nowalski;

Carlos Kuhlmann Solís (1923-1990); Juan Enrique Cayetano Kuhlmann Solís (1944), quien casó en 1978 con Gerardina Ivette Sandí Rapso.

Jeannette, hija de Octavio León M. y Mercedes Rodríguez

Juan, b. 30/06/1895, hijo de Carlos Miguel de Jesús Kuhlmann Kuhlmann (b. de 20 años en Tres Ríos-1887) y Luisa de Jesús Varela, quienes casaron en Guadalupe-1893.

María Dolores, b. 20/09/1904, hija de Carlos Solís y Dominga Guevara.

Carlos Miguel de Jesús, hijo de Juan Federico Kuhlmann y Ana (Bonilla) Kuhlmann. Encontré el bautizo de otro hijo: Federico de Jesús, por error Culmman Bonilla, bautizado de 18 años en San Pedro-1888; es decir, esta gente se venía bajando del barco.

http://kuhlmann2012.blogspot.com/

Helga Georgina Quesada Monge, n. 20/06/1967, hija de Jorge Arturo Quesada Chacón y Julia Sonia Monge Quesada. Hermano: Jafeth José Quesada Aguirre, n. 07/02/1991.

Rama Quesada-Chacón:

Jorge Arturo, n. Guadalupe-17/07/1939, hijo de José Joaquín Quesada Solís y Adilia Deidamia Chacón Campos (hija de Jeremías y Generosa), quienes casaron en Guadalupe-03/10/1931.

José Joaquín, hijo de José de Jesús Quesada y Filomena Rafaela Solís Gutiérrez (hija de Felipe y Gabriela) quienes casaron en Guadalupe-24/04/1893.

José de Jesús, hijo de José Felipe Quesada y Francisca Jara Cedeño (hija de Santiago y Ramona), quienes casaron en Guadalupe-20/01/1861.

José Felipe, b.  San José-23/08/1824, viudo de Josefa de las Mercedes Umaña, hijo de Dolores Quesada y María Trinidad Calderón Montoya.

Rama Monge-Quesada:

Julia Sonia, Julia Sonia Carmen de Jesús, n. 19/05/1943, hija de Mercedes Quesada Vargas y Francisco José Monge Quirós.

Mercedes, Mercedes Paulina Francisca de Jesús, n. San José-centro-01/04/1910 y f. 27/08/1994, hija de Napoleón Quesada y Josefina Vargas, quienes casaron en San José-19/05/1900. Ah, Mercedes fue hija de Napoleón Quesada, nada menos!

Napoleón, hijo de Joaquín Florencio Quesada León y Juana María Salazar Zeledón (hija de José Ángel y Manuela), quienes casaron en San José-23/03/1878.

Joaquín Florencio, hijo de Jesús Quesada Castro y Josefa León, quienes casaron en San José-22/11/1831.

Jesús, n. 1815 y f. 23/03/1878, hijo de Pablo Quesada y Baltazara Castro.


De los hijos de Pablo y Antonia:

– José Dolores Quesada Arias (06/01/1797 y f. 08/17/1890), casó con María Trinidad Calderón Montoya, formando la familia Quesada-Calderón:
-José Jesús de la Concepción Quesada Calderón (n. Guadalupe-04/01/1827), casó con Joaquina Méndez Delgado, formando la familia Quesada-Méndez:

-Ramón Quesada Méndez (n. 10/10/1857), casó en 18/06/1884 con Luisa de Jesús Ballestero, formando la familia Quesada-Ballestero:
-Pánfilo Quesada Ballestero (n. Guadalupe-10/08/1888).

(Esta foto me la obsequió Dinora Quesada Rodríguez en febrero de 2016)

 

Pánfilo casó con Graciela Rodríguez Varela o Varela Rodríguez (utilizaron ambas combinaciones) en San José-27/04/1914, formando la familia Quesada-Rodríguez:

-María del Carmen Cecilia Quesada Rodríguez, b. San José-21/02/1915.

-Edgar del Carmen Quesada Rodríguez, b. La Merced-09/04/1916.
-Gladys María del Carmen Quesada Rodríguez, b. San José-23/07/1917.

-Ramón Guadalupe del Carmen Quesada Varela, b. Alajuela-03/01/1918.

-Fernando Ramón del Carmen Quesada Rodríguez, b. Alajuela-06/07/1919.

-Juan Francisco Ramón Guadalupe del Carmen Quesada Rodríguez, b. La Soledad-10/04/1921.

-Dinora Antonia Guadalupe Quesada Rodríguez, n. San José-13/03/1922, b. La Soledad-09/05/1922.

Dinora casó en La Dolorosa-26/09/1950 con Olman Rubén Nelson Muñoz, formando la familia Nelson-Quesada:
-Virginia Guadalupe Quesada Rodríguez, b. La Soledad-12/08/1923.
-Rodrigo Eduviges Ernesto Quesada Rodríguez, n. distrito Catedral-07/11/1924, b. La Soledad-01/02/1925, casó en

-Fernando Eduviges Quesada Rodríguez, b. San José-03/03/1927.
-Roberto Eduviges de Jesús Quesada Rodríguez, n. San José-13/04/1928, b. 10/06/1928 y f. 28/09/2012, casó en Turrialba-19/04/1952 con Zaida Gómez Laurito, formando la familia Quesada-Gómez:
-Roberto Quesada Gómez, n. Turrialba-14/01/1953:

Fin de la dinastía de Pablo y Antonia.

-Juan Quesada. Casó con Antonia Jiménez, formando la familia Quesada Jiménez:

-José Concepción Quesada Jiménez. Casó en Cartago-31/05/1811 con Josefa Chavarría, formando la familia Quesada-Chavarría:

-Juana Antonia Quesada Chavarría. Casó en Cartago-25/11/1843 con Toribio Masís Ruiz, formando la familia Masís-Quesada.

-Ramón Evaristo Quesada Chavarría, n. Cartago-26/10/1812, casó con Gabriela de J. Núñez, formando la familia Quesada-Núñez.

-María Cirila Quesada Núñez, Cartago-01/06/1844.

-María de Jesús Quesada Núñez, Cartago-01/12/1839.

-María Joaquina Quesada Núñez, n. Cartago-1837.

-María Rosalía Quesada Núñez, n. Cartago-29/07/1847.

-Manuel Francisco Quesada Núñez, n. Cartago-16/02/1842.

-Patricio de J. Quesada Núñez, n. Cartago-22/06/1845.

-José Ramón Quesada Núñez, n. Cartago-15/10/1849.

-Juan Santiago de los Ángeles Quesada Chavarría, n. Cartago-05/07/1775, casó con María de Jesús Policarpa Sánchez Jiménez, formando la familia Quesada-Sánchez.

-Ramón Quesada Sánchez, n. Cartago-09/04/1822.

-José Francisco Quesada Sánchez, n. Cartago-1815, casó con Petra Aguilar, formando la familia Quesada-Aguilar.

-Pedro Ramón Quesada Aguilar, n. Cartago-24/06/1841.

-Ramona María Quesada Aguilar, n. Cartago-16/06/1862.

-José de Los Dolores Quesada Chavarría, n. Cartago-13/05/1785, casó con Matea de Jesús González, formando la familia Quesada-González.

-Venancio Ramón Quesada González, n. Cartago-18/05/1821.

-Leonicio Ramón Quesada González, n. Cartago-07/04/1824.

-José Francisco Quesada Chavarría, n. Cartago-1785, casó con Clemencia Fernández, formando la familia Quesada-Fernández.

-Joaquín Ramón Quesada Fernández, n. Cartago-1820.

-J. Ramón Quesada, n. Cartago 1840, (viudo de Gabina de Jesús Chavarría, f. Cartago-23/09/1853) casó en Cartago-31/01/1855 con María Matías Valerín Matamoros (b. Cartago-24/02/1831, hija de Nicolás y Cayetana), formando la familia Quesada-Valerín:

-José Evaristo de Jesús Quesada Valerín, n. Cartago-27/10/1857 y f. 28/04/1913, casó en Cartago-27/05/1905 con Quiteria Oviedo (hija de Joaquina), formando la familia Quesada-Oviedo.

-Rafael María Quesada Valerín, n. Cartago-10/07/1859.

-José Sebastián Quesada Valerín, n. Cartago-19/01/1861, casó en Cartago-27/02/1889 con Melchora Hernández Calderón, formando la familia Quesada-Hernández.

-Ramón Matías de Jesús Quesada Valerín (escritor costarricense), b. Cartago-31/08/1862 y f. Cartago-1916, casó en Cartago-25/07/1887 con Victoria Blanco Castro, formando la familia Quesada-Blanco:

Esta es Victoria con sus padres: Cruz Blanco y María Castro.

Foto: Fernando Quesada Suarez.

Victoria Blanco Castro

Foto: Fernando Quesada Suarez.

Ramón Matías Quesada Vlaerín

Foto: Fernando Quesada Suarez

Ramón Esteban Teófilo de Jesús Quesada Blanco, b. Cartago-26/12/1887

Ramón Esteban Teófilo de Jesús fue mi maestro de dibujo allá por los años 1960-1961 en la Escuela Juan Rudín. Aquí posa con la niña Carmen Ávalos:

Ramón Esteban Teófilo de Jesús casó con Adoración Chacón Bonilla en Cartago-19/04/1913, formando la familia Quesada-Chacón:

Ramón Matías Joaquín Quesada Chacón (n. Cartago-27/12/1920) y casó en La Dolorosa-18/12/1952 con la española Jovita Suárez López, formando la familia Quesada-Suárez:

Gustavo Adolfo Quesada Suárez, n. San José-centro-06/12/1954:

-Gustavo Adolfo Quesada González (109630189), n. San José-centro-01/03/1977.

Alejandro Quesada González (112360512), n. San José-centro-18/03/1985.

Alejandro, reporta a:

-Marissa Alessandra Quesada Umaña, n. San José-centro-30/03/2010.

-Sebastián Quesada Pichardo, n. San José-centro-28/11/2007.

Fernando Quesada Suárez, n. San José-centro-18/11/1955:

Fernando Esteban Quesada Sánchez, n. San José-centro-26/04/1985.

Diego Alonso Quesada Sánchez, n. 26/04/1987.

Juan Carlos Quesada Suarez, n. San José-centro-13/10/1961.

Manuel Antonio Quesada Chacón (n. Cartago-centro-16/05/1914. Casó en La Dolorosa-15/07/1940 con María Baudrit Solera, formando la familia Quesada-Baudrit):

Olga María Quesada Baudrit, n. San José-centro-04/11/1942.

Olga María casó con Carlos Hernán Segura Rodríguez en San José-07/04/1967, formando la familia Segura-Quesada

Reporta una hija:

Carla Segura Quesada, n. San José-centro-06/01/1972.

Hilda Quesada Baudrit, n. San Rafael-Desamparados-22/02/1949.

Xilda Lobato Quesada, n. México, D.F.-27/08/1972.

Xilda es escritora, otra de las facetas distintivas de mis-Quesada.

DIVERSIDAD Y EDUCACIÓN, y otro más:

IMPORTANCIA DE LA CULTURA ESCOLAR PARA EL DESARROLLO DE ESCUELAS INCLUSIVAS.

Isabela Lobato Quesada, n. México, D.F.-25/12/1974.

Manuel Gerardo Quesada Baudrit, n. San José-centro-28/01/1952. Fuimos compañeros en el BCR como 20 años:

Manuel Gerardo casó en San Pedro de Montes de Oca-21/02/1976 con Patricia Loría Beeche, formando la familia Quesada-Loría:

Milena Quesada Loría, n. San José-centro-17/02/1981. Milena casó en Los Ángeles de San Rafael-H-05/09/2009 con Hugo Alfonso Arguedas Jiménez, formando la familia Arguedas-Quesada:

Reportan a:

-Esteban Arguedas Quesada, n. Calle Blancos-15/11/2010.

-Irene Arguedas Quesada, n. San Rafael de Escazú-27/11/2014.

Marcela Quesada Loría, n. San José-centro-30/04/1984.

Andrés Quesada Loría, n. San José-centro-25/11/1985.

-María Antonia del Rosario Quesada Chacón, n. Cartago-centro-08/12/1915. Casó en Santa Teresita-21/071942 con Henri R. Schwan, fomando la familia  Schwan-Quesada:

Virginia María de los Ángeles Quesada Chacón, n. Cartago-centro-23/12/1917.

Virginia María de los Ángeles fue mi maestra de dibujo entre los 1963-1965 en la Escuela Juan Rudín, bella mi Niña.

Casó en La Soledad-05/11/1949 con Ernesto Ramos Santiesteban, formando la familia Ramos-Quesada:

Enrique Eduardo Ramos Quesada, n. San José-centro-05/05/1950. Enrique Eduardo casó en Consulado de Finlandia-27/12/1965 con Marja Leena Matikainen Puronen, formando la familia Ramos-Matikainen.

-Alberto Ramos Quesada,

Ligia María Ramos Quesada, n. San José-centro-11/03/1952.

Anabelle del Carmen Ramos Quesada, Desamparados-centro-18/06/1953.

Virginia Lorena de los Ángeles Ramos Quesada, n. San José-centro-26/02/1960.

Medardo Quesada Valerín, n. Cartago-d-1866. Medardo casó en Cartago-25/05/1891 con Zara Piedra Arias (hija de José y Ramona), formando la familia Quesada-Piedra:

-María Luz Clemencia Quesada Hernández, b. Cartago-09/09/1893.

-María Luis Justina Quesada Hernández, b. Cartago-02/12/1893.

-Juan Aniceto Quesada Valerín, n. Cartago-22/03/1856.

4.5  Descendencia de Alonso de Quesada y López-Rubio (hermano de mi ancestro Juan Manuel) y Clara Rojas (viene de 2.08.6):

Hijos Quesada-Rojas:

Cristóbal Quesada Rojas, n. 1682. Casó dos veces:

1º con María Josefa Segura en 1725, formando la familia Quesada-Segura.

Tuvieron a:

-José Matías Quesada Segura, b. Cartago-24/06/1726.

-Baltazar Nicolás Quesada Segura, b. Cartago-31/12/1729.

-José Francisco Quesada Segura, b. Cartago-06/10/1733.

-José Raimundo Quesada Segura, b. Cartago-17/02/1740.

-Juan José Quesada Segura, b. Cartago-28/01/1742.

-José Miguel Quesada Segura, b- Cartago-23/09/1744.

-María Teresa Quesada Segura. Casó en Cartago-17/12/1758 con Antonio Miguel de Piedra Monestel (hijo de Francisco y María), formando la familia Piedra-Quesada.

2º con María Josefa Ramírez Segura, formando la familia Quesada-Ramírez.

Tuvieron a:

María Cecilia Quesada Ramírez, b. 1730. Casó en Cartago-30/12/1750 con José Manuel Carranza Aguilar (hijo de Hermano José Antonio y María Nicolasa), formando la familia Carranza-Quesada.

Tuvieron a:

María Antonia Carranza Quesada, casó en 1774 con Juan Fernández Fernández, formando la familia Fernández-Quesada.. Si se sigue la línea genealógica descendente, nos encontramos con tres ilustres personajes nacionales: Carlos Humberto Rodríguez Quirós, Daniel Oduber Quirós y José Joaquín Trejos Fernández (Compruébese: http://investiga.uned.ac.cr/revistas/index.php/cuadernos/article/viewFile/220/94).

-Juan Carranza Quesada.

-María Agustina Carranza Quesada.

-Diego José Quesada Ramírez, b. 1736. Casó con María o Josefa Escolástica Alvarado Alvarado (hija de Manuel Antonio Alvarado y Antonia Josefa), formando la familia Quesada-Alvarado.

Tuvieron a:

-María Antonia Quesada Alvarado. Casó en San José-03/04/1782 con Josef Rojas Umaña (hijo de Jesús y Rita), formando la familia Rojas-Quesada.

-Pedro Pablo León Quesada Alvarado, b. 1763. Casó en San Jose-26/11/1783 con Josefa Nicolasa Cordero (hija de José Nicolás de los Reyes), formando la familia Quesada-Cordero.

-Josefa Quesada Alvarado. Casó en San José-14/02/1787 con Claudio Castro Álvarez (hijo de Trinidad y Felipa), formando la familia Castro-Quesada.

-Rita Josefa Quesada Alvarado, b. San José-26/04/1774.

-María Francisca Quesada Alvarado. Casó en San José-11/01/1792 con José Gregorio Reyes, formando la familia Reyes-Quesada.

-Rita Quesada Alvarado.Casó en San José-30/07-1792 con Mateo Castro Umaña, formando la familia Castro-Quesada.  Ilustre descendencia hasta llegar a don Manuel María Daniel Francisco de Paula Salazar Zúñiga, enorme exponente del Bel Canto:

Tuvieron a:

-María Baltasara Castro Quesada. Casó en San José-09/02/1820 con Victoriano Valverde Chacón (hijo de Juan Antonio y Ángela María), formando la familia Valverde-Castro.

Tuvieron a Gertrudis Valverde Castro, quien casó con Marcelo Zúñiga, formando la familia Zúñiga-Valverde.

Tuvieron, entre otros, a:

Rafaela Zúñiga Valverde, quien casó con Nazario Salazar Fonseca, formando la familia Salazar-Zúñiga.

Tuvieron, entre otros, a: MELICO (Manuel María Daniel Francisco de Paula) SALAZAR, en San José-03/01/1887.

18870301-melicosalazar

-Juan Francisco Quesada Alvarado. Casó dos veces:

1a en Escazú con Ventura Saborío, formando la familia Quesada-Saborío.

-Joaquín Quesada Alvarado, presbítero.

-Teresa Quesada Alvarado.

-Baltasara Quesada Alvarado.

-Casimiro Quesada Alvarado.

-Toribia Quesada Alvarado.

-Manuela Josefa Quesada Alvarado.

-Gregorio Quesada Alvarado.

2a con Toribia Valverde, formando la familia Quesada-Valverde.

Tuvieron a:

-Ramona Quesada Valverde.

-Micaela Quesada Valverde.

Miguel Quesada Rojas, b. Cartago-26/01/1698. Casó en Cartago-08/11/1729 con Antonia Ramírez Segura (hija de Baltasar y María Manuela), formando la familia Quesada-Segura.

Tuvierón a:

-Juan Antonio Quesada Ramírez, n. 1737.

Sebastián Quesada Rojas.

MÁS DE LOS QUESADA RAMÍREZ:

Hijos de Cristóbal de Quesada Rojas y María Josefa Ramírez.

Dos personajes del futbol nacional:

MARCOS YASHIN DE PORRES QUESADA ARAYA, 1968

Vladimir Antonio de… Quesada Araya,

Hijos de:

Alfonso Quesada Hidalgo y María Isabel Araya Vargas

Encontré 2 Alfonsos Quesada Hidalgo:

Alfonso Jesús QH, nacido en 1921, hj-de Basilio Quesada Piedra y Riquilda (Riginilda) Hidalgo Chinchilla, Alajuelita. Este casó con Luzmilda Carmona Badilla en 1943; tacharon y aparece otra anotación: contrajo matrimonio con Anita Chanto Arguedas en La Soledad. Se aleja de la pista.

El otro caso, Joaquín Quesada Chinchilla y Cruz Ana Hidalgo Herrera, Alajuelita. Estos reportan a Alonso José de Jesús, nacido en 1927 en Alajuelita, nieto de Canuto Quesada Mora y María Francisca Chinchilla Chinchilla. A su vez, en el acta de bautizo de Alonso hay una anotación: contrajo matrimonio en La Dolorosa el 10/10/1959 con… ¡bingo!, María Isabel Araya Vargas. ¡Encuentro la pista correcta!.

Canuto y Francisca casaron el 29/05/1873 en Alajuelita y tuvieron varios hijos: María Laura, Matilde, José Antonio, Juan Canuto, Clemencia Eustaquia de Jesús, Nicandro de las Mercedes, Anacleto Joaquín Benjamín, Jerónimo Alberto y el que nos interesa: José Joaquín Ismael de la Natividad Quesada Chinchilla, nacido el 23/12/1888 y bautizado el 25.

Canuto y Francisca tramitaron un permiso de matrimonio por consanguinidad en tercer grado por línea colateral igual; el fallo es que no dicen quiénes son los padres de los novios y el asunto se pone cuesta arriba.

En 1855, un Canuto Quesada casó con Hilaria Varela en San José, y tampoco dice de quién era hijo. Solamente reportan una hija, Petronila de las Mercedes, en San José, 1860.

El Carmen, 1830, José Canuto de Jesús Quesada Molina, hijo de Felipe Ramón Quesada Acuña, n.1797 y María Molina Méndez.

Ramón y María casaron en 1819, en el Carmen.

Nieto de Ilario Quesada Castro y Juana Josepha Acuña Jiménez, casados en El Carmen, 1796.

Ilario, hj-de- José Benito Quesada Ramírez, quien f.1805 y María Josepha Castro.

José Benito fue hijo de Cristóbal de Quesada Rojas y María Josefa Ramírez, ancestros míos.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1454653914560889&set=o.354016358720&type=3

– 4.6 Descendientes de Juan Manuel Quesada López Rubio. Mi ancestro, ver 2.12

 

_________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________


Esto es historia, apuntes que colocaba en este blog cuando empecé la genealogía:


Apuntes previos y finales.


Bueno, ¿y a qué viene todo esto?.

Muy simple, pasajes del capítulo anterior, explican de maravillas lo que tenemos por dentro los Quesada: una laguna en cuanto a la procedencia.

¿Qué relación tendremos con el apellido Quesada-español?
Los Quesada de Costa Rica, generalmente, son familias numerosas y desapegadas; es decir, crecen distanciados los familiares más cercanos, y prácticamente desconocidas las parentelas lejanas.

En el caso de nosotros, los Quesada Mayorga, solamente conocimos a los hermanos y padres de papá. Primos, tíos y otros parientes de nuestro padre nos fueron desconocidos.

Además, papá era hijo de dos personas con apellidos Quesada: Francisco Quesada Quesada (n-1865) y Hermelinda Quesada (esta era la de la plata), registrados como vecinos de Barrio el Carmen de San José. Se piensa que podrían ser primos porque sacaron una dispensa para casarse el 12/09/1903 en La Soledad; por cierto, a la incomprensible hora de las 4am.
Tanto papá Rafael Quesada Quesada, como su padre Francisco y nosotros los Quesada Mayorga, nacimos en la casa 36-E del Barrio La Dolorosa; con parteras, según la costumbre.

El padre Vérnor Rojas Contreras me envió el 06/05/2005 un valioso correo donde aparecen los datos del bautizo de papi y anotación del matrimonio de papi y mami:

1912-acta-papi


Los abuelos Quesada vivieron también en Sabanilla de Montes de Oca, pues tenían una casa frente a La Españolita, donde vive mi hermana Hermelinda actualmente, a 1305msnm

También tuvieron hasta 1963 una finca donde ahora queda un colegio (Metodista), a lo largo de la cuesta de la Bamba y frente a La Perla de las Antillas (casa que conocí como la casa de los Jiménez Beut. Ahí vivía mi compañero Mario Enrique JB).

Tengo totalmente frescos mis recuerdos de esa finca.

Un día en que veníamos montados Jose y yo sobre una carga de café maduro, en carreta de bueyes, por el cafetal.

Francisco (Paco, nuestro hermano) detuvo la carreta y se acercó a nosotros diciendo: _qué cachetes más rosados, parecen de Coronado_. Y nos pasó un pañuelo por la frente, cachetes y garganta, quitando las gotas de sudor que manaban. Acaso tendríamos unos 4 y 5 años.
El olor que me trae el recuerdo de esa escena es el mismo que se detecta cuando pasa una vagoneta cargada de café maduro por las calles de Tiquicia.

Por eso, cuando encuentro un lugar con muchos puntos coincidentes, hasta me estremezco, pues olfateo cerca el montón de pistas a seguir.

Vean este ejemplo con 3 enormes pistas:

1- una tumba (humilde y sencilla), así son las nuestras, casi abandonadas.

2- el nombre Felipe Quesada (precisamente igual al de uno de mis hermanos),

3- ubicada en el cementerio viejo de Sabanilla de Montes de Oca, (nuestro lugar de veraneo, donde hay cepas Quesada)… ¿que más pedir?; de seguro este es un antepasado.

Comprensiblemente, el hecho de proceder de cepas Quesada y desconocer familiares, siempre produjo una laguna afectiva en todos nosotros.
La familia conserva tradiciones que hablan de parientes en San Ramón, La Legua de Aserrí, Alajuela (esta adquiere relevancia porque se dice que mi abuela Hermelinda donó una vez las láminas de zinc para techar la iglesia de La Agonía… una que otra latilla), pero todavía no hay asidero para sustentar estas pistas.

Los lugares más seguros para radicar la cepa familiar son Barrio El Carmen de San José y Sabanilla de Montes de Oca; pues de estos lugares procede la mayor cantidad de documentos bautismales, matrimoniales y de defunción del s XIX.

En el siglo XX vivimos en el barrio La Dolorosa.

No hay que descartar Curridabat, de donde se presume que provenía nuestra bisabuela Rosa Quesada.

En este caso de Curri, hay contradicción en las capturas de datos de internet y las copias fieles de los documentos, de manera tal que muchos eventos ocurridos en San Pedro aparecen registrados como de Curridabat, por ser de una misma célula ecleciástica. Por otro lado, llama la atención la cantidad de Quesada-Prado y Prado-Quesada que hay en Costa Rica y esa es una pista que hay que seguir.

Desde Montes de Oca, esos antecesores Quesada se fueron extendiendo por Mata de Plátano, Ciudad Colón, Piedras Negras, Acosta, Monte Redondo, Tibás, Desamparados, Purral, Juan Viñas, Aserrí, Naranjo, San Ramón de La Unión, etc.

Los Quesada más viejos que hemos encontrado provienen de Cartago (bautizados en El Carmen), luego los registros aparecen en San José (El Carmen) y luego  pasaron a San Pedro del Mojón (Sabanilla y alrededores), como nuestro abuelo, bautizado el 21/03/1865, como Franco. Victoriano Apolonio Quesada Quesada, al igual que gran cantidad de ancestros Quesada.

Ahí en Sabanilla empezó nuestra diáspora por la rosa de los vientos… que es lo que me tiene en esta búsqueda.

Algo que puede ayudar a interpretar porqué los bautizaban en la iglesia de El Carmen, es que en ese entonces, alrededor de 1840, San José estaba dividido en 2 grandes distritos: El Carmen, al sur de la avenida central y la Merced, al norte. Esto lo explica muy bien Andrés Fernández en su artículo Mudar de Distrito, del 06/05/2012, en Áncora.

¿En qué tiempos se asentaron en el Barrio La Dolorosa?; esa sigue siendo una incógnita. La propiedad que tuvo la familia al costado sur de la iglesia estuvo en nuestras manos por 100 años y podría ser que los primeros actos oficiales se registraran en El Carmen, hasta la fundación de nuestra parroquia el 06/01/1909, momento en el que todo pasa a formar parte de los libros de la iglesia de nuestro barrio.

El 04/11/2010 me contó Consuelo, mi hermana, que misQuesada compraron esa propiedad a monseñor Anselmo LLorente y Lafuente. Es por eso que ahí se hicieron búsquedas de tesoros, eclesiásticos (en una de esas fue que se creó la montañita de barro de olla que había junto al árbol de cas), había personas que veían “luces”. Además, una de mis hermanas veía un señor ante unas velas, cuya vestimenta lleva a concluir que era la imagen de monseñor.

Por eso, nos gusta pensar que desde que vinieron de Cartago, se posaron en el Barrio usando como ermita El Carmen… es creíble.

Por ahí anda el mapa de San José elaborado por don Nicolás Gallegos en 1851 y me encontré varias familias apellido Quesada, mas nuestra avenida 12 no fue cubierta por el trabajo y eso mantiene la incertidumbre, pues el plano llega hasta la avenida 10, a donde vivía precisamente Cecilio Quesada en ave 10, calle 1. Por cierto, este agrimensor Gallegos Castro, zamoreño, era casado con Luisa Quesada Esquivel; vivían al costado sur de la Catedral, donde queda el palacio arzobispal.

From Historia los Quesada y subarrioladolorosa

Nunca se me olvida una vez que estaba sentado en un salón del hospital de Grecia, cuando me puse a conversar con el del asiento de a la par. Poco a poco, así como avanza el piano en una sonata (14-2, opus 27) de Beethoven, fui encontrando montones de gestos y rasgos de mi hermano Luis en las de mi interlocutor en medio del intercambio de opiniones.

-Mae, viera cómo se me parece usted a mi hermano Luis.

-Diay, -dijo el muchacho sencillamente- talvéz seamos familia, ¿usted qué apellido es?

-Soy Gerardo Quesada Mayorga.

-¿Sabe cómo me llamo yo?- dijo dejando un rato suspensivo- Osvaldo Quesada.

Ya entrando en detalles, vive en Santa Rosa de Poás, como sus antepasados, pero él sabe que venían de Sabanilla de Alajuela.

Sabanilla, Sabanilla, ¿ven? (de Montes de Oca, de Alajuela).

Resulta que la mayoría de los Quesada no conservan fotos de abuelos, abuelas, nada, no saben ni de dónde vienen, son desapegados. Echan raíces en un pueblo, se dan a querer, son honrados y trabajadores, buenos para la música o algún arte y eso es lo que importa.

Papá recibió clases con dos maestros de Barcelona, Repeto y, principalmente Le Franc, los cuales, con la reputación que tenían, podían haberlo catapultado a la fama, pues opinaban que era buen discípulo, que incluso habían agotado su pedagogía con él y que ahora procedía elevarlo a un instituto en Europa, pero la familia desoyó el consejo.
Aún así, se hizo paso como maestro de música en la Escuela Juan Rudín, donde trabajó por 30 años con calificaciones de excelente y además tocaba misas, asambleas, amenizaba rezos, todo en torno a la música.

Aquí pueden escuchar 11 pequeñas canciones interpretadas por papá. Fueron grabadas por mi hermana Yamilet y Angel Boniche en 1972.

 

Él nos hizo crecer en ese ambiente musical, lo cual no le costó mucho, tan solo comprar un piano enorme, Pleyel, así como otros verticales que había en los aposentos de la casa.
Además, Mamá también tocaba piano, lo cual favoreció para que todos mis hermanos, excepto el suscrito, aprendieran a tocar instrumentos.

Pese a no poder tocar ningún instrumento, llevo la música en mi espíritu.

Ni la música ni la búsqueda de los Quesada son tema de estos relatos, sino mis viajes por Costa Rica, pero esos intentos que se hicieron por escarbar el pasado de la familia generaron acciones que, como hilachas, me las encuentro en el paso del tiempo, acá y acullá y me gusta relatarlas y hacerles frente; son divertimentos, como dirían mis admirados músicos.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE UN QUESADA
Y es que la música, la pintura, la literatura y alguna otra arte por ahí, son características fundamentales de los Quesada.

Para los rasgos físicos hay que hacer salvedades en el tantos sean de mis-Quesada o de otros Quesada incluso parientes ancestrales míos:

Mis-Quesada:

  1. A) Si se trata de mis-Quesada, descendientes del español Diego de Quesada y Robles y Francisca Gutiérrez de Sibaja y Corroque, tal como se amplía en el capítulo II, punto 14, adquirimos maravilloso mestizaje cuyos rasgos se mezclaron con los españoles y se manifiestan hasta hoy en día:

Somos pequeños de estatura, blancos, de pelo generalmente abundante y chuzo, ojos cafés, patas de gallo, achinados, músicos.

Algunos han mestizado y remestizado y en la actualidad tenemos primos de tez totalmente morena, cruzados con afrocaribeños, primos de ojos celestes, primos de mayor estatura, etc.

  1. B) si se trata de los descendientes de otros otros de mis antepasados antes del mestizaje comentado en el punto A), muchos de ellos resultan altos, blancos, de ojos claros, pelo rubio, salvo que hayan realizado mestizajes y entonces muchos rasgos cambian.

Otros-Quesada:

Otros Quesada muestran variedad de rasgos, menos tipificables y ello se debe a sus variadas procedencias e indudable mestizaje, lo cual se explica en el punto que sigue.

PRINCIPALES TRONCOS QUE ORIGINAN FAMILIAS QUESADA EN COSTA RICA:
He encontrado distintos inmigrantes o troncos que inician familias Quesada en Costa Rica:

  1. 1. Los Carmoneses: el primero es el originado en 1535 por mi ancestro Cristóbal de Quesada y Aldana.
  2. 2. Los Malagueños: El segundo es el originado a finales de los 1600 por Bartolomé de Quesada, denominado el malagués, el cual esparció su semilla desde Barva pasando por Heredia, Alajuela, Palmares y son los que colonizaron Villa Quesada, al norte del país. Dato curioso, tengo indicios de que Bartolomé, quien vino a CR como 100 años después de mi ancestro, también venía de Carmona… lo cual los podría hacer parientes.
  3. Los Cadizeños: Quesadas originados a principios de los 1700 por José de Quesada, hijo de Francisco de Quesada y Ángela María de Castro, en Barva.
  4. Los Asturianos: Estos Quesada son más recientes, vinieron en los 1800 y han destacado por su labor en pro de la ecología. Es la familia Quesada López-Calleja.

  5. Los “Centroamericanos”: Hay unos Quesada Guanacastecos, cuyos ancestros vinieron de Nicaragua y que anteriormente eran de Honduras. Me hace pensar que esa semilla Quesada puede provenir del paso de mis-Quesada desde México a Costa Rica. Eso está para investigarlo. Destacan hoy en día los Quesada-Hernández, en Liberia principalmente.
  6. Los Cubanos: quienes vinieron en 1891 desde Cuba con Antonio Maceo, quien fundó el poblado La Mansión en Nicoya. Fueron pocos, pero deben haber dejado su semilla en el país.

Dice la historia:

Entre las familias que quedaron en La Mansión después de la partida de Maceo y sus colegas fueron: los Milanés y Quesada, los Santiesteban, los González Balán, los Muñoz, los Quesada Galván, los González Acosta, entre otros. https://verbiclara.wordpress.com/2011/12/06/antonio-maceo-y-la-mansion-de-nicoya/

  1. Los Americanos: Hay otros Quesadas indígenas que llevan ese apellido por haber sido bautizados por los conquistadores, pero su sangre era netamente americana.

Ejemplo:

  1. Otros que desconozco.
  1. Trabajos aislados de genealogías Quesada en otros países, los cuales no descarto, pues nuestros ancestros eran viajeros:

Argentina: http://genealogiafamiliar.net/getperson.php?personID=I89535&tree=BVCZ
Chile: Los Canarios, llegados a finales del s.XIX: http://donduncan.org/galb/canarias.htm

Colombia: http://www.genealogiasdecolombia.co/apellidos/Quesada.aspx

Perú: boliviagen.com/sergiogutierreze/losquesada.pdf

Perú y Chile: Los Cazorleños, de Jaén: http://tpino.netfirms.com/quesada.htm

Aún así, una vez me llevé una lección, que me la dio el papá del Chino Solís de La Nación.

Cuando conocí a don Víctor Solís Durán y descubrí su increíble memoria, allá en San Lorenzo de Damas, le pregunté si conocía a los Quesada de Sabanilla, a Rafael mi padre, por algo que había mencionado.

-¡Claro¡, trabajé con Rafael, su papá, conocí a su abuela Hermelinda, viuda joven, cabriada, qué tiempos aquellos.

-Dígame de dónde venían.

-Ellos eran de ahí, …no sé de dónde provenían.

-Es que deseo saber de dónde venían para encontrar parientes perdidos.

– Y ¿eso qué importa?, ¿no tiene hermanos?.

-Somos 10, pero muy desapegados.

-¿Entonces?. Siga este consejo: visítelos, ámelos, únase a sus sobrinos, forme una familia unida, ¿no es esa una tarea enorme?, ¿para qué buscar a otros parientes si se es desapegado hasta con la parentela directa?

Cierto, eso me llenó el vacío; con frecuentar a tantos hermanos como tengo es bastante; además, el tiempo no perdona, al 2012 ya fallecieron tres: José Alberto, Luis Felipe y Carlos Federico.

De veras, me convencí que no es necesario buscar a los descendientes, por ejemplo, de los hermanos de mi tatarabuelo que deben andar por ahí; pero hice tantos esfuerzos, conectes, preguntas, envié mensajes, que todavía queda el gusanillo, se desencadenó una búsqueda incesante y llena de sorpresas.

En estas búsquedas es relevante el papel de las iglesias católicas, que por años registraron en sus imperecederos libros bautizos, matrimonios, defunciones; así como la custodia de los mismos, en el Archivo Eclesiástico (Para CR, frente al cementerio general).

Igualmente relevante y muy meritorio el registro digital de esos mismos eventos, llevado a cabo por los hermanos mormones, en donde puede uno buscar y descargar las fotos que ellos hicieron de los libros de registro católicos.

Por eso, la Humanidad tiene una gran deuda con estas dos Instituciones.

_________________________________________________________________________________
Apéndices:

  1. Ilustre historiador Esteban Mira Caballos, 12/03/2015:

Estimado amigo, soy de Carmona pero vivo en Extremadura. Quesadas había en Carmona pero no era una familia extensa en el pueblo como los Barba, los Cansino, los Andino, erc. Le puedo rastrear los apellidados Quesada que me han salido en el archivo y mandárselos si me pasa un email.
Bueno esta agradecida respuesta de un historiador me pone en perspectiva mi creencia de que talvez mi ancestro Cristóbal de Quesada y sus padres Juan de Quesada y Aldana y Beatriz de Quesada y Baena estaban en Carmona al momento del embarque, pero perfectamente podría ser que provinieran de otro lugar.-


https://www.facebook.com/MauricioMelendezGenealogias

http://genealogiatica.info/index.php?ctype=gedcom&ged=Familias%20costarricenses

Los Quesada

 

 

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Apuntes, fray Manolo Batalla Gimeno

a Octubre/2010

Mensajes que envía Fray Manolo Batalla Gimeno, O.P., actual párroco de la iglesia La Dolorosa.

000, domingo XXVIII, TIEMPO ORDINARIO ciclo c.

000, domingo 28 octubre 2010, Tiempo ordinario (C).

056, martes 2 de noviembre 2010. Conmemoración de los fieles difuntos.

052, martes, 26 octubre 2010.

051, lunes, 25 octubre 2010.

050, domingo, 24 octubre 2010. Domingo Mundial de las Misiones. San Antonio María Claret.

049, miércoles, 20 octubre 2010.

048, martes, 19 octubre 2010. San Pablo de la Cruz.

047, lunes, 18 octubre 2010. San Lucas Evangelista, (Mª Teresa Ovares Ovares).

046, domingo 17 de octubre de 2010.

045, viernes 15 de octubre de 2010. Santa Teresa de Jesús.

044, miércoles 13 de octubre de 2010.

043, lunes 11 de octubre de 2010.

042, Domingo 10 de octubre de 2010.

041, Viernes 8 de octubre de 2010.

040, Miércoles 6 de octubre de 2010. San Bruno.

039, Martes 5 de octubre de 2010.

038, lunes 4 de octubre de 2010. San Francisco de Asís.

035, miércoles 29 de setiembre de 2010. Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel.

033, lunes 27 de setiembre de 2010. San Vicente de Paul.

030, miércoles 8 de setiembre de 2010. Natividad de la Virgen María.

029, lunes 6 de setiembre de 2010. 86º maestro de la OP: Fr. Bruno Cadoré.

028, domingo 5 de setiembre de 2010 (y 4).

027, miércoles 1 de setiembre de 2010.

026, martes 31 de agosto de 2010.

024, domingo 29 de agosto de 2010. (sábado 28: San Agustín).

023, miércoles 25 de agosto de 2010. San José de Calazans – Escolapios.

022, lunes 23 de agosto de 2010. Santa Rosa de Lima.

021, domingo 22 de agosto de 2010.

020, miércoles 18 de agosto de 2010.

019, lunes 16 de agosto de 2010.

008, domingo 18 de julio de 2010 (y 17).

007, viernes 16 de julio de 2010. Nuestra señora del Carmen.

006, Miércoles 14 de julio de 2010. San Camilo de Lelis.

005 Lunes 12 de julio de 2010

004, domingo 11 de julio de 2010. (y 10).

003, viernes 9 de julio de 2010.

002, mièrcoles 7 de julio de 2010.

001 domingo 4 de julio de 2010.

095 Miércoles, 30 junio de 2010. Protomártires de la iglesia de Roma.

094 domingo, 26 y 27 de junio de 2010.

093 Miércoles, 23 de junio de 2010. San Juan Bautista

092 Martes, 22 de junio de 2010.

091 Lunes, 21 de junio de 2010. San Luis Gonzaga.

 

MIÉRCOLES, 16 DE JUNIO DE 2010

(Día del Niño Africano… 4.500.000.00 de niños/as mueren al año en ese continente…)

Cada año, al inicio de la Cuaresma, escuchamos el mismo texto del evangelio que hemos proclamado hoy… En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Procuren no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendrán recompensa del Padre celestial… Una vez más, nos enfrentamos al tema de la superficialidad, pero esta vez no es la superficialidad sólo por ignorancia o por cierta pereza, sino para provocar el reconocimiento y el aplauso de los demásy, para algunas personas, si se provoca la envidia y se logra humillar a otros, mejor todavía… Cuando estrenamos una prenda de vestir, ¿qué nos importa más: sentirnos a gusto, o mostrar que podemos comprar algo de marzo y a la moda?… Cuando compramos un carro, ¿lo compramos porque de verdad lo necesitamos, o por figurar?, ¿compramos el más práctico o el más llamativo?… ¿Nos importa ser personas más maduras, o personas más llamativas?… Pero, eso no ocurre sólo con la casa y el carro y las prendas de vestir, sino también con las habilidades y las profesiones y los oficios… e incluso, en la Iglesia, con los ministerios que podamos ejercer… ¿Realmente hacemos lo que hacemos porque consideramos que es lo justo, lo mejor para los hermanos y hermanas, sin que nos importe el ser vistos, reconocidos y recompensados?…

Jesús, ciertamente, no se refiere a la superficialidad en las cosas materiales o en ciertos gestos sociales, sino a la superficialidad en acciones tan importantes como la limosna, la oración y el ayuno

Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; les aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará… Lamentablemente, todavía es necesaria en el mundo la limosna… Si es necesaria la limosna, se debe a que hay personas que no tienen lo necesario para comer, para vestir, para abrigarse… Nadie pide limosna para organizar un banquete, sino porque tiene hambre; nadie pide limosna para comprar una ropa de marca, sino porque no tiene ni una muda decente… Pero lo triste es que las personas a las que damos hoy una limosna, amanecerán mañana con la misma necesidad… porque la solución no es la limosna y la lástima, sino la búsqueda de justicia para solucionar situaciones inhumanas…

Cuando recen, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Les aseguro que ya han recibido su paga. Tú, cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará… ¡La oración!… ¡La imprescindible oración!… La oración que busca el encuentro con Dios y la comunión en el mismo Espíritu de Jesús, para poder ser sus testigos: la prolongación de su encarnación… Porque no estamos llamados a ser testigos simplemente porque hemos presenciado algún acontecimiento, sino porque vivimos una experiencia profunda de fe… que, además, no es emoción pasajera, sino una Presencia que ha entrado en mí y se va adueñando de todo mi ser, hasta hacerme otra persona, una criatura nueva, otro Cristo: prolongación de su encarnación

Cuando ayunen, no anden cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Les aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará… ¿Qué ayuno?… El ayuno es una privación, pero ¿de qué?… ¿para qué?… De todo lo que impide la Presencia de Dios en mí…, para vivir de Amor… y poder dar vida…

LUNES, 14 DE JUNIO DE 2010

La primera lectura me ha recordado comentarios que me hacían, hace ya más de treinta años, cuando llegué a estas tierras centroamericanas. No importa ahora el país, pero sí el hecho: me contaban que, cuando alguna persona pudiente se encaprichaba con las tierras buenas de algunos campesinos, se las compraban por cuatro centavos y los obligaban a trasladarse a tierras malas, y digo los obligaban, porque hubo veces que, si no querían vender, les echaban el ejército que se encargaba de facilitar la operación… Es decir, la historia de Nabot “no son cosas del pasado”… Por otra parte, en el texto se nos muestra también el hecho de tomar el nombre de Dios en vano, porque los falsos testigos, acusaron así a Nabot: “Has maldecido a Dios y al rey”; cuando, en verdad, el hombre no había dicho más que esto: “No puedo cederte la heredad de mis padres”… Ahora bien, esa misma maldad –incluso en nombre de Dios y hasta con métodos más crueles- se sigue cometiendo en muchos lugares de la Tierra…

La misma política, de manera más sofisticada, realiza acciones cuyos efectos son de empobrecimiento, de desempleo, de desarraigo, de desesperación, de hambre y, al fin, de muerte…¿Qué está haciendo la economía globalizada de nuestros días?… ¿En qué consiste la crisis económica mundial?… ¿A quiénes benefició el auge del capitalismo?… ¿A quiénes está afectando la crisis económica actual?… Los grandes fueron aumentando sus capitales y su producción, llenando el mercado de sus productos, haciendo que desaparecieran los pequeños productores, y que los productos de los campesinos y de los artesanos, así como las materias primas de los países más pobres o no tuviesen salida o no tuviesen valor, y de esa manera ha ido aumentando el desempleo y la pobreza y se ha multiplicado el fenómeno de las migraciones… No son sólo cambios de políticas lo que hace falta en el mundo; estos cambios son necesarios, pero lo urgente son los cambios en las opciones propias de cada persona, para que orientemos nuestra vida conforme a unos valores que proclamen, ante todo, la dignidad de cada persona humana y, consecuentemente, la necesidad de que todos tengan acceso al trabajo, a la educación, a la vivienda, a la salud, a la cultura…

Cuando, hace más de treinta años, llegué a Centroamérica, no predicaba así, porque venía con una formación “más teológica”, supuestamente “apolítica” y “neutral”, hasta que comprendí que ni Dios es neutral, ni el Evangelio es apolítico… Claro que, al predicar como Jesús lo hacía, empiezan los problemas: ¿por qué estos padrecitos se meten en lo que no les importa?, ¿qué saben ellos de política?… ¡Claro que nos importa la vida de los pueblos! Si Jesús vino “para que tengan vida y la tengan en abundancia”… ¡Claro que sabemos de política! Lo que no sabemos es de intrigas y mentiras, de diplomacias oportunistas y de oportunismos electoralistas…, pero sí conocemos las angustias de las gentes y la desesperación de los pueblos, debidas casi siempre a la falta de oportunidades, mientras algunos acumulan, malgastan, derrochan y van profundizando las desigualdades abismales entre los pocos que tienen demasiado y las multitudes que no disponen de lo más elemental para vivir…

Pero, hablar de esta manera, ¿no es predicar el odio?… ¡NO!… Jesús, en el texto de hoy, nos invita a no actuar nunca por venganza… Pero, en otros textos nos hace llama a la compasión al ver a las muchedumbres que caminan como ovejas sin pastor…, o también nos alerta para que no imitemos a los grandes y poderosos, que oprimen y se hacen llamar bienhechores… No es predicar el odio… Es decir la verdad, y además, urgir para que esa verdad nos lleve a vivir y actuar con verdadero amor: el amor hecho de entrega y de renuncias, capaz de entregar la vida como hizo Jesús…

DOMINGO, 13 DE JUNIO DE 2010 – XI TIEMPO ORDINARIO

El Evangelio… se abre con una escena callada; no hay palabras, sino sólo gestos silenciosos: entra una mujer con un frasco de aceite perfumado; se acurruca a los pies de Jesús, los baña con sus lágrimas, los seca con sus cabellos y, besándolos, los unge con perfume… El fariseo habla para sí: “Si éste fuera profeta, sabría quién y qué clase de mujer es la que le está tocando, pues es una pecadora”».

En ese punto del Evangelio toma la palabra Jesús para dar su juicio sobre la acción de la mujer y sobre los pensamientos del fariseo, y lo hace con una parábola: “Un acreedor tenía dos deudores: uno debía quinientos denarios y el otro cincuenta. Como no tenían para pagarle, perdonó a los dos. ¿Quién de ellos le amará más?”. Respondió Simón: “Supongo que aquél a quien perdonó más”. Le dijo Jesús: “Has juzgado bien”… “Por eso te digo que quedan perdonados sus muchos pecados, porque ha mostrado mucho amor. En cambio, a quien poco se le perdona, poco amor muestra”. Y le dijo a ella: “Tus pecados quedan perdonados”.

  • la mujer ha sido tocada por el amor, no por el miedo (que tenemos a veces quienes nos acercamos al Señor sabiéndonos pecadores), ni por la vanagloria (con que viven y actúan quienes se sienten mejores que los demás y se atreven a señalar y a juzgar…)
  • la mujer -quién sabe cuántas cosas y qué cosas había buscado- encuentra y reconoce el tesoro escondido… (la verdad es que cuando queremos algo, lo que buscamos es la felicidad de una acogida que nos ofrezca la sinceridad del amor, y eso es lo que encontró aquella mujer, con todo y ser una pecadora…
  • la felicidad no siempre es lo que queremos encontrar, sino lo que nos sale al encuentro, de la manera mas insospechada: David, Saulo, Agustín, Francisco de Asís, la pecadora…

Leía hace un tiempo la historia de un famoso converso del siglo XIX, Hermann Cohen, un músico brillante idolatrado como niño prodigio de su tiempo en los salones de media Europa. Una especie de joven Francisco en versión moderna. Después de su conversión, escribía a un amigo: «He buscado la felicidad por todas partes: en la elegante vida de los salones, en el ensordecedor jaleo de bailes y fiestas, en la acumulación de dinero, en la excitación de los juegos de azar, en la gloria artística, en la amistad de personajes famosos, en el placer de los sentidos. Ahora he encontrado la felicidad, de ella tengo el corazón rebosante y querría compartirla contigo: ¡es Jesucristo!… Claro que tú dices: “Pero yo no creo en Jesucristo”. Y te respondo: “Tampoco yo creía y es por eso que era infeliz”».

Ojalá que todos los cristianos descubramos de verdad a Jesucristo, con la intensidad de estas personas, como Pablo: “Hermanos: Sabemos que el hombre no se justifica por cumplir la Ley, sino por creer en Cristo Jesús. Por eso, hemos creído en Cristo Jesús, para ser justificados por la fe de Cristo y no por cumplir la Ley. Para la Ley yo estoy muerto, porque la Ley me ha dado muerte; pero así vivo para Dios. Estoy crucificado con Cristo: vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí. Y, mientras vivo en esta carne, vivo de la fe en el Hijo de Dios, que me amó hasta entregarse por mí.”

MIÉRCOLES, 9 DE JUNIO DE 2010

La primera lectura, tiene algunos de los aspectos que a mí personalmente me resultan inaceptables; pero es “palabra de Dios”, es decir, testimonio de cómo ve a Dios un pueblo antes de la revelación definitiva en Jesucristo… Y, a pesar de ello, hay algo que puede iluminar nuestro caminar en la fe Elías se acercó a la gente y dijo: “¿Hasta cuándo van a caminar con muletas? Si el Señor es el verdadero Dios, síganlo; si es Baal, sigan a Baal.”… [*) yo quiero ser generoso, pero no quiero privarme de nada de lo que el mercado me ofrece…, *) yo amo a mi esposa/o, pero no puedo decir no a esos encuentros furtivos que disfruto tanto…, *) me atrae la vida religiosa, pero me viene a la mente la muchacha con quien me encariñé…] En la vida -también, por supuesto, en la vida de fe- hay que actuar movidos siempre por elecciones, porque en eso consiste el ejercicio de la libertad que no es hacer “todo” lo que me de la gana, sino elegir qué considero más bueno, más verdadero, más hermoso… y decidirme por ello, renunciando a lo demás… [nos asusta la palabra “renuncia”, pero es imprescindible para ser libre…]

En el evangelio, Jesús se presenta no sólo como cumplidor de la ley, sino como perfeccionador de la ley… La Ley es necesaria en toda sociedad o estado de derecho, para garantizar la convivencia y salvaguardar los derechos humanos. Pero esto que en sí mismo es una ayuda, se puede convertir en obstáculo cuando minimizamos la Ley o la absolutizamos… Jesús tuvo que enfrentarse a los fariseos y autoridades de su tiempo, tanto por el formalismo como por las interpretaciones estrechas de algunas leyes. Los escribas, por ejemplo, siempre se mostraron excesivamente aferrados a la letra de la Ley. Jesús se sintió libre frente a aquellas interpretaciones y, dando un paso adelante, actuó y nos mostró un camino por encima de la Ley. San Pablo lo resumió así: “Amar es cumplir la Ley entera”…

La “ley entera”, para los fariseos y las autoridades, era una minuciosa legislación que suponía una carga demasiado pesada, prácticamente imposible de cumplir… Jesús nos dice que ser una persona perfecta, como Dios lo quiere, no consiste en cumplir los actos externos, el culto, los ritos y todos los sacrificios…, sino, sobre todo, vivir desde la raíz del corazón la misericordia que Dios nos ofrece y nos pide…

Dios no quiere sacrificios y ofrendas y holocaustos… Eso lo utilizamos nosotros como mediaciones para que sean un llamado a buscar y encontrarnos con Dios en lo más íntimo de nuestro ser… y ahí, dejar que el Espíritu de Dios nos purifique, nos ilumine, nos transforme, nos haga fecundos en obras buenas, que son sobre todo las que dan vida a los hermanos y hermanas

La espiritualidad cristiana es imposible sin una verdadera conversión… Ahí empieza todo: conviértanse… Y el camino de una verdadera conversión interior, es el de un leal esfuerzo por interiorizar nuestra experiencia de Dios y nuestra relación con Él, sin dejar de aprovechar las riquezas espirituales de la Iglesia, sobre todo a través de los sacramentos, pero procurando siempre no quedarnos en lo formal, en lo externo, en lo superficial… Sobre todo la Eucaristía [dominical y devoción personal: búsqueda de fraternidad y espíritu de entrega…] y la Confesión [búsqueda de la misericordia de Dios y de la fuerza del Espíritu para no volver a pecar… y crecer en comprensión y capacidad de reconciliación y de perdón…] No nos limitemos a hacer lo de siempre, ni en la liturgia ni en la moral… Urge que aprendamos a contemplar a Dios desde la realidad humana que vivimos, y contemplar al ser humano desde la profunda experiencia de Dios

LUNES, 7 DE JUNIO DE 2010

Ayer celebrábamos el día del Corpus Christi… El próximo viernes, celebraremos la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, llegando también a la clausura del Año Sacerdotal: un año con muchas oscuridades “sacerdotales” que deberían hacernos ver y anhelar la verdadera luminosidad del ministerio y el testimonio sacerdotal… El jueves día 10, se celebrará la Hora Santa especialmente motivada por esta clausura del Año Sacerdotal…

Pero, una vez más advierto que todo lo dicho puede prestarse a celebraciones “vistosas” y “emotivas”, sin un verdadero contenido espiritual, es decir: sin que prestemos la suficiente atención y abramos nuestro ser a la Presencia del Espíritu de Dios… Para no caer en superficialidades y celebraciones pasajeras que nada dejan, es oportuna en grado sumo la atenta reflexión sobre el texto evangélico de las Bienaventuranzas:

Jesús, en el llamado sermón del Monte, nos promete una felicidad (bienaventuranza) que nada tiene de superficial y pasajera…, una felicidad (bienaventuranza) que no tiene su raíz en los “valores” que el mundo considera necesarios para ser feliz, sino todo lo contrario… Las “cosas” -no sólo materiales- que uno ambiciona, consigue y posee, de ordinario nos amarran con más o menos fuerza, y en ocasiones nos esclavizan; suelen ser las “cosas” que consideramos “propiedad” personal, con lo cual -decimos- podemos hacer lo que me de la gana: mi casa, mi dinero, mi trabajo, mi empresa, mi prestigio, mi poder…, pero, a veces, también mi amigo, mi esposa, mis hijos…

Las Bienaventuranzas nos invitan a elegir ser pobres, para tener solamente a Dios como supremo anhelo, como tesoro definitivo… y no reconocer como absolutos ni poder, ni dinero, ni prestigio, sino solamente a Dios… y no tener como propiedad ni amigos, ni esposa, ni hijos, sino como depositarios de mi amor y de mi entrega…

Ser pobre -dirán- es una desgracia. Y, efectivamente, ser pobre es una desgracia… La bienaventuranza está en elegir ser pobre… La diferencia, la desigualdad, el drama y, con frecuencia, la tragedia, la desgracia, de que haya ricos y pobres, tiene una causa: el mal ejercicio de la libertad… Todos quieren ser ricos, y la lucha por la acumulación de la riqueza es la causa de que muchos sean pobres… No han elegido ser pobres, sino que han sido empobrecidos por los que han logrado hacerse ricos acaparando, acumulando y usurpando como propiedad privada lo que son bienes creados para todos…

Eligiendo el camino de las bienaventuranzas, los cristianos cumpliremos la voluntad de Dios, el Padre, con el Espíritu de Jesús, y traeremos vida al mundo: Los que sufren dejarán de sufrir, los violentos abandonarán la violencia… Los que tienen hambre y sed de justicia serán saciados… Los que prestan ayuda, la recibirán cuando la necesiten… Viviendo, no como ambiciosos depredadores, sino como comunidad de personas, a nadie le faltará lo necesario, porque nos organizaremos solidariamente y con verdadera justicia… Pero para eso, necesitamos ser limpios de corazón, gentes sin mala intención, sin ideas torcidas, incapaces de traicionar, viendo siempre la luz del rostro de Dios, que es amor y plenitud de vida… Siendo así, nos convertiremos en artesanos de la paz, porque seremos fuente de reconciliación y de armonía en medio del mundo… Y así, sólo así, se instaurará un orden nuevo, no basado en la represión y la competitividad, sino en la igualdad y en la aceptación incondicional del otro…

Mientras eso se alcanza, quienes opten por las bienaventuranzas serán perseguidos por su fidelidad, pues el mundo, por ahora, no tolera el programa de vida y de acción de Jesús.

DOMINGO, 6 DE JUNIO DE 2010 – CORPUS CHRISTI

Lo que hemos escuchado en la primera lectura, del libro del Génesis, se considera como una “figura” de la entonces futura Eucaristía y del Sacerdocio de Cristo… Melquisedec presentó pan y vino “porque era sacerdote del Dios Altísimo”… Los cristianos vemos a Cristo como el único verdadero sacerdote del Dios Altísimo: Melquisedec fue “figura” de Jesucristo, y los sacerdotes que son ordenados después de Cristo somos tan sólo partícipes del único sacerdocio… Pero, ¿por qué Jesús ofreció pan y vino a los discípulos en la Ultima Cena?… Quizá los autores de los evangelios, conociendo el relato del Génesis, se fijaron en él… También ahora, cuando la asamblea litúrgica, presidida por un sacerdote, ofrece el pan y el vino, lo hace… porque somos un pueblo sacerdotal… Pero, hay más, porque, si somos pueblo sacerdotal, no solamente podemos rendir culto al Dios Altísimo, al ofrecer el pan y el vino para el sacrificio revivido del Señor Jesús, sino al ofrecernos nosotros en cualquier momento y circunstancia unidos a Cristo

Los otros dos textos -Corintios y Lucas- nos ayudan a comprender mejor el sentido del sacerdocio y de la eucaristía… y de un culto que, además de litúrgico, ha de ser un culto espiritual… y social

No rechacemos la tradición: ¿qué tienes que no hayas recibido?… También la fe nos ha sido dada por “tradición”… Por eso nos dice san Pablo: Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido… Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis del cáliz, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva… Creo que no ha habido un solo santo que no haya sido profundamente devoto del sacramento y el misterio de la Eucaristía y de la Pasión de Jesús, viendo en ese misterio la prueba del inmenso amor del Padre hacia el mundo y del extremado amor de Jesús por todos nosotros, por toda la Humanidad…

Pero, el misterio de la Eucaristía no se reduce a lo litúrgico y cultual… y tampoco a lo puramente espiritual…, sino que tiene una dimensión social… Ahora bien,

  • La autenticidad cristiana del compromiso social está en la verdadera espiritualidad -amor- que fecunda…
  • La garantía de la auténtica espiritualidad cristiana está en la entrega y en el compromiso social… e incluso político…

¿Por qué, en un día de celebración de la Eucaristía, se nos propone el texto evangélico de la multiplicación de los panes?… Porque es un texto eucarístico…

Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban… Es como decir habían celebrado el culto, y algunos pensaban que con eso ya estaba todo hecho: Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle: “Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.” Pero, para Jesús, no estaba todo hecho… y les contestó: “Denles ustedes de comer.

Para eso escuchamos a Dios, para eso acogemos a Jesús y el don de su Espíritu, para eso rezamos y celebramos la Eucaristía y los sacramentos, para eso somos Iglesia, para eso somos cristianos: para que todos tengan vida y vida en abundancia… Por eso, denles ustedes de comer

MIÉRCOLES, 2 DE JUNIO DE 2010.

La primera lectura no es solamente una carta pastoral, sino la carta de un amigo, de un gran amigo que desea a Timoteo, su fiel colaborador, la gracia, la misericordia y la paz de Dios Padre y de Cristo Jesús, Señor nuestro… Pablo escribe a alguien de quien se siente orgulloso y a quien quiere mucho; por eso, tengo siempre tu nombre en mis labios cuando rezo, de noche y de día… Pero el verdadero cariño no quita, sino que intensifica la claridad y la calidad del testimonio de fe en Cristo Jesús: porque Dios no nos ha dado un espíritu cobarde, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio… [Aunque estoy prisionero por causa del Evangelio] no me siento derrotado, pues sé de quién me he fiado y estoy firmemente persuadido de que tiene poder para asegurar hasta el último día el encargo que me dio… Es todo un gran testimonio para que cada uno de nosotros nos cuestionemos nuestra vida y nuestro testimonio de fe, porque con frecuencia llamamos fe a algunos gestos con los que disfrazamos la falsa modestia, la pereza y la cobardía…, diciendo, quizá, que la santidad de la vida cristiana y de la misión evangélica es sólo para algunos escogidos… y no para mí ¿?… Pero, hermanos, sí es para mí, para cada uno de nosotros… Precisamente, después de haber celebrado el tiempo pascual y el don del Espíritu Santo en Pentecostés, es el tiempo de caminar incesantemente por el camino de los discípulos de Jesús, como Pablo, como Timoteo…

El texto del evangelio, nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre algunos temas importantísimos: *) La motivación de las leyes que se promulgan y la importancia de las leyes humanas para la convivencia, pero también la relatividad de las leyes cuando no las motiva el amor, la generosidad, la solidaridad, el bien del otro antes que el propio bien… *) La resurrección y, por tanto, el sentido trascendente de nuestra existencia histórica: nuestra vida no tiene fin, es vida eterna, pero es preciso distinguir en nuestro existir qué es vida eterna “imperecedera” y qué son detalles “perecederos” de nuestro existir… *) El amor, incluso el amor humano: lo primero que surge cuando dos personas se encuentran, no puede ser el amor, sino la atracción, el deseo, la simpatía… Y cuando la relación se queda estancada en las relaciones de atracción, en la satisfacción de los deseos o en la pura simpatía, entonces se están entablando relaciones perecederas, que no son el amor… Cuando el amor se cansa, no es amor…, cuando se rompe, no es amor…, cuando chantajea, no es amor…, cuando esclaviza, no es amor…, cuando es incapaz de fidelidad y mata la confianza con la mentira, no es amor…

Qué necesario es, por ejemplo, integrar la educación sexual dentro de la educación para el amor… Qué urgente es que las parejas en el noviazgo no confundan atracción con amor, ni satisfacción del instinto con entrega generosa… Qué importante es que en una pareja se vaya avanzando en el conocimiento mutuo -no se puede amar lo que no se conoce-, sin esconder historias familiares e historias personales, opciones políticas y credo religioso, ambiciones profesionales y gustos culturales… y, por supuesto, los mil detalles y las pequeñas o grandes manías de cada uno… ¿Porqué una pareja, si fueron “novios sin problemas! durante equis tiempo, terminan tan rápidamente su compromiso matrimonial?… ¡No se conocían!… ¡No se amaban!… Quizá se atraían, se deseaban, se disfrutaban… pero no se conocían y, por lo tanto, no podían amarse de verdad

En una sociedad donde todo es tal rápido, superficial y desechable, hay que ir con mucho cuidado… No podemos conformarnos con un amor rápido, superficial y desechable, porque eso no es amor… Ni podemos conformarnos con una fe rápida, superficial y desechable, porque eso no es fe… Que Dios nos conceda… no un espíritu cobarde, sino un espíritu de energía, amor y buen juicio En este tiempo ordinario, seamos perseverantes en la búsqueda incesante del verdadero Amor

LUNES, 31 DE MAYO DE 2010… Visita María a Isabel…

Terminamos el mes de mayo con la fiesta de la Visita de María a su prima Isabel… Un mes tradicionalmente dedicado a la Santísima Virgen, ofreciéndole, sobre todo, cantos y flores como un signo de devoción filial; un mes que algunos celebrábamos con mucha ilusión siendo niños e incluso adolescentes… ¿Qué nos quedó de aquellas celebraciones infantiles?… Quizá ya no nos queda lo de los cantos y las flores, pero sí la conciencia de la gran misión que Dios Padre ha encomendado a María, al proponerle hacerla Madre de su Hijo encarnado y, por lo tanto, como titula el P. Schilebeeckx uno de sus libros, “María, madre de la Redención”…

Doy por sabido lo que concluye la reflexión teológica: María, madre de Cristo-Cabeza de la nueva Humanidad, es madre de los miembros que integramos la Humanidad redimida… A una madre, ciertamente, se le canta, se le admira, se le “adora” incluso, pero también se le obedece y se le imita…

  • para la obediencia a María, hay un pasaje del evangelio que me parece muy claro: María, después de sugerir a Jesús la solución de un problema en las bodas de Caná y a pesar de recibir una especia de recriminación de parte de su Hijo… dijo a los sirvientes: “Hagan lo que él les diga.”Será Jesús quien realice el milagro, pero es María quien escucha, se preocupa y da, por así decir, la primera orden… que, como siempre, orienta hacia Jesús

DOMINGO, 30 DE MAYO DE 2010. SANTISIMA TRINIDAD.

¿Qué sentido tiene celebrar esta solemnidad?… En Adviento, hemos contemplado a Dios en cuanto esperado y deseado… En Navidad, hemos contemplado y celebrado a Dios como Emmanuel, es decir, Dios-con-nosotros… En Cuaresma, hemos escuchado el llamado a conocernos a nosotros mismos y convertirnos a Cristo que camina hacia Jerusalén, hacia la cruz… En la Semana Santa, y en la Pascua, hemos contemplado al que traspasaron y ha sido elevado por encima de todo, constituido Señor y Juez… En Pentecostés, hemos contemplado y creído que Jesús cumple su palabra y nos da el Espíritu Santo para que podamos ser testigos de la verdad… Pero, entonces, ¿para qué -si ya sabemos tanto- concentrarnos ahora, una vez más, en el misterio de Dios, tratando de penetrar en su profundidad?… ¿O será para que tomemos conciencia de que, tratándose de Dios, cuanto más se aprende, menos se sabe?…

“¡Oh Trinidad eterna! Tú eres un mar sin fondo en el que, cuanto más me hundo, más te encuentro; y cuando más te encuentro, más te busco todavía. De Ti jamás se puede decir: ¡basta! El alma que se sacia en tus profundidades, te desea sin cesar, porque siempre está deseosa de ver la luz en tu luz” (Santa Catalina de Siena)

Todo parecen contradicciones: si Dios es la simplicidad absoluta, ¿cómo es posible que sea tres personas, lo cual parece complejidad?… Claro -diremos- la simplicidad está en su esencia, en su ser, pero entonces, las personas ¿no son ser, no tienen esencia?… (¿nos damos cuenta de que esto tiene más de filosofía que de fe?…) Algunos creen responder racionalmente de manera contundente y clara; yo, sin embargo, me apunto a los criterios de san Agustín y del P. Schillebeeckx… y, si me lo permiten, incluso a la actitud de María y de José: “ellos no comprendieron…”

Cuando acogemos el don de la fe, como verdadera sabiduría de Dios para vivir, el que nuestra razón no alcance con su lógica la profundidad del misterio, no solamente no afecta a la vida de la fe, sino que la estimula… para que siga buscando, anhelando, experimentando y sintiendo cada vez más sed del misterio de Dios, o mejor, de Dios en la inmensidad de su misterio

La sabiduría de la fe, más que en conocer a Dios (al modo como conocemos cualquier otro objeto que está fuera de nosotros) consiste en vivir de Dios,

encarnando su Espíritu -si se puede hablar así- para dar los frutos de su amor: compasivo y clemente, paciente y misericordioso, siempre fielpara que el mundo tenga vida y vida en abundancia…

En verdad, es Jesús quien nos ha revelado cuanto se puede revelar acerca de Dios, aunque Dios sea siempre más de lo que alcanzamos a conocer incluso por esa revelación en Jesús…

Cuentan que un teólogo fue invitado por una universidad musulmana para hablar de la concepción de Dios en la fe cristiana. Este, empezó su conferencia con las palabras siguientes: “Si les dijera que Dios es una única naturaleza y tres personas me responderían que mis palabras son ininteligibles para ustedes y que soy irrespetuoso con su concepción de Dios. Pero quisiera saber su opinión si les digo que Dios está por encima de nosotros; Dios está en medio de nosotros y Dios está dentro de cada uno de nosotros” En este momento el auditorio musulmán comenzó a mover la cabeza en señal de asentimiento, queriendo dar a entender que esta idea de Dios no les resultaba extraña. Nuestro teólogo les dijo: “Pues acaban de entender el dogma cristiano de la Trinidad”.

No es cuestión de inteligencia… es cuestión de fe… En la fe -don de Dios- está toda la luz y toda la fuerza de los verdaderos testigos, aunque, probablemente, si el creyente es inteligente -y humilde– va a gozar más experimentando el don de la fe

MIÉRCOLES, 26 DE MAYO DE 2010

En el tiempo de Pascua, con el misterio de la muerte y resurrección del Señor, hemos podido entender que la “vida eterna” es una revelación “extra” de Dios y un descubrimiento de la fe: no es que haya “otra vida”, sino que la vida es más que nuestra existencia histórica… Nuestra vida verdadera, nuestra vida plena está escondida con Cristo en Dios… No es otra vida, sino la vida transformada… Ahora bien, al igual que no se trata de “otra vida”, tampoco se trata exactamente de “futuro”: Esa vida escondida con Cristo en Dios, esa vida verdadera y plena, la podemos ir descubriendo y experimentando por la fe, en la medida en que vivimos el amor, y el amor nos va llenando de paz y de esperanza, confiando por encima de todo en el amor de Dios… ¡Dios es la meta!…

Toda la palabra de Dios ha de ser leída y escuchada, meditada y explicada, para descubrir ese tesoro escondido que es Dios: el Amor, la Vida, la Felicidad, la Plenitud…, no exactamente para buscar soluciones a los problemas de este mundo (que para eso tenemos inteligencia y habilidades, creatividad y medios instrumentales, capacidad de diálogo y de acuerdos… y, por supuesto, también tenemos libertad y posibilidad de fracasar por razón de nuestro pecado…); se trata de buscar a Dios, o dicho de otra manera “el Reino de Dios y su justicia”, porque lo demás se les dará…, ya se les ha dado, diría yo…

San Pedro nos dice que los cristianos “Por Cristo creemos en Dios, que lo resucitó de entre los muertos y le dio gloria, y así hemos puesto en Dios nuestra fe y nuestra esperanza…” Los cristianos -dice Pedro- hemos recibido de Dios la revelación de la resurrección de Cristo, y eso es lo mismo que decir: se nos ha revelado la verdad de nuestra propia vida, porque, siempre según nuestra fe, “nos rescataron de un proceder inútil… no con bienes efímeros, con oro o plata, sino a precio de la sangre de Cristo…, previsto antes de la creación del mundo y manifestado al final de los tiempos por vuestro bien…” Sin embargo, la voluntad del Padre, la entrega amorosa del Hijo, la acción permanente del Espíritu de Dios… no anulan nuestra responsabilidad y nuestra libre aceptación del proyecto de Dios… Por eso, siempre según la carta de Pedro, “ahora que están purificados por su obediencia a la verdad y han llegado a quererse sinceramente como hermanos, ámense unos a otros de corazón e intensamente…” Ahí desemboca todo: en el amor, que es Dios, porque Dios es amor… Un amor que se ha de ir haciendo verdad, realidad… en la escucha y en la sencillez, en la entrega y en la renuncia, en la comprensión y en la paciencia, en la misericordia y en la solidaridad, en la perseverancia en la fidelidad…

Hay alguien que me dice siempre: palabras bonitas, pero lo que importa es la acción… Cierto: las palabras sin la primera acción, pero hacen falta otras muchas acciones: la sonrisa y la ternura…, la compañía y el apoyo…, el compartir la vida con sinceridad…, el buscar la justicia y la verdad…, la lucha contra la violencia y las opresiones, contra las marginaciones…, la denuncia y la condena de las lacras que tanto daño hacen a la humanidad, como la fabricación y compra-venta de armamento, o las desigualdades económicas, o los negocios con bienes que jamás deberían ser objeto de mercado, como son todos los bienes de la creación y especialmente el cuerpo humano, la persona humana… Ciertamente, corremos el riesgo de quedarnos sólo en las palabras, porque la fidelidad a las palabras nos exige compromisos y sacrificios

Jesús lo dice claramente: “Miren, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado…” En un primer momento, sólo palabras que salen del corazón del Hijo de Dios… Y también se dan otras palabras que manifiestan lo que hay en el corazón del hombre, y a esas el Señor responde: “No saben lo que piden…”

MIÉRCOLES, 26 DE MAYO DE 2010

En el tiempo de Pascua, con el misterio de la muerte y resurrección del Señor, hemos podido entender que la “vida eterna” es una revelación “extra” de Dios y un descubrimiento de la fe: no es que haya “otra vida”, sino que la vida es más que nuestra existencia histórica… Nuestra vida verdadera, nuestra vida plena está escondida con Cristo en Dios… No es otra vida, sino la vida transformada… Ahora bien, al igual que no se trata de “otra vida”, tampoco se trata exactamente de “futuro”: Esa vida escondida con Cristo en Dios, esa vida verdadera y plena, la podemos ir descubriendo y experimentando por la fe, en la medida en que vivimos el amor, y el amor nos va llenando de paz y de esperanza, confiando por encima de todo en el amor de Dios… ¡Dios es la meta!…

Toda la palabra de Dios ha de ser leída y escuchada, meditada y explicada, para descubrir ese tesoro escondido que es Dios: el Amor, la Vida, la Felicidad, la Plenitud…, no exactamente para buscar soluciones a los problemas de este mundo (que para eso tenemos inteligencia y habilidades, creatividad y medios instrumentales, capacidad de diálogo y de acuerdos… y, por supuesto, también tenemos libertad y posibilidad de fracasar por razón de nuestro pecado…); se trata de buscar a Dios, o dicho de otra manera “el Reino de Dios y su justicia”, porque lo demás se les dará…, ya se les ha dado, diría yo…

San Pedro nos dice que los cristianos “Por Cristo creemos en Dios, que lo resucitó de entre los muertos y le dio gloria, y así hemos puesto en Dios nuestra fe y nuestra esperanza…” Los cristianos -dice Pedro- hemos recibido de Dios la revelación de la resurrección de Cristo, y eso es lo mismo que decir: se nos ha revelado la verdad de nuestra propia vida, porque, siempre según nuestra fe, “nos rescataron de un proceder inútil… no con bienes efímeros, con oro o plata, sino a precio de la sangre de Cristo…, previsto antes de la creación del mundo y manifestado al final de los tiempos por vuestro bien…” Sin embargo, la voluntad del Padre, la entrega amorosa del Hijo, la acción permanente del Espíritu de Dios… no anulan nuestra responsabilidad y nuestra libre aceptación del proyecto de Dios… Por eso, siempre según la carta de Pedro, “ahora que están purificados por su obediencia a la verdad y han llegado a quererse sinceramente como hermanos, ámense unos a otros de corazón e intensamente…” Ahí desemboca todo: en el amor, que es Dios, porque Dios es amor… Un amor que se ha de ir haciendo verdad, realidad… en la escucha y en la sencillez, en la entrega y en la renuncia, en la comprensión y en la paciencia, en la misericordia y en la solidaridad, en la perseverancia en la fidelidad…

Hay alguien que me dice siempre: palabras bonitas, pero lo que importa es la acción… Cierto: las palabras sin la primera acción, pero hacen falta otras muchas acciones: la sonrisa y la ternura…, la compañía y el apoyo…, el compartir la vida con sinceridad…, el buscar la justicia y la verdad…, la lucha contra la violencia y las opresiones, contra las marginaciones…, la denuncia y la condena de las lacras que tanto daño hacen a la humanidad, como la fabricación y compra-venta de armamento, o las desigualdades económicas, o los negocios con bienes que jamás deberían ser objeto de mercado, como son todos los bienes de la creación y especialmente el cuerpo humano, la persona humana… Ciertamente, corremos el riesgo de quedarnos sólo en las palabras, porque la fidelidad a las palabras nos exige compromisos y sacrificios

Jesús lo dice claramente: “Miren, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado…” En un primer momento, sólo palabras que salen del corazón del Hijo de Dios… Y también se dan otras palabras que manifiestan lo que hay en el corazón del hombre, y a esas el Señor responde: “No saben lo que piden…”

LUNES, 24 DE MAYO DE 2010. María Auxiliadora… Traslado de N. P. Santo Domingo de Guzmán…

Leyendo los textos de la Escritura, nos damos cuenta de que no tienen mucho sentido, si no es por la fe en Dios… Pedro, en la primera lectura proclamada, bendice a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, porque en su gran misericordia, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva, para una herencia incorruptible, pura, imperecedera, que nos está reservada en el cielo¡Nacer de nuevo!… Todo el tiempo de Pascua ha sido un llamado incesante a anhelar y buscar y experimentar una vida nueva

Nuestra vida de creyentes, en lo corporal, en lo físico, en lo humanamente perceptible, no se distingue de la vida de quien no tiene fe: crecemos, trabajamos, nos enfermamos, engordamos, bajamos de peso, nos accidentamos, envejecemos, morimos… Todo igual en todos… Pero nosotros creemos que nuestra verdadera vida está escondida con Cristo en Dios… Y creo que no sólo la nuestra, sino la de todos, también la de quienes no tienen fe… Creo que, efectivamente, Jesús ha muerto por todos y resucitado para todos… Creo en un solo Dios que ama a todos, llama a todos y espera a todos… Lástima que los portavoces de esa llamada, que somos los discípulos y testigos de Jesús, no seamos capaces muchas veces, demasiadas veces, de transmitir la bondad de nuestro Dios y su misericordia y su ternura…

Es verdad, creo lo que otros no creen, pero no tienen razón al negar mi derecho a creer y la verdad de lo que creo… La fe podemos compararla a un microscopio u otro instrumento de observación, que ve lo que a simple vista no se puede ver: yo no puedo decir a un científico que miente porque no veo lo que él ve, y tampoco le puedo decir a un creyente que miente si dice que experimenta lo que yo no puedo experimentar… Precisamente, la fuerza de Dios nos custodia en la fe para la salvación que aguarda a manifestarse en el momento final… La fe, alentada por el Espíritu del amor, nos da la esperanza de que llegará ese momento final… definitivo y feliz…

Por eso, alegrémonos, aunque de momento tengamos que sufrir un poco, en pruebas diversas: así la comprobación de nuestra fe -de más precio que el oro, que, aunque perecedero, lo aquilatan al fuego- llegará a ser alabanza y gloria y honor cuando se manifieste Jesucristo… Así vivieron los santos, creciendo en amor, en serenidad y en paz, a pesar de muchas pruebas… La fe es fuente de gozo, porque es experiencia de amor: No han visto a Jesucristo, y lo aman; no lo ven, y creen en él; y se alegran con un gozo inefable y transfigurado, alcanzando así la meta de la fe: la propia salvación

A veces, queremos creer sin compromiso y sin sacrificio… estamos dispuestos al compromiso y al sacrificio para muchas otras cosas, para casi todo, pero no para acoger los dones de Dios… Es lo que vemos en el texto del evangelio de hoy: el joven (porque llega corriendo…) *) reconoce la bondad de Dios manifestada en Jesús, tiene fe… *) y cumple lo elemental de las exigencias de esa fe… *) y Jesús lo mira con cariño… *) pero, cuando Jesús le pide más, con el llamado a la solidaridad… *) se va triste, porque tenía muchos bienes… y no estaba dispuesto a compartir…

Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: “¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!” Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: “Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.” Ellos se espantaron y comentaban: “Entonces, ¿quién podrá salvarse?” Jesús se les quedó mirando y les dijo: “Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.”

DOMINGO, 22 DE MAYO DE 2010 – Aniversari de la mare…

El Espíritu de Jesús es el mismo Espíritu del Padre… El Espíritu de Pentecostés es el mismo Espíritu de la Creación… El Espíritu es Dios, y Dios es siempre Dios: nada más que Dios e infinitamente más de lo que cualquier de nosotros o todos juntos entendemos cuando decimos: ¡Dios!

En el libro del Génesis leemos: «El Señor Dios modeló al hombre del barro de la tierra. Luego, sopló en su nariz aliento de vida. Y así el hombre se convirtió en un viviente»… Así fue la experiencia de aquellos autores del libro sagrado y así es lo que dice la experiencia: El ser humano es barro. En cualquier momento se puede desmoronar… Pero, no somos sólo barro, sino que… este barro ¡vive! En el interior de este barro hay un aliento que le hace vivir. Es el Aliento de Dios. Es su Espíritu vivificador

Al final de su evangelio, Juan ha descrito una escena grandiosa. Es el momento culminante de Jesús resucitado. Según su relato, el nacimiento de la Iglesia es una «nueva creación». Al enviar a sus discípulos, Jesús «sopla su aliento sobre ellos y les dice: Reciban el Espíritu Santo»…

¿Qué somos sin ese aliento de vida, sin el Espíritu de Dios?… Pensemos en nosotros mismos y pensemos también en la Iglesia… Sin el Espíritu de Jesús, la Iglesia es barro sin vida: una comunidad incapaz de introducir esperanza, consuelo y vida en el mundo. Puede pronunciar palabras sublimes sin que esas palabras comuniquen «algo» de Dios a los corazones. Puede hablar con seguridad y firmeza sin fortalecer la fe de las personas… ¿De dónde va a sacar esperanza si no es del aliento de Jesús? ¿Cómo va a defenderse de la muerte sin el Espíritu del resucitado?…

Sin el Espíritu de Jesús, la Iglesia se siente siempre atacada y se pone siempre a la defensiva, se encierra en sí misma y hace de su ser un palacio donde vivir, abandonando los polvorientos caminos de la vida humana que siguió Jesús… ¡La Iglesia!… En mi fe personal y en mi comunidad y en mi movimiento y en mi grupo… ¿a qué Jesús estamos siguiendo?… ¿con qué Espíritu estamos viviendo?… ¡¿Estamos viviendo?!

La palabra es, sin duda, uno de los rasgos más maravillosos que caracterizan a la persona humana. Los animales y las plantas no hablan… Hablar es poder expresarnos y descubrir nuestra propia verdad. Poder comunicarnos con el otro, salir de nosotros mismos y encontrarnos con los demás. La palabra cuando es auténtica es diálogo, encuentro y comunión interpersonal… También las palabras necesitan del Espíritu, porque “la letra mata, pero el Espíritu da la vida”… Podemos decir las mismas palabras, pero sin tener el mismo Espíritu, y entonces todo lo que hacemos nos convierte en una torre de Babel, en lugar de convertirnos en la única familia de los hijos de Dios

Hay que revisar, en esta época de tantos medios de comunicación, todas y cada una de nuestras relaciones… También los medios de comunicación necesitan del Espíritu… Si tenemos un espíritu de esclavos y de temor, un espíritu superficial y libertino, un espíritu de ambición y manipulaciones, un espíritu mercantilista e insolidario, eso es lo que se transmitirá por la red, aunque las palabras sean amor y solidaridad, amistad y ternura…

¡Ojalá escuchemos entre nosotros aquellas palabras de Pablo a las primeras comunidades cristianas: «No apaguen el Espíritu»! No apaguen la verdadera fe en el Padre de todos. No apaguen la esperanza en una sociedad más fraterna… No dejen de buscar la verdad del Espíritu y pidan sin cesar fuerza para vivirla y proclamarla

MIÉRCOLES, 19 DE MAYO DE 2010 – San Francisco Coll i Guitart, o.p.

Últimos días del tiempo pascual, en el cual hemos visto a los apóstoles y discípulos ir pasando del desconcierto y el miedo ante la ausencia de Jesús a la certeza y al coraje de ser testigos por la presencia del Espíritu del mismo Jesús, que es el Espíritu del Padre… Presencia de Dios, que encierra en su Misterio no sólo las verdades de nuestra fe, sino, sobre todo, la fuente del verdadero amor… Presencia de Dios, que impregna nuestro ser entero, pero, al mismo tiempo, trasciende a todo ser… Dios es siempre Dios y sólo Dios…, y siempre infinitamente más de lo que nosotros decimos, imaginamos, creemos y amamos… Por eso, nuestro amor para con Dios, no puede ser una posesión, sino un simple anhelo… Un anhelo -un deseo, si se prefiere- que crecerá en la medida en que experimentemos el amor, comprendiendo la profundidad del amor de Dios que se nos da y experimentando la alegría del amor por el que nosotros nos damos a Dios y a los demás…

Necesitamos con urgencia, en la Iglesia, avivar este anhelo de Dios, este adentrarnos en la comprensión de su Misterio, este vivir la alegría del amor que descubre que “hay más felicidad en dar que en recibir”… Necesitamos con urgencia, en la Iglesia y para el mundo, más santidad… Necesitamos más verdadera santidad… Pero, no se trata de multiplicar actividades “religiosas”, sino de que todas las actividades que realizamos los cristianos broten de la experiencia de Dios que es amor y, consecuentemente, estén orientadas al bien, a la justicia, a la verdad, a la solidaridad, a la reconciliación, a la paz… La Presencia de Dios para nuestro mundo, para que sea una presencia eficaz y transformadora, no podemos pensarla en templos y pancartas, en canciones y palabras, sino, sobre todo, en la conducta de cada uno de los que nos decimos cristianos

No es suficiente la recepción rutinaria de los Sacramentos y la participación en la liturgia… Tampoco es suficiente tener de cuando en cuando algún arranque devocional, sino que hay que perseverar en fidelidad

San Pablo, en la primera lectura, al despedirse de los cristianos de Éfeso, muestra su gran preocupación de que ellos se desvíen del camino emprendido atendiendo a falsos pastores o a doctrinas perversas

Jesús, en el evangelio, en su oración al Padre en el contexto de la cena de despedida, también se manifiesta preocupado por los discípulos… Y nos ofrece un gran tema de meditación y examen:

  • Estamos en el mundo… En cuanto a nuestra naturaleza humana, en nada nos diferenciamos de las demás personas…
  • No somos del mundo… No lo somos en el sentido del mundo corrompido por el pecado, que es falta de amor, de justicia y de solidaridad… y en el cual las personas, tan frecuentemente, siguen (a veces seguimos) los llamados egoístas del materialismo, del consumismo, del hedonismo, de la autosuficiencia, de la indiferencia… Todo esto nos lleva a valorar las cosas materiales y placenteras más que a las propias personas, y eso es el gran pecado: comprar y vender, engañar y seducir, utilizar y desechar a las personas como si fuesen meros objetos de consumo, simples mercancías…
  • Somos para el mundo… En el sentido de que, convertidos al amor, estamos llamados a aportar sal y luz en este mundo nuestro: en las familias y vecindarios, en los trabajos, en las empresas, en los medios… y por supuesto, en nuestras comunidades eclesiales…


DOMINGO, 16 DE MAYO DE 2010. Solemnidad de la Ascensión del Señor.

Fiesta de la Ascensión del Señor: Jesús se va y, al mismo tiempo, se queda… Se va y es plenamente glorificado como señor de la historia y de la creación, no ya sólo como Hijo de Dios, que siempre lo ha sido y lo es, sino también como Hombre enteramente fiel a la voluntad de Dios, en Quien ha confiado desde su experiencia de fe y a quien se ha unido por la libre entrega de su ser hasta tener la certeza de vivir para siempre, también como hombre, en comunión con Dios

Pienso que, en cierto sentido, el evangelio de san Juan, nos adelanta el acontecimiento: Jesús, llegada la hora…, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, y que había salido de Dios y a Dios volvía…, Jesús podía hablar así: Les conviene que yo me vaya, porque el Padre es más que yo… pero, al mismo tiempo, el Padre y yo somos uno… y por eso les enviaré mi Espíritu… o el Espíritu, que tomará de lo mío… o será el Padre lo envíe, que es lo mismo… Se trata del Espíritu Santo, Espíritu de Dios, Espíritu de Jesús, Espíritu de verdad… Dios Espíritu, Dios Trinidad, Dios Presencia, Dios Plenitud, Dios misterio…

Jesús, el mismo que nació de María y fue considerado hijo de José, el artesano de Nazaret, el bautizado por Juan en el Jordán, el predicador, el compasivo, el veraz, el insobornable, el generoso, el que da la vida por amor, el crucificado a quien Dios ha resucitado, ha ascendido a lo más alto de los cielos y está sentado a la derecha de Dios… Es Jesús, nuestro Camino… y la cabeza de una nueva Humanidad, de la que es signo y primicia la Iglesia de los Apóstoles…

Una Iglesia que, en todo y sobre todo en el culto, se ha (nos hemos) acostumbrado a ver a Jesús como fuera de sí misma… cuando el lugar de Jesús es dentro de cada de nosotros, porque vivimos de su Espíritu que es el único que da vida y garantiza nuestra fe… Es otro aspecto del misterio que celebraremos en la fiesta de Pentecostés, pero que ya contemplamos: El poder de Jesús se manifiesta en la vida y en la fe, en la presencia del Espíritu que nos hace testigos y nos invita a anunciarlo hasta los confines de la tierra…. Esperando y confiando en su Palabra, porque también nosotros estamos llamados a ir al encuentro con el Señor, aunque no sepamos ni cuándo, ni cómo vendrá…

  • Se ha ido Jesús corporalmente, físicamente…
  • Queda con nosotros Jesús en el don de su Espíritu…
  • Vendrá de nuevo Jesús, cuando sean vencidos todos los enemigos…

Los enemigos no son necesariamente quienes critican desde fuera a la Iglesia… Los peores enemigos somos nosotros mismos cuando no tomamos en serio nuestra fe y no somos fieles a la Palabra y al Espíritu de Jesús…

A veces, somos enemigos de nosotros mismos cuando nos empeñamos en vivir una fe de simples emociones y fáciles y pasajeros compromisos…

¿Por qué se quedan ahí parados mirando al cielo?… Mirando al cielo, vamos a tropezar demasiadas veces… Es mejor mirar a la tierra, implorando la presencia del cielo en nuestro propio espíritu, para que nos queme por dentro el fuego que Jesús vino a traer, y que a veces no es más que un montón de candelitas (nosotros) que ya no iluminan, sino que solamente humean… Pidamos al Señor que nos envíe su luz y su verdad, para que podamos ser verdaderos testigos de su bondad, de su compasión y de su amor generoso y entregado…

MIÉRCOLES, 12 DE MAYO DE 2010.

En el texto del libro de los Hechos de los Apóstoles, siguiendo los viajes apostólicos de san Pablo, hoy nos lo encontramos en Atenas… Es curioso que Pablo, a la vista de una sociedad politeísta (adoradora de varios dioses), se llena de indignación y decide dirigirse al areópago…, pero reprime su indignación y aprovecha lo positivo que encuentra en aquel ambiente, para -diríamos hoy- evangelizar… Ese dios desconocido que ustedes veneran, pese a no conocerlo, es el Dios que yo anuncio: *) es el creador del mundo, *) no habita en templos hechos por hombres, *) ni es servido por mano de hombresporque Dios no necesita de nada ni de nadie: Dios es quien da a todos la vida y cuanto tenemos… Por eso, no debemos pensar que Dios es como una imagen de oro, plata o mármol, labrada artísticamente por los hombres según su imaginación… Claro que Pablo no se queda ahí, sino que avanza un poco más en su “evangelio”, en el anuncio de la buena noticia: Dios quiere que todos los hombres se conviertan, porque tiene determinado un día en el cual ha de juzgar al universo con justicia, por medio de un hombre designado por El, y ha dado a todos la prueba de esto, resucitándolo de entre los muertos… Al llegar a este punto, ya no quisieron seguir escuchando a Pablo, pero algunos creyeron

Vamos a volver sobre estos puntos, pero fijándonos ahora en el Evangelio, escuchamos a Jesús diciendo a sus discípulos: Aun tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Cuando venga el Espíritu de verdad, El los irá guiando hasta la verdad plena

¡El Espíritu de verdad!… El Espíritu de Jesús… El Espíritu del Padre… El Espíritu del Padre y del Hijo… El Espíritu Santo… El Dios siempre presente, que nunca está lejos de nosotros, ya que en él vivimos, nos movemos y somos… El Espíritu, que tanto mencionamos y a quien tanto cantamos, pero al que con frecuencia no damos lugar en nuestro propio espíritu… Por sí sola, ninguna realidad es Dios… Dios es más real que cualquier otra realidad, pero hay que buscarlo siempre más allá, y más allá es lo mismo que decir más adentro… de nosotros mismos… No nos faltan cosas, tenemos muchos medios, quizá demasiados medios para evangelizar, pero, quizá, nos falta lo principal, que es el Espíritu, la Presencia de Dios en nosotros… Hoy lo decía alguno en una reunión de sacerdotes: tenemos medios, métodos, pedagogía, emisoras, libros… quizá tenemos saturación de cosas, de materiales y objetos, pero nos falta lo principal: espiritualidad

Espiritualidad quiere decir que, por encima de todo, escuchemos a Dios… y busquemos a Dios… pero no nos demos por satisfechos pensando que hemos encontrado del todo a Dios, porque Dios es siempre más… y, además, si lo encontramos y El nos ilumina, hemos de revisar todo a la luz de su Espíritu de verdad

Volvamos al texto de los Hechos: *) es el creador del mundo, pero, ¿cómo podemos decir con verdad que Dios es el creador del mundo, si no cuidamos su creación y no sabemos manejar las cosas con sentido de gratitud y de solidaridad?… *) no habita en templos hechos por hombres, pero, ¿por qué, entonces solamente en los templos o en los lugares que llamamos sagrados nos comportamos como si estuviésemos en presencia de Dios?… ¿creemos de verdad que está en todo lugar y en todo momento?… ¿creemos que también “entre los pucheros está Dios”?… *) ni es servido por mano de hombres… pero, ¿por qué nos empeñamos en establecer desigualdades entre quienes sirven de una manera, que nos parece más digna, y quienes sirven de otras múltiples maneras?… *) porque Dios no necesita de nada ni de nadie: Dios es quien da a todos la vida y cuanto tenemos… yo pienso que se parece más a Dios quien, como Dios, más da y más se entrega al servicio y para la vida de la humanidad… (personalmente, aunque yo presida la Eucaristía, no me considero más que una religiosa o un voluntario que se entrega con total generosidad al cuidado de los enfermos en Africa u otros lugares lejanos y olvidados…) *) Por eso, no debemos pensar que Dios es como una imagen de oro, plata o mármol, labrada artísticamente por los hombres según su imaginación… No, Dios no es una imagen… hay que ir más allá de las imágenes y cualesquiera objetos de culto… incluso, no bastan los libros y los talleres, ni las catequesis o las misiones… Dios está siempre más alláy más adentro

LUNES, 10 DE MAYO DE 2010 * San Antonino de Florencia.

Va avanzando el tiempo pascual… y ojalá vayamos impregnándonos de su mensaje alegre y esperanzador, pero también exigente, porque debemos vivir la coherencia entre lo que celebramos y lo que vivimos para que la Pascua no termine sin haber dejado poso en nuestro interior

La lectura de los Hechos de los Apóstoles nos cuenta, hoy, la buena y cariñosa acogida que tiene Pablo en Filipos, “obligado” a aceptar la invitación de Lidia: Un momento que contrasta con otros momentos durante la misión de Pablo, en los que es rechazado él y el Mensaje que quiere transmitir… El texto evangélico, tomado de la larga despedida de Jesús en la última cena, contiene el aviso de Jesús acerca de las dificultades que encontrarán los discípulos cuando den testimonio de él… Los dos episodios expresan las alternativas con las se encuentra quien actúa como testigo de la fe y predicador del evangelio… Unas veces nos irá bien, otras veces nos irá mal; pero, nos vaya bien o mal, no perdamos de vista que somos ministros, es decir, servidores y mediadores… y no siempre estaremos, como se dice, a la altura de la misión encomendada, no siempre será “culpa” de los oyentes de nuestra predicación, sino que, a veces, la falta de coherencia en nosotros puede ser el motivo de que muchos rechacen el llamado a buscar y encontrar a Dios…

Quienes queremos dar el testimonio de nuestra fe -y debemos ser todos los bautizados-, aunque tenemos que mostrar nuestras convicciones profundas, no debemos actuar nunca con autosuficiencia… (y si alguna vez lo hacemos, hemos de ser conscientes de que hemos cometido un error… y rectificar…) La promesa del Espíritu de la Verdad es, ante todo, para nosotros mismos…, pero no para que nos creamos en el derecho de señalar a todo el mundo, sino para que sintamos, primero, la necesidad de mirarnos a nosotros mismos buscando nuestra fidelidad a Jesús, de quien vamos a ser testigos… Los que queremos seguir siendo anunciadores del Evangelio de Jesús, que es Evangelio de la Vida y Evangelio de la Paz…, en esa misión de ser testigos, nos encontraremos de todo: personas a las que “Dios les abre el corazón”, y celebran la fe y agradecen el servicio de quienes les han mostrado el acceso a Jesús… y personas que rechazarán el Mensaje y nos rechazarán a nosotros mismos… Pero, lo importantes es que aceptemos al Espíritu Santo, que es espíritu de Verdad, y nos sintamos en comunión con Cristo y con el Padre… creciendo en caridad y en humildad… Digo esto recordando un pensamiento de santa Catalina de Siena: “Toda perfección y toda virtud procede del amor. Pero el amor es alimentado por la humildad que, a su vez, tiene su origen en el conocimiento de uno mismo…”

Creo que es muy importante que los cristianos, especialmente los católicos, conozcamos los testimonios que el Espíritu ha ido suscitando a través de los siglos… Hoy, recordamos a San Antonino de Florencia, llamado así por su pequeña estatura… Fraile dominico del siglo XV, apenas ordenado sacerdote, como se distinguía por su austeridad y prudencia, empezó a ocupar cargos en la Orden de Predicadores… Siendo prior del convento de San Marcos, en Florencia, encargó a fray Angélico la tarea de decorar con frescos dicho convento… Con todo y sus responsablidades de gobierno, tuvo tiempo de escribir numerosas obras, en las se nota la tendencia a descartar las “doctrinas sublimes” para detenerse solamente en lo que consideraba útil para él y para los demás… Era un hombre práctico, sensible a los problemas sociales de su tiempo… Lo llamaban “Antonino de los consejos” por su extraordinaria versatilidad en el campo religioso, jurídico, político y económico, que lo ocupaba diariamente en audiencias a los numerosos visitantes de toda clase que iban a plantearle sus problemas. Cuando quedó vacante la sede episcopal de Florencia, el Papa Eugenio IV lo nombró arzobispo, parece que por sugerencia del Beato Angelico, que en ese momento estaba en Roma haciendo una obra de arte por encargo del Papa… Ante el inesperado nombramiento, huyó a esconderse en Maremma, pero tuvo que aceptar… Su delicada salud y los achaques físicos que lo acompañaron desde su juventud, desde que era novicio, no le impidieron desarrollar una actividad prodigiosa. A lomo de mula cabalgaba como un humilde fraile para visitar todas las parroquias de su diócesis… El pueblo florentino lo amaba mucho, y él defendió sus derechos aun contra el mismo Cosimo de Medici, de quien era amigo. Humilde e ingenioso, celoso y bondadoso, el buen pastor se entregó de lleno a su grey hasta la víspera de su muerte, el 2 de mayo de 1459, a los setenta años de edad…

DOMINGO, 9 DE MAYO DE 2010… 6º DOMINGO DE PASCUA

Apocalipsis… “El ángel me transportó en éxtasis a un monte altísimo, y me enseñó la ciudad santa, Jerusalén, que bajaba del cielo, enviada por Dios, trayendo la gloria de Dios…” Es claro que se trata de la Iglesia, y es claro que en la Iglesia, en cuanto don de lo alto, lo que existe es la gloria de Dios… (Recuerdo una conferencia del anterior Maestro de los Dominicos, dirigida a monjes, en la que destacaba la humildad con que ellos, sin figurar para nada, debían ser lo máximo: el trono de la gloria de Dios…) La gloria de Dios, algo que a mucha gente le molesta, porque cada quien quiere tener su propia gloria: el investigador y el político, el educador y el futbolista, la actriz y el empresario, el músico y el predicador… Pero, como decía san Ireneo, la gloria de Dios no es otra cosa que la vida del hombre… que Monseñor Romero traducía: que los pobres tengan vida, eso es la gloria de Dios… Pues bien, esa ciudad santa, que tiene murallas y custodia, precisamente para salvaguardar la vida de quienes la habitan, que es la Humanidad, no tiene santuario, porque su santuario es el Señor Dios todopoderoso y el Cordero… y no necesita sol ni luna que la alumbre, porque la gloria de Dios la ilumina y su lámpara es el Cordero¡Cuánto nos falta, Señor, para comenzar a profundizar este misterio, abandonando lo superficial!… (Me viene a la mente la cúpula que están sumergiendo en el fondo del mar para intentar taponar el escape de petróleo y gas… no se ha construido para ser admirada, sino como un simple medio para lograr un objetivo… Nada es fin en sí mismo, sino sólo Dios y la comunión de la Humanidad con El…)

La ciudad santa del Apocalipsis no coincide exactamente con nuestra iglesia real que vive en la historia… En las comunidades cristianas hay problemas y, según los hechos de los Apóstoles, los hubo desde el inicio… Y esto no lo digo para gozarnos en aspectos negativos, sino para tomar conciencia de que, en muchos momentos, se necesitan decisiones adecuadas… En el caso del problema de la circuncisión, entre los judíos y los paganos que abrazaron la fe cristiana, los apóstoles, a quienes se considera autoridad, escriben: Hemos decidido, el Espíritu Santo y nosotros, no imponeros más cargas que las indispensables¿Cuáles son las cargas indispensables? En verdad, la única carga o la única deuda que impone la fe cristiana es el mandamiento nuevo: el amor fraterno… Todo lo demás tiene que ver con el momento y las circunstancias históricas, culturales, políticas, económicas, etc… como una ayuda, una mediación, en el esfuerzo por cumplir el mandamiento del amor, que, además, en la medida en que se profundiza, deja de ser mandamiento para convertirse en experiencia gozosa, aun en medio de dificultades y sacrificios que conlleva

Pienso que cuando Jesús dice: “el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien les enseñe todo y les vaya recordando todo lo que os he dicho…” Pienso que el Espíritu viene a nosotros cuando lo anhelamos y empezamos a vivir lo que nos ha dicho Jesús: “El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él…” Esa Presencia de Dios en nosotros, descubierta como el más allá de nuestros intereses y ambiciones, más allá de nuestras tristezas y temores, es el Espíritu -inseparable del Padre y del Hijo- que nos dice también: “La paz les dejo, mi paz les doy; no se la doy yo como la da el mundo. Por eso, que no tiemble su corazón ni se acobarde…

Debemos amar a la Iglesia, pero quizá el mismo amor a la Iglesia nos está urgiendo a cambiar muchas cosas, para que sea, de verdad, un signo de salvación para la Humanidad…

MIÉRCOLES, 5 DE MAYO DE 2010. SAN VICENTE FERRER

En la primera lectura, se nos plantea un conflicto entre cristianos: Unos provenientes del judaísmo y otros provenientes del paganismo. Todos creen en Jesucristo, pero tienen distinta historia y tradiciones distintas, ante lo cual habrá que preguntarse: ¿Dónde está la salvación, en Jesús o en la Ley de Moisés? ¿Basta con bautizarse o, antes, hay que “hacerse judío” y ser circuncidado?… Se decide que Pablo y Bernabé vayan a Jerusalén -costeando los fieles de Antioquia el viaje- para dialogar con los apóstoles y presbíteros sobre el problema… Y en Jerusalén, invocando al Espíritu Santo, se disciernen las dos tendencias en busca de la verdad, sin acritud y sin intereses puramente partidistas…

El Evangelio, por otra parte, nos presenta la fuente misma de la vida cristiana… Dijo Jesús a sus discípulos: “Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto… Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no pueden hacer nada… Claro que alguien podrá decir: ¿de veras hace falta Dios para algo?… ¿No hacemos lo mismo, bueno y malo, los creyentes y los no creyentes?…

Dios, el Dios verdadero y libremente aceptado, es una realidad que no podemos captar si no hemos descubierto en nosotros esa “otra dimensión” de nuestro ser, que es la fe, y una fe que se hace vida por el amor… En nuestro desarrollo humano, vamos descubriendo nuestra dimensión corporal y nuestra dimensión psíquica y nuestra dimensión social… ¿y nuestra dimensión espiritual?… Claro que podemos hacer todo sin Dios, porque nos ha hecho criaturas autónomas y libres… pero, ¿no será mejor hacer todo descubriendo su amor y su bondad y el sentido trascendente del existir?… También pueden hacerse niños con sólo una relación sexual, e incluso sin relación, pero, ¿no será mejor que haya sexualidad y relación y verdadero amor, para que nazca un niño?… Para quien tiene fe no es igual un mundo sin Dios o un mundo con Dios…, aunque estemos de acuerdo en que muchas de las religiones dan demasiada importancia a sus historias y tradiciones, y ocultan el verdadero camino y la verdad y el rostro de Dios…

Los dominicos, particularmente en Centroamérica, donde lo tenemos como patrón, celebramos hoy la fiesta de San Vicente Ferrer, que nace en Valencia justo en la mitad del siglo XIV, año 1350… Pero, no quiero contar ahora su biografía. Nuestro Provincial nos ha hecho llegar una carta escrita por Monseñor Carlos Osoro, que es el arzobispo de Valencia, la ciudad del santo, y quiero compartir e inspirarme en algunos párrafos de esa carta:

Cuando nos detenemos en la vida y en los escritos de San Vicente Ferrer -dice el Arzobispo-, siente uno la necesidad de tenerlo como amigo para caminar en esta vida. Un amigo que no solamente te da compañía, sino que te da orientaciones, te abre a perspectivas que quizá tú por ti mismo serías incapaz de ver, te mete en este mundo desde Dios y te hace intérprete de la historia de una manera nueva, a la manera de Dios revelada en Jesucristo.

La razón fundamental es que estamos ante un hombre de Dios, alcanzado totalmente por Jesucristo. Es ese tipo de hombres que por la relación y la comunión que tienen con Jesucristo, son capaces de suscitar en quienes tienen al lado alegría, esperanza, ilusión, apertura de caminos, soluciones a los problemas permanentes de la existencia humana, razones para vivir y construir la vida mirando siempre el bien de los demás. [Reflexionábamos no hace mucho sobre “pasar haciendo el bien”]

Cuando su padre Guillem lo llama para hablar seriamente sobre su futuro, Vicente le responde: sólo Jesús es mi todo, y por quien tengo hecho elección de ser religioso de la Orden del Patriarca Santo Domingo”…”El alto fin de esta Orden es llevar almas al Cielo por medio de la predicación, y este blanco es el que cuadra más a mis intentos”. [Eso es lo que quiero hacer en mi vida: ser predicador.]

Desde el principio de su misión se presenta como un infatigable peregrino, un pertinaz misionero, un enamorado de lo eterno que desde su más tierna infancia había albergado la idea de misionar lo aparentemente inmisionable… ¿Por qué no predicar en ese mundo lleno de conflictos entre bandos y familias y plagada de incidentes religiosos? Toda su predicación, todo su paseo apostólico, fue un optar por la presencia, pero por manifestar la presencia de Dios en esta historia y entre los hombres, presencia de un Dios que se ha hecho Hombre… [Dios está con nosotros, camina con nosotros… No es una Cosa heredada que se pone de adorno, sino un Ser vivo que se hace presente, si se le anhela y se le acepta…]

¡Qué fuerza tiene la vida de San Vicente Ferrer para todos nosotros! Teólogo, predicador, trabajador del milagro, juez, reconciliador, pacificador, profeta, apóstol. Lo realiza en Valencia y en su misión de predicador por toda Europa y lo hace viviendo lo que él predica. ¡Qué hondura tiene el sermón en el que habla de los tres grados o partes de la caridad y buena vida que se ejercitan continuamente! ¡Qué fuerza tiene cuando nos vemos divididos, enfrentados, con falta de ese amor que viene de Dios! Conviene escucharle. Dice que hay que “comenzar vigorosamente; progresar fructuosamente; terminar virtuosamente…

  • El primer grado extrae al hombre de los pecados, para evitar que estos aparezcan confusamente en el juicio divino… La caridad cubre la muchedumbre de los pecados, pero se requiere vigor… Las muchas aguas no han podido extinguir el amor, ni los ríos podrán sofocarlo…
  • El segundo grado hace al hombre abundar en el mérito, como el árbol plantado y radicado en buena tierra. Esto pido en mi oración: que vuestra caridad rebose todavía más y más…
  • El tercer grado permite al hombre conservar la vida virtuosa como el gobernante ya rico su casa… enraizados y cimentados en la caridad a fin de que seáis capaces de comprender, con todos los santos” (San Vicente Ferrer, Sermonario de Perugia, 190).

La virtud de nuestro Santo se extendió por la cristiandad de su tiempo y siglos después su obra y ejemplo es también necesario para el agitado mundo actual. San Vicente nos invita a vivir vestidos de virtud. Nada hay que amar más que la virtud, ni nada es tan aborrecible como el vicio que es la falta de virtud. Es preciso ser virtuoso para alcanzar una vida feliz, pero también ser feliz para ser virtuoso. Por eso la virtud nace de quien la tiene y de quien la puede comunicar. ¡Qué bien lo sabía decir San Vicente Ferrer y qué bien sabía poner a los hombres ante la Virtud que era el mismo Jesucristo!…

LUNES, 3 DE MAYO DE 2010. Santos Felipe y Santiago, apóstoles.

Celebramos hoy la fiesta de dos de los doce apóstoles… De Santiago nos habla san Pablo en el primer texto proclamado tomado de su primera carta a los Corintios… Pablo está recordando a los Corintios lo que constituye el fundamento de nuestra fe: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se le apareció a Cefas y más tarde a los Doce; después se apareció a más de quinientos hermanos juntos, la mayoría de los cuales viven todavía, otros han muerto; después se le apareció a Santiago, después a todos los apóstoles; por último, se me apareció también a mí… ¿Por qué menciona de manera especial a Santiago?… ¿Quién es este apóstol Santiago?… Porque sabemos que hay dos apóstoles con el mismo nombre… Pero este no es el hermano de Juan, hijo de Zebedeo… Este Santiago, al menos en el tiempo del apostolado de Pablo, está al frente de la comunidad de Jerusalén y puede que fuera algo pariente de Jesús… En su carta a los Gálatas, cuando Pablo se encuentra con los apóstoles en Jerusalén porque quiere saber que está ejerciendo su ministerio correctamente, Pablo escribe: Santiago, Pedro y Juan, que eran considerados los líderes más importantes de la iglesia, se dieron cuenta de ese privilegio que Dios me había dado. Entonces quedamos de acuerdo en que Bernabé y yo anunciaríamos la buena noticia a los que no son judíos, y que ellos la anunciarían a quienes sí lo son. Y para mostrarnos que estaban de acuerdo, nos dieron la mano. La única condición que nos pusieron fue que no dejáramos de ayudar a los pobres de la iglesia en Jerusalén. Y eso es precisamente lo que he estado procurando hacer… Son las fuentes que nos van dando noticia de los primeros pasos de la Iglesia, “comunidad de comunidades”, en aquellos años de expansión misionera… Pero, el mensaje claro y actual para nosotros es la necesidad de no tenerle miedo, sino aceptar e incluso promover el pluralismo en la Iglesia… Aun cuando aceptemos los ministerios de los presbíteros, de los obispos y del papa, esos ministerios no se pueden ejercer como si la jerarquía de la Iglesia tuviese teléfono directo con Dios, para poder conocer e imponer su voluntad… El Espíritu Santo vive y actúa en todos y cada uno de los cristianos y, aunque es cierto que el Magisterio tiene que discernir lo auténtico de lo no auténtico, siempre se debe buscar el diálogo, lo más abierto posible para poder aceptar el mayor pluralismo posible que no rompa la unidad de la comunión en el amor… Es lo que hicieron Santiago, Pedro y Juan, tratando seria y fraternalmente con Pablo y Bernabé…

El texto del evangelio nos muestra lo lejos que aún estaba Felipe de comprender quién era Jesús, tras la larga catequesis que había recibido y su convivencia con él… Nosotros debemos ser muy humildes en la profesión de nuestra fe y en nuestro testimonio, sobre todo cuando tratamos de explicar quién es Jesús… Alguien me recordaba, en un correo reciente, lo del “temor y temblor” con que nos hemos de acercar a la verdad de Dios y con que nos hemos de dedicar al ministerio de la predicación: no podemos acercarnos a Dios llenos de nuestras propias ideas, de nuestras inquietudes, de nuestros intereses… y no podemos predicar lo que más nos gusta, sino lo que, pidiendo luz al Señor, pensamos que es lo que El quiere decir… Somos testigos, y hemos de evitar ser simples protagonistas…

¿Quién es Jesús?… Conocer a Jesús sólo como el hombre que pasó haciendo el bien, no es suficiente para cimentar nuestra fe… Ha habido muchos hombres y mujeres que han hecho el bien… A todos debemos reconocer, admirar e imitar… Pero, entonces, ¿qué tiene de especial Jesús?… Conocer a Cristo es conocer a su Padre, a Dios. Porque el mismo Cristo es nuestro Dios¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo les digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras… Esta es la dimensión teologal, mística si se quiere, de nuestra fe… Esto es lo que hace que nuestro hacer el bien sea testimonio de Jesús y no solamente acción humanitaria… No es en absoluto despreciable que un hombre o una mujer, aunque se digan ateos, hagan el bien… Pero, no es nuestro caso: los cristianos hacemos el bien porque somos uno con Jesús, y Jesús uno con el Padre, y a todos nos une el Espíritu del amor…

DOMINGO, 2 DE MAYO DE 2010. V Domingo de Pascua.

En las lecturas del libro de los Hechos de los Apóstoles, hemos visto dando testimonio de Jesús, es decir, anunciando el Evangelio, a Pedro y a los apóstoles, a los diáconos como Esteban o Felipe… y después a Pablo y a Bernabé… Ahora, está a punto de terminar el primer viaje apostólico con el que Lucas ha querido resumir una primera etapa misionera de la comunidad primitiva… Y hay algo digno de tenerse en cuenta: la comunidad de Jerusalén queda un tanto en la sombra, y sobresale la comunidad de Antioquía, donde los discípulos por primera vez se llamaron cristianos…

*) La comunidad de Jerusalén estaba más apegada a su pasado judío…

*) La comunidad de Antioquía estaba más abierta a otras experiencias…

*) El Evangelio no es de nadie…

*) El Evangelio es para la Humanidad…

O sea que, ya desde el principio, vemos modos distintos de ver las cosas en la práctica, y se irá viendo que esos modos distintos de ver las cosas no amenazan la unidad de la fe ni la comunión, cuando se proclama la verdad de Jesús, muerto y resucitado, y unos y otros se dejan guiar y alentar por el mismo Espíritu de Dios… Claro que a esa proclamación y a esa acción del Espíritu, ha de corresponder un testimonio visible

El testimonio visible, que espera el Señor y esperan los hombres, está claro en el texto del evangelio que hemos proclamado: Hijos míos, me queda poco de estar con ustedes…

Les doy un mandamiento nuevo: que se amen unos a otros; como yo los he amado, ámense también entre ustedes. Porque la señal por la que conocerán todos que son discípulos míos será que se aman unos a otros… Estas palabras de Jesús, sin poder excluirme yo, son las que me mueven a criticar constantemente a nuestra Iglesia, porque uno va viendo si hay amor o no hay amor en las comunidades, en los grupos, en las familias, en las parroquias… y si no hay amor, ¿de qué sirve todo lo demás?… ¿Esperamos que el mundo crea por un repique de campanas, por tener templos con todo lujo y comodidad, por editar más y más libros y estampas y afiches, por bendecir agua o escapularios o crucifijos?…

Hemos predicado muchas veces que Dios, creador del ser humano libre, no interviene en nuestra historia sino en alianza con aquellos que le escuchan y le conocen y, por tanto, libremente le obedecen… Sólo con estas personas “nuevas” puede el Señor realizar la visión esperanzadora del Apocalipsis: Vi… la nueva Jerusalén…, Y escuché una voz potente que decía desde el trono: “Ésta es la morada de Dios con los hombres: acampará entre ellos. Ellos serán su pueblo, y Dios estará con ellos y será su Dios. Enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor. Porque el primer mundo ha pasado.” Y el que estaba sentado en el trono dijo: “Todo lo hago nuevo.

VIERNES, 30 DE ABRIL DE 2010. San Pío V.

En la lectura del libro de los Hechos de los apóstoles, también Pablo –al igual que lo habían hecho Pedro y los apóstoles, y los diáconos Esteban y Felipe- proclama que Dios ha resucitado a Jesús de entre los muertos… Los judíos no lo entendieron y lo rechazaron, lo juzgaron y sin motivo lo mataron…, y sus discípulos lo bajaron de la cruz y lo enterraron…, pero Dios lo ha resucitado de entre los muertos

Así, desde los inicios de la predicación apostólica, es fundamental la buena noticia de la resurrección de JesúsSi no aceptamos la resurrección de Jesús, dirá san Pablo, nuestra fe no tiene ningún fundamento, sencillamente no hay fe cristiana

El testimonio que dan los discípulos es precisamente… que Dios ha resucitado a Jesús de entre los muertos… pero, el mismo testimonio afirma que el Cristo resucitado es el mismo Jesús de Nazaret, que vivió obediente al Padre, pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos, y se entregó por amor para que el mundo tenga vida…

Cuando escuchamos atentamente la palabra del Nuevo Testamento y descubrimos al Jesucristo que esos textos nos revelan, nos damos cuenta de que los discípulos no hablan solamente de un acontecimiento histórico, sino de una experiencia espiritual… No les importa ya tanto lo que pasó en el cenáculo o junto al lago, en los caminos o en el calvario, sino, sobre todo, lo que están viviendo en sí mismos, ESO que los está transformando y haciendo testigos veraces de Jesús el Enviado y del Padre que lo ha enviado… y eso es, ni más ni menos, que el Espíritu Santo prometido, la Presencia de la Trinidad en el espíritu del creyente… No se trata de estudiar a Jesús, sino de encontrarnos con El y vivir de El… Quizá nos diga cosas nuevas el Evangelio que tantas veces hemos escuchado…

Pienso que todo lo dicho son claves para leer y entender mejor el Evangelio: ¿Por qué dice Jesús que no tengamos miedo?… ¿Dónde nos va a tener preparado el lugar?… ¿Cuándo vendrá para llevarnos con él, hay que esperar hasta el momento de la muerte?… ¿Qué quiera decir estar donde Jesús está?… ¿Tendrá esto que ver con aquello de san Pablo: nuestra vida está escondida con Cristo en Dios?… ¿Tendrá que ver con aquello, también de san Pablo: vivo yo, pero ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí, pues lo que vivo en mi carne, lo vivo con la fe en Cristo Jesús que me amó y se entregó por mí?…

¿Qué quiere decirnos Jesús con las palabras del evangelio: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí… Pienso que:

  • Seguir el camino de Jesús es andar en una vida nueva, viviendo como él vivió, haciendo el bien, compadeciendo y compartiendo, siendo misericordiosos y ofreciendo ayuda a los demás, amando y perdonando…
  • La verdad no es otra cosa que contemplar la realidad de cada día, de cada lugar, de cada situación de cada persona, y preguntarnos, a la luz del testimonio de Jesús, ¿es esto lo que quiere Dios?…
  • La vida, ciertamente, es la vida eterna: no la otra vida, sino la vida que no acaba, quizá pueda decirse que es esta misma vida que vivimos, pero inyectada del amor que nunca muere… Todo pasará, pero el amor –Dios, la Trinidad que quiere hacer Presencia en nosotros, no pasará…

MIÉRCOLES, 28 ABRIL 2010.

Estamos en la cuarta semana del tiempo de Pascua, y es bueno recordar momentos distintos presentados por las lecturas bíblicas proclamadas en la liturgia eucarística: *) la desolación y el miedo de los discípulos después de la crucifixión, muerte y sepultura de Jesús… *) la tumba vacía y el asombro de los discípulos, alertados por María Magdalena, que fue la primera testigo de la resurrección… *) la confusión inicial y las experiencias que van teniendo los discípulos de que Jesús está vivo y les va dando el Espíritu Santo que les había prometido… *) es cierto que todavía no hemos llegado a la fiesta de Pentecostés, pero ya hace días que la liturgia nos viene presentando la acción del Espíritu Santo en los apóstoles y discípulos, e incluso en personas que no son de la comunidad cristiana… *) Jesús, por lo tanto, ya no está físicamente presente, pero lo está realmente y los apóstoles pueden dar testimonio de que Jesús vive, y de que les da la fuerza de su Espíritu, porque el Padre lo ha glorificado, lo ha constituido Cristo y Señor…

Para nosotros, al escuchar desde la fe la Palabra de Dios, no nos interesa tanto el orden cronológico y los detalles anecdóticos… Estas cosas interesan en una investigación exegética científica, pero a nosotros pueden despistarnos en curiosidades (signos, números, fechas, nombres correctos…) y privarnos de profundizar en la verdadera experiencia de fe, que es lo que nos quieren transmitir los textos del Nuevo Testamento… En verdad, nosotros estamos llamados a tener la misma experiencia que los primeros cristianos y los demás cristianos de la historia de la Iglesia… Podemos buscar en el mapa la ubicación geográfica de las ciudades o la etimología de las palabras…, pero sobre todo es necesario que, al escuchar desde la fe, nos preguntemos: ¿qué nos está diciendo Dios?¿qué me está diciendo Dios?… Las dos preguntas –comunitaria y personal- son necesarias y complementarias

En la primera lectura, hoy, podemos descubrir la dimensión comunitaria de la fe, de la vida y la misión de los discípulos: Cuando cumplieron su misión, Bernabé y Saulo se volvieron de Jerusalén… y, en aquella Iglesia de Antioquía, un día que ayunaban y daban culto al Señor, les dijo el Espíritu Santo: “Apártenme a Bernabé y a Saulo para la misión a que los he llamado.” Volvieron a ayunar y a orar, les impusieron las manos y los despidieron… Esa dimensión comunitaria, alimentada en la fraternidad, en el ayuno y en la oración, es distinta a la dimensión jerárquica, en la que hay alguien que manda y otros que obedecen… Hay que ir recuperando la dimensión comunitaria, pero para ello hace falta ayuno (renuncias), oración y verdadera fraternidad…

Pero, la fe tiene igualmente una dimensión personal, y el Evangelio podemos escucharlo en esa clave de escucha personal: “El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí ve al que me ha enviado…” Jesús es el enviado del Padre, y nos convoca a que creamos en Dios, el Padre, pero ese llamado no nos lo hace sólo con palabras, sino con su Persona, porque el que me ve a mí ve al Padreporque el Padre y yo somos uno… La clave de nuestra fe está en el encuentro con Jesús y el conocimiento de su Persona, penetrando por medio de su Humanidad hasta el misterio de Dios

No podemos buscar a Dios en otra parte, porque… Yo -dice Jesús-he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas… Y así, iluminados por Jesús caminamos hacia la salvación… porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundoEl Padre que me envió es quien me ha ordenado lo que he de decir y cómo he de hablar. Y sé que su mandato es vida eterna. Por tanto, lo que yo hablo lo hablo como me ha encargado el PadreSu mandato es vida eterna: ámense unos a otros como yo los he amado

LUNES, 19 DE ABRIL DE 2010

En este primer momento de nuestra celebración -momento penitencial- quiero tomar unas palabras del salmo responsorial, que luego será proclamado, para pedir al Señor no sólo el perdón de nuestros pecados y debilidades, sino sobre todo la luz que nos guié en nuestra vida cristiana… Repitamos todos: Apártame del camino falso, y dame la gracia de tu voluntad… *) Tú, que fuiste enviado por el Padre para salvar al mundo, Señor… *) Tú, que quieres que todos tengan vida y vida en abundancia, Señor… *) Tú, que eres nuestra esperanza y la plenitud del amor, Señor…

* * *

En los primeros días del tiempo pascual, hemos visto a los discípulos, encabezados por Pedro, venciendo el miedo y proclamando la resurrección de Jesús…, elevado en la cruz y exaltado en la gloria… No olvidemos que la cruz es la puerta para la luz… Ahora, ya no son solamente los apóstoles, sino otros miembros de aquella Iglesia naciente, quienes van a dar testimonio de Jesucristo… Entre los primeros testigos (mártires) está Esteban, a quien la lectura de hoy nos lo presenta lleno de gracia y poder…, de tal manera que sus adversarios -quizá también enemigos- no lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablabaAgarraron a Esteban por sorpresa y lo condujeron al Sanedrín, presentando testigos falsosTodos los miembros del Sanedrín miraron a Esteban, y su rostro les pareció el de un ángel… Pero no empecemos a imaginar fenómenos extraordinarios. Quizá solamente se quiere decir que se deban cuenta de que en Esteban resplandecía la verdad… Los cristianos no tenemos la verdad, sino que somos humildes buscadores y seguidores de la verdad, y la verdad -el experimentar que somos atraídos por ella- nos hace libres

No sé si es un paréntesis o un testimonio oportuno lo que voy a decir… Hoy se cumplen cinco años de la elección del Papa Benedicto XVI… Quizá el mayor sufrimiento que actualmente tiene el Papa, es todo lo relacionado con los casos de abusos de niños y niñas por parte de algunos sacerdotes y religiosos, y es evidente que muchos quieren verlo indefenso ante todas esas denuncias… Pero, curiosamente, en el viaje a Malta, han sido las mismas víctimas de aquellos abusos quienes han dado testimonio de la rectitud y de la cariñosa comprensión del Papa hacia ellos… No pretendo ocultar “el dolor y la vergüenza” que el Papa dijo sentir, pero es bueno contar que Lawrence Grech, de 37 años, una de las ocho víctimas de abusos cometidos en un orfelinato en la década de 1980 que se reunieron con el Papa, dijo a la prensa: “Quedé impresionado por la humildad del Papa. Asumió sobre sí mismo todo lo causado por otros. Fue muy valeroso. Nos escuchó individualmente, oró y lloró con nosotros”… No lo digo como una defensa de lo indefendible, sino como una llamada para que todos nos entreguemos a una sincera conversión, convencidos de que la humildad y la cercanía son un testimonio mayor que las catequesis arrogantes o las oratorias engreídas

La verdad… El Evangelio también nos orienta hacia esa búsqueda de la verdad… Jesús dijo: “Les aseguro que me buscan, no porque han visto signos, sino porque comieron pan hasta saciarse. Trabajen, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios…” Pan, pescado, uvas, maíz, carne… Todo eso ya nos lo ha dado el Señor, que es Creador de todo… Pero, con sólo esos bienes no damos vida a la humanidad… Necesitamos a Dios, a El, que es el Pan vivo, la Verdad, el Amor…

DOMINGO, 18 DE ABRIL DE 2010.

tendiendo al libro de los Hechos de los Apóstoles, es evidente que los discípulos, que comenzaron tímidamente a anunciar el evangelio, van perdiendo el miedo y están dispuestos a dar razón de su fe y de su nuevo modo de vida

Para dar razón de su fe, recurren al kerygma que anuncia con valentía la muerte y la resurrección de Jesús…, pero la resurrección, no es ya solamente que Jesús ha resucitado y ha sido constituido Salvador de los hombres, sino también que su causa continúa por medio de sus discípulos que van comprendiendo mucho mejor lo que el Maestro les enseñó… Ahí es donde se ubica el nuevo modo de vida, porque el que cree en Jesús ha de vivir como él vivió, sabiendo que… “Primero hay que obedecer a Dios y después a los hombres.”

En el evangelio pareciera que se quiere “resarcir a Pedro, el primero de los apóstoles, de sus negaciones en el momento de la Pasión… Por otra parte, es muy importante que el “discípulo amado”, prototipo del seguidor de Jesús hasta el final en este evangelio, detecte la presencia de Jesús el Señor y se lo indique así a los demás…

Yo diría que, de alguna manera, podemos decir: Pedro tiene la autoridad, y Juan posee el amorPero, lo que da fuerza y coraje y perseverancia, no es la autoridad sino el amor… Y esto no es una negación de la autoridad, sino una constatación de que la autoridad no debe ser autoritarismo, sino que debe estar impregnada de amor… Así se entiende mejor este pasaje, y la “profesión de amor” del que ostenta la autoridad entre los discípulos… ¿me amas?… ¿me amas de veras?… ¿me amas más que estos?…

[La verdad es que, al predicar en el templo inicié aludiendo a algunos hechos noticiosos. Por eso, lo que sigue…]

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto del amor, tan íntimo y tan hermoso en la confesión de Pedro, con las notas periodísticas del inicio?… En días pasados, recordábamos la multiplicación de los panes; un pasaje que inicia con esta pregunta de Jesús a Felipe: ¿Cómo compraremos pan para que coman todos éstos?… Jesús, que nunca deja de vivir en comunión y obediencia a la voluntad del Padre, tampoco deja de estar atento a la realidad…

La espiritualidad cristiana no es agarrarse al manto de Cristo para escalar cimas de santidad dejando olvidados a los hermanos que sufren… Jesús, viendo que la gente le seguía, preguntó… y nosotros, si somos seguidores de Cristo y amamos sinceramente a Dios y al prójimo, también debemos preguntarnos: ¿qué podemos hacer para atender a tanta gente que sufre en nuestro mundo?…

Si no nos preocupa dar respuesta a esta pregunta, nuestra fe y nuestra caridad no pasa de un romanticismo estéril…

MIÉRCOLES, 14 DE ABRIL DE 2010

Desde el lunes, venimos proclamando, según el evangelio de Juan, la conversión que tuvo Jesús con Nicodemo… “Nicodemo era un hombre importante que ocupaba un puesto de confianza entre los judíos. Era rico, poseía una amplia y selecta formación y tenía fama de ser una persona honrada. Quizá fuera esta última nota, la honradez, la causante de su interés por Jesús y por su misión…” Por tanto, su interés por conversar con Jesús, no estaba en tenderle trampas, sino en buscar la verdad… Nicodemo acudió a la cita con la convicción de que Jesús era “maestro” y “Dios estaba con él”… Y, aunque fue a verse con Jesús de noche, en secreto, lo cierto es que fue… (Me recuerda esto la parábola de los dos hijos: ya voy, pero no fue…, no quiero ir, pero fue…) Nicodemo no sólo no quedó decepcionado, sino que el encuentro con Jesús cambió su vida… Nicodemo aparece en el evangelio como un hombre justo: Cuando los guardias regresaron ante el Sanedrín sin prender a Jesús, y los jefes les reclamaron por ello, Nicodemo, el que había ido antes a ver a Jesús y que era uno de ellos, dijo:¿Acaso nuestra ley permite condenar a un hombre sin escucharle antes y sin averiguar lo que ha hecho?… Además, cuando José de Arimatea recoja el cuerpo de Jesús, Nicodemo será uno de los que acudan a procurar a Jesús un entierro digno…

Pues bien, a este discípulo clandestino, le hizo Jesús esta gran revelación: Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único… no para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él… El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios

Pero, ¿qué es creer en Jesús?… ¿Cómo podemos decir que creemos en Jesús, si no conocemos lo que ha dicho y lo que ha hecho, y nos da pereza leer los evangelios y, sobre todo, profundizar en el conocimiento de Jesús por medio de la oración en diálogo atento, con el corazón abierto, en silencio y a solas con él?… ¿Cómo podemos decir que tenemos fe -no importa el lugar que ocupemos en la comunidad eclesial- si no nos hemos encontrado con el Señor y nos hemos relacionado con él desde lo más hondo de nuestro ser?… ¿Cómo podemos decir que creemos en Jesús, si hemos preferido las tinieblas a la luz, porque nuestras obras son malas?… ¿Cómo podemos decir que creemos en Jesús, si no nos acercamos siempre a la luz, para que se vea que nuestras obras -todas nuestras obras- están hechas según Dios?…

Alguien dirá. Padre, ¿a quien dice todo eso?… Por supuesto que a nosotros, a los católicos… Y ¿no está con eso dando la razón a quienes están atacando a la Iglesia?… No sé, pero Jesús dijo que no nos preocupemos por preparar nuestra defensa; porque, además, ¿qué defendemos: la verdad o determinados intereses?…

Las retóricas no dan gloria a Dios… Cuando la gente vea sus buenas obras, su honradez, su coherencia, entonces darán gloria a Dios… ¿De verdad es eso lo que queremos: dar gloria a Dios?… Entonces, demos el primer paso: reconozcamos nuestras deficiencias, nuestras limitaciones, nuestros pecados… y pidamos sincera y humildemente el don de una profunda conversión…

Cuando el ángel del Señor liberó a los apóstoles -ya convertidos y por eso mismo encarcelados-, les mandó que fuesen no a enseñar doctrinas extrañas, sino a explicar al pueblo íntegramente este modo de vidaEvangelizar -la necesaria y urgente misión de la Iglesia- no tanto con derroche de palabras y medios, sino con el testimonio luminoso de vida de multitud de cristianos, de católicos…

DOMINGO, 11 DE ABRIL DE 2010. FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA.

Hoy, al leer el texto de los Hechos de los Apóstoles, he sentido algo de malestar… Dice el texto: Los fieles se reunían de común acuerdo en el pórtico de Salomón; los demás no se atrevían a juntárseles, aunque la gente se hacía lenguas de ellos; más aún, crecía el número de los creyentes, hombres y mujeres, que se adherían al Señor… Pero, ahora, sabiendo como vivimos la mayoría de los católicos, y conociendo lo que se dice de los cristianos, especialmente de algunos sacerdotes y religiosos, uno pienso: De los fieles bautizados sólo un pequeño porcentaje se reúne asiduamente para escuchar la Palabra, orar juntos y celebrar la Eucaristía, y los demás nos acusan de ser incluso peores que ellos, y no crece, sino disminuye, el número de los que siguen el camino de Jesús

Algunos dirán: ¿Para qué leer tanto periódico y libros que hablan mal de la Iglesia?… Fíjense bien: Hubo, en la primera mitad del siglo pasado, un gran teólogo llamado Kart Barth, que aconsejaba: “quien predica el Evangelio debería ir con la Biblia en una mano y el periódico en la otra”… Este teólogo era protestante, pero de él dijo alguien: “es el mejor teólogo cristiano después de santo Tomás de Aquino”… Y ese alguien era el papa Pío XII… Se decía del P. Lagrange -fraile dominico, fundador de la Escuela Bíblica de Jerusalén-, que hacía tres cosas cada día: estudiar la Biblia, leer el periódico y rezar el Rosario… Curiosamente, San Lucas, autor del libro de los Hechos de los Apóstoles, al iniciar su primer libro, que es el tercero de los evangelios sinópticos, advierto que, “después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti…”

No podemos vivir la fe de espaldas a la realidad del mundo en el que vivimos y en el que tratamos de caminar,

  • escuchando la Palabra de Dios en Jesús y en la Iglesia,
  • acogiendo esa Palabra con todo el amor y, a veces, con todo el dolor de nuestro corazón, porque la Palabra no siempre dice cosas hermosas, sino que también ayuda a entender la fealdad del pecado y lo fácil que es inclinarnos hacia el mal en lugar de hacer el bien;
  • interiorizando el Espíritu de la Palabra, el Espíritu de Jesús, el Espíritu de Dios, que quiere hacerse vida en nuestra vida, para renovar nuestro ser y resultarnos a una vida nueva…

Escuchar a Dios no nos aparta de reconocer nuestras debilidades y pecados; al contrario, es un llamado permanente a la conversión… Pero, también, constatar que, a pesar de tanta gracia de Dios, somos pecadores, no debe hacernos desertar del camino, sino intensificar la búsqueda más intensa y más profunda del Dios que quiere ser, para cada uno, el Salvador, el Pastor, la Puerta, la Luz, el Camino, la Vida… La fe nos descubre un misterio de vida y muerte, de muerte y vida: “No temas: Yo soy el primero y el Último, yo soy el que vive. Estaba muerto y, ya ves, vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del abismo”

Quizá no tengamos, hoy, las “seguridades” que pareciera tuvieron los creyentes en otros tiempos… Pero, no nos asustemos… Sigamos creyendo, sigamos “dudando”, sigamos buscando, aunque caminemos sin ver: Cuando “Contestó Tomás: “¡ Señor mío y Dios mío!” Jesús le dijo: “¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.

MIERCOLES, 7 DE ABRIL DE 2010. Octava de Pascua.

Estamos en la Octava de Pascua, es decir, en la prolongación -durante toda esta semana- del DIA GRANDE DE LA RESURRECCION DEL SEÑOR

La Palabra de Dios, en esta semana, está tomada del libro de los Hechos de los apóstoles y de los textos que narran las “apariciones” del resucitado a los discípulos según los cuatro evangelistas…

Si durante la Cuaresma, hablábamos de conversión en un sentido penitencial…, ahora conviene hablar también de conversión en un sentido de gozoso encuentro del sentido profundo de los acontecimientos… ¡Cómo me gusta la palabra conversión!… ¿Saben por qué?… Porque descubro siempre, cada día, en mí mismo y en el mundo nuestro, que hay muchas cosas por cambiar… Pero, ubiquémonos:

Ha muerto Jesús en el Calvario, lo han sepultado, y el miedo, desde el momento mismo del prendimiento en Getsemaní, ha mantenido ocultos y encerrados a los discípulos, e incluso a los apóstoles, a excepción de Juan… Pero, ahora, poco a poco, el Señor Jesús irá saliendo al encuentro de los suyos para abrirles los ojos… Y algo más tarde, al cabo de algunos días, recibirán la fuerza de lo alto, el don del Espíritu, para ser testigos… Digo esto, porque…

  • la experiencia de que Jesús está vivo devuelve la fe a los discípulos, les devuelve la confianza…,
  • pero será necesario el don del Espíritu, para que tengan la fuerza necesaria para ser testigos del Señor Jesús…

Fijémonos en el texto del evangelio y tratemos de extraer enseñanzas para nuestra vida de fe: Dos discípulos de Jesús iban andando aquel mismo día, el primero de la semana, a una aldea llamada Emaús, distante unas dos leguas de Jerusalén; iban comentando todo lo que había sucedido… Iban caminando, pero iban de regreso desde Jerusalén, decepcionadosMientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo… La verdad es que Jesús (Dios en y con Jesús) siempre está cerca haciendo nuestro camino, pero nosotros, de ordinario, vamos a lo nuestro, y, como nuestra mirada no es profunda, sino llena de elementos superficiales, es difícil que nos demos cuenta de la Presencia del SeñorÉl les dijo: ¿Qué conversación es esa que traen mientras van de camino? Ellos se detuvieron preocupados… Sí, la existencia es un camino y hay que caminar, pero, de cuando en cuando, hay que detenerse y pensar y ponerle más atención incluso a la propia vida. Los discípulos, al detenerse, ya no siguen hablando entre ellos en tono de simple queja, sino que le ponen atención al otro, al desconocido, y empiezan a dialogar con él y profundizar más allá de las palabras…, se ponen a escuchar y recordar y descubrir un nuevo sentido en las escrituras… La superficialidad es una de las cosas que urge cambiar en la sociedad, en las relaciones interpersonales y en nuestra vida eclesial, en nuestra vida cristiana… Porque ¡Qué necios y torpes son para creer lo que anunciaron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto para entrar en su gloria?… Pero, los discípulos, a pesar del regaño, invitan al forastero a que se quede con ellos, practicando la hospitalidad… y ahí, en la práctica del amor, sentados a la mesa, oyéndole pronunciar la bendición y compartiendo el pan… se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero él desapareció… La verdad es que aquellos hombres, independientemente de cómo se dieran las cosas, tuvieron una honda experiencia espiritual: vivieron o revivieron en su interior, de otra manera, la Presencia del Señor… Y se pusieron de nuevo en camino, al encuentro de lo que se habían alejado un tanto…

Me gustaría poder comentar la primera lectura, pero no da el tiempo para más. Quizá sólo decir esto: Si la Iglesia, que somos todos, tiene bienes, ha de compartirlos; pero ojalá no tuviésemos oro ni plata y nos detuviésemos a mirar a los desvalidos, para, en el nombre de Jesús, hacerles caminar… alentando sus esperanzas y luchando por sus derechos… No olvidemos nunca que creemos en un Dios de vivos, y que Jesús se encarnó para que todos tengamos vida y vida en abundancia…

LUNES, 5 DE ABRIL DE 2010. Lunes de la Octava de Pascua.

Los textos bíblicos de la liturgia no siguen necesariamente un orden cronológico, por eso la primera lectura, avanza un poco hasta el discurso de Pedro, el día de Pentecostés. Pero, lo importante no es el día concreto, sino lo que Pedro proclama con fuerza, porque es lo que constituyó el núcleo de la predicación de los apóstoles:

  • Entérense bien de lo que pasa… (no les va a hablar de cualquier cosa, sino de algo muy importante que merece la atención de todos los habitantes de Jerusalén…)
  • Les hablo de Jesús de Nazaret, (no de un superhombre, sino de aquel hombre sencillo y sincero, que había salido de Nazaret, atraído por la predicación de Juan el Bautista, y se sintió enviado por Dios para predicar, también él, la conversión… y, además, mostrar el camino de la misericordia, la justicia y la igualdad…)
  • el hombre que Dios acreditó ante ustedes… (no era un superhombre, pero Dios estaba con él, y en nombre de Dios -el Dios de los padres, que es el Dios de la vida- pasó haciendo el bien y liberando a los oprimidos por el diablo, a los oprimidos por cualquier mal…)
  • y ustedes, por mano de paganos, lo mataron en una cruz… (no sé si las palabras de Pedro son un señalamiento acusatorio, puesto que también él fue vencido por la cobardía, o una constatación llena de tristeza, porque no supieron reconocer al Enviado de Dios (pues, como dice San Pablo, si lo hubiesen reconocido, jamás hubiesen crucificado al rey de la gloria…)
  • Pero Dios lo resucitó(esto es lo importante, Cristo, que se entregó a la muerte por obediencia al Padre y por amor a la humanidad, ha sido resucitado por el poder del Padre…)
  • de lo cual todos nosotros somos testigos… (sobre ese testimonio se fundamenta la fe de la Iglesia, nuestra fe cristiana…)
  • Ahora, [Jesús es] exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo que estaba prometido, y lo ha derramado…” (Ese Jesús -que ahora es el Cristo de nuestra fe- es nuestro mediador, él es la puerta de acceso a la intimidad de Dios y a la plenitud de la vida…)

Se trata del anuncio de un misterio inefable, que hunde sus raíces en la historia concreta de un hombre como nosotros… Por eso, es necesario conocer la historia de Jesús, lo que los evangelios nos dicen de él, porque, sin conocer los pormenores de su vida en la tierra, de su palabra, de sus gestos, de su pasión, de sus expectativas, de sus temores, de su entrega absoluta a la voluntad del Padre…, sin eso, no podemos ir más allá y acercarnos por fe al misterio de su existencia total como Dios-que-se-hace-hombre, como Hombre-que-es-Dios…

Nos hemos de sentir atraídos por Jesús, como Juan, como las mujeres, como Pedro… y anhelar el don de la fe, que nos desvela el misterio y la presencia en nosotros y entre nosotros del Cristo vivo… Hemos de anhelar que Jesús salga a nuestro encuentro y nos diga: ¡Alégrate!… ¡No tengas miedo!… ¡Ve a comunicar a mis hermanos que estoy vivo!… ¡Sé mi testigo!…

Pero, para ello, hemos de ir al sepulcro… y descubrir que en el lugar de la muerte, no está Dios: ¡no está aquí!…, ¡ha resucitado!…

4 de abril 2010, DOMINGO DE RESURRECCION… ¡¡¡LA GRAN FIESTA DEL AÑO!!!

Muchos de nosotros hemos recorrido el camino de la Cuaresma y también la Semana Santa, contemplando la pasión y muerte de Jesús, escuchando sus palabras y anhelando abrir nuestro corazón a la gracia de Dios -al Dios que actúa gratuitamente- para que realice en nosotros la conversión

Pareciera que es un tema que no encaja con la alegría de la Pascua; sin embargo, todos los textos bíblicos de la liturgia de Pascua nos hablan de conversión, de cambio, de que ha estallado lo nuevo en nuestra historia; lo nuevo, que ya estaba presente desde el momento de la encarnación, pero que ahora ha estallado, ha llegado a su plenitud…

Conversión, en cristiano es lo mismo que decir caminar… caminar, avanzando, viendo con más claridad desde la fe no sólo el misterio de Dios, sino toda la realidad…, fortaleciendo la esperanza más allá de realidades u horizontes oscuros…, siendo cada día más firmes en el amor, que es decir más experimentados en hacer el bien… (Hechos: pasó haciendo el bien… el amor no es otra cosa que ser bueno y hacer el bien… eso, ése es Dios, el Dios que se ha manifestado en Jesús…)

El proceso de la conversión cristiana es la incorporación a Cristo y el seguimiento del Camino… que desemboca en la cruz y en el sepulcro… pasando, por tanto, por dificultades, dolor, tentaciones y peligros… Pero, ese proceso de conversión no termina en la nada, sino que penetra en la plenitud de Dios… en quien Cristo resucitado vive para siempre… y es la puerta que nos abre de par en par la verdadera vida en plenitud, más allá de las limitaciones del tiempo y del espacio

Los discípulos comprendieron todo esto cuando experimentaron la Presencia del Espíritu de Jesús, que comenzaba a actuar dentro de cada uno de ellos, después de la Muerte y Sepultura de Jesús:

  • para los que no tenían fe, todo había terminado…
  • para los creyentes, ahora iniciaba la verdadera experiencia de Dios en Jesús por el Espíritu: una experiencia que purificará del pecado (abandonos y traiciones…) y dará la fortaleza necesaria para ser testigos del Resucitado…
  • una experiencia de Dios que se alimenta de la oración personal, del diálogo con el Señor en silencio y soledad… Todo lo demás -imágenes, procesiones e incluso la liturgia- son mediaciones, pero no constituyen el núcleo de la Presencia del Señor en la persona creyente: Jesús en la Sinagoga, en el Templo, pero, sobre todo, a solas con el Padre, en la noche, en descampado, en el monte…

Sábado 3 de abril 2010, VIGILIA PASCUAL

En esta celebración culmina -no termina- todo un camino, todo un proceso que nos lleva de las tinieblas a la luz…, de la muerte a la vida

En verdad, la historia de la salvación revelada en Jesús Salvador, es como el negativo fotográfico de la verdadera imagen… Cuando el Hijo de Dios se hace carne en María, en verdad se hace partícipe de nuestra naturaleza mortal, se hace muerte (al igual que se hace “pecado”)… Por la obediencia al Padre y por la práctica de la compasión que es la revelación de su amor, Jesús irá pasando de la muerte a la vida… y por eso Dios le concede la plenitud de la vida y de la gloria…

Hoy, día especial para recordar nuestro Bautismo, es el momento apropiado para reflexionar: el misterio de Cristo ha de ser revivido en cada bautizado, en cada cristiano… En nuestra vida, actúa la gracia de Dios y hemos de actuar nosotros eligiendo libremente los dones de Dios…

Como creyentes, nuestra vida es un camino que, desde nosotros, es una conversión (en el sentido de re-orientación) hacia Dios…, en Jesucristo…, por la acción del Espíritu Santo… Una reorientación que, en cuanto acción de Dios, es una nueva creación

Para nuestra fe, lo importante no es que hayamos seguido, un año más, paso a paso, el drama histórico de Jesús… Lo importante es que descubramos, en todo el camino de Jesús, nuestro propio camino… o, si lo prefieren, que descubramos ahí, sobre todo ahí, a Cristo como nuestro Camino

Los cristianos estamos llamados a vivir in-corporados a Cristo… y para eso, se nos da su Espíritu y el amor de Dios

En nuestra vida cristiana, la fe la hemos de vivir no tanto como recuerdos y celebraciones, sino sobre todo como experiencia profunda de Dios… como aceptación permanente del Espíritu… como “encarnación” de Cristo en nosotros…

Todo lo que contemplamos en Cristo… desaparece, si no lo interiorizamos y lo hacemos vida en nosotros… ¿dónde está el monumento?… ¿dónde está la imagen de María?… ¿dónde están las santas mujeres y los soldados romanos, que dramatizaron el via crucis y la crucifixión en el parque central?… Todo eso, hermanos, se monta y se desmonta…, se hace y se deshace… porque son sólo reclamos, llamadas de atención, mediaciones, para que atendamos no a lo de fuera, sino a lo de dentro…

Recuerden, también ahora, en todo el tiempo pascual, que es preciso: escuchar…, acoger…, interiorizar… y testimoniar… a Cristo vivo

JUEVES SANTO. 1 de abril de 2010

En la celebración de la Cena del Señor, hay detalles que nos ayudan a “entender” un poco más el “misterio pascual”, que constituye el núcleo de nuestra fe:

Afirmamos la presencia del Señor en medio de los suyos, en medio de su Iglesia… Estamos en una cena festiva, en una comida familiar… (pero, la fe de la iglesia no es un fenómeno meramente sociológico, sino teológico… Dios está aquí, y no sólo oculto en las especies del pan y del vino, sino de otras muchas maneras, lugares y modos… aunque siempre invisible… Tomás de Aquino, al referirse al sacramento de la Eucaristía, dice: Visus, tactus, gustus in te fallitur, / Sed auditu solo tuto creditur: / Credo quidquid dixit dei filius; / Nihil hoc verbo veritatis verius… (pero pareciera que nos cuesta menos creer en esa presencia real de Jesús en el pan y en el vino, que en su presencia en la Palabra que nos cuestiona o en el Hermano que nos urge a compasión y solidaridad…)

Porque Dios está aquí, El nos convoca y nos reunimos como miembros de la familia de Dios, alrededor de la mesa… (no cumplimos ritos individualistas, sino que aprendemos la fraternidad, que hay que vivir no sólo en la Misa, sino todos los días y en todos los momentos de nuestra vida…). La Misa es la acción litúrgica por excelencia y la liturgia es siempre acción eclesial, nunca individual… Aunque, está también la devoción eucarística, más personal e íntima, que igualmente conviene promover y vivir… Siempre hemos de vivir comunitaria y personalmente, personal y eclesialmente nuestra fe…, una fe abierta a todo el mundo, como creyentes que viven el amor desde la participación en el AMOR…)

Porque la entrega de Jesús se hace comunión… y porque la comunión en el cuerpo y en la sangre de Jesús nos fortalece como miembros de su Cuerpo, nos hacemos también servidores los unos de los otros, empezando por los que han recibido algún ministerio -los sacerdotes y diáconos, en primer lugar-, pero no sólo entre nosotros, sino haciéndonos servidores de la humanidad entera

Cada vez que celebramos la Cena del Señor -de un modo especial el Jueves Santo, pero también cada Domingo y en cada Misa- proclamamos la victoria final de Jesucristo como Señor de lo creado y vencedor sobre el pecado y sobre la muerte… (con Jesús y como Jesús -por su gracia- vamos venciendo como él venció… resucitando a una vida nueva… hechos partícipes de su muerte y su resurrección…

Ahora bien, esa victoria se ha de manifestar en una Humanidad…

sin discriminaciones… humanidad nueva…

sin desigualdades injustas… humanidad solidaria…

sin violencias… humanidad reconciliada…

sin infidelidades… humanidad fraterna…

Todo se resume en esto: que todos tengan vida y la tengan en abundancia… Para eso ha venido Jesús al mundo, para eso ha entregado su vida, para eso ha convocado discípulos, para eso nos une como Cuerpo suyo…

MIERCOLES, 31 DE MARZO DE 2010 – SEMANA SANTA

“Figuras de la Pasión del Señor”, es el título de una obra del escritor Gabriel Miró… Me ha venido a la memoria porque, ciertamente, en los relatos de la Pasión de Jesús aparecen distintos personajes que, con pocas palabras, son mostrados con una gran intensidad… En la liturgia de los tres primeros días de la Semana Santa, Judas Iscariote, uno de los doce, tiene un cierto protagonismo, pero no sólo él…

El lunes, después de la algarabía del domingo, con la entrada triunfal a Jerusalén, Jesús se retiró a Betania, a la casa de los hermanos Marta, Lázaro y María… Jesús necesitaba ese momento de intimidad con los amigos más fieles: con Lázaro a quien quería tanto que incluso rompió a llorar frente a su tumba, con María que, sentada a sus pies, bebía en sus palabras de la fuente de la vida, con Marta que se entregaba a servir a Jesús y sus amigos hasta no poder más y ponerse un tanto nerviosa… Jesús necesitaba ese momento de descanso, de relax, porque el domingo, mientras los otros andaban eufóricos con sus vítores y aplausos, Jesús estaba sintiendo otra cosa: Ahora mi alma está turbada, pero ¿qué voy a decir: Padre líbrame de esta hora? Si para eso vine, para esta hora… Y a continuación habló del grano de trigo que debe ser enterrado y pudrirse para poder dar fruto…

Nadie, desde luego, nos aparta de nuestra atención a Jesús, sobre todo si nos adentramos en sus sentimientos y en el fondo de su ser… Pero, ciertamente, Judas aparece con una cierta relevancia, primero criticando la acción de María, en la cena de Betania… y provocando que a Juan, el evangelista, el discípulo especialmente amado, se le escapara que Judas no era sincero, que era un ladrón… ¿Qué había pasado con Judas?… ¿Siempre fue así?… ¿Por qué acabó siendo no sólo ladrón, sino también traidor?…

Nunca sabremos del todo la verdad, por eso el gesto de su traición seguirá propiciando mil distintas interpretaciones… Ahora bien, hubo un momento en la vida de Judas, en que claramente optó por Jesús y éste, conociéndole, admitió su oferta y, a su vez, apostó por él… Judas fue uno de los doce hombres de confianza de Jesús… Parece lógico que el contacto con Jesús tenía que haber provocado en él una adhesión cada vez mayor, como en el resto de los discípulos, pero no fue así… Personalmente, creo que Judas fue dominado por la ambición y las falsas expectativas, que le llevaron a la desilusión, quizá a sentirse él mismo traicionado por Jesús, que les había hecho creer que era el Mesías… Pero, ¿qué clase de Mesías?… Judas no logró entender a Jesús…

Dejemos que Dios juzgue a Judas… Pero, nosotros, reflexionemos un poco sobre la traición, que, cuando lo es verdaderamente, es siempre traición al amor… Y al amor se le puede traicionar… *) por ambición, por unas cuantas monedas, por unos bienes, por una herencia… *) por desilusión, porque, quizá, se idealiza a las personas o las “vocaciones”, y se llega a esperar de ellas o se les llega a exigir lo que no pueden dar… y la desilusión pueda llevar consigo el menosprecio, la burla, la humillación, el abandono… *) por superficialidad, por falta de sensibilidad, por no tener claro el sentido de la vida y de los compromisos que asumimos… y así, se traiciona a la esposa o al esposo, a la familia…, o un ministerio en la Iglesia… o la confianza y los derechos de los electores en la política… Lo tomamos todo como un simple juego, y pronto nos damos cuenta de que no somos capaces de asumir tanta responsabilidad… Y entonces, matamos lo que habíamos amado o nos matamos a nosotros mismos o ambas cosas…

Que estos días, nuestra contemplación de la Pasión, sea una verdadera luz en nuestro caminar.

MARTES, 30 DE MARZO DE 2010. SEMANA SANTA

El domingo, iniciábamos la Semana Santa conmemorando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén… y, en la misma celebración litúrgica, escuchábamos el relato de la Pasión del Señor… No está de más, recordar que no basta escuchar, sino que es preciso acoger e interiorizar la Palabra de Dios, hasta dejarnos sorprender, plenamente convencidos, por la Presencia del Espíritu en nosotros mismos…

Debemos contemplar más profundamente, para no ser solamente espectadores de un drama, que protagoniza el Dios que no se ha aferrado a su condición divina, sino que ha asumido con todas las consecuencias nuestra naturaleza humana…

  1. la naturaleza humana de Jesús, a medida que se va aproximando el desenlace de su misión, manifiesta, cada vez más intensamente, la profunda lucha entre el instinto de conservación y la libre elección de obedecer en todo la voluntad del Padre, aunque ello le tenga que llevar hasta la muerte…
  1. por tanto, la obediencia absoluta al Padre (quien, por supuesto, no quiso la muerte de su Hijo… Fueron otros los que quisieron, tramaron y ejecutaron esa muerte…), y la impotencia de Dios, que ha dado libertad a la criatura humana…

Libertad de Jesús anclada en la humildad… Libertad de los jueces anclada en la soberbia…

Pero, no adelantemos acontecimientos… ayer contemplábamos a Jesús retirado en Betania, donde sus amigos le ofrecieron una cena, en la que María (la que había elegido la mejor parte) expresa la ternura de su amistad… y Judas expresa también lo interesado de sus observaciones con apariencia de solidaridad…

Hoy, en el Evangelio de San Juan descubrimos algo aparentemente imposible: el amor de Jesús traicionado

No hemos llegado a los momentos más difíciles del prendimiento y las torturas, los falsos testigos, la condena a muerte y la ejecución de Jesús en la cruz como si se tratara de un peligroso bandido… Quienes participaban en esos hechos no eran traidores, sino adversarios y enemigos… Pero, hoy, en el evangelio, Jesús siente ya, por adelantado, la traición de un discípulo, de uno de sus amigos más cercanos…

En el marco de la cena pascual, que tradicionalmente es de convivencia festiva, Jesús, con sus discípulos, profundamente conmovido, les hace una confidencia que les llena de confusión y pena: les aseguro que uno de ustedes me va a entregar… (unos están aquí en el templo, otros me dicen que nos escuchan en el carro de regreso a casa, otros en la familia, otros encerrados a solas para captar mejor… Pero, hermanos, todos nosotros somos los que estamos sentados a la mesa con Jesús… Y él dice: uno de ustedes me va a entregar¿Quién es? (le pregunta Juan…)

El Señor le ofrece a Judas un trozo de pan untado, que sirve de señal para Juan, pero que era una muestra de distinción con la que invitaba a Judas a volver a su amistad… Todo fue inútil… La ambición y la desilusión habían cerrado para siempre su corazón… Qué triste que pongamos a Dios como justificación de nuestras ambiciones e injusticias… y también qué triste que pueda más la desilusión por los escándalos que la perseverancia viendo los testimonios de fidelidad en el amor…

DOMINGO, 28 MARZO 2010. DOMINGO DE RAMOS.

Acabamos de dar lectura a la Pasión del Señor, y la homilía ha de ser muy breve:

Ayer, estábamos reunidos unos cuarenta jóvenes, que están iniciando su catequesis para recibir el Sacramento de la Confirmación, y les pregunté: para ti (cada uno/a), ¿qué es la Semana Santa?… La mayoría respondieron: un tiempo de reflexión, y algunos (no tan pocos) para agradecer lo que Jesús hizo por nosotros

Al contemplar lo que Jesús hizo por nosotros, podemos fijarnos en los hechos visibles (prendimiento, torturas, juicios, condena, crucifixión, muerte…) o también en algo no tan visible, pero que nuestra fe puede penetrar, con la gracia de Dios, descubriendo, por así decir, el espíritu de Dios y el espíritu de Jesús, su Hijo

Contemplemos:

  1. la naturaleza humana de Jesús (sufriendo una angustia mortal, como cualquier ser humano…)
  1. la obediencia absoluta al Padre (quien, por supuesto, no quiso la muerte de su Hijo… Fueron otros los que quisieron, tramaron y ejecutaron esa muerte…), y la impotencia de Dios, que ha dado libertad a la criatura humana… (Dios volverá a mostrar su poder en la resurrección, cuando los hombres hayan concluido su obra, su crimen… pero, *- ¿por qué no interviene Dios en tantas injusticias?… por respeto a la libertad… *- por qué los seres humanos cometemos tantos errores y tantas maldades… por soberbia…)
  1. el sufrimiento y la fortaleza de Jesús (en manos de los hombres, cruelmente probado hasta experimentar la ausencia de todo consuelo, pero manteniendo firmemente la fe en el Padre a quien en esos momentos no siente…)
  1. el testimonio de Jesús (que es nuestro modelo, nuestro guía, nuestro Maestro, nuestro Camino, nuestra Verdad, nuestra Vida, nuestro Dios…)

MIÉRCOLES, 24 DE MARZO DE 2010 – 30º Aniversario de Monseñor Romero.

De los textos bíblicos que hemos proclamado, en esta Liturgia, quiero destacar estas palabras del evangelio de Juan: Dijo Jesús a los judíos que habían creído en él: “Si se mantienen en mi palabra, serán de verdad discípulos míos; conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” Y también quiero destacar estas otras palabras del libro de Daniel: Les dijo el rey Nabucodonosor: Si al oír tocar los instrumentos, no adoran la estatua que he mandado hacer, serán arrojados al horno encendido, y ¿qué dios los librará de mis manos?” Sidrac, Misac y Abdénago contestaron: “Majestad, el Dios a quien veneramos puede librarnos del horno encendido y nos librará de tus manos. Y aunque no lo haga, conste, majestad, que no veneramos a tus dioses ni adoramos la estatua de oro que has erigido.

Los poderosos -también Dios, el omnipotente- exigen obediencia. Los poderosos de la tierra suelen hacerlo mediante promesas y sobornos y, cuando ya no pueden a las buenas, a las malas. Exigen obediencia para hacer a sus servidores cómplices de sus ambiciones, de sus corrupciones e injusticias, de sus inconfesables maquinaciones, de sus crímenes y genocidios… El verdadero Dios exige obediencia a quienes libremente han creído en El y lo han acogido como Padre, lleno de justicia y lealtad, de misericordia y de ternura. Exige obediencia para poder realizar su proyecto de salvación para con toda la humanidad, fijándose ante todo en el clamor de los que sufren, de los olvidados, de los empobrecidos, de los condenados a muerte por la injusticia y la explotación, por el hambre, por la guerra y por cualquier otra clase de violencia…

Por eso, es preciso una opción radical desde la fe: ¡O Dios o el Poder!… ¡O Dios o el Dinero!… ¡O los proyectos que amasan capitales, o los proyectos que comparten los recursos para vivir como hijos e hijas del verdadero Dios, que es un Dios bueno!…

En el centro de esa contradicción -como ya le anunció Simeón a María- contemplamos situado a Jesús de Nazaret… y en ese mismo lugar contemplamos situado a Monseñor Oscar Romero… Como Jesús -y como los apóstoles después- tuvo claro que “hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.Manteniendo la palabra de Jesús se hizo verdadero discípulo, y conoció la verdad, y la verdad lo hizo libre

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. Podía estar vivo Monseñor Romero. En agosto próximo, en el día de la Madre, cumpliría 93 años… Un hombre de familia humilde, conocido por su carácter tímido y reservado, su amor a lo sencillo y su interés por las comunicaciones… Probablemente por su integridad espiritual e inteligencia académica manifestada en el seminario, fue enviado a Roma para sus estudios, y allí fue ordenado sacerdote a la edad de 25 años en Roma, el 4 de abril de 1942. Continuó estudiando en Roma para completar su tesis de Teología sobre los temas de ascética y mística, pero debido a la guerra, tuvo que regresar a El Salvador y abandonar la tesis que estaba a punto de concluir…

En el día de su ordenación episcopal dejó claro el lema de toda su vida: “Sentir con la Iglesia”… El 15 de octubre de 1974 fue nombrado obispo de la Diócesis de Santiago de María… En El Salvador la situación de violencia avanzaba… En un determinado momento, los sacerdotes de la diócesis pidieron a Monseñor Romero que hiciera una denuncia pública…, pero Mons. Romero no había comprendido que detrás de las autoridades civiles y militares y del mismo Presidente de la República, Arturo Armando Molina, había una estructura de terror. Poco a poco comenzó a enfrentarse a la dura realidad de la injusticia social… En medio de ese ambiente de injusticia, violencia y temor, Mons. Romero fue nombrado Arzobispo de San Salvador el 3 de febrero de 1977. Tenía 59 años de edad…

Alguien escribió hace ya algunos años: “Eras un monseñor conservador, convencional, parte de la “nomenclatura” eclesiástica, cultor de imágenes y devociones, administrador de sacramentos a granel, predicador de resignación y prometedor de la gloria después de la muerte… El asesinato político de un sacerdote de San Salvador, te derriba del caballo como a Pablo y se produce tu conversión. “Yo soy Jesús a quien vos perseguís”. Se te abren los ojos para identificar quién es Jesús y quiénes son sus perseguidores: los militares en el poder y sus patronos, los mismos que habían alentado tu nombramiento de arzobispo para su propia seguridad y legitimidad… Te cegó la luz del Evangelio. El de la Bienaventuranzas y el del juicio final de San Mateo. Te diste cuenta de que los ritos y los símbolos, sin el testimonio de vida no valen nada. Ni siquiera la proclamación de la Palabra. Que el seguimiento de Jesús es un proyecto de vida, cuyos frutos no pueden esconderse. Que la fe, como en la física cuántica, es un proceso. Es el Reino de Dios que se construye y toca la trascendencia. Empieza con la vida pero no se acabará nunca. No hay amor más grande, por encima de códigos, ritos o hábitos, que dar la vida.”

LUNES, 22 DE MARZO DE 2010.

Ayer, en el evangelio de Juan, meditábamos el pasaje de la mujer adúltera… Una mujer que sí había cometido lo que era considerado delito y, según la ley, había que condenarla a muerte… Se la llevaron a Jesús, y quienes la llevaron a Jesús se encontraron con un primer gesto de indiferencia (se puso a escribir con el dedo en el suelo) y con un segundo gesto que les hizo, a la fuerza, mirarse a sí mismos y sentir la vergüenza de las propias acciones… La mujer, que estaba de pie, se encontró con la serena y firme actitud de Jesús, que también se puso de pie, reconociendo la dignidad de la mujer y advirtiéndole de la necesidad de no seguir por el mismo camino…

Hoy, en la primera lectura, otra mujer, esta inocente, y otros acusadores, que se sintieron heridos en su orgullo machista ante el rechazo de la mujer… En Susana, cabe destacar que la solución que encuentra es ponerse en manos de Dios y confiar en El… En cuanto a los ancianos, qué peligroso es que hagamos el mal, o lo intentemos, y lo queramos disimular u ocultar, porque esto nos puede llevar a mentiras y traiciones tan grandes que nos conviertan en asesinos… (Quiero hacer una alusión a lo noticioso que ha sido todo lo relacionado con casos de pederastia en la Iglesia Católica, y compartir la petición de perdón del Papa Benedicto XVI, con el llamado a asumir siempre la responsabilidad de nuestras acciones cualesquiera que sean…, pero también hacer el llamado para que tomemos conciencia de que muchas acciones delictivas y vergonzosas se realizan en todos los ámbitos de la sociedad, y en todos habría que emprender mecanismos de prevención: *) educación, *) salud psíquica y equilibrio personal, *) cualidades necesarias para la vocación a la que nos sentimos llamados: no todos servimos para sacerdotes, ni todos para educadores, ni todos para esposos o esposas, ni todos para médicos o psicólogos…) Por dicha, volviendo a la primera lectura, el Señor suscitó en Daniel el espíritu de sabiduría y discernimiento… que logró que aquel día se salvara una mujer inocente… La historia humana está plagada de inocentes asesinados a manos de hombres que representaban al pueblo, dotados de autoridad; y precisamente utilizando esa autoridad. Como estuvo a punto de sucederle a Susana. No siempre apareció alguien, como Daniel, que es capaz de revertir la condena. Y el inocente fue eliminado… Pero, no sólo quienes tienen autoridad… Quizá todos, alguna vez, hemos condenado o no hemos impedido que condenen: ¡Cuántas mujeres -también niños/as y hombres- perecen por la calumnia!… ¡Cuántos chismes inventamos!… ¡Cuántos cuentos traemos y llevamos!… ¡Cuántas palabras pervertimos!… ¡Con qué superficialidad tratamos todo… y qué poco nos importa el daño que se hace… hasta que nos toca directamente!… A veces, lo hacemos sin malicia, a veces por ignorancia… Por eso necesitamos de la luz que nos viene de Dios y es Jesús…

Los textos del evangelio de Juan muestran a los judíos tratando de acorralar a Jesús. Pero, cuanto más le cercan más elevada emerge la figura de Jesús. Eso sí, nadie viene a atestiguar sus palabras. Sus palabras no tienen otra garantía que la de su Padre. Pero ese Padre, ese Dios, es desconocido para los judíos: “Dónde está tu Padre”… Se da un círculo vicioso que no logran o no quieren romper. El Padre es garante de Jesús, pero para conocer a ese Padre tienen que dar fe a lo que Jesús dice… Lo conocerían -siempre en el misterio- si trataran de conocer a Jesús, profundizar en su persona y en su predicación. Pero los prejuicios que les genera la singularidad de la persona y de la enseñanza de Jesús, tan distinta a su manera de entender a Dios y a la religión, pueden más que su interés por la verdadEllos creen ya poseer la verdad, conocer a Dios. No hay por qué buscarla… Jesús, siendo la Palabra y siendo la Luz, viviendo en comunión con el Padre, no ha dejado de buscar la verdad en el campo y en la ciudad, en los buenos y en los malos, en los enfermos y en los sanos, en los pobres y en los ricos, en los maestros de la ley y en el pueblo oprimido, en los sacerdotes y en los mendigos… No ponemos en duda que la Verdad es Jesús, que la Palabra es Jesús, que la Luz es Jesús… Pero, ¿dónde buscamos nosotros la Luz, la Verdad, la Palabra?, ¿dónde buscamos a Dios?, ¿dónde buscamos a Jesús?… Con cierta ironía les digo: ¡Qué peligroso es saber el catecismo y algunos otros libros de memoria!… El que pueda entender, que entienda…

DOMINGO, 21 DE MARZO DE 2010.

Así dice el Señor, que abrió camino en el mar… “No recuerden lo de antaño, no piensen en lo antiguo; miren que realizo algo nuevo; ya está brotando, ¿no lo notan?… El texto de Isaías, que acabamos de escuchar, dice que no hay que recordar el pasado, pero el mismo texto lo recuerda al referirse a Dios como el que abrió camino en el mar, aludiendo a la liberación del pueblo… Sí hay que recordar las obras que el Señor hizo en el pasado, a fin de aprender a descubrir lo nuevo que el Señor quiere realizar y que ya está realizando… Y lo nuevo, lo definitivamente nuevo -que fue pasado, pero sigue siendo siempre presente, y es el futuro de la humanidad- es la Encarnación del Hijo de Dios, y lo que hombres y mujeres hagamos unidos a El, prolongando su encarnación, su presencia, su testimonio y su obra liberadora… A nosotros nos toca, con la gracia de Dios, abrir un camino por el desierto y ríos en el yermo… para apagar la sed de mi pueblo…. para que proclamara mi alabanza.” Son las grandes hazañas de Dios, las obras de su amor, prometidas y cumplidas en alianza con mujeres y varones fieles a su voluntad salvadora…

Más que decir “no hay que mirar al pasado”, quizá sea mejor decir “no nos quedemos mirando al pasado”… Una vez que Pablo conoció a Cristo -que es siempre la Buena Noticia, el Evangelio de Dios-, el apóstol miró a su pasado… y todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor… Por él lo perdí todo, y todo lo estimo basura con tal de ganar a Cristo y existir en él… Sólo busco una cosa: [ahora sí] olvidándome de lo que queda atrás y lanzándome hacia lo que está por delante, corro hacia la meta, para ganar el premio, al que Dios desde arriba llama en Cristo Jesús… Jesús es el verdadero Tesoro escondido, porque sólo la fe descubre al verdadero Cristo, al Cristo que enamora de tal manera que por tenerle a El vale la pena renunciar a todo, e incluso a sí mismo y a las propias seguridades y apetencias… El Padre Schillebeeckx, teólogo dominico recientemente fallecido, decía que Dios es el futuro del hombre (no el pasado), y Cristo el sacramento del encuentro con Dios (yo diría: Cristo es la puerta para el encuentro con Dios…) Por eso decía que el misterio de la Encarnación-Redención es pasado, presente y futuro, porque el mismo Cristo que nos redimió y resucitado vive para siempre junto al Padre, es el Cristo vivo que mora en nosotros por la presencia y la acción de su Espíritu… Así es la profundidad de los misterios de nuestra fe, que nos llama a una búsqueda incesante, teniendo en cuenta lo que venimos diciendo: escuchar…, acoger…, interiorizar

Lo nuevo ha de hacerse presente, sobre todo, en nuestras actitudes ante las realidades que cada día nos encontramos en la vida… Ahí están las leyes, estaban y estarán, pero las leyes son letra que, si no hay espíritu, no sólo son letra muerta, sino que pueden matar en lugar de dar vida… Meditemos con este espíritu el pasaje evangélico de la mujer adúltera, donde Jesús, una vez más, por sus entrañas de misericordia, supera a la ley…

En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos… (esas retiradas de Jesús solían ser para adentrarse en la oración, a fin de interiorizar -hacer suya- la voluntad del Padre…) Pero, al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba… (al amanecer, a la luz del día, sentado como maestro, con autoridad…) Los escribas y los fariseos le traen una mujer… “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?” Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo… (no les importaba la ley, sino que estaban manipulando una situación, sin importarles el sufrimiento de la persona humana, en este caso la mujer… que, por cierto, pareciera que adulteró ella solita…) Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo… Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: “El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.” E inclinándose otra vez, siguió escribiendo… (no importa la clase de pecado, sino la malicia del pecado y el daño que el pecado hace a los demás: adulterio o maltrato familiar, explotación sexual o explotación laboral, abandono de niños o de ancianos, apoyo a los corruptos, complicidad en las injusticias y en las guerras, aunque sea por pecado de omisión… ¿quién puede decir que no tiene pecado?…) Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos. Y quedó sólo Jesús, con la mujer, en medio, que seguía allí delante. Jesús se incorporó y le preguntó: “Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?” Ella contestó: “Ninguno, Señor.” Jesús dijo: “Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.”… Es la consigna que debemos hacer nuestra. No pecar más… Buscar nuevos caminos, quizá nuevas compañías, nuevas lecturas, nuevos espectáculos, nuevos intereses… y la novedad del silencio para entrar en la soledad del desierto y dejar que Dios nos hable al corazón…

VIERNES, 19 DE MAYO DE 2009. SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA.

Toda la historia sagrada está llena de la Promesa (y muchas promesas, si se quiere) y la Fidelidad de Dios a su Pueblo (y a la Humanidad entera, según nuestra fe cristiana). Las promesas, pero sobre todo la Promesa, se van transmitiendo por medio de patriarcas y reyes y profetas… hasta el Cumplimiento… Pues bien, preparando el Cumplimiento ya inmediato de la Promesa, Dios-que-es-el-Padre, dispone la Encarnación del Hijo-que-es-Dios, realizando así la Promesa “hecha a nuestros padres” por la acción del Espíritu-que-es-igualmente-Dios

El último de aquellos “nuestros padres” es José, hijo de David, esposo de María, de la cual nace Jesús, el Cristo, el Cumplimiento de la Promesa… Ya no hay más promesas, porque Dios ha irrumpido en nuestra Humanidad como el Tesoro escondido que hemos de buscar en este campo, en esta historia, en este mundo…

El quehacer humano más importante, el que da sentido a la existencia y la plenifica para la eternidad, es esa búsqueda del Tesoro, por el que vale la pena renunciar a todo lo demás, incluso a uno mismo y a las propias seguridades

En este marco grandioso para nuestra fe, aparece la figura de José de Nazaret, el carpintero, esposo de María… Efectivamente, el hecho sobresaliente de la vida de este hombre “justo” es el matrimonio con María… Un verdadero matrimonio, anterior al momento del Cumplimiento de la Promesa, y, en la voluntad de los contrayentes, seguro sin relación a ese Cumplimiento, cuya realización es iniciativa de sólo Dios

La iniciativa de Dios se va manifestando a quienes Dios elige para que participen en su acción salvadora, y ahí es donde van apareciendo los llamados del mismo Dios y las respuestas de las personas humanas creyentes

*) María, que, al hablarle el ángel de maternidad, dice que no tiene relación con ningún hombre; tiene esposo, pero todavía no conviven… Sin embargo, para esta singular maternidad, que será una maternidad virginal, Dios no necesita la participación de un hombre, sino tan sólo la confianza y el compromiso total de una mujer… Y María dice que SI… *) No sabemos como, pero José se percató de la maternidad de María y, aunque confiara plenamente en su esposa, la duda era demasiado fuerte; no podía dejar de amarla, y tampoco podía “aceptarla” públicamente, como si nada, y pensó “repudiarla en secreto”… Siendo “hombre justo”, como indica el Evangelio, no quiso admitir la sospecha (que le hubiese exigido denunciar a su mujer), pero tampoco avalar con su presencia un hecho inexplicable

En esta situación, se le aparece en sueños el ángel del Señor y le aclara el angustioso dilema… Lo de “aclarar” es mucho decir: pienso que ni María ni José vieron claro, sino que confiaron, descubrieron que se trataba de la voluntad de Dios, de la iniciativa de Dios… Y los dos dijeron que SI… Así, José “tomó consigo a su esposa” y con ella fue a Belén para el censo, y nació Jesús -el Verbo hecho carne-, acogido por los humildes pastores y buscado por los magos; pero también por la hostilidad de Herodes, que obligó a la Sagrada Familia a huir a Egipto. Después regresaron a la tranquilidad de Nazaret, hasta los doce años, cuando hubo el paréntesis de la pérdida y hallazgo de Jesús en el templo.

Después de este episodio, el Evangelio parece despedirse de José con una sugestiva imagen de la Sagrada Familia: Jesús obedecía a María y a José y crecía bajo su mirada “en sabiduría, en estatura y en gracia”… José, junto a María, ejerció plenamente de padre de Jesús y de esposo de la madre: no fue el padre biológico, pero sí el protector siempre presente y el ejemplo que todo hijo necesita, funciones infaltables en toda verdadera paternidad… ¿Y no tuvieron relaciones?… Tanto María como José encontraron el Tesoro, por el que vale la pena renunciar a todo lo demás, incluso a uno mismo y a las propias seguridades y apetencias… Solemos estar muy preocupados por lo menos (y valorarlo en exceso), cuando no hemos descubierto lo más

MIÉRCOLES, 17 DE MARZO DE 2010.

Una vez más, el profeta Isaías invita a la esperanza, pero también a la responsabilidad…

Dios, por medio de su Enviado y en atención a los méritos de su Hijo, quiere restaurar la humanidad, quiere que se compartan las heredades, quiere libertad para los cautivos y sabiduría para los ignorantes, quiere vida para todos… pero para eso tiene que convertir los montes en caminos y nivelar los senderos… No se puede alcanzar toda esa dicha con la desigualdad y la injusticia… Por eso, cuando comprobamos que el mundo no es ese paisaje esplendoroso, no podemos quejarnos diciendo: “Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado.” ¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura, no conmoverse por el hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré.” No podemos seguir tentando a Dios, ni podemos cerrar los ojos ante la falsedad de la omnipotencia de la ciencia y la técnica y, sobre todo, el Dinero… Ni las Armas ni el Capital acumulado de los poderosos van a traer la salvación a la humanidad…

¿Por qué no escuchamos la Palabra y reconocemos que… El Señor es clemente y misericordioso?… ¿Por qué no escuchamos el llamado de Jesús a ser perfectos como el Padre celestial es perfecto, y comenzamos a ser como Dios es… bueno con todos, cariñoso con todas sus criaturas, fiel a sus palabras, bondadoso en todas sus acciones… sosteniendo a los que van a caer, enderezando a los que ya se doblan?…

San Juan nos habla precisamente de esa identificación perfecta de Jesús con el Padre: “Mi Padre sigue actuando, y yo también actúo.”

Ya no es solamente que incumple las normas “sagradas” del sábado, del templo o de las purificaciones… Es que se atreve a llamar a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios… Pero, para eso el Hijo de Dios asumió nuestra carne en María (para restaurar nuestra “naturaleza caída”, rota, pecadora, para hablarnos en persona y hacer de su persona encarnada el camino, la verdad y la vida…), por eso el hombre Jesús de Nazaret puede considerarse, incluso como hombre, el Hijo de Dios (porque con su capacidad humana, como la que nosotros tenemos, ha optado responsablemente, con plena libertad, por escuchar a su Padre, por acoger su Espíritu, por hacerse UNO con El, y responder haciendo las obras de Dios…)

Claro que, como obras de Dios, a veces esperamos verle subir por los aires o doblar cucharas o hacer se que se apague el sol…, pero, para Jesús, las obras de Dios son las obras del Reino: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, se anuncia a los pobres la Buena Nueva; ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!

“Se lo aseguro: El Hijo no puede hacer por su cuenta nada que no vea hacer al Padre. Lo que hace éste, eso mismo hace también el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace”… Nosotros tampoco podemos dar vida y humanizar el mundo por nuestra cuenta, que es lo que muchas veces pretendemos, porque pensamos que nuestras ciencias y técnicas son las que transforman y mejoran…, pero las ciencias y las técnicas no son más que herramientas, por muy perfeccionadas que sean; falta siempre, para su aplicación, la mano de la persona humana, su inteligencia, su recta intención, su buena voluntad, su espíritu compasivo, en definitiva su amor… ¡Ahí está la vida!… Jesús es la verdadera manifestación de Dios… Por eso, se atreve Jesús a decir: “El Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que lo envió. Os lo aseguro: Quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna y no se le llamará a juicio, porque ha pasado ya de la muerte a la vida.”…

2010

Hoy, 11 de marzo, he cumplido, con fray José Antonio Fernández de Quevedo,

32 años de sacerdocio… Quiera Dios que,

uperando muchas deficiencias, estemos ejerciendo el ministerio para bien.

Les cuento para que nos tengan presentes en la oración

nos encomienden al Señor.

Que Él les bendiga.

Fr. Manuel Batalla Gimeno, o.p.

LUNES, 15 MARZO 2010.

Al reflexionar preparando esta predicación, primero me vino a la mente Haití… y se me ocurría pensar que en lugar de Jerusalén podíamos decir Puerto Príncipe… y también se me vino a la mente Chile, y Taiwán, y Turquía… y siempre que pienso en estos desastres tan llamativos y tan cubiertos por las cadenas noticiosas del mundo, me vienen a la mente también los millones de muertos y damnificados por esos otros terremotos y tsunamis silenciosos que cobran a diario muchas más víctimas… A veces, llega uno a ver el rostro y la estatura de alguna de esas víctimas (anoche vi un reportaje hecho en Camboya, sobre una niña campesina -Srey Lyn- de unos nueve años, a la que estaban preparando para que declarase ante el juez en contra de su padre que la había violado…)

Porque, hermanos, el profeta nos habla de su sueño, que también es el sueño de Dios, pero por el pecado los hombres seguimos abortando los planes de Dios, y siguen habiendo gemidos y llantos, niños malogrados y adultos que mueren prematuramente, muchas gentes sin casa y sin comida… No es lo negativo lo que quiero destacar, sino sobre lo negativo quiero destacar lo urgente que es nuestra conversión y la transformación de este mundo

Nos hemos acostumbrado a vivir pendientes de “signos y prodigios” de toda especie, boquiabiertos con los productos sensacionales de las técnicas y de los mil descubrimientos científicos… Vivimos en un mundo de ensueño… olvidados de que millones de padres y madres en el mundo están clamando: “Señor, baja antes de que se muera mi hijo”

El Evangelio nos dice que… El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Iba ya bajando, cuando sus criados vinieron a su encuentro diciéndole que su hijo estaba curado. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Y le contestaron: “Hoy a la una lo dejó la fiebre.” El padre cayó en la cuenta de que ésa era la hora cuando Jesús le había dicho: “Tu hijo está curado.” Y creyó él con toda su familia. Este segundo signo lo hizo Jesús al llegar de Judea a Galilea

No es Dios quien nos está fallando… Somos nosotros los que no creemos de verdad en la palabra de Dios, que es Jesús… Por eso, porque no creemos, no nos ponemos en camino… al encuentro del enfermo, del necesitado, del oprimido…

Lo que se nos pide no es que curemos, como Jesús, imponiendo manos o diciendo palabras… Los ricos y los que tenemos alguna posibilidad, cuando enfermamos, buscamos clínicas y médicos, medicinas y aparatos… Pues bien, la fe en Jesús nos ha de hacer trabajar y luchar para que en el mundo todas las personas tengan acceso a los médicos y a las clínicas, a las medicinas y a los aparatos que sean necesarios… Claro que eso no se puede lograr si al espíritu de Jesús se le adelanta el espíritu del Capital, si a la compasión y la misericordia se le adelanta la ambición y el cinismo

No hay solución si no reconocemos el pecado del mundo y reconocemos cada quien nuestro propio pecado… Reconocer el pecado no es una vergüenza, sino una liberación… Como reflexionábamos ayer… Déjense reconciliar con Dios, y dejen que Dios escuche su confesión y su arrepentimiento, dejen que Dios atienda a su dolor, díganle toda la verdad a Dios y, si no se atreven de un solo, vuelvan a buscar al Señor y vuelvan a llorar en su presencia y experimentar su consuelo… Es lo que pueden hacer en el sacramento de la reconciliación, buscando a un sacerdote que humildemente les muestre la actitud del padre, que san Lucas nos describe en la parábola del hijo pródigo… En esta Cuaresma, dentro de este Año Sacerdotal, no dejen de buscar el consuelo y la fuerza del perdón, para seguir caminando en una vida nueva y no volver a pecar… No volver a pecar, no porque hayan visto horrorizados el fuego del infierno, sino porque han experimentado gozosos la inagotable compasión de Dios…

DOMINGO, 14 DE MARZO DE 2010.

Las tres lecturas de este domingo son no sólo muy hermosas, sino impresionantes… En el libro de Josué, vemos que culmina el largo y esforzado camino del pueblo de Israel hacia la tierra prometida: Al entrar en ella, celebraron la Pascua… Y el día siguiente a la Pascua, ese mismo día, comieron del fruto de la tierra: panes ázimos y espigas fritas… y cesó el maná… Empieza una nueva vida, y el pueblo creyente entenderá muy bien que ha sido Dios quien les ha llevado a ese día feliz, aunque contando con la confianza y el esfuerzo del mismo pueblo…

San Pablo nos presenta también ese deseo de Dios para con todos nosotros: una vida nueva haciéndonos criaturas nuevasEl que es de Cristo es una criatura nueva. Lo antiguo ha pasado, lo nuevo ha comenzado… Todo esto viene de Dios, que por medio de Cristo nos reconcilió consigo y nos encargó el ministerio de la reconciliación… Ha comenzado lo nuevo, pero no llovido del cielo, aunque sea una bendición de Dios, sino producto de un esfuerzo y una lucha, porque aunque nuestro caminar está siempre lleno de caídas e infidelidades, Dios mismo estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin pedirle cuentas de sus pecados… A Dios no le interesa estar removiendo pasados, sino que surja en cada momento el esplendor de la vida y la alegría, la belleza del amor y la fidelidad en el amor… y para eso, a nosotros nos ha confiado la palabra de la reconciliación… de manera que nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo los exhortara por nuestro medio. Así que, en nombre de Cristo les pedimos que se reconcilien con Dios

Si el llamado de la Cuaresma es: conviértanse y crean al Evangelio…, ese llamado se completa con este otro: déjense reconciliar con Dios… Sólo es cuestión de confiar en El, a pesar de todo lo que haya podido ocurrir en nuestras vidas… Déjense reconciliar con Dios, y dejen que Dios escuche su confesión y su arrepentimiento, dejen que Dios atienda a su dolor, díganle toda la verdad a Dios y, si no se atreven de un solo, vuelvan a buscar al Señor y vuelvan a llorar en su presencia y experimentar su consuelo… Es lo que pueden hacer en el sacramento de la reconciliación, buscando a un sacerdote que humildemente les muestre la actitud del padre, que san Lucas nos describe en la parábola del hijo pródigo… En esta Cuaresma, dentro de este Año Sacerdotal, no dejen de buscar el consuelo y la fuerza del perdón, para seguir caminando en una vida nueva y no volver a pecar… No volver a pecar, no porque hayan visto horrorizados el fuego del infierno, sino porque han experimentado gozosos la inagotable compasión de Dios…

Todos nos hemos alejado de Dios alguna vez, aunque haya sido sólo hasta el doblar de la esquina; pero Dios “no sabía” donde estábamos y su corazón de Padre sufría esa ausencia, la posibilidad de perder a su hijo querido… Quizá nos hemos ido lejos, llevándonos muchos dones del Señor y despilfarrando esos tesoros, traicionando el amor en el matrimonio, traicionando el amor en la vida religiosa, traicionando el amor en las promesas de servicio al pueblo… Reaccionemos, porque Dios sufre por nosotros: reconozcamos que tenemos un padre, y volvamos a El, confiados en que su bondad es más grande que nuestra indignidadAprendamos a ser protagonistas o testigos de estos encuentros… Como protagonistas, sintamos la mirada del padre, el abrazo del padre, los besos del padre, el gozo desbordante del padre, que se convierte en fiesta y banquete… Y si somos testigos, que salgan de nuestro corazón cualesquiera sentimientos de envidia o mezquindad… Aprendamos a alegrarnos por todas las buenas conquistas de nuestros hermanos y hermanas, en el campo que sea, pero, sobre todo, en este cambio que supone ser personas nuevas… Que el buen Dios nos lo conceda a todos… ¡Gustad y ved qué bueno es el Señor!

MIÉRCOLES, 10 DE MARZO DE 2010.

Me parece oportuno insistir en que el tiempo de Cuaresma es especialmente indicado para escuchar…, acoger…, interiorizar… y responder… al llamado a la conversión que nos dirige siempre la Palabra de Dios… Pero Dios no habla solamente *) por los textos de la Biblia, sino que habla también *) por la tradición viva de la Iglesia (que no es sólo el Magisterio, sino los testimonios de hombres y mujeres que han vivido ejemplarmente la fe) y habla también *) por los acontecimientos de cada día… ¿Escuchamos a Dios?… ¿Acogemos con gozo y gratitud lo que descubrimos como “palabra de Dios”?… ¿Guardamos en nuestro corazón -como María- lo que alcanzamos a descubrir como palabra de Dios?… ¿Respondemos a la vocación que hemos recibido, a la urgencia de buscar y decir la verdad, a la obligación de combatir las injusticias, a la exigencia de ser compasivos y misericordiosos, a la luz que ilumina nuestras limitaciones, errores y pecados?… ¿A qué llamamos conversión?… ¿Y qué tiene que ver con todo esto la ley de Dios y los mandamientos de la Iglesia?… ¿No somos personas libres?…

En la primera lectura (AT), Moisés dice al pueblo: “Yo les enseño los mandatos y decretos que me mandó el Señor, mi Dios, para que los cumplan en la tierra donde van a entrar para tomar posesión de ella. Pónganlos por obra, que ellos son sabiduría e inteligencia a los ojos de los pueblos que, cuando tengan noticia de todos ellos, dirán: “Cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente.”… Por lo tanto, los mandamientos del Señor no buscan tener al pueblo sometido y domesticado con cumplimientos mecánicos y sin sentido, sino despertar y orientar la mente y el corazón del pueblo para que viva con sabiduría e inteligencia…

Jesús en el evangelio critica las interpretaciones exageradas que los maestros de su época hacen de la ley. Pero hoy la defiende, diciendo que hay que cumplir los mandamientos de Dios y que El no ha venido a abolir la ley, sino a darle plenitud, a perfeccionarla…

Pero, cuando Jesús propone la ley y los profetas como algo intocable y de cumplimiento obligatorio, se refiere al espíritu original de la ley que no era maniatar al hombre, sino mostrarle unas perspectivas de vida, un camino de libertad… La ley bien entendida no es esclavitud. Puede ser signo de amor y de libertad interior. La ley -los mandamientos de Dios, las normas de la vida familiar, de la comunidad religiosa, o de la Iglesia- se pueden cumplir sólo por evitar el castigo, por simple deber…, o por amor. El amor lo transforma todo. También las cosas pequeñas, los detalles… Jesús criticaba, sobre todo, la falta de amor… Por tanto, no despreciamos la Palabra de Dios, sino que cada día nos miramos al espejo para ver si vamos conservando la imagen que Dios nos pide… Es lo más propio de la Cuaresma: poner más atención a esa Palabra para contrarrestar otras muchas palabras que luego escuchamos en este mundo, y que generalmente no coinciden con lo que nos ha dicho Dios… Jesús criticó las rígidas y cínicas interpretaciones de los escribas y fariseos; y debemos seguir siendo críticos con quienes nos oprimen con interpretaciones rígidas y cínicas, aunque, en la actualidad, también debemos criticar y autocriticarnos por las frívolas y libertinas obediencias a muchas imposiciones del mercado, del consumismo, de la moda…

Hemos de ir estando claros… Los mandamientos de la Ley siguen siendo válidos, pero no suficientes. Son como leyes de mínimos, porque Jesús, con la nueva ley del amor, supera la Ley y sus exigencias… Y esas exigencias ya no son una carga insoportable, porque son asumidas y vividas con el amor y la fe, que son dones gratuitos de Dios… Algo que no comprenderemos, si caminamos sin escuchar, sin acoger y sin interiorizar la Palabra de Dios, de tal manera que vivamos en la presencia del Señor y el Señor se haga Presencia viva en nosotros

LUNES, 8 DE MARZO DE 2010. Día Internacional de la Mujer.

En días pasados, decíamos que, en este tiempo de Cuaresma, deberíamos estar más dispuestos a… escuchar…, acoger…, interiorizar… y responder… a la Palabra de Dios que, por medio de la Escritura y por medio de los acontecimientos y las actuaciones de las personas, nos convoca a la conversión… La conversión, en sentido cristiano, consiste en tener todo nuestro ser, desde la hondura del espíritu, encaminado en la dirección adecuada, es decir, orientado hacia Dios, en quien vislumbramos la plenitud del amor y de la vida… En nuestra experiencia de fe *) no podemos perder de vista, ni por un instante, al Dios invisible, que es la meta definitiva de nuestro existir; *) caminamos hacia Dios, escuchando a Jesús, acogiendo su Espíritu y siguiendo su Camino, de modo que, como Jesús, pasemos por esta historia haciendo el bien… Para esto –caminar hacia Dios, con Jesucristo, haciendo el bien– es la Cuaresma… y todas las mediaciones que la Iglesia nos invita a practicar, entre ellas la escucha atenta, acogedora, interioriza y “responsable” de la Palabra de Dios… Fijémonos en los textos de la liturgia de este día…

Naamán tiene necesidad de curación, y una muchacha, raptada y hecha sirvienta de su mujer, compasivamente le muestra el camino para esa curación… El rey de Siria piensa inmediatamente, como los poderosos, en comprar el servicio del profeta, enviándole regalos… Eliseo no tiene necesidad siquiera de ver a Naamán, sino que, sin darse importancia, le dice lo que debe hacer para curarse…, pero Naamán reacciona con una gran soberbia: “Yo me imaginaba que saldría en persona a verme, y que, puesto en pie, invocaría al Señor, su Dios, pasaría la mano sobre la parte enferma y me libraría de mi enfermedad. ¿Es que los ríos de Damasco, el Abana y el Farfar, no valen más que toda el agua de Israel? ¿No puedo bañarme en ellos y quedar limpio?” Y serán de nuevo los siervos quienes, con la sensatez y la sabiduría de los humildes, le hacen reaccionar para que acceda y cumpla lo que el profeta le ordena… Por fin, accede y puede orientar su vida en la dirección adecuada: “Ahora reconozco que no hay dios en toda la tierra más que el de Israel.Dios se ha servido de los humildes que, movidos a compasión, conocen la verdad

Jesús, en el evangelio, aludirá al hecho que cuenta la primera lectura… Se encuentra en la sinagoga de Nazaret, su pueblo, y por tanto está en medio de gente religiosa y cumplidora de las leyes, pero es precisamente la gente que no entiende a Jesús, que no lo acepta, porque no tienen un corazón atento y acogedor, capaz de interiorizar y dispuesto a vivir “responsablemente”, sino que se limitan a cumplimientos superficiales buscando sólo su interés o la solución a sus problemas, sin abrirse a los dones de Dios, que son también para los demás… Jesús busca, quiere, espera algo más que el cumplimiento de normas y la práctica de ritos y ceremonias… Ellos se limitan a eso, y por eso no aceptan a Jesús, y Jesús se siente rechazado: Les aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra

Recuerdo e insisto en lo que san Pablo nos decía el domingo: No quiero que ignoren, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar y todos fueron bautizados en Moisés por la nube y el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto… Y es que, con frecuencia, estamos con Dios tan sólo de palabra, pero en el fondo no lo aceptamos ni queremos conocerlo de verdad… Por eso, cuando se escucha la verdad, muchos se escandalizan… Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba… Esta predicación es para nosotros, para los que estamos en la Iglesia (en la sinagoga), que quizá nos sentimos demasiado seguros de nosotros mismos, no confiados en la bondad y la misericordia de Dios…

MIÉRCOLES, 3 DE FEBRERO DE 2010. Cumpleaños Bienvenida…

Fijémonos en la importancia que los evangelios dan a la conciencia de Jesús sobre el desenlace de su vida… y también sobre lo que es una conciencia cristiana iluminada por la conciencia, la palabra y el testimonio de Jesús… y no olvidemos que la luz le viene a Jesús, sobre todo, por la oración, en el diálogo íntimo con el Padre

  • En el pasaje en el que Jesús -estando en oración- pregunta a los discípulos, y Pedro confiesa que es el Mesías, Jesús les anuncia su muerte y resurrección… e invita a seguirle con la condición de la renuncia a uno mismo…
  • En el pasaje de la transfiguración -estando en oración- Elías y Moisés hablan con Jesús de la muerte que le espera en Jerusalén…
  • Hoy, de nuevo, mientras van de camino hacia Jerusalén, Jesús insiste en el tema… La naturaleza humana de Jesús se rebela ante la muerte, pero su conciencia creyente, fiel a la voluntad del Padre, le dice que no puede desertar del Camino emprendido, aunque ello suponga el martirio… (la muerte no es decisión de Jesús, sino de aquellos que se oponen a su Camino y no toleran su Testimonio… como en el caso de Jeremías, según la primera lectura)

Pero, en el contexto del esfuerzo de Jesús por concienciar a los apóstoles y a los discípulos, aparece la madre de los Zebedeos con sus hijos, en una escena que nos ofrece detalles para meditar:

  • se postró para hacerle una peticiónreconociendo de esa manera el “mesianismo” de Jesús, pero sin haber entendido el tipo de mesianismo que Jesús acepta como Enviado e Hijo predilecto del Padre Dios…
  • Por eso, Jesús responde: “No saben lo que piden. ¿Son capaces de beber el cáliz que yo he de beber?” Contestaron: “Lo somos.” Desde luego, no midieron el alcance de sus palabras, porque estaban actuando con una ambición “demasiado humana” (o quizá “poco humana”, nada trascendente, si tenemos en cuenta la integralidad de la persona cuya integración la da el centro de su ser, que es el espíritu…) Ahora bien, fijémonos en otro detalle, y es que los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos… Quizá iban con la misma ambición, quizá sintieron que se les habían adelantado los hijos de Zebedeo…
  • Jesús aprovecha para darles una gran lección: les dijo: “Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.

Nos hemos de preparar todos en la vida, cuanto más mejor, cuidando mucho dos puntos: primero, que todos y todas tengan oportunidad…, segundo, que tengamos conciencia de que no nos preparamos para tener poder, sino capacidad de servir… Y en ese sentido nos hemos de examinar mucho: ¿para que quiero ganar dinero?…, ¿por qué quiero ganar “tanto” dinero?…, ¿por qué me presento a unas elecciones o a unas oposiciones?…, ¿por qué quiero un cargo en la comunidad?…, ¿por qué quiero un ministerio en la Iglesia?…

Se dice que el poder corrompe… y, ciertamente, cuando se tiene poder -sea político o religioso, ideológico, económico o familiar- cuesta mucho aceptar cuestionamientos, y por ello quien tiene poder y autoridad se ha de revisar mucho a ver si está actuando correcta o corruptamente… Ante los avisos de Jeremías, los habitantes de Jerusalén dijeron: “Vengan, maquinemos contra Jeremías, porque no falta la ley del sacerdote, ni el consejo del sabio, ni el oráculo del profeta; vengan, lo heriremos con su propia lengua y no haremos caso de sus oráculos.

Cuando una sociedad se corrompe, de ordinario están también corrompidos el sacerdote, el sabio y el profeta… es decir, el falso sacerdote, el falso sabio y el falso profeta… Jesús, en su momento, denunció la hipocresía de todos ellos: aludir a temas como su protesta respecto del templo (Lc 19, 45-48), de la cátedra de Moisés (Mt 23, 1-12), de los falsos profetas (Mt 24,11)…

MIÉRCOLES, 24 FEBRERO 2010.

Las lecturas nos presentan: una comunidad no judía que se convierte con la predicación del profeta Jonás… y una comunidad judía que no acepta la predicación de Jesús, sino que exige signos (Es como decir: tu palabra nos muestra el Camino, nos ayuda a descubrir nuestras limitaciones y nuestros errores, nuestras debilidades y pecados, pero eso ya lo conocemos y… ya tenemos nuestra solución, tenemos nuestros ritos que nos purifican siempre que necesitamos y con eso tenemos de sobra: ¡ya cumplimos!… Ahora lo que necesitamos son señales para salir de nuestro aburrimiento, de nuestra rutina, de nuestro cumplimiento sin sentido…, ahora queremos espectáculo, algo que no nos toque por dentro y nos permita seguir llevando nuestras dobles vidas, nuestras vidas hipócritas…)

¿Qué buscamos nosotros?… ¿Qué esperamos del Evangelio?… Pienso, hermanos, que mucho de nuestra actividad pastoral, litúrgica, catequética e incluso teológica y “espiritual”, responde más al afán de novedades superficiales que a la búsqueda sincera del Señor, que vive en nosotros, se encuentra dentro de nosotros mismos

Jesús no hace señales como espectáculo, no es un charlatán ni un mago de circo… Jesús no busca protagonismo, sino hacer la voluntad del Padre y ser testigo de su misericordia y de su amor… Si algunos empiezan a creer en él porque han visto una curación, una conversión de agua en vino, una multiplicación de panes o la resurrección de un muerto, en todos los casos, siempre, la acción de Jesús es la respuesta no a una curiosidad, sino a una situación o a una petición que mueve su compasión… Quienes buscan sinceramente “ven” la gran señal, a veces en detalles pequeños… Quienes no buscan sinceramente, no creerán “ni aunque resucite un muerto”… (“Yo creo que un desafío serio, muy serio, para la predicación dominica hoy es conseguir hoy personal y comunitariamente unos niveles de experiencia de Dios, de experiencia de fe, que dé de sí una predicación verdaderamente evangélica” -dice fr. Felicísimo Martínez)… No basta con preguntarnos: ¿qué buscamos?, sino que es necesario preguntarnos: ¿qué ofrecemos?…

La señal, el verdadero signo que el Padre nos ha enviado, es Jesús; no hay otra señal… Pero, creyendo en El, aceptándole a El, a la luz de su testimonio, podemos abrir los ojos y ver otros testimonios como el de Jesús: personas que responden a situaciones y a clamores de la humanidad, movidos por la compasión, porque poseen el Espíritu de Jesús… y descubren que el sentido de su existencia es pasar por el mundo haciendo el bien, vivir para que el mundo tenga vida y vida en abundancia, como Jesús… Son personas, hombres y mujeres, que no anulan ni empequeñecen el testimonio único de Jesucristo, sino que, por El, son también ellos y ellas manifestación de la presencia de Dios entre nosotros… Para nosotros, son ejemplos a imitar, como el samaritano para el doctor de la ley, a quien dirá Jesús: “Anda y haz tu lo mismo”…

¿Qué significa todo esto en Cuaresma?… Conviértete y cree en el Evangelio, repetimos al inicio de la Cuaresma… La conversión es un camino, un movimiento… y siempre hay dos puntos: uno de llegada y otro de partida… Los ninivitas, con la predicación de Jonás, así lo entendieron… En cambio, la “generación” de los judíos, no lo entendió ni con la predicación de Jesús… Mientras los ninivitas reconocieron su perversión y su pecado que los alejaba de Dios y se pusieron de inmediato en camino…, aquella “generación” de judíos se empecinaba en creer que sus ritos y tradiciones, sus cumplimientos externos eran lo que agradaba a Dios, sin aceptar la perversión de sus conductas y parecían optar por “morir en su pecado”… La conversión es camino con punto de llegada y punto de partida: El punto de llegada es Dios, pero, si necesitamos conversión, es porque no tenemos a Dios (o lo tenemos “muy poco”…) y para ponernos en camino necesitamos reconocer que estamos en un punto de partida, en el que no debemos quedarnos estancados, del cual debemos alejarnos, es decir, de todo aquello que nos separa de Dios… sabiendo que lo que nos separa de Dios es lo que nos separa de los hermanos; y lo que nos separa de los hermanos nos separa también de Dios… Para poder tomar conciencia de todo esto, es que, en esta Cuaresma, necesitamos la soledad y el silencio ante Dios… con sinceridad… Fr. Manolo, o.p.

Anteriormente había recopilado las direcciones de algunos de sus trabajos:

¿Cómo luchar contra el terrorismo?

¿Qué está cambiando?

¿Qué es la navidad?

El cambio interior

El rosario de María, la virgen madre

El misterio de Dios

Pentecostés…

Dice fray Manolo:

Ya saben que lo que les envío, menudo atrevimiento, no es más que el esquema -esqueleto sin carne- de lo que predico cuando hay transmisión por Radio Fides.
No es que no predique si no hay transmisión, pero no tengo tanto miedo a perderme y enredar más las ideas…

Bueno, a todos los que estos apuntes les ayuden, que busquen sin cesar más allá, y no dejen de pedir al Señor por mí.

Les encomiendo al dulce amparo de María y de José.

Fr. Manolo, o.p.

Prosas y versos de Quelo

Sus pàginas:

2011-07:

1. Visitando el Monumento Nazi en Cartago, llegaron unos nazis a dar mantenimiento y limpieza al mismo. Cuando me vieron gritaron: FOTOGRAFIEREN VERBOTEN!!! lo que significa: PROHIBIDO TOMAR FOTOS!!!

2. El mayor de ellos me gritó: HÖREN SIE! DURCHGANG VERBOTEN!!! Lo que pude entender perfectamente: OIGA !! PROHIBIDO EL PASO!!

3. Mientras, el más audaz de ellos subió a limpiar su símbolo más sagrado en la parte más alta del monumento, y el otro que era como un general porque no hacía nada, le gritaba: SCHNELL !! SCHNELL !! o sea, DE PRISA, DE PRISA, lógicamente. El nazi más mayor documentaba todo el trabajo para dar fe del mismo en forma correcta.

4. Una vez bien limpia el Aguila, el audaz le dice al que parecía general: UFVAGEN AUF DER GRÖSSEN!! en un alemán secreto que solo yo entendí y que significaba: RECHINA DE LIMPIO !!!

5. El general (será el Fü… ???, pensé.) empezó entonces a practicar su saludo a las masas…

6. El Símbolo como quedó de lado y de frente…

8. El General descansa de su ardua labor saludando un poco amistosamente…

9. El más audaz va a entrar por una de las entradas secretas del Bunker a dejar unos documentos importantes camuflados como si fueran una cámara fotográfica por si acaso.

FIN DE UNA DE MIS VIVENCIAS MÁS PELIGROSAS…

Acepto respuestas a ver qué les pareció…

Consuelo.

Si quieren subir las fotos al foro, pueden hacerlo jejejeje…. yo no me responsabilizo.

A Natalia Varela Quesada:

Naty: Una vez que nos ha pasado la sorpresa, el estado de shock en que yo quedé, asì como el de Mario muy bien plasmado en cada uno de los emails, te reenvìo este bello video que Mario puso en el Facebook de èl.

Esa letra maravillosa de este video me recuerda a vos cuando eras tan pequeñita y fràgil y yo me quedaba vièndote tan bella con tus ojitos abiertos todos lindos y sonriendo como siempre, moviendo tus deditos de las manos cuando uno intentaba tocarlos. Esos tiempos maravillosos de cuando eras pequeña fueron los que me inspiraron un dìa a escribirte este verso que te copio hoy y que sè que ahora iràs entendiendo lo que es el amor tan grande que llegamos a sentir por nuestros hijos, amor solo comparable con el amor de Dios.

A MI NATITA

MIRADAS DE AMOR. AÑO 1990.

Cuando miro tus ojos tan puros, tan limpios,

quisiera entrar por ellos hasta el fondo de ti

y adivinar, encontrar ahí lo cierto de tu ser.

Los miro y los vuelvo a mirar

para así descubrir

el bagaje de amor

que dotará tu vivir.

Cuando sonríes… mirar tus ojitos

es como ver el sol salir en un día nublado y gris.

E iluminas todo con tu alegría y calor.

Entonces, tu risa, resuena en mis oídos

y en mi corazón.

Pero si estás triste mi alma se estruja

y cualquier cosa hago para alegrarte

y no ver más lágrimas que enturbien tus ojos

y vuelva a ellos la felicidad.

Por eso los miro y remiro

y quisiera ver en ellos

lo que mi corazón siempre desea

-y es que seas feliz-

Cuando te enojas,

truenos y rayos parecen despedir

y por más que lo intento,

no logro cambiar el huracán de pasión

que emana de ti.

Fiera indomable, fuerte, voluntariosa…

demasiado temple para tan pequeño y frágil ser.

Cuando feliz, ríes a carcajadas,

tus ojos son dos luceros, llenos de vida y amor,

de ilusión, de candor, que traspasan mi alma

enajenada por ti.

Cuando interrogas o te asombras

¡qué grandes y expresivos

pueden ser tus ojitos!

Parece que el mundo entero quisieran abarcar.

Grandes, ansiosos, ávidos de saber.

Los miro y me asombro

cuando alzas la mirada,

pícara, maliciosa y llena de misterio.

No se sabe qué escondes,

qué piensas, qué sientes,

sonriendo exótica, inocente y sensual.

Cuando duermes,

tus ojitos se cierran mansos, tranquilos, bellos,

esperando un nuevo día

para volver a sonreir, llorar, inquirir, tronar,

…y de nuevo sonreir!

Cuando amas…

Hija mía, cómo serán tus ojitos?

Eres tan pequeña, y tu amor no madura

Los miro y me adentro en ellos

y en su mágico reflejo,

en aquél maravilloso espejo,

veo en lo más profundo de ellos

y me encuentro con los míos, con mi mirada…

y es así, hija, que vislumbro

cómo serán tus ojos ¡cuando llegues a amar!

Te amamos con todo nuestro corazòn. Estamos felices y ansiosos de poder estar con vos y compartir tanta alegría e ilusión.

Tu mamà.

Estos heredianos…

Artículo de Opinión:

Estos heredianos

Gerardo Quesada Mayorga

 

Algunas veces he escuchado a algún herediano hacer gala de su don de gentes o como queriendo colocarse en una posición social más refinada. Siempre creí que esa pose se debía a algún complejo nacido desde los tiempos en que funcionó la Escuela Normal en esa ciudad, pues ese hito debió repercutir notable y positivamente en la cultura local, pero asumía que ese beneficio ya se había deteriorado. 

Sin embargo, recientemente fuimos de compras a la Ciudad de las Flores, visitamos varios negocios y la ocasión se prestó de perlas para conocer a los heredianos en su elemento y no mimetizados entre algún grupo heterogéneo, en San José, como siempre me había tocado observarlos. En este comentario no se incluye el estadio Rosabal, entorno diferente.

Primero fuimos a una boutique coreana, luego al mercado, limpio y concurrido; a una venta de artículos de plástico para la cocina, con zapatería al fondo; a una boutique deportiva; a un almacén de artículos para el hogar; a dos ferreterías y a una soda. Volvimos a Tibás cargados de mercadería.

De regreso, caímos en la cuenta de un factor común a todos los negocios visitados: sin importar si se trataba de humildes dependientes o los dueños, de mercadería sencilla o de objetos finos, en todos los casos fuimos atendidos en forma más que cortés, más que eficiente, más que bien. Igual comportamiento apreciamos en su relación con otras personas.

Indudablemente, la gente que trabaja en el comercio herediano cuenta con un gran tesoro: su trato ameno, respetuoso y bondadoso. Ahora doy la razón a quienes han mostrado su orgullo por proceder de esa ciudad. 

 

http://wvw.nacion.com/ln_ee/1999/junio/15/opinion.html

 

Esferas de Tiquicia

ESFERAS DE COSTA RICA

Estos son restos de una civilización que nunca conoceremos

Preguntas sin respuesta.

(Viene de: Boruca me llama)

Fotos de esferas líticas.

 

2005-Esfera-de-UCR (2)

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA.

En la entrada de la Facultad de Agronomía.

 

 

Mi deseo es apartarme un poco del contenido de excelentes trabajos de investigación que han realizado otras personas acerca de las esferas.
Lo que quiero plasmar es mi expectación ante el mutismo que encierran estos monumentos precolombinos.

 

Paseo Colón, 31/07/2006:

20060731-PaseoColón (3)

 20060731-PaseoColón (2)

 

 

Si bien es cierto algunas personas empezaron a acaparar estos tesoros, saqueando los lugares originales en que estaban ubicados, esto mismo ha ayudado a difundir la admiración y valorización de los mismos entre los citadinos.

 

Santo Domingo de Heredia:

 

Mi visión no puede ser otra que urbana, donde se han ido enquistando los pequeños rincones en que colocaron las esferas, pues con ese mazda que se ve al fondo no puedo ir a los terrenos donde están miles de esferas desperdigadas por el campo, sin un orden aparente, pues el verdadero sentido de su ubicación es un enigma.

La Uruca, 07/01/2006

20060701-ASuperior_LaUruca (3):20060701-ASuperior_LaUruca (1)

¿Quiénes las construyeron?: No lo sabemos.

 

Barrio San José de Alajuela:

Algunas de estas esferas, como la de Barrio San José, son imitaciones actuales. Les doy tanto valor como si fueran las originales, pues pienso que por cada una de estas, alguien se abstuvo de traficar una original, colaborando a dejar en su lugar las misteriosas piedras ancestrales.

 

Otras que vale la pena ir a ver son las de La Cueva, San Antonio de Naranjo, distrito San José. Están por ahí, al lado de la iglesia:

 

 

Parque de La Merced:

La participación del gobierno es fundamental para preservar este patrimonio.

 

Paseo Colón:

 

 

 

¿Cómo las construyeron?: No lo sabemos.

 

La Uruca:

 

 

 

¿Para qué las hicieron?, ¿Qué significan?, ¿Qué usos tienen?: No lo sabemos.

No me creo que la búsqueda de la perfección…

 

 

Museo Nacional:

 

Al fondo en esta foto del Museo, se observa la torre del templo de La Dolorosa, mibarrioquerido.

 

Corte Suprema de Justicia:

 

 

 

 

 

¿Cómo las llevaron desde la cantera hasta los sitios en que fueron halladas?: No lo sabemos.

 

El Alto de Guadalupe:

 

 

¿Qué otras manifestaciones “artísticas”, vestigios urbanos dejaron los que las hicieron?: No lo sabemos.

 

Barrio Tournón:

 

¿Con qué herramientas las hicieron? No lo sabemos.

 

 

 

La Florida de Tibás:

 

 

¿Quiénes las hicieron? . Obviamente nuestros ancestros, pero ¿cuál pueblo?, ¿Dónde residían?. No lo sabemos.

 

La Sabana:

El que no sienta compasión por el truncamiento de las civilizaciones americanas, el que no se cargue de energía tan solo con poner sus manos sobre estas asperezas, el que no se maraville, padece de la misma enfermedad de los que entraron a punta de espada a destruir pirámides, ídolos y lenguajes cuyo valor se mutiló irremediablemente.

 

Los Dittel, en San Juan de Tibás, 2006:

 

 

Paseo Colón:

 

San Juan de Tibás

 

San Juan de Tibás:

 

Lotes Camacho, en La Garita de Alajuela, moderna fábrica de esferas líticas que desapareció a principios de los 2000 (alumnos desconectados de los Ciguares).

Los constructores modernos de esferas no son impostores, imitadores ni nada por el estilo, son seres que Dios puso en la era actual para que compremos esferas de ellos y dejemos el patrimonio cultural donde corresponde, fuera saqueo!:

 

La labor de los fabricantes actuales, lejos de abaratar el significado de estas maravillas, servirá para divulgar la tradición de poseerlas y exhibirlas; solo que deberían ser imitaciones con alguna autenticidad o singularidad, con algo que las distinga y las señale como objetos de reproducción, para que no caigan en falsificaciones para embaucar compradores.

 

San Rafael de Santa Ana:

Hay más fotos, que pronto subiré.

 

Si quieren informarse, hay mucha literatura al respecto:

La página de Esferas de Piedra de Costa Rica de mi amigo Edwin Quesada Muñóz.

Monografía de Alberto Sibaja Álvarez:

Esferas de Piedra en Costa Rica: Enigma en el Delta del Diquís.

Relato de Alexis Astúa:

La isla del viaje Eterno.

J.J. Benítez:

Mis Enigmas Favoritos 2.

y sus maravillosos videos.

(Esferas aparecen en el

capítulo 13 de Planeta Encantado. Las Esferas de Nadie)

(Aquí entre nos, me da risa cómo muestran el momento en que marchan hacia Palmar Sur,

entre la selva, cortando maleza y bejucos…

qué varas, en vez de ir por la carretera interamericana, jajajaja….

humm, la próxima vez me le ofrezco de guía)

Algunos documentos del padre Vérnor

☺ Agosto, 2016

-Himnario a la Virgen de los Ángeles:

HIMNARIO A LA VIRGEN DE LOS ANGELES.

Recogemos aquí los himnos oficiales más importantes y populares que se han dedicado a honrar a la Patrona de Costa Rica, la imagen de la Virgen de los Angeles, de Cartago.

Incluimos los nombres de los autores de la letra y la música de cada uno de los himnos, así como la fecha conocida.

Para hacer este himnario, hemos consultado todos los escritos existentes acerca del culto a la Virgen de los Angeles. Sobra decir que hemos dejado de lado muchos textos y autores que también le han dedicado su pluma inspirada y su música piadosa, por ser prolijo incluirlos a todos.

Índice de los himnos:

“Ave maris stella. Canto a la Virgen”. Rafael Osejo.

“Canciones a Nuestra Señora de los Angeles”. Pbro. Miguel Bonilla.

“Himno latino a la Virgen de los Angeles en su coronación”. Blas Verghetti.

“Himno a la Coronación de Nuestra Señora de los Angeles”, José María Alfaro Cooper.

“Himno a Nuestra Señora de los Angeles”. Eladio Prado.

“Himno premiado del Centenario de Nuestra Señora de los Angeles”. Pbro. Matías Cornelio Rojas.

“Himno premiado de la Juventud Católica”. Una devota.

“Himno a la Virgen de los Angeles.

Ave maris stella.

Canto a la Virgen

Letra del Bachiller Rafael Osejo.

Música del primer Maestro de Capilla de Cartago, Ramón Ortiz.

“Salve norte fijo

De los que navegan

El mar de este valle.

Ave maris stella.

Diré cuanto pueda

En una palabra,

Al decir que eres,

Dei mater alma.

Pásmense los cielos

Al ver tal prodigio

Siendo Reina y madre,

Atque semper virgo.

Segura tenemos

La entrada en la Gloria,

Siendo tú María,

Felix coeli porta”.

CANCIONES a Nuestra Señora de los Angeles

Autor: Pbro. Miguel Bonilla, hacia 1824.

Canción I.

Salve de Dios escogida

Reyna de la tierra y cielo,

Que para nuestro consuelo

Aquí fuiste aparecida.

Los Paraninfos sagrados

Trajeron a este lugar

A nuestra imagen celestial,

Sirviéndote muy postrados,

Para que en nuestros estados

Demos culto a tu venida,

Que para nuestro consuelo

Aquí fuiste aparecida.

Canción II.

En una dichosa piedra,

donde fuente de agua manaba,

Tu Santa Imagen estaba

Toda de Angeles rodeada

En esta tierra amada

Que de Ti es favorecida

Que para nuestro consuelo

Aquí fuiste aparecida.

Canción III.

De esta dichosa piedra

Mana una perenne fuente,

Y el que bebe en su corriente,

En la salud se mejora,

Porque Vos en la misma hora

Le das la salud cumplida.

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

Canción IV.

Para la defensa nuestra,

De piedra hiciste muralla

Para que, en cualquier batalla,

Se vea el poder de tu diestra,

Al punto mi alma se apresta

Para estar con Vos unida.

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

Canción V.

Toda esta pobre Ciudad,

Todos los de esta comarca,

En Vuestra nave se embarcan

Fiados de Vuestra amistad,

Pues con toda realidad

De Ti está favorecida

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

Canción VI.

Gobierno ilustre y honor

Por Vuestra mano gozamos,

Y reverentes os damos

Las gracias con todo amor,

Pues por Vos el Salvador

Nos concede salud y vida,

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

Canción VII.

Ante ti todos postrados,

De este favor, gran Señora,

De Cartago protectora

El corazón entregamos

Y con él todos te amamos

Con voluntad muy rendida,

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

Ultima.

Asístenos, gran Señora,

En nuestra última partida,

Que para nuestro consuelo,

Aquí fuiste aparecida.

HIMNO LATINO A LA VIRGEN DE LOS ANGELES EN SU CORONACION.

Letra de Blas Verghetti, himnógrafo de la Sagrada Congregación de Ritos de Roma.

Música del R. P. Francisco Maehler, C.M.

Traducción libre de Eladio Prado.

Fecha: 1926.

Ave, Domina Angelorum: Ave! Altísima Señora

Tibi canticum sonorum de los Angeles que imploro

Toto corde canimus con el cántico sonoro

del amante corazón.

Ave, nobilis Patrona, Ave! honor de la República

Honor, decus, spes, corona, ¡Nobilísima Patrona!

Salus Reipublicae. su esperanza y su corona,

su salud y galardón.

Ave, candida Regina. Ave¡ Tú, cándida Regina,

Pulcra rosa sine spina. Rosa bella sin espina,

Inter spinas lilium. azucena diamantina

que se yergue en el zarzal.

Ave, cunctis opum vena, Ave! Fuente de riqueza

Turris, scutum, lux serena para el hombre; lux serena

Atras umbras dissipans. que la sombra rompe y llena;

torre, escudo divinal

Ave, nitens maris stella: ¡Ave. Estrella de los mares:

Omnes libera a procella libra al hombre en la tormenta

Huius mundi naufragi. de este mundo, que se cuenta

como náufrago sin fe.

Ave, Mater: te laudamus; ¡Ave. Madre cuyo nombre,

Tuum nomen invocamos que fervientes alabamos

Cunctis in periculis. en peligros invocamos

de rodillas a tus pies.

Ave, semper: te precamur; ¡Ave siempre. Siempre Ave!

Ut in coelo perfruamur, Atended a nuestro anhelo!

Nos tua praesentia. y a tus plantas, en el Cielo,

conducidnos a gozar.

Sancta Trinitas laudetur, ¡Al Dios Santo, Trino y Uno

Deus Unus adoretur, gloria eterna y alabanza!,

In aeterna saecula. Amen. abrigando la esperanza

de adorarle sin cesar.

Himno a la Coronación de Nuestra Señora de los Angeles

Letra de José María Alfaro Cooper.

Música del P. Rosendo de J. Valenciano.

Fecha: escogida el 24 de febrero de 1926.

“Ciñó Dios, ¡oh Reina amada!

la corona de tu sien

y tu imagen venerada

coronamos hoy también.

De oro, amor y fe piadosa

vamos la ofrenda a poner

sobre tu frente gloriosa,

llenos de dicha y placer.

A tu materno cariño

acogiese el Redentor

y se durmió, siendo niño,

en tu regazo de amor.

Clavadas sus santas manos,

el Hijo tuyo expiró;

mas a todos sus hermanos

como Madre te dejó.

Este sitio has preferido

para tu culto y altar

y tu gracia has concedido

a quien la viene a implorar.

Oyes nuestras oraciones

y, en mirífico raudal,

nos brinda siempre sus dones

tu corazón maternal.

Ciñó Dios, ¡oh Reina amada!

la corona de tu sien

y tu imagen venerada

coronamos hoy también.

Himno a Nuestra Señora de los Angeles

Letra de Eladio Prado.

Música de Roberto Campabadal.

Coro:

A la Virgen Negrita alabemos

saludando a la Reina y Señora

que una pobre y feliz leñadora

de Cartago en la Puebla encontró.

Nuestras voces proclamen tu gloria,

pues la Patria creció en tus regazos

y estrechándote amante en tus brazos

los honores de Libre alcanzó.

Estrofas:

Tu buscabas, oh dulce María

do fijar tu morada en el mundo

y en el valle del Guarco profundo

encontraste el dichoso lugar

do levantas tu estancia y tu trono,

desde donde, abrazada en amores,

a la par que nos das tus favores

nos conduces y riges en paz!

Cuando el tico se siente oprimido

y en la angustia su pecho se agita,

a Tí vuelve los ojos, Negrita

invocándote henchido de amor!:

en Tí espera anhelante y confiado

porque sabe que Tú, cariñosa

calmarás, como madre amorosa

con tu aliento, su pena y dolor!

Bajo el manto azul de tu gracia

crece libre y viril Costa Rica:

su ventura doquiera predica

tu continua, vital protección!

Su bandera a los vientos flamea

anunciando, a los hombres, gloriosa

que esta es la porción venturosa

de la Tierra, que Dios te donó!

Himno premiado del Centenario de la Nuestra Señora de los Angeles.

Letra: Pbro. Matías Cornelio Rojas.

Música: Julio Fonseca

Fecha: 1935.

Coro:

Cantemos a la Virgen

que fue la Madre pura

de Cristo Nuestro Dios,

pues ella es la criatura

más alta en hermosura

que ensalza nuestra voz.

Estrofas:

Dedican a su Reina

los ángeles del cielo

su canto aclamador

y el hijo de este suelo

la llama su consuelo,

su auxilio en el dolor.

¡Oh Virgen! las plegarias

conmueven en la altura

su trono maternal,

pues eres de ternura

la Madre y la ventura

del mísero mortal.

¡Patrona de esta tierra!

tres siglos publicaron

tu espléndido favor;

son siglos que pasaron,

mas ellos nos dejaron

la imagen y tu amor.

Himno premiado de la juventud católica.

Letra de anónimo: una devota.

Música de Emilio León.

Fecha: 1935.

Coro:

A ti eleva su voz amorosa

la católica fiel juventud.

Guarda Madre su joya preciosa

de la Fe la divina virtud.

Estrofas:

Con la Fe se corona quien ama:

ella endulza la cruz del dolor.

Guarda, oh Madre en mi patria esa llama

que nos muestra cual faro al Señor.

De los Angeles reina María,

Madre excelsa del Divino Redentor.

Eres Tú nuestra eterna alegría,

nuestro dulce consuelo y amor.

Hoy la Iglesia de Cristo, afligida,

A Ti clama, pidiendo favor.

Por tus ruegos, oh Madre querida,

Gloria y paz le conceda el Señor.

Himno a la Virgen de los Angeles.

Dios te salve, blanca rosa,

hija del Eterno Padre,

del Divino Verbo, Madre,

del Paráclito, Esposa.

Salve Reina de los Angeles,

amparo de pecadores,

a Ti clamamos Señora,

escucha nuestros clamores. (2)

Te damos el alma y vida,

las potencias y sentidos,

no deseches a tus hijos,

a tus plantas hoy rendidos.

Apareciste más bella

que el sol, la luna y la aurora

para ser de Costa Rica,

Reina y Madre defensora.

En una piedra te halló

aquella niña dichosa,

aquí fuiste aparecida,

Madre nuestra milagrosa.

Alabemos a esta Madre,

llena de misericordia,

y por ella consigamos

el premio de eterna gloria.

Fr. Vérnor M. Rojas OP.

San José, julio de 2010.


-Acerca de la Virgen de los Ángeles, bibliografía y verso del Presbítero Víctor Ortíz:

Como se acerca la fiesta de la Virgen de los Ángeles, 2 de agosto, de gran movilización popular en todo Costa Rica, creo oportuno entregar aquí una pequeña bibliografía, donde se recojan los principales estudios que se han publicado en Costa Rica, acerca de la devoción a la Virgen de los Angeles, la “Negrita”; puede ser de ayuda a los predicadores, periodistas, comentaristas, participantes en la Novena, en la gran Romería, en la fiesta del propio día, y en la Pasada. Por estos días, toda la atención de los costarricenses está centrada en Cartago, en la Basílica y en esa querida Virgencita que a todos nos atrae hacia su corazón maternal.

¿Quiénes han escrito acerca de la Virgen de los Angeles?

ARRIETA, Víctor Manuel, Pbro.: “La Patrona de Costa Rica”, 1960.

BLANCO Segura, Ricardo: “Historia eclesiástica de Costa Rica”, 1960.

CORRALES Bolaños, Claudia: “Estudio sobre la Basílica de Nuestra Señora de los Angeles”, Cartago, 1972.

BENAVIDES Barquero, Manuel de Jesús: “Los negros y la Virgen de los Angeles”, San José, 2010.

BONILLA, Miguel, Pbro.: “Discurso poético-apologético”, 1826.

BORGE, Carlos, Pbro.: “Virgen de los Angeles coronada”, 1927. “Tricentenario de Nuestra Señora de los Angeles, 1635-1935”, 1941.

BRENES, José, Pbro.:”Relación de la aparición de la imagen de Nuestra Señora de los Angeles de Cartago”.

CHASE Brenes, Alfonso. “Nuestra Señora de los Angeles: Madre de nuestra cultura”, 1995.

ECO Católico: “Guía del peregrino”.

FERNANDEZ Guardia, Ricardo: “Crónicas coloniales de Costa Rica”, 1921.

GOMEZ Alvarez, Glenn, Pbro.: “La Negrita”, San José, 2009.

GOMEZ Vargas, Sonia L.:”La Basílica de Nuestra Señora de los Angeles. Testimonio arquitectónico de la fe costarricense”, 2007.

LEON Villalobos, Edwin: “Fiestas escandalosas en la Cofradía de los Angeles”, 1782.

MATA Gamboa, Jesús: “Monografía de Cartago”, 1930.

OREAMUNO, Toledo, Carlos Alberto: “Nuestra Señora de los Angeles. Patrona y Reina de Costa Rica. Datos históricos”, San José, 2007.

ORTIZ, Víctor, Pbro.: “Piadosa tradición histórica de la Aparición de la imagen de Nuestra Señora de los Angeles, en la ciudad de Cartago”, 1904.

PACHECO, LUIS, sdb.:”Nuestra Señora de los Angeles: Historia y leyenda”, San José, julio 2005.

PRADO, Eladio: “Breve compendio de la historia de la milagrosa imagen de Nuestra Señora de los Angeles”, 1924. “Historia de Nuestra Señora de los Angeles”, 1926. “Nuestra Señora de los Angeles Patrona oficial de Costa Rica”, 1935.

QUIROS Castro, José Alberto, Pbro.: “Historia de la Parroquia de los Angeles de Cartago”, 1998.

SANABRIA Martínez, Víctor Manuel, Mons.: “Historia de Nuestra Señora de los Angeles”, ECR, 1985.

SOTO Valverde, Gustavo Adolfo: “Los 500 años de la Iglesia Católica de Costa Rica”, 1992.

THIEL, Bernardo Augusto, Mons.: “Datos cronológicos para la historia eclesiástica de Costa Rica”, 2002.

Traslado a continuación, como una muestra del romancero religioso costarricense, este precioso romance del Padre Ortiz.

“Las leyendas religiosas o pías tradiciones, al par que las guerreras o heroicas, son la poesía del pueblo”, “El anciano sacerdote ha copiado de su corazón el presente romance: es una sagrada antigüedad. Imprímase y guárdese en el corazón del pueblo cristiano, devoto de María. El Padre Ortiz ha llenado un gran vacío en nuestra literatura patria”, nos dejó escrito el P. Juan Garita, al presentar la edición del clásico romance.

Fr. Vérnor M. Rojas OP., julio del 2010.

“RELACION DEL PADRE VICTOR ORTIZ

Contando ya ochenta y tres

De mi humilde nacimiento

Vengo en conocimiento

De aquel célebre precepto

De los ancianos expertos

Que a los jóvenes confiaban

Para que después hablaran

De los pasados sucesos.

Lo que ahora vengo a entender

Es que en mi tiempo primero,

Cultivóse con esmero

La tradición y la historia

De la aparición hermosa

De María en Costa Rica

Que la América publica

Cual grande acontecimiento.

Que es gravísimo pecado

Que tan legítima gloria

No aparezca en la memoria

De todo costarricense,

Pues de este hecho tan grandioso

Casi nada se halla escrito,

Y que degenere en mito

Es descuido imperdonable.

Es lamentable desgracia

Que del todo se perdiera

Lo que entonces se escribiera

De una aparición tan bella.

¿Cómo es posible olvidar

Tantas gracias y portentos,

Incontables documentos

De la bondad de esta Reina?

De corazón me arrepiento

De que en mis años primeros

Los datos mil, postrimeros,

Que mis padres me legaron,

No escribiera con cuidado

Para redactar la historia

De la Reina laudatoria

De la ciudad de Cartago.

Ya que a su tiempo no lo hice,

A escribirlo ensayaré;

Mientras viva escribiré,

Aunque con muy toscos versos,

Pues con mejores no puedo,

Esperando que los maestros

Que son en ellos muy diestros

Los retoquen y embellezcan.

Así, desde aquellos tiempos

De falsedades desnudas,

Debatidas muchas dudas,

Hasta mis padres llegaron

Las noticias del suceso

Que de unos a otros pasaban

Y que a todos recordaban

La sublime aparición.

Mil seiscientos cuarenta y tres

De Jesús del nacimiento,

Aquel acontecimiento

Tuvo lugar en Cartago,

Con el cual sin duda alguna

El Cielo quiso obsequiar

Aquesta reina del mar

Bien llamada Costa Rica.

Era un día dos de agosto

Memorable, en que invocaban

Cual su Patrona que amaban,

Porciúncula, España y Francia,

Con un nombre tan excelso

Que causa confianza y gozo,

Con el nombre tan hermoso

De los Angeles la Reina.

Ved aquí la causa justa

Que inspirara a aquellas gentes

A imponer muy reverentes

Este título glorioso,

De los Angeles la Reina,

A la aparición hermosa

Que tan amable y bondadosa

A buscarnos descendía.

Entre la plebe sencilla

Hé la mujer destinada,

Por las gentes envidiada,

Que feliz ha de encontrar

La santa Imagen mariana

En el fondo de una breña

Donde iba a buscar la leña

Por disposición de lo Alto.

¡Sonó la hora señalada!

Sobre una piedra vulgar

Escogida para altar,

Y a la luz de claro día,

Aparece humildemente

Y de adornos desprovista,

Mas cautivando la vista

De una asombrada zagala.

Muy gozosa la tomó,

y hallándola de su agrado,

a su pajar muy amado

llevarla cree conveniente,

pues viendo que no hay alguno

que disputarla pudiera,

sin vacilar se apodera

de aquel tesoro encontrado.

Su pobreza es tan extrema

Que no tiene ni un armario,

Mucho menos relicario,

Donde guardar el hallazgo;

E ignorando de este objeto

El valor inapreciable,

Lo oculta, pero inculpable,

En su petaca de cuero.

Sucede que en otra tarde

A la floresta camina

La sencilla campesina

Buscando otra vez su leña;

Llegando al mismo lugar

Donde estuvo el día anterior

Interrumpe su labor

Una nueva aparición.

Se acerca a la imagencita,

La examina enternecida,

Y la halla muy parecida

A la que ya tiene en casa.

Esto le infunde algún susto,

Piensa que alguna persona

Escondida le ocasiona

Algún engaño funesto.

Sin embargo se la lleva

Para la otra acompañar,

A fin de tener un par

De figuras nunca vistas.

Busca en vano la primera;

¡No hay nada, exclama, oh Dios mío!

¡Si será esto un desvarío!

¡Si será cosa muy mala!

Asegura el nuevo hallazgo,

Y aquietado su disgusto,

Con zozobra, miedo y susto

Se dispone a custodiarlo;

El temor le impide verlo,

Se va… su deber cumpliendo

Y la leña recogiendo

Otra imagen le aparece.

Con congoja natural,

Palpitante el corazón

Y anublada su razón

E inmutado su semblante

Se acerca más exclamando:

“A la luz la quiero ver…

Es la misma…es la de ayer,

Ya esto no me está gustando.

“¿Qué es lo que yo debo hacer?

Dios mío, dice ella, turbada

¿Dejarla aquí despreciada?

Esto no lo puedo hacer.

¿Y llevármela otra vez?

No; mejor es consultar,

Ir a mi casa a pensar

Y mañana volveré”.

“¿Y a quién podré decir esto?

¿ al inteligente Cura?

Al alcalde es gran locura…

¿Y a los frailes del Convento?

Sé que mujer no entra allí.

¿Y al Cura? Sería imprudente.

Bravo él, cabeza caliente,

De seguro no me escucha”.

“Y no sé qué es lo que siento:

Quieta y sin hablar, no puedo

Quiero salir de este enredo,

Esto algo quiere decir.

El Cura dijo en la misa

Que él era tata de todos,

Voy a sortear esos toros

Sin más testigos que Dios”.

Fue a donde el Cura temiendo,

Con pena, susto y vergüenza;

Al verla el Cura ya piensa

Que algún asunto la trae.

“Mujer, ¿qué te ha sucedido?”

“Cristiana soy, señor Cura,

E implorando su ternura

Comparezco en su presencia”.

Cuanto le había sucedido

Refirióle balbuciente,

Pero el Cura indiferente

Le dice: “Vuelva mañana”.

Le ordenó que le trajera

Lo que dijo haber hallado,

Que tuviera gran cuidado

De no contárselo a nadie.

Obedeciendo a su Cura

Se retira muy contenta.

Regresando se presenta

Con la imagen misteriosa:

La niña la entrega al Cura,

Quien la mira y examina

Y, cual ofrenda divina,

De lo Alto juzga aquella obra.

El Cura no piensa mal;

Que entre montañas espesas,

Que entre tantas asperezas,

Aparezca objeto tal;

No hay mano, acero ni filo,

Que pudiera fabricarlo:

Gran maravilla fue hallarlo

Pulido, perfecto y bello.

Es una imagen perfecta,

De humilde fisonomía,

Y suave soberanía

Revela su amable rostro.

Y los pliegues de su manto,

De sus ojos la dulzura,

Su celestial escultura,

Indican su origen alto.

Un niño tiene en su brazo

Que representa la alteza

De su Dios a quien expresa

Las plegarias de sus hijos;

Nadie en vano la invocó,

Pues su ruego es poderoso

Por querer su Hijo amoroso

Engrandecerla a porfía.

El Niño mira amoroso

A la que es Corredentora.

Con su mano condecora

Su pecho de amores lleno,

Cual si con ellos quisiera

Expresar que es mediadora

Viniendo en tan dichosa hora

Para serlo en Costa Rica.

Ocultan su alta grandeza

En sublime pequeñez

De una imagen que es talvez

Un reflejo sobrehumano;

Hijo y Madre aparecidos

Con tan humildes semblantes

Prueban claro ser amantes

De las humanas criaturas.

Una vez examinada

Como el caso requería,

Con indecible alegría

La guarda en seguro el Cura;

Y la llave se reserva

Para evitar ocasión

De llevársela un ladrón

E impedir un sacrilegio.

¡Qué misterio! ¡qué prodigio!

El buen Cura atribulado.

Profundamente abismado

Busca, busca inconsolable

La amada imagen guardada:

No la encuentra. “¡Madre mía!”

“Si eres, dice, tú María,

Revélame tu morada”.

Se encamina a la floresta

Donde presume encontrarla.

Prometiendo venerarla

Si cumplido es su deseo:

Y se arrodilla exclamando:

“Es la misma ¡¡Madre mía!!

Es la misma, ¡¡es de María

Su santa imagen amable!!”.

Convencido en gran manera,

De que un prodigio se obraba,

Y que el Cielo derramaba

Para bien de este lugar,

Resuelve dejarla allí

Mientras tanto su traslado

Se dispusiera al poblado

Con grande solemnidad.

Va al Gobernador y cuenta

El buen Cura enternecido

Lo hasta entonces sucedido

En las cuatro apariciones;

Conferenciando los dos

Con los frailes juntamente,

Efectuar solemnemente

Su pronta pasada acuerdan.

De las campanas el eco,

Por el pueblo se derrama,

Y en gozo a todos inflama,

Propalando la noticia;

Y gracias dando a Dios todos

Y revelando su gozo

Con inefable alborozo,

A su reina van a traer.

En procesión muy solemne

Con la cruz y los ciriales

Y demás ceremoniales

Se disponen a marchar;

El clero pasa adelante

Con palio y capa pluvial

Y con pompa sin igual

Comienzan a desfilar.

Vedlos…¡¡de hinojos postrados!!

‘Qué prodigio! ¡Qué misterio!

La Reina de este hemisferio

Fulgurando en un charral,

Tiene miradas de madre

Pues parece ser viviente,

Ellos amor muy ferviente

Le tributan desde entonces.

¡Reina solemne silencio!

Se hallan todos consternados

Ante la imagen postrados

Meditando dulcemente;

El Cura entonces bendice

Con rara solemnidad

La suave sublimidad

Que a todos embelesaba.

De nuevo el Cura se postra:

Reverente se apodera

De la Reina de esta tierra,

Obsequiada por el Cielo.

El pueblo al verla en su mano

Se desborda de alegría

Y hace esfuerzos a porfía

Por contemplarla de cerca.

Ya la noche se aproxima;

Necesario es ya marchar,

Y comienzan a cantar

En procesión ordenada;

Todos hacen con sus voces

Agradable melodía

Inspirados por fe pía,

Los fieles y sacerdotes.

El desfile ya termina

En la Parroquia imponente

En donde el pueblo impaciente

A la Virgen quiere ver;

Satisfecho este deseo,

Se coloca en el sagrario,

Que es el punto del santuario

Que entonces le convenía.

Se guarda con gran cautela

De aquel sagrario la llave,

Pues todo el mundo sabe bien

Lo que ha pasado hasta entonces;

Al celoso Coadjutor

Se le encarga custodiar

Y de este modo evitar

A la piedra otra zafada.

El Coadjutor muy temprano

Fuése a dar la comunión:

Anhelando la ocasión

De ver la imagen querida,

Sus manos abren inquietas

El tabernáculo santo.

¡Brota de sus ojos llanto

Al mirar que ya no estaba!

Estupefacto su pena

Al Cura va a referir,

Invitándolo a venir

A observar aquel suceso;

Ambos se van a la piedra

De temor sobrecogidos,

Con santo amor impelidos,

Con la esperanza de hallarla.

¡Estaba donde pensaban!

¡Estaba en la misma piedra!

Entre el musgo y verde hiedra,

En su lugar predilecto.

Es allí donde Ella quiere

Que un santuario se levante

Do su corazón amante

Pueda derramar sus gracias.

Se produce en la Provincia

Actitud inusitada:

Se improvisa una enramada

Para abrigar a la Reina

Que descansa bajo palio,

Mientras desde el labrador

Hasta el gran Gobernador

Todos le hacen una choza.

Siendo tan accidental,

Esta choza improvisada,

Hacerle mejor morada

Fue deber que se imponía;

Sin opinión discordante,

Con prontitud inaudita,

Se le ofrenda bella Ermita

A los pies del Irazú.

En el pueblo se despiertan

Enérgicas, vivas ansias

De consumir las ganancias

En la fábrica de un templo;

A este fin todos se mueven,

Españoles y nativos,

Todos con sus donativos

En la obra magna trabajan.

Y es cosa tan admirable

Que sin tener instrumentos

Las paredes y cimientos

Se ejecutan brevemente;

Siendo cosa de notar

Que del suelo a la techumbre

Trabaja la muchedumbre

Con envidiable concordia.

Sin dirección de arquitecto,

Sin cálculos y sin planos,

Por centenares de manos

La gran fábrica se eleva.

La firmeza y solidez

De cimientos y paredes

Son efecto de mercedes

Otorgadas por la Reina.

Las dos últimas hiladas,

Sin saber ellos por qué,

Lo que es cierto es que así fue,

Que de adobes las hicieron.

El motivo de este yerro

Se dirá mas adelante,

Pues la Madre más amante

Lo tenía dispuesto así.

¡Con qué fervor se dirían

Las divinas misas diarias

Y con qué fe las plegarias

Los fieles las murmuraban,

En un templo en que María

Por medio de sus visitas

Fragancias muy exquisitas

En su atmósfera dejaba.

Sobrenatural poder

Revela siempre escudar

Ese Templo secular,

Trono de misericordia;

Pues firme sobre sus basas

Entre escombros queda erguido

Las tres veces que han destruido

Terremotos a Cartago.

Es verdad que la portada,

Las torres y las capillas,

majestuosas y sencillas

no son de la misma edad;

estas han sido producto

de la fe siempre creciente

y de la piedad ardiente

de la cristiandad moderna.

Todos verán con agrado

Que este Templo se conserve,

Que de ruina se preserve

por ser reliquia tan santa;

en su recinto aún está

la piedra misma y cabal

que sirvió de pedestal

a las seis apariciones.

Sobre esta sagrada piedra

Se levanta el bello altar

Con la gracia singular

De ser aquí el más antiguo;

También el más imponente

En estado muy perfecto

Y de estilo tan correcto

Que cautiva las miradas.

Lo cercan imagencitas

De delicada escultura

Que la excelsa galanura

Simbolizan del arcángel;

Y como son sólo nueve,

En actitud reverente

Representan claramente

Los nueves angélicos coros.

Allá por mil ochocientos

Tuvo lugar un prodigio

Que suscitó gran litigio

Entre incrédulos y fieles;

Pero que fue testimonio

De la intervención del Cielo

Que anhelaba en este suelo

Derramar sus altos dones.

Del Valle José María

Que era músico notable,

Caballero respetable

En medio de sus coetáneos;

Que siendo empleado del coro

Fue el primero que observara

En una pared del templo.

Al salir del coro un día

Yendo del Oeste al Oriente

Pone mirada inconsciente

En la extremidad del templo;

Y llamóle la atención

Un musgo muy abundante

Que colgaba rozagante

Casi en toda la pared.

Una cosa tan extraña

Obligólo a parar mientes

En lanas, hierbas pendientes

En pared que era de piedra;

Pronto vino a convencerse

Que la humedad provenía

Del agua que descendía

De las hiladas de adobes.

“¿Estaré yo delirando?”

Se pregunta el buen artista.

“Si no me engaña mi vista

Aguas es lo que estoy palpando,

Esto yo debo anunciar

A una persona prudente

A la que tengo en la mente

A Ramón Ortiz Castillo”.

Ortiz, Del Valle, convidan

A todos sus conocidos

Que van, ven y convencidos

Salen a hablar del prodigio;

Admirando esto las gentes

Lo hacen público y notorio.

Por todo el noble villorio

Con candor indefinible.

Se ordena inmediatamente

Por las dos autoridades

Entregar a las edades

Un recuerdo permanente.

Haciendo un desaguadero,

En que el agua que destila,

Para que caiga en la pila

Se recoja con cuidado.

Tú, lector, podrás ver hoy,

Aunque por esto te arrobes,

En las hiladas de adobes,

Embutidos cuatro tubos

Por donde dice la historia

El agua pura salía

Que de arriba descendía

Cual si bajara del cielo.

Pero acontece de pronto

Que el musgo se reverdece,

Que el agua desaparece

Contristando a los creyentes;

Mas, el rigor y el ayuno

De la austera penitencia

Obtiene de la Clemencia

De nuevo el agua pedida.

De aquel tiempo para acá

De entre piedras apiñadas

Aguas muy cristalizadas

Manan, brotan sin cesar;

Quien contempla este grande hecho

Se dirá más de una vez:

“Aquí miro al gran Moisés

Sacando agua de una roca”.

No me equivoco al decir

Que es debajo del Santuario

Donde este milagro diario

Tiene su origen perenne.

Los que veáis la pila de hoy

Aunque tan refaccionada,

Tened por lo Alto donada

El agua que allí bebáis.

No es posible referir

Todos los grandes favores

Que narraban mis mayores

De esta Reina bondadosa.

Que milagros se repiten

Lo afirman propios y extraños

Porque al correr de los años

Se renuevan sin cesar.

Veneraron esta imagen

De Santa Cruz Agustín,

Don Domingo Sataraín,

Augusto Thiel y Llorente,

Francisco de Paula Campos

Que era un Obispo de Honduras,

Y Briceño y Castro, Curas,

A raíz de su aparición.

Personas dignas y sabias

Y Obispos de gran criterio

Aprueban este misterio

Con ardor y gran firmeza;

Y para dar testimonio

De su alta veneración

Espontánea donación

Le hicieron de sus alhajas.

VICTOR ORTIZ, PRESBÍTERO.”

 

☺ Versos de Carlomagno Araya:

A LA VIRGEN DE LOS ÁNGELES

Carlomagno Araya

Permite, Señora mía,

que ponga a tus pies, la ofrenda

que recogí en las montañas

de mi siempre amada tierra.

Es un ramo de “pastoras”

y de olorosas gardenias,

que columpiaron las brisas

de las tardes veraniegas.

A ti, Virgen de los Angeles,

protectora y reina nuestra,

a ti van todas las notas

de mi flauta vocinglera.

Quisiera reconcentrar

los perfumes de la selva,

en un vaso hecho del oro

con que tiñe el sol la cresta

de los montes seculares.

Ir a todas las praderas,

donde las aves ensayan

sus armónicas endechas

y robar trinos al ave,

fragancias a la floresta,

sabrosa miel a las frutas

y a las campestres colmenas

y hacerte una ofrenda solo

con las cosas de mi tierra,

de esta tierra que hace siglos

tú amparas, oh Virgen buena!

Mi abuelita me contaba

de una poética manera,

que una vez una pastora

muy virtuosa e ingenua,

se introdujo en la montaña,

buscando con insistencia

por entre riscos y montes

accesibles una oveja

que se le había extraviado

hace días de su dehesa.

Y a la margen de una fuente,

de linfas claras y tersas,

se encontró una muñequita

de piedra. Bella muñeca

para jugar de “casita”!…

-pensó la pastora ingenua-

y en su blanco delantal

la envolvió de una manera

cuidadosa y a su choza

regresó con su muñeca…

en el rincón de su cama

solícita la doncella

le hizo un altar, festonado

de “uruca” y de azucenas.

La tarde puso en los montes

el carmín de su paleta

y sus postreras canciones

entonaron en la selva

los pájaros campesinos.

La fuente de linfas tersas

y puras, en la montaña

pulsó su lira de cuerdas

cristalinas y las ninfas

danzaron en sus riberas.

La noche tranquilamente

con sus alas gigantescas,

cubrió la crin de los montes

y la faz de las praderas.

Por fin se anunció la aurora

tras de las más altas sierras,

y de nuevo sus canciones

entonaron las zahareñas

avecillas y de nuevo

en las fragantes florestas,

derramaron sus perfumes

heliotropos y gardenias.

Se levantó con la aurora

la niña muy placentera

y en el rincón de su cama

no halló su bella muñeca.

La buscó por todas partes

y como no pareciera

muy triste y meditativa,

tomó el sendero que lleva

a la plácida fontana

de linfas claras y tersas.

Y con un asombro grande

que puso fin a su pena,

encontró sobre una roca

su muñequita de piedra.

A su choza alegremente

por la florecida senda

cantando volvió la niña

y en un cofre de madera

la guardó regocijada.

Cuando en la tarde fue a verla

no la halló y entristecida

se puso a llorar. La densa

noche cubrió las montañas

con sus alas gigantescas

y la dulce pastorcita

la niña del alma ingenua,

después que se hubo dormido

en su camita pequeña,

tuvo un sueño encantador:

Soñó que allá en la ribera

de la fuente, un grupo de ángeles

adornaba a su muñeca

y entonaban dulces himnos

en su honor. Corona regia

le ponían sobre las sienes

y cantaban:”Virgen nuestra,

vayan a ti los acordes

de nuestras músicas ledas,

oh, Señora a tu albedrío

está la Naturaleza:

todas las cosas del cielo

y las cosas de la tierra”.

Por fin se anunció la aurora

tras de las más altas sierras,

y la dulce pastorcita,

como el alba tempranera,

se levantó y presurosa

encaminóse a la aldea

y le contó al señor cura,

llena de temor y pena,

lo que le había sucedido

con la muñeca de piedra.

Y surgieron comentarios

y hasta las gentes incrédulas,

se convencieron por fin

de que esa la Virgen era,

y un santuario primoroso

le formaron todas ellas,

a la bella muñequita

que halló la pastora ingenua.

Este es el cuento bellísimo

con que mi abuelita buena,

me entretenía cuando niño

a mi vuelta de la escuela.

Tiene el frescor de los campos

perfumados de mi tierra,

de esta tierra que hace siglos

tú amparas, oh Virgen Nuestra.

-Recopilado:  g.quesadamayorga@gmail.com

 

Parrafadas

 

18/01/2017

De ratón de biblioteca a cibernauta navegante:

Hace unos días acomodaba mi biblioteca y me encontré unas revistas que atesoro con gran cuidado pues están llenas de pinturas y obras de arte. Con ellas solía explayarme en lectura, admiración y ensoñación, pues a través de las imágenes entraba a un mundo lleno de ideas exquisitas. En este caso se trataba de una revista de Victorian and pre-Raphaelite Engravings, ejemplar correspondiente a noviembre y diciembre de 1993.

Abrí el tomo en una de sus páginas (no son numeradas) y me encontré una imagen de esas a través de las que yo viajaba a mundos extraños. Tomé mi teléfono y le hice una foto y pensé compartirla en mi faceB. Luego pensé publicar las demás imágenes,una foto al día, de manera tal que muchas personas pudieran tener acceso a una publicación esclusiva, relativamente vieja y de escasa circulación, y así obsequiar una pincelada cultural a mis amigos.

Empecé a imaginarme haciendo fotos de otras bellas imágenes que hay en otras revistas que recibía en los años 80s, como Kultur Chronik, Humboldt… y terminé lamentado haber perdido mi colección de muchos años de Francia Informaciones y otras que me llegaban de Francia y Suiza. Algún día escribiré cómo me hice de esas suscripciones y de qué manera las perdí a finales de los 90s.

20170118_130017-1

Portada.

Hecha la foto, tomé un papelillo para apuntar los datos básicos que describirían el momento supremo de conectar a los del presente con ese pasado que tanto guardo en mi memoria. Los coloqué al pie de la foto en cuestión, que es la que sigue:

20170118_130037-1

After Sir Lawrence Alma-Taderma, OM, RA (1836-1912)

2.The Baths of Caracalla

Photogravure

Signed by artist. Bears PSA stamp; 25¼ x 31″,

Published by Arthur Tooth y Sons, 1907

Como podrán comprobar, fue una excelente idea, me iba a dar cuerda para muchos días, pues son una “infinidad” de imágines de interesantes historias. Además, ya estaba pensando en salpicar cada publicación con enlaces modernos a museos, WikiP y otros sitios que dieran mayor profundidad a cada trabajo…¡y esa fue mi caída!

Mi primer paso en la red fue buscar la imagen del cuadro Los Baños de Caracalla…¡y existe!, una preciosa imagen a color, mucho más definida, con una historia de la misma. Eso no me desanimó, pensé: _eso dará más valor a mi publicación, pues se podrá profundizar en datos; además, mi imagen es en blanco y negro y en estos casos, eso es muy apreciado.

Ya con certeza de que igual me iba a suceder con todas las demás fotografías que podría subir a la red, hice a un lado la idea, pues nada cuesta localizar el enlace y subirlo, evitándome el trabajo de hacer la foto, recortarla, documentarla, pasarla a la pc a través del correo, bajarla, subirla al faceB ya con todo, etc.

Sin embargo, quedó un gusanillo taladrando en mi mente. Otro día me puse a buscar al autor de la pintura, Lawrence Alma-Taderma, para ver quién fue. Me leí todo lo que WikiP tenía y me llamó la atención la relación con otro pintor: Jules Claretie. Procedí a leerme todo lo de Jules y me encontré otra relación: Limoges, la ciudad natal de Jules.

Ya pueden irse imaginando lo que haría en una biblioteca, de estante en estante y de libro en libro, mientras que actualmente, con el teléfono, vas oprimiendo en los enlaces que te da gusto hacerlo. Limoges es un lugar que me quedó en el alma de cuando me leí los 7 tomos de “En busca del Tiempo Perdido” (solo me gustaron los dos primeros tomos, que no oiga Proust).

Decía que leí lo relativo a Limoges y me metí al enlace Camino de Santiago (Vía Lemovicensis), pues quedé impresionado de haber visto a los peregrinos atravezando el norte de España para ir hasta el santuario del Apóstol. Usan un caminito ancestral, que no es cruzado ni arrinconado a pesar de las maravillosas autopistas y desarrollos que hacen cada día.

Leyendo Camino de Santiago, oprimí el enlace de Mozárabes. Esa es una palabra que todos hemos oído y tenemos una idea de su significado: algo tan sencillo, que uno no se preocupa por investigarlo, simplemente cree que esa idea que tiene es la correcta.  Pues bien, mozárabe no es lo que uno se cree, es algo muy distinto, investigue y verá qué extraña y curiosa historia se desvela detrás de esa investigación.

Pues bien, esto viene terminando conforme se fue extinguiendo mi interés por hacer las publicaciones que comenté al inicio (aunque podría ser que no, solo cambiando el enfoque…veremos). Al puro final de estas lecturas que hice con fruición, encontré un cuadro que para mí hizo valer toda la navegada:

mozarabe

La lengua mozárabe, extinta en el s. XIII no es otra cosa que el español que nosotros deberíamos haber heredado de nuestros conquistadores provenientes de España, pero veo pistas muy concretas de que eso no fue así tal como se concluye si uno lee el mesaje en la primera columna.  Entonces, deberíamos haber heredado el castellano según se aprecia en la segunda columna, pero creo que no.  Finalmente, la jerga que más se me parece a nuestro español desde tiempos de la colonia es el Ladino/Judeoespañol.

Juzguen ustedes y espero similitud de criterios, y si no, seguiré pensando lo mismo, heredamos el lenguaje que hablaban los judíos de aquella madre patria. ¿porqué será?, solo Dios podría aclararnos este bendito acertijo, pero no dudo que muchas personas pueden terciar y enseñarnos mucho al respecto; espero que así sea.

 

 

01/03/2013

Otro sueño.

Hace como 3 días tuve un sueño, pero no le he podido despejar, me corroe sin mortificarme, no sé qué pasa.

Algo hay de un bus, iba con un grupo, pero los detalles están nublados, no puedo reconstruir nada.

Después, iba por una calle de tierra, medio cubierta de arena gris, en medio de frondosos árboles tropicales de los que colgaban mechas de musgos y lianas mecidas por el viento. Había un contraste agradable entre el verde del follaje y el café de los troncos corrugados y pringados de líquines.

Subía una leve pendiente, en medio del camino, había humedad de reciente aguacero, pero no charcos ni gotas que cayeran de las ramas altas que cubrían el sendero.

De pronto ví, a mi izquierda, un toro enorme, entre blancuzco y con pintas negras (similar como las holstein), de pie, intrigado por mi caminar. A su lado había otro animal café, que yo intuí era una vaca.

Cuando el toro caminó hacia mí, torcí por una desviación hacia la derecha y encontré un montículo de piedras sobre el que me subí. Al llegar arriba, me sostuve agarrado de ramas delgadas que facilitaron mi sostén.

Pude ver pasar a ambos animales hacia el fondo del camino, trotando y con ese ruido de sus pezuñas en la penumbra de la noche.

Pasaron junto a una mujer que venía por el camino sin hacerle nada, jajaja.

Esa mujer se acercó al cúmulo de piedras sobre las que yo estaba subido y empezó a medio acomodar algunas… entonces me percaté de que eran como bloques apenas colocados, sin amalgama de ninguna especie, flojos.

La mujer era joven, delgada y con ropa semi deportiva. La dejé marchar y analicé los bloques sobre los que estaba… se tambaleaban ante cualquier movimiento mío. En la cara exterior tenían petroglifos con caracteres mayas grabados.

Definitivamente no me podía bajar sin desarmar ese rompecabezas y quebrarme la vida entre los pedruzcos. Ahí quedé, asido a las ramas. Al rato comencé a “monear” en las ramas hasta alcanzar el tronco del árbol y empezar mi descenso.

Bueno, este sueño me hace recordar una historia que contaba mi hermano Luis Felipe, que una vez iba por entre cafetales en Sabanilla montado en su bici.

De pronto se topó con un toro negro e irremediablente tenían que encontrarse. Detuvo la bici y corrió a subirse a un enorme árbol que servía de sostén a los alambres de la cerca de una finca.

Cuando el toro siguió su camino, Luis descubrió que el árbol estaba cundido de espinas enormes, como del tamaño de una uña de la mano… sencillamente no podía bajarse.

Tuvo que agenciárselas para moverse un poco y lanzarse al vacío en medio de la penumbra.

Otros días que pasó por ahí, se maravillaba de la dificultad que presentaba ese árbol para subirse, era imposible!.

Historia con Casiana.

Este es el intento de un relato online.

Día uno:

En días recientes he sentido una nube de hechos y tenues pistas de que algo pasa a mi alrededor; no me cuesta llegar a sentir miedo, temores e inseguridades laborales y personales que están descalibrando todos mis mecanismos de control.

Siento que me siguen por las calles y que tienen el poder de mezclarse en asuntos de mi trabajo y hasta deambulan dentro de mi computadora. Intuyo a ciegas que buscan algo de mí.

Es confuso, no logro cuajar la situación para ver qué hago.

Día dos:

He sido invitado a conocer un laboratorio espacial en Guanacaste, un sitio enorme y lleno de jóvenes geniecillos que apuntalan todos los detalles de un novedoso sistema de locomoción intergaláctivo.

Carajillos como soy en mi interior, divago mentalmente y adivino que ellos, mis anfitriones, insisten en que mantenga un perfil bajo para poder cruzar a través de los sistemas de seguridad del lugar y así poder enseñarme poderosos experimentos totalmente alejados de la investigación espacial, camuflados dentro de todo ese aparato que se muestra al mundo para recaudar fondos y así financiar tales experimentos ultrasecretos.

Jajaja, mi mente  delira ante la ciencia pura…

Caminamos con soltura por las pasillos, y uno de los anfitriones, que saluda acá y acullá, es el que usa una tarjeta que abre todas las puertas que salen a nuestro paso.

Como esperando el momento apropiado, abordamos una mesa exterior de la soda y pedimos pinto y sopa negra con bastante chile, lo que consumimos con gran algarabía, casi diría que como para que nos vean y nos etiqueten como bulliciosos turistas locales.

Al llegar la noche, nos internamos en el jardín más apartado, el que está detrás de la biblioteca, la cual luce vacía a esas horas. Todos portamos cámaras fotográficas para captar, ver y disfrutar un sol enorme y anaranjado que baja rápidamente al otro lado de las montañas.

Día tres:

No supe cómo, pero cuando pasamos por una glorieta recargada de vegetación, sentí que me desvanecía y de seguro entré en camilla o alzado al sitio al que me llevaron, pues no recuerdo nada.

Ellos tenían un cuarto vacío, con unas sillas para combatir el aburrimiento y un puesto de oficina en un rincón, donde encontré un anciano científico ajeno al mal, pero capáz de satisfacer todas las investigaciones que el grupo se propusiera, secuestrado como se estaba, lo cual es fácil adivinar.

Asentí a viajar con ellos, porque me abordaron con el tema que me tiene desvelado desde hace días: una investigación genealógica que pasó de una inocente elaboración de la lista de mis antepasados directos a la confección de un enorme árbol genealógico colmado de detalles de los lugares de nacimiento y residencia, fechas, copias de documentos originales de bautisos, bodas y defunciones, etc.

Lo interesante fue que al armar el tronco del árbol, luego me fue interesando agregar hermanos y primos de esos familiares directos y luego, en un alarde de manejo de información y uso de técnicas de investigación más poderosas, empezar a retornar al presente desde cada una de esas ramas.

De esta manera, se conformó un ejército de nombres de familiares que viven en la actualidad, con diferentes apellidos y lugares de residencia, totalmente ajenos al lazo familiar que los une.

Por otro lado, aunque no me lo proponía, conforme me internaba en el pasado, aparecían nombres que conectan con lo que han dado a llamar La Dinastía de los Conquistadores y así, los antepasados, en vez de verse más rústicos conforme más lejanos quedaron, lucen interesantes y cargados de abolengo.

Un resumen de esa información la había publicado en mi blog y ellos la encontraron, llamándoles la atención un detalle:

Hice una genialidad con un documento que encontré en la página de un famoso genealogista, y la incrusté en el blog.

Ellos me dijeron que ese investigador, días después suprimió esa información, pero que la copia que hice tiene la clave de un asunto grave en el que puede fundamentarse la disputa de una herencia colonial que me puede sacar de pobre.

Claro, hablábamos de Lucas de Quesada y Chinchilla, el ùltimo de mis antepasados documentado y por eso no me costó nada creer un poco en lo que decían.

Me hizo gracia el asunto y, sin el menor asomo de ambición monetaria, fui entrando en la trama, tan solo porque los personajes investigados eran los de mi propia familia… claro, tengo frescos los recuerdos de que en mi familia siempre se habló de que en la casa del Barrio La Dolorosa había una botija llena de dinero de monseñor Anselmo, el anterior propietario del terreno.

Ellos me inspiraron confianza, pues todos portaban folletos con listones de sus propios familiares, expertos como se presentaban en estos asuntos de genealogía.

Día cuatro:

Poco a poco fui comprendiendo que querían ver mis documentos, pero como me habían espiado por todo lado sabían que solo mi llave malla los contenía… claro pudieron escanear mis llave pero la carpeta tiene clave.

Mis claves son un dilema inexcrutable, pero para mí no lo son. Eso lo aprendí de Diotallevi, el de Eco.  Son todas claves distintas, pero obedecen a una composición sistemática basada en un algoritmo que diseñé y solo yo conozco. De esa manera, puedo abrir y cerrar cualquier archivo encriptado por mí en un santiamén, a pesar del paso del tiempo. Ese algoritmo es una llave que me abre y cierra todos mis archivos, sin necesidad deser una estructura que se repita, ni tengo que memorizarla, solo manejo mi algoritmo y ya.

Vì el computador que estos maes tenían, donde habían conectado la llave y trataban de desencriptar el archivo: genealogía-Quesada, pero mierda, no podían esos maes.

Sabía que no iba a poder resistir la tortura o golpes, pues la edad ya no me lo permite.

Del joven que se quejaba con cólera porque el país “se puso de rodillas en los tratados de libre comercio cuando teníamos que renegociar aunque nos muriéramos de hambre” ya no queda nada y por eso me moría del miedo son solo imaginar que ya empezara lo rudo.

Debo confesar que me desmayé.

Día quinto:
Al despertar ya los maes habían perdido el glamour y se aprestaban a sopapearme hasta que les dijera la clave del archivo, se veían como deseosos de empezar la golpiza porque ahora le podían echar la culpa de la estupidéz a la compu que no pudo encontrar la clave.

Sonó un estruendo lejano y todos se fueron corriendo hacia las instalaciones científicas…

En ese momento, el viejillo me dijo que dijera la clave porque me iban a torturar a mí y a mis familiares, que les diera el dato y que me iban a dejar en paz porque poco importaba que yo supiera algo de eso y nunca iba a comprender lo que ellos estaban haciendo.

_Vea, ellos han sido enormemente perjudicados en un asunto en el cual están involucrados sus familiares, pero no pueden trabajar con esos descendientes actuales pues esa familia explosionó incontrolablemente, no pueden ser localizados; de hecho, sabemos que usted está en la búsqueda de los Quesada.

Les resulta más fácil trabajar con un solo antepasado y de ahí cortar la descendencia de manera tal que producirían un cambio en el resultado presente y así se recuperarían del daño, evitándolo.

No dude, se proponen matar a alguno de sus antepasados y así las personas del presente dejarían de existir instantáneamente.

Me costaba creerle al viejo, mas me parecía que disfrutaba en perturbarme y de seguro sentía gozo al saber que me iban a dar de patadas para que les diera la clave.

Trababa de calcular algunas cosas que podría decir o hacer, pero el no saber lo que se proponían me mantenía en ascuas.

Apareció uno de los chavalos, se me acercó casi sin determinarme y de pronto me cogió un poco de pelo de la cabeza, con una rudeza insospechada, con la otra mano me amenazó mientras yo trataba de subir el cuerpo para evitar el jalonazo. _Diga la clave y lo dejamos en paz, basura!

_¿Qué van a hacer?, ¿cuál es el documento que buscan?

_Ya vienen a hablar con usted, solo voy a ablandarlo para que coopere, basura. _y de seguido me rompió los labios de un manazo y luego me sacó el aire con solo arrimarme la rodilla al estómago…. ¡no recordaba la sensación de perder el aire!, menos estando amarrado, que uno no puede hacer ciertos aspavientos que le ayudan a recuperarse. No se lo deseo a nadie.

Entraron los elegantes y me rodearon, yo casi no podía entender lo que decían porque me hablaban entre todos, conteniéndose unos a otros porque me querían patear.

Uno cree que la realidad es inevitable, pero la ciencia ficción nos ha hecho creer que se puede ir al pasado y causar una paradoja, cambiando los acontecimientos con solo afectarlos desde ese pasado. Es una idea bonita para divagar y elucubrar, pero es imposible, porque uno existe y todo lo que hay en este momento existe, no puede “no existir de un momento a otro”… ¿o sí?

Eso, y el miedo, me convenció de colaborar, les dije que me dejaran digirar la clave con tal de sentirme suelto. Al levantarme, casi caigo al suelo, me faltaban las fuerzas y el valor.

Se avalanzaron como perros a recorrer las dcumentos escaneados de mis 500 antepasados hasta que se detuvieron en uno.

Aguzando el entendimiento, comprendí que el de Ángela Casia de Jesús Quesada Prado. Nooo, dije para mis adentros, mi antepasada favorita, todos la escogían como madrina del bautizo de los niños de sus 12 hermanos y sobrinos.

Poco a poco me dí cuenta que querían matarla para evitar el nacimiento de Judas de las Mercedes en 1860, bautizado en Guadalupe de Goicoechea.

Casiana, como la llamaban, había nacido en 1938 en Sabanilla de los Granados (hoy de Montes de Oca), casó con Sebastián Quesada León. Tuvieron dos hijos que murieron al nacer: Rafaela Jerónima Quesada Quesada y Rafael de Jesús Quesada Quesada.

Al enviudar, Casiana casó con José Mora y se desconoce si tuvieron hijos.

No veía en qué se bazaban para adjudicarle un hijo llamado Judas, pero no quería entablar conversación que pudiera sacarlos de algún error; solo les decía que estaban equivocados.

Ellos tomaron los salveques y se metieron al cuarto secreto, dejándome con el viejo, no sin antes decirme que solo iban a tomar a Judas. Él no me quitaba la vista y pronto me dijo que quería ver el momento en que desparecía de la realidad en cuanto ellos mataran a Casiana y a Judas.

Yo estaba frente a la máquina, moví los archivos digitales y encontré los nacidos en 1860.. ahí estaba Judas.

Le dije al viejo que igual daba desaparecerme frente a sus ojos que si me iba a la casa a organizar mi desaparición, le metí un empujón y salté por una ventana.

Iba a asomarme al cuarto secreto, pero había furiosos perros tenía que eludir, subiendo a un ábol cuyas ramas sobrepasaban la tapia.
Ya libre, corrí por las calles. De pronto recordé que el caso de Judas me había llamado la atención. Judas no era hijo de Casiana, era su ahijado, ella fue la madrina de bautizo. Judas fue hijo de Gregoria Ramona Quesada Prado y Yrés Andrés Quirós, solo que en el acta de bautizo se equivocaron consignando que la madre era Casiana.

Los maleantes iban para Guadalupe a buscar a Casiana y a Judas y ese antepasado ya estaba en el cementerio, pues también murió al nacer… recordemos que el cólera hacía estragos todavía luego de la Campaña de 1856.

Al pasar por por la delegación de policía entré y tomé una hoja, anoté los datos de la casa y puse que en el cuarto secreto tenían droga hasta decir basta, la entregué pidiendo confidencialidad para proteger mi integridad y me fui.

Esa carta fue firmada con el nombre de Judas de las Mercedes, jajaja

Continuará…


El 13/11/2010 me ví frente a un vendedor de lotería.
Sin pensarlo mucho escogí el número y compré casi un billete.
Luego, estaba en un potrero inclinado, de seguro de esos que resultan ideales para coger una caja de cartón, desarmarla, pasarle candela y lanzarce la vacío una y otra vez.
De pronto, pasó una avioneta lanzando objetos diminutos.
A mi alrededor había varias personas conocidas pero irreconocibles en mi recuerdo y conforme los objetos se iban haciendo grandes al finalizar su caída, nos aprestábamos con gran algarabía a ver si podíamos atajar alguno; a mí me correspondió atajar el primero. Se trataba de un diario impreso, doblado en 3 partes. Al desplegarlo, noto que en la esquina superior derecha apareciò destacado el número que había comprado y los del derredor se mostraban complacidos.
Ya en la realidad, es fácil hacer cábalas y notar coincidencias de ese número con otros de la propia vida y del presente, por lo que me voy a poner a jugarlo este fin de año… si pego les cuento de qué número se trata.

–>

El 19/09/2010 tuve un sueño:

Estaba sentado en un corredor o cochera, frente al mar, con una niña en brazos.
Veía el sol que bajaba para ocultarse, pero noté que se puso blanco brillante y descendió muy rápido en su tramo final.

Las nubes que componían el paisaje, enormes y blancas blancas, cayeron fugázmente como un telón y entonces el mar esgrimió unas olas enormes, la primera de las cuales llegó hasta mis pies.

Entonces me dí por perdido, abrazando a la nena.

Algo me alertó y supe que si me marchaba hacia San José, el mar nunca subiría 1200m y entonces estaría salvado, por lo que me marché de inmediato.

Quelo y sus versos

Sus pàginas:

2011-07:

1. Visitando el Monumento Nazi en Cartago, llegaron unos nazis a dar mantenimiento y limpieza al mismo. Cuando me vieron gritaron: FOTOGRAFIEREN VERBOTEN!!! lo que significa: PROHIBIDO TOMAR FOTOS!!!

2. El mayor de ellos me gritó: HÖREN SIE! DURCHGANG VERBOTEN!!! Lo que pude entender perfectamente: OIGA !! PROHIBIDO EL PASO!!

3. Mientras, el más audaz de ellos subió a limpiar su símbolo más sagrado en la parte más alta del monumento, y el otro que era como un general porque no hacía nada, le gritaba: SCHNELL !! SCHNELL !! o sea, DE PRISA, DE PRISA, lógicamente. El nazi más mayor documentaba todo el trabajo para dar fe del mismo en forma correcta.

4. Una vez bien limpia el Aguila, el audaz le dice al que parecía general: UFVAGEN AUF DER GRÖSSEN!! en un alemán secreto que solo yo entendí y que significaba: RECHINA DE LIMPIO !!!

5. El general (será el Fü… ???, pensé.) empezó entonces a practicar su saludo a las masas…

6. El Símbolo como quedó de lado y de frente…

8. El General descansa de su ardua labor saludando un poco amistosamente…

9. El más audaz va a entrar por una de las entradas secretas del Bunker a dejar unos documentos importantes camuflados como si fueran una cámara fotográfica por si acaso.

FIN DE UNA DE MIS VIVENCIAS MÁS PELIGROSAS…

Acepto respuestas a ver qué les pareció…

Consuelo.

Si quieren subir las fotos al foro, pueden hacerlo jejejeje…. yo no me responsabilizo.

A Natalia Varela Quesada:

Naty: Una vez que nos ha pasado la sorpresa, el estado de shock en que yo quedé, asì como el de Mario muy bien plasmado en cada uno de los emails, te reenvìo este bello video que Mario puso en el Facebook de èl.

Esa letra maravillosa de este video me recuerda a vos cuando eras tan pequeñita y fràgil y yo me quedaba vièndote tan bella con tus ojitos abiertos todos lindos y sonriendo como siempre, moviendo tus deditos de las manos cuando uno intentaba tocarlos. Esos tiempos maravillosos de cuando eras pequeña fueron los que me inspiraron un dìa a escribirte este verso que te copio hoy y que sè que ahora iràs entendiendo lo que es el amor tan grande que llegamos a sentir por nuestros hijos, amor solo comparable con el amor de Dios.

A MI NATITA

MIRADAS DE AMOR. AÑO 1990.

Cuando miro tus ojos tan puros, tan limpios,

quisiera entrar por ellos hasta el fondo de ti

y adivinar, encontrar ahí lo cierto de tu ser.

Los miro y los vuelvo a mirar

para así descubrir

el bagaje de amor

que dotará tu vivir.

Cuando sonríes… mirar tus ojitos

es como ver el sol salir en un día nublado y gris.

E iluminas todo con tu alegría y calor.

Entonces, tu risa, resuena en mis oídos

y en mi corazón.

Pero si estás triste mi alma se estruja

y cualquier cosa hago para alegrarte

y no ver más lágrimas que enturbien tus ojos

y vuelva a ellos la felicidad.

Por eso los miro y remiro

y quisiera ver en ellos

lo que mi corazón siempre desea

-y es que seas feliz-

Cuando te enojas,

truenos y rayos parecen despedir

y por más que lo intento,

no logro cambiar el huracán de pasión

que emana de ti.

Fiera indomable, fuerte, voluntariosa…

demasiado temple para tan pequeño y frágil ser.

Cuando feliz, ríes a carcajadas,

tus ojos son dos luceros, llenos de vida y amor,

de ilusión, de candor, que traspasan mi alma

enajenada por ti.

Cuando interrogas o te asombras

¡qué grandes y expresivos

pueden ser tus ojitos!

Parece que el mundo entero quisieran abarcar.

Grandes, ansiosos, ávidos de saber.

Los miro y me asombro

cuando alzas la mirada,

pícara, maliciosa y llena de misterio.

No se sabe qué escondes,

qué piensas, qué sientes,

sonriendo exótica, inocente y sensual.

Cuando duermes,

tus ojitos se cierran mansos, tranquilos, bellos,

esperando un nuevo día

para volver a sonreir, llorar, inquirir, tronar,

…y de nuevo sonreir!

Cuando amas…

Hija mía, cómo serán tus ojitos?

Eres tan pequeña, y tu amor no madura

Los miro y me adentro en ellos

y en su mágico reflejo,

en aquél maravilloso espejo,

veo en lo más profundo de ellos

y me encuentro con los míos, con mi mirada…

y es así, hija, que vislumbro

cómo serán tus ojos ¡cuando llegues a amar!

Te amamos con todo nuestro corazòn. Estamos felices y ansiosos de poder estar con vos y compartir tanta alegría e ilusión.

Tu mamà.